Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘pene’

El largo y curioso pene del pato sudamericano

Dentro de las singularidades que existen en el mundo animal podemos encontrarnos con el ‘Oxyura vittata’, nombre científico de un tipo de pato conocido comúnmente como ‘malvasía argentina’ y que habita en Sudamérica (concretamente en Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay, el sur de Brasil y Perú).

El largo y curioso pene del pato sudamericano ‘malvasía argentina’ (Oxyura vittata)

La malvasía argentina tiene una longitud aproximada de 46 centímetros y su especie macho posee un pene que puede llegar a medir tanto como él, siendo, proporcionalmente, el miembro reproductivo más largo de todos los animales vertebrados.

Cuando está en estado de reposo (flácido) lo tiene enrollado en su interior, pero en el momento de la cópula sale disparado rápidamente hacia el exterior (a una velocidad vertiginosa de aproximadamente un solo segundo), que es lo que tarda en ponerse erecto.

El largo y curioso pene del pato sudamericano ‘malvasía argentina’ (Oxyura vittata)

Otra de las peculiaridades del pene de este curioso pato es poseer una especie de cerdas las cuales, según creen los expertos, le sirven para arrastrar y limpiar los restos de semen del orificio de la hembra y que podrían haber dejado otros patos machos antes que él, debido a la promiscuidad de esta especie. Ya sabes que en el mundo de la fauna animal predomina la cópula no por un acto de placer sino de reproducción.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons / Reddit

 

¿Cuál es el origen de la exclamación ‘caray’?

Días atrás, mi compañero y amigo José Miguel Cruz, del programa La linterna de Cope Catalunya y Andorra (en el que realizo una sección de curiosidades), me preguntó sobre el origen de la exclamación ‘¡caray!’.

¿Cuál es el origen de la exclamación ‘caray’?

Se utiliza el término ‘caray’ a modo de exclamación y con intención de indicar algún tipo de emoción o sentimiento (de sorpresa, admiración, enfado…) sin utilizar una palabra malsonante (muy en la línea de otras como ‘caramba’, ‘¡ostras!’, ‘jolines’ o las desfasadas ‘cáspita’ o ‘canasto’).

No es un vocablo que surgió de la nada sino que tiene tras de si un origen etimológico de lo más curioso, ya que pocas son las personas que conocen que el término ‘caray’ es un eufemismo que surgió para sustituir a otra exclamación malsonante: ‘carajo’ (que, como sabréis, se utiliza como sinónimo de ‘pene’).

En realidad caray no es más que el resultado final de la catalanización del término carajo. Inicialmente se decía en la forma ‘carall’ y con el tiempo se modificó a ‘carai’ e incluso podemos encontrarlo en la forma ‘carat’. Estos tres términos están recogidos por los diferentes diccionarios de la lengua catalana dándoles como acepción a todos ellos el de ‘interjección y eufemismo de carajo’.

Las primeras referencias en castellano, recogidas en los diccionarios, de este eufemismo las encontramos por un lado en la 10ª edición del Diccionario de la RAE de 1852 en la forma ‘caray’ y con la acepción: ‘Interjección semejante a las de caramba, cáspita, canasto y otras’. Ese mismo año (1852) aparece recogida en el Gran diccionario de la lengua española de Adolfo de Castro y Rossi en la forma ‘carai’ y con la acepción: ‘Interjección de sorpresa, o extrañeza, o dolor. Es voz nada decorosa’.

Cabe destacar que en los diccionarios podemos encontrar también que se le da una segunda acepción al término caray que es el de ‘tortuga de mar’, pero hay que señalar que este caray no proviene del mencionado carajo sino que es una variación de ‘carey’ que es como realmente se denomina la citada tortuga de mar.

 

 

Otros posts que quizá también te interese leer:

 

 

 

 

Fuentes de consulta: Nuevo Tesoro Lexicográfico de la Lengua Española / RAE (1) / RAE (2) / enciclopedia.cat (1) / enciclopedia.cat (2) / enciclopedia.cat (3) / libertaddigital / etimologias.dechile
Fuente de la imagen: publicdomainfiles

El curioso museo dedicado al pene en Islandia

En Reykjavík se encuentra el ‘Icelandic Phallological Museum’ un peculiar museo dedicado a albergar alrededor de trescientos penes pertenecientes a un gran número de especies de animales (sobre todo autóctonos de Islandia), aunque también tiene expuestas en sus vitrinas algunas reproducciones que son, según Hjörtur Gísli Sigurðsson (director de la galería), réplicas del miembro que podría pertenecer a elfos y trolls islandeses.

