BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

Pobreza energética: Una insoportable vergüenza

Mariano Sidrach de Cardona – Catedrático de la Universidad de Málaga

vela

Como todos los años, cuando llegan los primeros fríos invernales, volvemos a hablar de pobreza energética. Un eufemismo que esconde una dura realidad. Muchas familias en nuestro país no pueden hacer frente a los gastos de su factura energética. Para entendernos, ¡que se mueren de frío!

No recuerdo que en mi niñez se hablara de estas cosas. Seguramente porque los pobres eran pobres sin más y en una dictadura no había muchas posibilidades de visibilizar estos problemas. Pero que en estos días, en uno de los países más desarrollados del mundo, que cada vez más ciudadanos no puedan acceder a la energía para cubrir sus necesidades básicas, es una vergüenza insoportable e indica que varías e importantes cuestiones están mal resueltas.

En primer lugar, la energía es cada vez más cara: el precio de la electricidad ha crecido un 70% en los últimos años; somos el segundo país de Europa con las tarifas de gas más caras para los clientes domésticos. ¿Cómo es posible que en plena crisis económica, con bajadas generalizadas de sueldos y con un paro altísimo, se hayan disparado los precios de la energía? Hemos convertido la energía en un producto financiero sujeto únicamente a las reglas del mercado, olvidándonos de que la energía es un bien básico, necesario para vivir y sobre todo un derecho. Nos hemos olvidado de su dimensión ética y social.

En segundo lugar, tenemos un sistema de fijación de precios de la energía en origen absurdo, donde el precio de la energía generada poco tiene que ver con los costes de producción. A la hora de facturar el consumo eléctrico, se añaden una serie de costes fijos que hay que pagar aunque tu consumo energético tienda a cero. Nos encontramos con que la suma de los costes por la potencia contratada más los diferentes impuestos superan, muchas veces, los costes de la energía consumida y provocan el perverso efecto de que en términos relativos, los que menos consumen pagan más por esta energía. Para entendernos, me estoy muriendo de frío, pero tengo que pagar, aun así, mis facturas energéticas.

Añadimos a esta terrible realidad que no hemos hecho prácticamente nada para que las viviendas, incluso las de nueva construcción, tengan un buen aislamiento térmico, lo que disminuiría drásticamente las necesidades de climatización de las mismas.

Lee el resto de la entrada »

Peatonalizar para los vecinos, no solo para el comercio

Por Sergio de Otto – Vicepresidente de la Fundación Renovables 

ciudadanos

Desde que en noviembre de 2015 la Fundación Renovables presentara su documento “Ciudades con futuro” han sido muchos los eventos que ha organizado en torno al papel de estas como escenario del cambio de modelo energético y de los ayuntamientos como actores principales. El último de ellos tuvo lugar la semana pasada en Madrid y consistió en una jornada de trabajo denominada Hacia la sostenibilidad energética y el futuro renovable de las ciudades, coorganizada con Energy Cities. En este fructífero encuentro, enmarcado dentro del proyecto The Renewables Networking Platform de la Comisión Europea, se habló mucho de la peatonalización de nuestras ciudades como eje de una nueva movilidad para ser sostenibles, tema que con motivo de algunas decisiones llamativas ha pasado a ser tema de tertulia, lo cual no está mal, aunque no siempre se cuente con la suficiente información de los pros y los contras de esta tendencia en tantas ciudades de todo el mundo.

Si en Copenhague la bicicleta es la herramienta principal de esa transformación de los usos de los ciudadanos a la hora de desplazarse, como expuso Mikkel Larsen, agregado de Comunicación en la Embajada de Dinamarca en España, en muchas otras ciudades, especialmente en aquellas más compactas, lo debe ser sin duda la peatonalización, eso sí apoyada en un transporte público eficaz y, por supuesto, electrificado. Roberto González, Jefe del Área de Sensibilización Ambiental del Centro de Estudios Ambientales del Ayuntamiento de Vitoria–Gasteiz, expuso cómo se ha llevado a cabo ese proceso en la capital vasca, realización que se ha convertido en un ejemplo reconocido internacionalmente. Lo primero que llama la atención es que la iniciativa parte de un movimiento ciudadano (Pacto Ciudadano por la Movilidad Sostenible de 2007) lo que explica la sensatez del proyecto y su éxito, puesto que hoy el 54,4% de los desplazamientos son exclusivamente a pie mientras que la utilización del vehículo ha descendido al 24,7%, casi once puntos en los últimos diez años.

