La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

Entradas etiquetadas como ‘José Manuel Soria’

Probabilidades y posibilidades

Piet Holtrop – Abogado

Probabilidades, posibilidades e historias paralelas.

El probabilismo es una vertiente intelectual que analiza historias alternativas y es muy útil para explicar qué realidad podría estar detrás de unos hechos. Todas las personas tendemos a tener una visión de túnel y solemos explicar los hechos en retrospectiva de una manera que nos glorifica un poco más de la cuenta. Los políticos suelen atribuirse sin parpadear toda mejora económica del país y, generalmente, dicen que los problemas que encuentran tienen sus causas en obstáculos estructurales que heredaron de sus antecesores.

Hace poco la Comisión Europea publicó su Decisión de declarar compatible el sistema de apoyo a las energías renovables en España con los criterios de Ayudas de Estado de la Unión Europea. Muy bien, bravo por la Comisión Europea.

O no tan bravo, depende de cómo miremos la historia.

El nuevo sistema retributivo, instaurado a raíz del Real Decreto – Ley 9/2013, del entonces ministro Soria, fue notificado tarde como Ayudas de Estado a la Comisión Europea y el Gobierno no paró su aplicación como es debido en estos casos y, por este motivo, de entrada, este sistema tenía que considerarse como una Ayuda de Estado ilegal. Si en el proceso de examinación por parte de la Comisión Europea esta ayuda además se hubiera considerado incompatible en su contenido, la Comisión Europea tendría que haber ordenado la devolución de las mismas por parte de los beneficiarios. Lo dicho: como la Comisión declaró el sistema español compatible y no sobrecompensado, no cabe devolución de ningún importe y, a partir de ahora, el esquema retributivo español es totalmente legal.

Visto así parece todo estupendo y el 30 de noviembre del 2017 entraría en la historia como un gran día para la seguridad jurídica en España.

No obstante, si miramos los detalles de esta historia, nos pueden sorprender algunas manifestaciones y modus operandi de la Comisión Europea. Podemos construir una historia alternativa, que hubiera conducido exactamente al mismo resultado en cuanto a la no devolución de estas ayudas, pero con una mayor concreción de la seguridad jurídica en España.

¿Cómo?  

Cuando se abrió el expediente, la Comisión Europea lo amplió y le pidió al Reino de España que le aportara también la información necesaria para investigar la legalidad de los sistemas de apoyo vigentes en España con anterioridad al sistema actual, que eran los sistemas basados en el Real Decreto 661/2007 y en el Real Decreto 1578/2009 (el antiguo régimen especial). La Comisión podía ir hasta 10 años atrás, estaba en su derecho. En la Decisión publicada, la Comisión sigue la argumentación realizada por el Reino de España, por la cual el actual sistema de retribución ha absorbido el sistema anterior. Acto seguido, la Comisión argumenta bajo su responsabilidad que, como sea que el antiguo sistema ha sido absorbido por el nuevo sistema, tampoco hace falta que lo examine. Sólo examina el nuevo sistema y lo hace utilizando las Guidelines vigentes en la actualidad. En mi opinión, la Comisión debería haber examinado la conformidad de los dos esquemas anteriores con las entonces vigentes Guidelines y, por supuesto, debería haber valorado si había sobrecompensación o no. Creo que la compensación de estos esquemas estaba en línea con lo que se hacía en otros países europeos y estoy convencido de que la Comisión tendría que haber declarado compatibles los dos esquemas retributivos anteriores al actual. De todas formas, en el hipotético caso de haber declarado que dichos sistemas estaban sobrecompensados, por el mismo motivo de ser absorbidos por su sistema sucesor, en ningún supuesto hubiéramos visto ninguna necesidad de devolución.

Lee el resto de la entrada »

El triunfo de la mediocridad, también en energía

Domingo Jiménez Beltrán – Presidente de la Fundación Renovables

bombilla encendida

En un artículo, “El triunfo de los mediocres”,  que recirculó recientemente como atribuido a Forges (que bien podría haberlo escrito), se denunciaba como sistémica la crisis española marcada por un enseñoramiento de la mediocridad bien ilustrada por síntomas como que, teniendo dos universidades entre las cinco más antiguas del mundo, no tengamos ninguna entre las cincuenta mejores, que estemos entre los países europeos con mayor abandono escolar o que no hayamos tenido todavía un presidente que hable inglés.

