Entradas etiquetadas como ‘discapacidad’

¿De dónde proviene llamar ‘Cotolengo’ a algunas instituciones de asistencia a personas con necesidades especiales?

¿De dónde proviene llamar ‘Cotolengo’ a algunas instituciones de asistencia a personas con necesidades especiales?

Se conoce comúnmente como ‘cotolengo’ (o cottolengo) a algunas instituciones de carácter religioso en donde se da cobijo y cuidados a personas con necesidades especiales y que no pueden valerse por si mismas (ancianos, discapacitados mentales o físicos …).

El término provine del apellido del sacerdote italiano Giuseppe Benedetto Cottolengo, quien dedicó gran parte de su vida al cuidado y auxilio de los más desfavorecidos tras darse cuenta que había cierto grupo de personas en la sociedad que no eran bien admitidas por ésta y a las que no se las atendía como se debía en la mayoría de hospitales, hospicios e instituciones.

Por ello, recién iniciado el año 1828, abrió un pequeño hospital en el centro de Turín donde se atendería a personas con necesidades especiales, sin recursos o enfermedades y que otros no querían tratar.

Cabe destacar que en aquella época los individuos a los que se les podía calificar como de necesidades especiales englobaba a los sordomudos, epilépticos o con cualquier discapacidad física o intelectual.

Desafortunadamente el pequeño hospital (llamado ‘Ospedaletto della Volta Rossa’) fue clausurado por las autoridades cuatro años después, debido a que su ubicación en la ciudad no era del agrado del gobierno municipal y, sobre todo, tras una epidemia de cólera en la que se acogió a un gran número de enfermos no deseados por la sociedad turinense.

¿De dónde proviene llamar ‘Cotolengo’ a algunas instituciones de asistencia a personas con necesidades especiales?Fue en abril de 1832 cuando en un suburbio de Turín abre la ‘Piccola Casa della Divina Provvidenza’, que con el tiempo sería conocida por el apellido de su fundador ‘Cottolengo’ y que se convertiría en el germen de lo que hoy en día es una amplia red a nivel mundial de asilos donde se acoge y atiende a todas aquellas personas que tienen necesidades especiales. Uno de los ejemplos es el ‘Cottolengo del Padre Alegre’, fundado en Barcelona en 1932 y con expansión por España, Portugal y Colombia.

Es frecuente encontrar el término Cottolengo castellanizado en Cotolengo, aunque cabe destacar que ninguno de los dos vocablos está recogidos por el Diccionario de la RAE, pero, tal y como indican en Fundéu, el hecho de que no se recoja o aparezca en este diccionario no quiere decir que no exista ni que el uso de esta palabra sea incorrecto.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: museotorino / cottolengopalegre

¿Por qué en los Juegos Paralímpicos no participan deportistas sordos?

¿Por qué en los Juegos Paralímpicos no participan deportistas sordos?

Acaba de iniciarse los Juegos Paralímpicos, un evento deportivo que reemplaza a los Juegos Olímpicos y en el que los deportistas que en ellos participan tienen algún tipo de discapacidad física, mental o sensorial, pero llama la atención que entre todos los participantes (del amplio abanico de diferentes discapacidades que existen) no haya ni un solo participante que sea sordo o tenga algún tipo de deficiencia auditiva (en los Juegos Paralímpicos que se están celebrando actualmente ni en ediciones anteriores).

Varios son los motivos por los que, a lo largo del tiempo, no se hayan integrado en las Olimpiadas para discapacitados a aquellos deportistas que padecían de alguna deficiencia auditiva…

Por un lado nos encontramos que muchos son los representantes de otras federaciones de discapacitados que opinan que un atleta con deficiencia auditiva competiría con ventaja sobre otros deportistas en la mayoría de disciplinas deportivas ya que la sordera no les impediría correr, nadar, jugar al fútbol, tenis, etc, y lo harían al cien por cien.