El curioso museo dedicado al pene en Islandia

El museo abrió sus puertas en 1997 en la pequeña localidad de Húsavík y fue a Sigurður Hjartarson (padre del actual director) a quien se le ocurrió congregar en un solo lugar toda la representación fálica de mamíferos marinos y terrestres del país. En 2011, tras hacerse cargo Hjörtur Gísli Sigurðsson de esta curiosa Faloteca, la trasladó hasta un local mucho más grande de Reykjavík.

Sigurður Hjartarson había iniciado la colección (a modo de hobby) en la década de 1970 y tras jubilarse en 2004, como profesor de Historia Latinoamericana en la Universidad de Edimburgo (Escocia), decidió emplear su tiempo y dinero en hacer más grande e impresionante este singular museo.

El curioso museo dedicado al pene en IslandiaLa pieza de mayor tamaño que posee esta Faloteca es un pene de cachalote que mide 170 centímetros y tiene un peso de 75 kilos. La más pequeña es el miembro de un hámster que apenas alcanza los dos milímetros.

También hay expuesto un pene humano, donado en 2011 por Paul Arason (evidentemente tras su fallecimiento), amigo personal de Sigurður y a quien le prometió que donaría el suyo para que lo exhibiera. El problema es que cuando murió el señor Arason ya tenía 95 años de edad y el miembro no lucía demasiado, por lo que en el Icelandic Phallological Museum siguen esperando la generosa donación de algún pene que esté en mejores condiciones y sea más lustroso.

 

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de las imágenes: Icelandic Phallological Museum

¿De dónde surge decir que un hombre está ‘empalmado’ cuando tiene una erección?

¿De dónde surge decir que un hombre esta ‘empalmado’ cuando tiene una erección?Una erección consiste en el endurecimiento y dilatación del miembro viril masculino (pene) a consecuencia de la afluencia de sangre que hasta allí va a parar.

Es muy común utilizar términos como ‘empalmar’ o ‘estar empalmado’ para referirse a una erección y, aunque no se conoce el momento exacto en el que se originó, los expertos en etimología apuntan a que fue consecuencia de que en un gran número de ocasiones, para conseguir que el pene se ponga erecto, se hace con la ayuda de la palma de la mano.

Cabe destacar que este término (en relación a la erección) nada tiene que ver con el vocablo ‘empalmar’ que se refiere a juntar y entrelazar dos elementos (ya sean cables, sogas, maderos) debido a que este otro proviene de ‘empalomar’, que nada tiene que ver con la palma de la mano y sí con el ‘palomar’ que es un tipo de cordel o hilo muy fino con el que se realizaba el mencionado entrelazado.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Ilustración realizada por Marta Contreras en exclusiva para el libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”

El curioso trastorno mental que hace creer a algunos hombres que su pene está encogiendo

El curiosos trastorno mental que hace creer a algunos hombres que su pene está encogiendoConocido como Síndrome de Koro, se trata de un extraño trastorno que afecta mayoritariamente a hombres orientales (o al menos solo se han detectado casos en el sudeste asiático) por el que quien lo padece cree que su pene va encogiéndose poco a poco y teme que llegue algún día en el que desaparezca por completo.

No se trata de ninguna enfermedad física que afecte al órgano sexual masculino sino que su origen es psicosomático (originado por la mente debido a algún tipo de complejo, trauma, estrés o creencia).

El nombre de este síndrome de retracción genital proviene del idioma indonesio, debido a que el término ‘koro’ significa literalmente cabeza de tortuga y se acuñó de ese modo debido a la analogía que se hacía sobre la supuesta contracción del pene y la cabeza del animal al esconderse hacia dentro del caparazón.

Algunos casos extremos de personas convencidas de padecer el Síndrome de Koro, y ante el temor de que su pene acabara desapareciendo por completo, ha llegado a provocar que intenten alargarse el miembro de cualquier modo (aparatos que los extienden, estirando brusca y manualmente…) lo que ha causado algunos graves –y dolorosos- desgarros y accidentes.

El tratamiento para este tipo de pacientes es a través de terapia psicológica y conductual, haciéndoles ver –mediante las sucesivas sesiones- que el miembro no varía en su tamaño absolutamente nada (evidentemente sin tener en cuenta los estados de flacidez o erección).