Esta denuncia, más que certera, me ha hecho volver sobre mi tesis para actualizarla: la insostenibilidad en general del mal llamado desarrollo español es producto de haber obviado el conocimiento como opuesto al deseable progreso sostenible. Progreso ahora, en el futuro y para una mayoría creciente, cuya condición sine qua non es estar basado en el conocimiento y en decisiones bien informadas y no en la ignorancia, lo que permitiría esa discrecionalidad que tanto aprecian muchos políticos con intereses predeterminados y no necesariamente coincidentes con los intereses generales.

Y esta tesis se ejemplariza aún mejor con el insostenible sistema energético en el que se ha enseñoreado la mediocridad y la ignorancia, aunque, eso sí, interesadas al haberse sustituido el conocimiento por las falsas certezas, un gran indicador de la mediocridad y la agudeza manipuladora.

Este trueque, que permite situaciones tan kafkianas como las que denunciaba en este mismo blog hacía unos días Fernando Ferrando al escenificar el contraste entre el  Informe sobre energía y sostenibilidad en España para 2015, de la UPC, bien anclado en el conocimiento y la información objetiva, sobre el sistema energético español y su flagrante insostenibilidad, que con la participación del Ministerio se hacía con ocasión de la presentación del Balance Energético de España, mostrando la satisfacción por la situación sectorial y global de la energía en nuestro país. Satisfacción que, manifiestamente ignora el diagnóstico de la UPC en un claro ejemplo de apología de la ignorancia y que deberíamos denunciar como insulto a la inteligencia de la sociedad española y como un indicador de la mediocridad de nuestros gobernantes energéticos en lo que se refiere, al menos, al ejercicio de gobernanza o buen gobierno para el que les hemos elegido.

Según la Comunicación de la Comisión Europea del año 2000 sobre Gobernanza, esta requiere buenas políticas, eficaces (satisfacer necesidades), eficientes (satisfacerlas con los menos recursos posibles) y coherentes, así como buenas formas democráticas de hacerlas, con transparencia, información, participación pública y rendimiento de cuentas. Según estas claves, la política energética española sería el claro ejemplo de desgobierno, con gobernantes energéticos mediocres y no sólo del Gobierno actual sino de al menos los tres últimos que la entregaron a los sí avezados oligopolios eléctricos y energéticos.

Lee el resto de la entrada »

Carta a un Ministro de Energía que sería un magnífico Presidente de UNESA

Por Domingo Jiménez Beltrán – Presidente de la Fundación Renovables

minetad

Del credo continuista a las necesidades reales del sistema energético

Señor Ministro de Industria, Turismo y Agenda Digital, ya sabemos lo que quiere ahora y a corto plazo para nosotros y debo decirle que no nos gusta. En los pocos meses que lleva al frente de este ministerio nos ha dejado muy claro lo que quiere en política energética y en particular en el Sistema Eléctrico:

  • Que nada cambie.
  • Que “estamos bien como estamos”.
  • Que con nuestra “sobrecapacidad de generación” tenemos para unos cuantos años.
  • Que los “costes reconocidos”, los impuestos y los precios son los que son.
  • Que las energías de fuentes renovables están bien, pero “que no ha llegado todavía su hora,” que entretanto experimenten otros.
  • Que el autoconsumo está bien pero que no debe afectar a los “intereses del Sistema”.
  • Que el ahorro, la mayor eficiencia y, en general, las reducciones del consumo eléctrico aumentan los costes de infraestructuras para los usuarios y consumidores, reducen los ingresos fiscales y afectan al presupuesto.
  • Etcétera, etcétera, etcétera.

Señor Ministro, ha llegado la hora de que escuche lo que algunos pensamos de lo que usted quiere y que le conminemos a pensar en lo que sería deseable para el Sistema Eléctrico de España, atendiendo simplemente a lo que es inexorablemente parte del futuro de este país si pretende aspirar a tenerlo.