Lee el resto de la entrada »

Prioridad para los cetáceos frente a los combustibles fósiles

Carlos Bravo – Coordinador del Secretariado Técnico de la Alianza Mar Blava

Esta vez se trata de una noticia positiva. Debemos congratularnos, y mucho, puesto que no ha sido tarea fácil, de que el pasado 22 de noviembre el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) pusiese por fin en marcha la fase de consulta pública del proyecto de Real Decreto sobre la protección ambiental del Corredor de Migración de Cetáceos de la demarcación marina levantino-balear del Mediterráneo, tal y como se venía reclamando en los últimos meses al Gobierno español desde la Alianza Mar Blava y desde numerosas instancias públicas y privadas dentro y fuera de nuestras fronteras.

La zona a proteger, que se declara “Área Marina Protegida”, ocupa una superficie estimada de 46.262,82 km2 y comprende la totalidad del espacio marino, incluidas las aguas en las que está integrado, el lecho, el subsuelo, la columna de aire suprayacente y los recursos naturales existentes dentro de los límites geográficos establecidos en dicho Real Decreto. Además se establece la aplicación de un régimen de protección preventiva en esa área.

Se trata de una feliz noticia, no sólo desde el punto de vista de la protección de los ecosistemas y de la fauna marina del mar Mediterráneo, sino también desde la óptica del cambio climático y la necesaria descarbonización de nuestra economía, ya que la protección de este corredor de cetáceos implica también la imposibilidad de que se puedan llevar a cabo diversos proyectos de prospecciones de hidrocarburos que distintas compañías petroleras (Cairn Energy, Repsol, Cepsa, …) habían solicitado en esta misma zona.

Lee el resto de la entrada »

Acción ciudadana ante la inacción política: ¡Hay que actuar ya para mitigar el cambio climático!

Domingo Jiménez Beltrán – Patrono fundador de la Fundación Renovables

La reciente Cumbre de Cambio Climatico de Naciones Unidas que ha acogido la ciudad de Bonn (COP23) ha confirmado, después de la mejora en los augurios de la COP21 de París de 2015, que nuestros mandatarios siguen condicionados y frenados por los intereses económicos ligados a la economía fósil, las empresas energéticas, las eléctricas, las automovilísticas… Las presiones de sus potentes oligopolios ralentizan continuamente la inexorable descarbonización de la economía y con ello no solo la mitigación del cambio climático, cuyas consecuencias aparecen ya como devastadoras, sino también la de la contaminación atmosférica de nuestras ciudades que sigue mostrándose inadmisible y afectando seriamente a nuestra salud y calidad de vida.

Una muestra evidente de esta resistencia al cambio es la posición mostrada durante la COP por muchos países contrarios al cierre de las centrales térmicas alimentadas por el más contaminante de los combustibles fósiles, el carbón; entre estos países están algunos europeos como España o Polonia y uno tan señero en su transición energética como Alemania. Otra muestra la encontramos en las noticias recientes sobre las presiones empresariales y sindicales del sector automovilístico español para que el Gobierno se tome con calma la también inexorable introducción de los vehículos eléctricos.