También nos encontramos con el hecho de que las federaciones deportivas que agrupan a personas con deficiencia auditiva están organizadas desde hace muchísimos años y que desde 1924 tienen su propio evento internacional de competición deportiva llamada en español Sordolimpiadas (cuya denominación internacional oficial es Deaflympics, pero también son conocidos como los ‘Juegos Silenciosos’) siendo éste el primer evento deportivo internacional de la Historia para atletas con discapacidad.

Las Sordolimpiadas tienen carácter oficial, está reglado por el COI y se celebran cada 4 años, pero con la salvedad que no coinciden en el mismo año que los Juegos Olímpicos o los Juegos Paralímpicos, sino al año siguiente (se cambió a un año impar a partir de 1931). La próxima edición de los Deaflympics de verano se celebrará en Samsun (Turquía) del 18 al 30 de julio de 2017.

Cabe destacar que en la década de 1990 se intentó incorporar a las federaciones de deportistas con deficiencia auditiva a los Juegos Paralímpicos, pero una serie de disconformidades por ambas partes en las formas y costes que ello supondría provocaron que no se  alcanzase ningún acuerdo.

 

 

 

 

Fuentes de consulta: deaflympics / notimerica / dichodeotraforma / sports.yahoo / bbc
Fuente de la imagen: Marie-Lan Nguyen (Wikimedia Commons)

¿De dónde surgió usar el término ‘mongol’ para referirse despectivamente al síndrome de Down?

¿De dónde surgió usar el término ‘mongol’ para referirse despectivamente al síndrome de Down?Afortunadamente desde hace varios años se corrigieron y dejó de utilizarse algunos modismos que se referían de un modo despectivo y generalizado a las personas aquejadas por alguna discapacidad o que padecían algún tipo de retraso o enfermedad mental. Los englobaban a todos en una misma categoría y se usaba comúnmente términos  como ‘subnormal’, ‘anormal’, ‘retrasado’ o ‘mongol/mongólico’.

El porqué se comenzó a utilizar términos como mongol, mongólico o mongolito para referirse a las personas con síndrome de Down se debe a John Langdon Down, médico británico que a mediados del siglo XIX dio a conocer a través de su estudio ‘Observations on an ethnic classification of idiots’ (Observaciones en un grupo étnico de retrasados mentales) las diferentes categorías de personas ‘idiotas’, tal y como se llamaba antiguamente a aquel que tenía algún retraso mental, como clara referencia a la ‘idiocia’ (Trastorno caracterizado por una deficiencia muy profunda de las facultades mentales, congénita o adquirida en las primeras edades de la vida, tal y como recoge el Diccionario de la RAE).

John Langdon Down observó que había un grupo con unos rasgos físicos muy característicos y similares al de los habitantes de Mongolia, por lo que lo calificó como ‘idiocia mongoloide’. A lo largo de un siglo los términos mongol, mongolito o mongólico se utilizaron ampliamente para referirse a aquellos que tenían dicho síndrome.

Durante largo tiempo se tuvo el convencimiento que, lo que hoy conocemos como síndrome de Down, era una enfermedad mental y no fue hasta que el genetista fránces Jérôme Lejeune, en 1958, descubrió que dicho síndrome se debía a la presencia de un cromosoma 21 extra y se comenzó a saber realmente sobre el tema y sus causas.

Coincidió con el hecho de que a mediados de la década de 1960 el gobierno de Mongolia hizo llegar una queja a la OMS (Organización Mundial de la Salud) recriminando el uso del término mongol para referirse a quienes tenían el síndrome ya que lo consideraban despectivo para los habitantes de su país.

Fue a partir de entonces cuando se tomó conciencia sobre el tema y comenzó a aplicarse el término ‘síndrome de Down’ (como referencia a John Langdon Down). Hoy en día, después de medio siglo, todavía hay algunas personas (afortunadamente cada vez menos) que utilizan despectivamente estos términos.

 

 

 

 

Fuente de la imagen: GTRES/20minutos