Respecto a lo que usted quiere, es evidente que sería un magnífico Presidente de UNESA pero no lo es tanto como Ministro, ya que confunde los intereses generales con los del sector eléctrico, lo cual nos puede conducir a equívocos importantes, a saber:

Lee el resto de la entrada »

Soria también mintió cuando hablaba de energía

Por Sergio de Otto – Periodista especializado en energía

El juez ha sido rotundo, muy rotundo, al desestimar la querella que el ex Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, presentó contra “eldiario.es” y los periodistas que le acusaron de veranear invitado por un importante hotelero. “Consta probado en autos que el señor Soria no pagó la estancia en el hotel” se lee en la sentencia hecha pública hace dos días. Una rotunda afirmación del magistrado que deja en evidencia a quien dijo, por activa y por pasiva, incluso en sede parlamentaria, que él había pagado la cuenta del hotel.

Que un ministro se deje invitar, y más por un agente del sector de su competencia, es un grave error político y sobre todo una inmoralidad, que se haga mil veces el ofendido y mienta hasta la saciedad es ruin, pero que consciente de ello se atreva a acudir a los tribunales es digno.., pues eso, solo de quien se empeña en que el Meridiano de Greenwich pasa por Canarias. Pero lo más grave de la presencia de este señor al frente de un ministerio tan importante no es esa “torpeza” ni su posterior obcecación en negarla, lo peor, lo que más daño ha hecho a este país es el tremendo salto atrás en política energética que supuso su mandato.

Lee el resto de la entrada »

En las antípodas de la seguridad nuclear

Carlos Bravo – Coordinador del Secretariado técnico de Alianza Mar Blava

4149989472_9cc84e1b5d_b

En las últimas semanas ha sido noticia que nuestro recibo de la luz podría encarecerse en los próximos meses a causa de un notable incremento de la importación de electricidad española por parte de Francia.

El motivo de esta mayor exportación de electricidad desde España a Francia es la decisión de la autoridad de seguridad nuclear francesa de parar 16 centrales nucleares para someterlas a una revisión. Como, además de éstas, había ya paradas otras cinco centrales por otros motivos, ha llegado a haber un total de 21 centrales nucleares que no estaban operativas (de las 58 que tiene el país vecino) y eso ha forzado a Francia a importar más energía eléctrica de lo habitual desde España. Debido a ello han tenido que funcionar más centrales térmicas que son las que generan la electricidad más cara, y por ello los precios en el mercado mayorista han tendido al alza, lo que a su vez podría derivar en un aumento del coste del recibo para los consumidores finales.

Sin duda es una noticia curiosa, que pareciera indicar que los caminos de la electricidad son inescrutables y, en este caso, con potenciales repercusiones negativas al bolsillo del consumidor. A este respecto, cabe recordar que ese riesgo se vería totalmente anulado si, en lugar de exportar electricidad cara (y contaminante, agravadora del cambio climático) procedente de la quema de combustibles fósiles, estuviéramos exportando a Francia electricidad limpia producida con renovables. En efecto, como se desprende del informe “El sistema eléctrico español 2015” de Red Eléctrica de España (REE), una mayor participación de la producción renovable en el sistema implica una reducción del precio del mercado diario de la electricidad.

Pero, aunque a todos nos preocupa lo que tenemos que pagar en la factura eléctrica, lo que me resulta más sorprendente es que todos esos artículos se hayan centrado en el hecho del porqué un fallo en las nucleares francesas puede provocar una subida del recibo de la luz y no en la diferencia, en términos de independencia y rigor técnico, entre la Autoridad de Seguridad Nuclear de Francia (ASN) y nuestro Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Lee el resto de la entrada »

Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital

Por Hugo Morán – Exdiputado

Ministro de Energía

Aun cuando la composición de un Gobierno suele ajustarse en sus estructuras básicas a unos cánones que se repiten legislatura tras legislatura, con sus peculiaridades en los distintos países, no es menos cierto que determinados criterios de oportunidad pueden coadyuvar mayores expectativas de éxito a la hora de abordar retos de distinto orden. Sea para suplir carencias, para aprovechar coyunturas o para reparar agravios, la creación de una determinada cartera ministerial, la dotación de un determinado rango, o una acertada agrupación de competencias, puede convertir en éxito una mediocre gestión, o truncar una sobresaliente trayectoria política.