Al tratarse de una patología de origen psicosomático, varias han sido las ocasiones en las que ha habido un brote colectivo y donde un gran número de hombres aseguraban estar padeciéndolo (a finales de la década de 1960 en Singapur hubo un gran número de casos en los que acudían al médico indicando que se les encogía el pene por haber comido carne de cerdo en mal estado).

Cabe destacar que existen algunos casos aislados de mujeres que aseguran haber padecido el mismo síndrome pero, en este caso, ellas creían que eran sus pezones los que se iban retrayendo y/o desapareciendo (e incluso los labios de la vulva).

 

Otros posts que quizá te interese leer:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuentes de consulta: muyinteresante / elespanol / omicrono / psiquiatria.com / ncbi
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde proviene llamar ‘falo’ al órgano sexual masculino?

¿De dónde proviene llamar ‘falo’ al órgano sexual masculino?Nuestro lenguaje tiene infinidad de términos para referirse al órgano sexual masculino: pene, verga, miembro, glande, picha, trabuco, falo… (por poner unos pocos ejemplos).

Aunque el término más común y usado es el de ‘pene’ (sin mencionar los vulgares y malsonantes, evidentemente), cabe destacar que éste no fue el primer vocablo utilizado desde la antigüedad para referirse a él, debido a que proviene del latín ‘penis’ y su significado literal y original era ‘cola’ o ‘rabo’, en referencia a la extremidad posterior que poseen algunos animales.

Antiguamente el vocablo usado comúnmente para referirse al órgano sexual masculino era ‘falo’ el cual provenía del latín ‘phallus’ y éste a su vez del griego ‘phallós’ (φαλλός) que significaba literalmente ‘hinchado’, ‘erecto’.

El término se utilizaba no solo para referirse al miembro sexual de los humanos sino también a aquellos órganos que aparecían pintados o esculpidos; de ahí que exista una serie de términos relacionados con falo (‘fálico’: Adjetivo perteneciente o relativo al falo; ‘itifálico‘: Que tiene el falo erecto …)

¿De dónde proviene llamar ‘falo’ al órgano sexual masculino?Cabe destacar que algunas personas indican, erróneamente, que el falo recibe su nombre de un hongo conocido como ‘Phallus impudicus’, pero en realidad es al revés, pues es el hongo el que recibió el mismo nombre con el que era conocido el órgano sexual masculino debido al curioso parecido que tenía con éste (imagen de la izquierda). Fue el prestigioso científico y botánico sueco Carlos Linneo quien, en el año 1640, acuñó dicho término para referirse al hongo .

 

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons 1 / Wikimedia commons 2

Si no soy Curro Jiménez ¿por qué tengo este trabuco? [Mi charla en #Naukas15]

Si no soy Curro Jiménez ¿por qué tengo este trabuco?

Ayer por la tarde, a las 19:50 horas, en Naukas Bilbao 2015, el evento de divulgación científica mejor organizado, divertido y que convoca a más gente en España (y en el extranjero vía streaming) tanto presencialmente como por las redes sociales, di una charla en la que aparecí en el escenario del Paraninfo de la Universidad del País Vasco en Bilbao al ritmo de una canción que decía ‘Bandolero, bandolero, combatirás el mal y siempre vencerás, bandolero…’

Aparecí en el escenario  disfrazado de uno de esos asaltacaminos que tan famosos fueron siglos atrás. Iba montado sobre un caballo de juguete (cabeza y palo) y portaba un trabuco con el que hacía referencia al título de mi charla: ‘Si no soy Curro Jiménez ¿por qué tengo este trabuco?’

Si no soy Curro Jiménez ¿por qué tengo este trabuco?Y es que se puede divulgar ciencia y curiosidades haciéndolo de una manera divertida y procurando arrancar unas risas a los presentes y ese era mi propósito.

Sabía que el público esperaba (por el título de la charla, utilizada en algunas ocasiones para aludir a posibles títulos de películas pornográficas) que ésta fuera relacionada con algún asunto sexual, pero yo (ni corto ni perezoso) empecé a hablar de la evolución de las armas a través de la Historia y a explicar el origen y partes que componen un ‘trabuco’ (arma de fuego utilizada durante el siglo XVIII y que se cargaba por la boca del cañón… de ahí su etimología, trabuco: a través de la boca).

Tras esa introducción con la que traté de confundir a los asistentes al evento, paré en seco mi charla mostrando perplejidad porque veía personas que bostezaban, otras con cara de aburrimiento y quien incluso se había levantado y salido de la sala.