Y lo más irresponsable e inadmisible  de esta inacción, también en la UE aunque lo sea en menor grado, es que este proceso de abandono de los combustibles fósiles y su sustitución por energías de fuentes renovables no solo tiene ventajas ambientales sino también económicas (costes menores y en continua caída  y más si se internalizan costes ambientales), sociales (más empleo, energías más seguras y accesibles, autóctonas e integrables en el entorno) y estratégicas (seguridad de suministro) de las que se benefician principalmente los ciudadanos y las ciudades, las cuales pueden convertirse no solo en espacios urbanos limpios, habitables e incluso autosuficientes energéticamente

Siendo los ciudadanos y las ciudades los principales perjudicados por la inacción política y los agentes principales y beneficiarios del modelo alternativo ¿a qué esperamos? O mejor, ¿por qué tenemos que esperar a que nuestros mandatarios superen su confusión – que la tienen y mantienen –   sobre los intereses generales y los de los oligopolios y sectores económicos dominantes?  Y más sabiendo que cuando la superen será demasiado tarde, sobre todo para hacer de que el cambio climático pase de ser un desafío a una oportunidad o “clímax para el cambio”.

Quien no lo crea que se atreva a ojear los dos incontrovertibles informes de la Agencia Europea de Medio Ambiente, “Lecciones tardías de alertas tempranas”, que recoge  ejemplos de desastres ambientales, con daños a la naturaleza y la salud que, pese a ser conocidos suficientemente durante años y decenios, tuvieron una respuesta tardía que impidió en muchos casos evitar los daños. El cambio climático es ya el desastre a cuyos impactos más tiempo hemos tardado en responder (hace mas de 120 años que ya lo predijo con bastante precisión Arrhenius) y, a este paso, va a ser con diferencia el más devastador. La experiencia da por buenas dos de las lecciones de estos informes en las que se recogen las razones de esta tardía e irresponsable falta de respuesta, la de existencia de intereses económicos dominantes ligados al desastre y la de su cercanía o cohabitación con el poder.

Lee el resto de la entrada »

Avance tecnológico sin liderazgo político

Fernando Ferrando – Presidente de la Fundación Renovables

Cumbre del clima

En la Cumbre sobre Cambio Climático celebrada en Copenhague en diciembre de 2009, Juantxo López de Uralde, actual Diputado de EQUO y en esa fecha Director de Greenpeace España, fue detenido por mostrar en la cena oficial una pancarta en la que se podía leer: “Los políticos hablan los lideres actúan”.

Hoy, 8 años después, podríamos decir que la situación ha cambiado, pero no por el compromiso claro de los líderes mundiales sino porque la tecnología está dando señales que los políticos no quieren ni oír ni asumir. Esta misma semana en la subasta de compra de energía eléctrica celebrada en México las ofertas casadas en la misma, para la eólica y para la fotovoltaica se cerraron con precios en un valor medio de 20,7 $/MWh (17,7€/MWh) muy por debajo que los precios de referencia para cualquier tecnología que use combustibles fósiles o para la energía eléctrica de origen nuclear.

Este paso de gigante dado por la tecnología no ha tenido reflejo entre los líderes, o mejor dicho parafraseando a Juantxo Lopez de Uralde, políticos más que líderes, que asistían a la cumbre de Bonn COP23, celebrada la  semana pasada, en la que no han sido capaces de asumir los compromisos que el mundo demanda y que ahora la tecnología si permite.

Lee el resto de la entrada »

Interrumpibilidad, subvención industrial que pagan los consumidores eléctricos

Por Sergio de Otto – Vicepresidente de la Fundación Renovables 

luz

“¿Interrumpi…qué?” Interrumpibilidad, aunque el corrector de Word lo subraye en rojo indicando que no reconoce este término, es un mecanismo que supuestamente sirve para garantizar el correcto funcionamiento del sistema eléctrico, mecanismo por el que grandes consumidores de energía aceptan que se le interrumpa el suministro a cambio de una “indemnización” que se fija anualmente. Hasta ahí todo suena correcto. ¿Cuál es la realidad? Pues que en un país en el que la potencia instalada (es decir, la capacidad de generar kilovatios hora) es más del doble de la punta de consumo y tres veces la media del consumo medio, este mecanismo lleva casi doce años sin aplicarse —y se tardarán otros tantos en utilizarlo— más allá de cantidades insignificantes que no justifican los más de 500 millones de euros de media (525 M€ este año, 503 M€ el año pasado, 508 M€ en 2015) que cobran fundamentalmente media docena de empresas anualmente por… por no hacer nada más que cobrar.