Cierto que los tiempos inmediatos anteriores y posteriores a la presentación de un nuevo Gobierno atienden, casi en exclusiva, primero a las especulaciones y luego a las descripciones biográficas, y en mucha menor medida a los contenidos de las carteras. Aprovechando ese pequeño resquicio que el despliegue mediático deja abierto, voy a colar en estas líneas algunos de los interrogantes que me suscita la aparición de un ministerio hasta ahora inédito en sus contenidos: El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Lee el resto de la entrada »

Todas las canciones de El Último de la Fila me recuerdan algo

Por Juan Castro – Gil – Secretario y abodago de ANPIER

A todos nos pasa constantemente que, cuando escuchamos una canción, inmediatamente viene a nuestra memoria algún recuerdo concreto de un tiempo pasado. A mí me pasa sobre todo con ‘El Último de la Fila’. Fueron muchos años de adolescencia y post-adolescencia disfrutando de forma reiterada de ‘Querida Milagros’, ‘Aviones Plateados’ y tantas otras, como para no haber afectado a mi persona.

El_último_de_la_fila_-_Directo

Es curioso, porque cada canción ancló bajo mi cuero cabelludo una persona, un momento, un lugar, o incluso un aroma. No voy a profundizar aquí públicamente los pormenores de cada recuerdo y sus vínculos con las letras y músicas de Manolo y Quimi, pero sí quiero valorar la sorprendente intensidad con la que uno revive sentimientos anteriores, por el mero hecho de escuchar melodías reconocibles.

La cruz de esta historia, es que no solo sucede con la música de este grupo, sino que también se replica con las cantinelas de otras bandas. Escuchar estos días los ritmos gubernamentales que habían decidido enviar al filopanameño exministro Soria al Banco Mundial (lugar donde se dirimen más de 25 arbitrajes por el hachazo renovable que él mismo provocó), me recordaron a la misma copla que cuando el mismo gobierno envió a Bruselas como Comisario de Energía al señor Arias Cañete (de mujer también filopanameña), a ver si podía contener la brecha que se le abría en Europa por hundir el sector renovable español; escuchar el recital de la señora Cospedal justificando su nombramiento –por ahora renunciado-, me trajo a la memoria la inolvidable polifonía del “despido en diferido” del señor Bárcenas; leer como el Partido Popular escribió en la letra de la canción que compuso únicamente para unos días con Ciudadanos, que traería la seguridad jurídica y derogaría el impuesto al sol, me recordó aquella composición que recitaba con candor en sus primeros pasos como prima donna de la energía el ministro canario, donde defendía el autoconsumo fotovoltaico y la imposibilidad de cambiar las normas a mitad de los partidos.

Lee el resto de la entrada »

La insaciable codicia de los señores del gas

Sergio de Otto – Periodista especializado en energía

Central de ciclo combinado

En este blog en el que se aborda la energía como derecho y no como negocio de unos pocos, tal y como se expone con total claridad en el documento de la Fundación Renovables “La energía como vector de cambio para una nueva sociedad y una nueva economía”, no podíamos dejar pasar por alto el insulto a la inteligencia, el desprecio al mínimo decoro, la insolencia o el despropósito que supone la decisión de  Gas Natural Fenosa de presentar una demanda por responsabilidad patrimonial contra el Estado “por el impacto que ha tenido en su cuenta de resultados la expulsión de sus centrales térmicas de gas del mercado desde el año 2009”.

La compañía que dirigen Salvador Gabarró y Rafael Villaseca pretende que los contribuyentes españoles paguemos de nuestro bolsillo, todavía más, su error estratégico de apostar por las centrales térmicas de gas de ciclo combinado de las que cuentan con mayor potencia que ningún otro actor. Digo que “todavía más” porque  ese error se lo estamos pagando ya los consumidores eléctricos en concepto de desproporcionados pagos por capacidad con cientos de millones de euros cada año, un “regalo” como comentaba recientemente en estas páginas.