Evidentemente era una pequeña broma que quise gastar a los presentes, ya que en realidad mi charla sí que trataba de algo totalmente diferente: curiosidades alrededor del pene.

Si no soy Curro Jiménez ¿por qué tengo este trabuco? Retomé la charla pero esta vez hablando del aparato reproductor masculino al que me refería durante el resto de la charla como trabuco. Empecé con la famosa ‘erección matutina’ (o tumescencia peneal nocturna, como es llamada técnicamente) y continué con la ‘disfunción eréctil’, la Viagra y unas cuantas curiosidades sobre el tamaño del pene o los remedios existentes para hacerlos alargar.

Toda la charla estuvo respaldada por una presentación en powerpoint en la que iba apareciendo diferentes imágenes que hacían referencia a lo que estaba explicando.

Aquí podéis ver el vídeo que esta subido en la web de eitb (que lo retransmitió en directo por streaming): http://www.eitb.eus/es/divulgacion/naukas-bilbao/videos/detalle/3466878/video-naukas-bilbao-2015-charla-alfred-lopez/

Como curiosidad previa a la charla, cabe destacar que el pasado jueves 10 en el programa Hoy por Hoy de la Cadena Ser, Gemma Nierga entrevistó a Javier Pelaez (@Irreductible) uno de los responsables de Naukas y mostró su interés sobre el título de mi charla, utilizándolo para titular así el artículo que publicó en su web donde colgaron el podcast de la mencionada entrevista: http://cadenaser.com/m/programa/2015/09/10/hoy_por_hoy/1441876447_510937.html

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Los agradecimientos, fuentes de consulta y más info son:

Fuentes de las imágenes: Tweets de @policromica / @Ronronia / @tsartas_  Lee el resto de la entrada »

¿Sabes qué es una poya?

 

¿Qué es una poya? (Horno de poya)

Posiblemente a muchos de los lectores y lectoras de este blog, tal y como han leído la palabra ‘poya’ en el título del post, le ha venido a la mente y lo han relacionado con el órgano sexual masculino, pero no, el modo de llamar al pene de forma vulgar es polla, con doble ele (o ‘elle’ como algunos, consciente aunque incorrectamente, la llamamos) y el término del cual voy a hablar hoy en esta entrada nada tiene que ver y además es con i griega (la RAE se empeña en llamarla ‘ye’).

La ‘poya’ era el pago que se realizaba por utilizar un horno común.

Muchos eran los pueblos en los que antiguamente no se permitía disponer de horno en las casas particulares, por lo que para hornear el pan debían acudir a uno comunitario. Ese lugar era conocido como ‘horno de poya’.

Este tipo de locales donde se encontraba el horno para uso común surgió alrededor del siglo XVI y solía estar en una casa propiedad de uno de los señores feudales o del Concejo municipal siendo una persona (el hornero) la encargada de mantener el horno encendido y preparado (durante todos los días del año) para su uso por todos aquellos lugareños que lo necesitasen, teniendo éstos que pagar por el derecho de uso (que podía ser en especies: parte del pan horneado o con dinero), este acto de remunerar al hornero es lo que se conocía como ‘poyar’.

Anualmente, mediante subasta pública, se elegía al hornero que se ocuparía de tener el horno de poya listo durante todos los siguientes 365 días.

Etimológicamente el término poya tiene la misma procedencia que poyo -del que os hablé en el post ¿Cuál es el origen de la expresión ‘Montar un poyo’?– (podĭum en latín)  y cuyo diferentes significados son podio (tribuna/tarima en la que subirse), banco de piedra junto a la pared a la entrada de muchas casas de campo/pueblo y también (que es la que nos interesa en este caso) la tabla o banco de piedra utilizado como encimera que se colocaba en las cocinas (seguro que más de uno/a le llamáis o habéis escuchado a alguien llamarlas poyos o poyetes).

En los hornos de poya esa encimera (poyo) estaba colocada junto al horno y ahí era donde se dejaba la masa para que se asentase antes de introducirla para ser horneada.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

 

 

Nota: Este post es mi aporte a la iniciativa #LunesPollas convocada por Francis R. Villatoro (@emulenews) a través del portal Naukas y en el que un gran número de blogueros y divulgadores publicaran posts relacionados con el pene (desde el lado científico del tema, evidentemente). Se trata de la continuación del de la semana pasada #LunesTetas y en el que publiqué el post “¿De dónde surge la expresión ‘Tiran más dos tetas que dos carretas’?”. En esta ocasión he querido aprovechar la confusión y juego que trae dicha palabra (polla/poya).