La interrumpibilidad es, sencillamente, una subvención a unas cuantas empresas en las que el precio de la luz es un elemento clave, una variable decisiva. Una cantidad que el Gobierno podría dar como subvención industrial para que dichas empresas sean competitivas, pero ¡amigo!, en este caso serían ayudas de Estado que Bruselas no admite. La trampa que algún día sancionará la Unión Europea la pagamos los consumidores españoles.

Llorar en casa

Piet Holtrop – Abogado

energías renovables

En un noviembre hace dos años Mark Z. Jacobson publicó un estudio en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States”, PNAS, junto con otros científicos, alegando que Estados Unidos podría autoabastecerse 100% con energía Solar, Eólica e Hidroeléctrica, basado en electricidad e hidrógeno, en el año 2050. El pasado mes de junio, otro grupo de científicos, liderados por Christopher T.M Clack, le rebatieron sus conclusiones y métodos duramente en otro artículo, argumentando falta de rigor y, básicamente, ampliando mucho más la base tecnológica. Lo leí ayer en un periodo holandés, en un artículo de opinión de un señor que argumentaba que necesitamos incluir la captación de carbón e energía nuclear en nuestros esfuerzos para cumplir los objetivos para evitar el cambio climático.

Lee el resto de la entrada »

El principio del fin del carbón

José Luis García – Área de energía y cambio climático de Greenpeace

central térmicaLas cumbres de cambio climático, como la que estos días tiene lugar en Bonn, son propicias para muchas novedades: mientras los representantes de los gobiernos negocian cómo aplicar el Acuerdo de París, organizaciones sociales, científicas o empresariales aprovechan para presentar sus últimos estudios y propuestas.

El más reciente que hemos conocido alerta de cómo las emisiones de CO2, causantes del cambio climático, han vuelto a repuntar, tras varios años estancadas. Esperemos que no se trate de un cambio de tendencia, pero tras vivir en 2016 el año más caluroso jamás registrado, viendo que 2017 lleva el mismo camino (lo que va de año es ya el más cálido de los registrados sin el fenómeno del Niño activo) y con las concentraciones de CO2 en su nivel más alto en 800.000 años, sobran los motivos para reducir las emisiones con urgencia.

Y eso es lo que implica el anuncio de Iberdrola de solicitar el cierre de sus dos últimas centrales térmicas de carbón, ambas situadas en el norte de España. Estas centrales emiten más de 2 millones de toneladas de CO2 al año. Así que cerrar estas centrales cuanto antes es lo mejor que se puede hacer.

Con este paso, Iberdrola reduce su impacto en el cambio climático y en la salud ciudadana, con una decisión que marca el camino para las demás eléctricas y para el gobierno.

El plan incluye el compromiso de mantenimiento del empleo, al recolocar al 100% de la plantilla en labores de desmantelamiento y cierre, algo fundamental para la necesaria transición justa del carbón a la energía sostenible. Sería inadmisible que, tras décadas de explotar un monocultivo energético en una comarca, la empresa se marchase dejando abandonadas a las personas que han trabajado y vivido de esa actividad.

La decisión de cerrar el carbón viene tras muchos años de crítica por parte de Greenpeace y muchas organizaciones sociales, que denunciaban la falsa imagen verde tras la que Iberdrola ha estado haciendo negocio a costa del medio ambiente. Fue gracias a la presión pública y al diálogo como se consiguió que la compañía decidiese cerrar la central térmica de carbón de Pasajes (Guipúzcoa) o que asumiera que había que cerrar la controvertida nuclear de Garoña.

De manera que la primera conclusión de este caso es que, aunque cueste años de esfuerzo, protestar, dialogar y demostrar con datos que se tiene razón, merece la pena.

Lee el resto de la entrada »

El Paquete de Energía Limpia: una década perdida para la energía y el clima

Por Concha Cánovas – Experta en Energías Renovables

Bandera con estrellas amarillas

“El Paquete de Energía Limpia propuesto por la Comisión Europea y actualmente en fase de discusión supone, más allá de una transición energética suave, un retraso para el cumplimiento del Acuerdo de Paris”, así lo manifestaba el eurodiputado Claude Turmes, uno de los principales impulsores de las renovables en Europa, en la presentación que realizó durante la pasada Asamblea General de Climate Action Network Europe (CAN Europe).