Como los 1.506 millones de euros de beneficios del ejercicio 2015 o los 1.462 millones de euros de 2014 no satisfacen la codicia de los señores del gas ahora tienen la osadía de reclamarnos 400 millones argumentando que el Ministerio de Industria ha distorsionado el mercado eléctrico al incentivar las energías renovables mientras se desplomaba la demanda de electricidad. Que uno sepa el incentivo a las renovables es una decisión que respondía a un compromiso de nuestro país con la Unión Europea primero para alcanzar el 12 por ciento de renovables en energía primaria para 2010, objetivo que aumentaba al 20 por ciento para 2020. Sí, gobiernos de distinto signo político, desde la Ley de Conservación de la Energía de UCD de 1980, habían ido trazando una senda de apoyo al desarrollo de las renovables cuya justificación podría explicar perfectamente un alumno de primero de bachillerato. Esa senda se rompió cuando los señores del gas y sus cómplices comprobaron que los 27.000 MW en ciclos combinados que habían puesto en marcha no iban a suponer el cuerno de oro con el que pretendían consolidar su dominio del sistema de producción eléctrica de este país.

Lee el resto de la entrada »

Sobre los electricistas de la energía

Por Juan Castro-Gil – Secretario y abogado de ANPIER

mazo de juez

Esta semana hemos conocido que el Tribunal Supremo ha fallado las primeras sentencias contra la reforma eléctrica del PP y, como cabía esperar, han saltado chispas.

De un total de siete magistrados que tenían que enjuiciar la más delirante novela negra que a un gobierno se le haya ocurrido escribir sobre el tema eléctrico, cuatro decidieron ponerse de perfil con argumentos que oscilaban alrededor del interés general que se supone defendían los representantes del país -en este sector recuerdo que en las personas de José Manuel Soria y Miguel Arias Cañete-, y otros tres, decidieron, valientemente, afirmar que el despelote había sido de tal magnitud, que hacía saltar por los aires el significado del derecho, de la seguridad jurídica y de la confianza de los ciudadanos en el Estado.

Sin entrar en mucho detalle, siempre se ha sabido que en la administración en general, las tensiones entre fontaneros y electricistas han sido de gran envergadura. Los primeros, son los encargados de desatascar las tuberías de la casa para que los desechos acaben en las cloacas y, los segundos, son los encargados de dar un poco de luz en las habitaciones más oscuras del edificio. Por desgracia, en el ámbito de la energía, en contra de lo que pudiera parecer evidente, los fontaneros siempre han tenido mucho más peso que los electricistas.

Sin embargo, últimamente, quizás por la evidencia de la dificultad que supone seguir viviendo a oscuras, o quizás porque hay boñigas que no son capaces de pasar por cañería alguna, el equipo de los electricistas empieza a asomar la patita con mucho más empuje que antes.

Lee el resto de la entrada »

La energía, el zorro y las gallinas

juancastromini

Juan Castro -Gil – Secretario de ANPIER 

Hace tan solo unos meses, escuchábamos atónitos como el Secretario de Estado de Energía, aseguraba que todos aquellos que pusiesen pequeñas instalaciones fotovoltaicas en sus tejados para alimentar sus electrodomésticos eran unos depredadores.

En realidad llovía sobre mojado. Mientras leíamos en los periódicos como todos los días un fondo buitre se quedaba con instalaciones de ciudadanos que no las podían pagar por tantos recortes, escuchábamos al Presidente del Gobierno asegurar, en la anterior campaña electoral, que las renovables se estaban “forrando” con rentabilidades altísimas. Daba igual.

Instalación fotovolaica

A este mismo que les escribe, un subdirector general le llegó a decir: “los fotovoltaicos son unos piratas”, con un par. Daba igual que en el mar de la energía los mayores corsarios de la historia de España campen a sus anchas con patente de corso asaltando boletines, despachos y carteras de consumidores, que para aquel caballero, los cinco hermanos de Móstoles con su planta de 50 kW pagada “a escote familiar”, eran unos filibusteros.

Pero el mundo gira de forma constante y las cosas van y vienen. Se fueron (por ahora) los insultos y vienen las sorpresas. La primera es que curiosamente, las dos cabezas más importantes que decidían los designios de la energía en nuestro país, dígase, José Manuel Soria y Miguel Arias Cañete (ministro y comisario europeo de la energía respectivamente), han aparecido con intereses opacos en paraísos fiscales. Y aún más, en el caso del Sr. Cañete, con fuertes intereses familiares en el mundo del petróleo, hemos sabido que votó favorablemente en el Consejo de Ministros que aprobó la amnistía fiscal de la que se benefició su mujer (supongo que la explicación que dará es que si hacía lo contrario dormiría en el sofá).

Lee el resto de la entrada »