En su intervención abogó por establecer al 2030 unos objetivos más ambiciosos que los propuestos por la Comisión y vinculantes a nivel nacional. Una transición continua para poder alcanzar en 2050 una economía basada en energías renovables y completamente eficiente debería implicar al 2030 una reducción de nuestras emisiones contaminantes en al menos un 50% respecto a los niveles de 1990, frente al 40% actualmente propuesto, y unos objetivos de renovables del 45% y del 40% en eficiencia energética, muy superiores al 27% y 30% propuestos por la Comisión Europea.
Como se puede observar en el gráfico adjunto, trasladar a la siguiente década acciones que se deberían adoptar en el periodo 2020-30, supone de facto generar un volumen de emisiones superior al que correspondería a esa década a partir del “presupuesto de carbono” de la Unión Europea- cantidad de CO2 que se puede emitir al 2050 con el fin de permanecer por debajo de los 2 ºC respecto a los niveles pre-industriales establecido en el Acuerdo de París. Lo que obligaría a la siguiente década implantar actuaciones adicionales mucho más ambiciosas y acortar el horizonte temporal de reducción a poco más del 2040.

En estos momentos en que en España se acaba de cerrar el periodo de consultas para la elaboración de la tan necesaria y urgente Ley de Cambio Climático y Transición Energética en la que se establecerá la senda de descarbonización a medio y largo plazo para garantizar una transición ordenada de nuestra economía hacia una economía baja en carbono, no dejan de sorprender las continuas declaraciones que se vienen realizando, precisamente desde el Departamento de Energía, orientadas a preservar el statu quo del modelo actual y proteger instalaciones obsoletas.

Lee el resto de la entrada »

¿Habrá árboles para ver el bosque?

Por Juan Castro – Gil – Abogado y secretario de ANPIER

fuego

Incendio en Serra de San Madede (Ourense).

Una de las experiencias más inspiradoras para mí, siempre ha sido el poder compartir con mis hijos alguna emoción concreta que, por una razón u otra, me haya impactado a lo largo de mi vida. Así, me encantará descubrir en sus ojos la emoción de ver a Denys Finch Hatton y a Karen Dinesen sobrevolando Masái Mara mientras suena Flying over Africa, o poder ir con ellos a un concierto de Javier Ruibal y que sientan algo parecido a lo que sentimos su madre y yo la primera vez que lo escuchamos, o lo que me relataba un buen amigo, que celebró emocionado junto a sus hijos pequeños, hace unas semanas y sin haberles adelantado el resultado, el gol de Señor con el que la selección española cerraba el 12-1 frente a Malta y lograba su clasificación para la Eurocopa del 84. Son pequeños anclajes de nuestra historia vital que nos hacen sonreír y que pensamos que, quizás, podamos revivir de forma efímera en la piel de nuestros hijos.

Pero sucede, y no pocas veces, que esos déjà vu en los que nos vemos reflejados con los niños, nos muestran realidades mucho más dramáticas de lo que nos gustaría reconocer.

Mi preocupación ambiental por lo que sucede con el clima, es un hecho con el que conviven mis hijos de forma natural. Vivimos en Galicia, un lugar donde la vegetación nos rodea prácticamente en todo lo que hacemos. Seis meses sin llover y con temperaturas por encima de los 25 grados a finales de octubre, están provocando problemas enormes en circunstancias mundanas que percibimos los mayores en el día a día, pero que no estaba tan seguro que los pequeños también fueran capaces de reconocer y padecer.

El día 16 de octubre, pese a que no habíamos tenido incendios en 50 kms a la redonda, la ciudad donde vivimos vestía su cielo con un sobrecogedor violeta oscuro e impregnaba toda la ciudad de un olor insoportable. Varios compañeros de mis hijos no pudieron ir al colegio por no poder respirar y la sensación de congoja de todos era extraordinaria.

Lee el resto de la entrada »