La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

Entradas etiquetadas como ‘Energías renovables’

Acordar una política climática valiente es posible

José Luis García – Área de energía y cambio climático de Greenpeace

Francia en el mapa

Celso Flores / Flickr

No es ciencia ficción. Es posible llegar a un acuerdo entre fuerzas políticas en principio antagónicas para decidir acabar con el uso del carbón, forzar a las empresas a reducir sus emisiones e incluso exigirles responsabilidades por su papel en el cambio climático.

El ejemplo nos viene de Alemania, donde hace justo un mes (miércoles 7 de febrero) se cerró el acuerdo entre el partido de Angela Merkel (el conservador CDU), su socio bávaro CSU y el partido socialista SPD, para formar un gobierno de coalición, acuerdo que han ratificado las bases socialistas este mismo fin de semana. No debe haber sido tarea fácil, dado que las elecciones fueron en septiembre, pero la voluntad política ha sido capaz de sobreponerse a las dificultades.

Lee el resto de la entrada »

No mirar para otro lado, las renovables son la solución

Por Luis Crespo – Presidente de Protermosolar 

 

Los costes a los que las energías renovables pueden hoy en día generar electricidad son imbatibles comparados con los de las tecnologías convencionales como el carbón, el gas o la nuclear y seguirán bajando.

Tecnologías renovables fluyentes como el viento o la fotovoltaica están en condiciones de ofertar en nuestro país a 4 c€/kWh y las centrales termosolares con almacenamiento, que permitirían suministrar la electricidad a cualquier hora del día o de la noche a 6 c€/kWh.

En un país soleado como España una parte del mix de generación al 50% entre instalaciones de autoconsumo fotovoltaicas en industrias y domicilios y centrales termosolares tendría unos costes de generación en torno a 5 c€/kWh. En términos de potencia instalada equivaldría a 2/3 fotovoltaica y 1/3 termosolar, ya que estas últimas, con un campo de espejos sobredimensionado y su correspondiente almacenamiento, operarían prácticamente el doble de horas nominales que las fotovoltaicas.

Estas dos tecnologías juntas podrían representar en 2030 más del 50% de la electricidad generada en España, ofreciendo costes inferiores al mantenimiento de las centrales de carbón y a los ciclos combinados y su instalación actuaría como una potente palanca para la dinamización de nuestra economía y la generación de empleo de calidad.

Estas dos tecnologías juntas podrían representar en 2030 más del 50% de la electricidad generada en España, ofreciendo costes inferiores al mantenimiento de las centrales de carbón y a los ciclos combinados.

Lee el resto de la entrada »

Si la sociedad decide cambio, todo cambia

Hugo Morán Secretario para la Transición ecológica de la economía de la CEF-PSOE


La historia nos demuestra que cuando la ciudadanía toma las riendas de su destino, éste es capaz de asumir determinados saltos de innovación que las estructuras económicas imperantes tienden a rechazar, en la medida en que vienen a cuestionar estructuras sólidamente asentadas y cuotas de poder solidificadas y comúnmente aceptadas.

Así, todo cambio de era, medido en tiempos antropológicos, viene precedido de convulsos procesos de cambios sociales que se traducen en movimientos revolucionarios cuyo alcance último no es posible determinar más que cuando el período consumido queda atrás.

Vemos pues que las edades del hombre (hasta ahora medidas con patrones que preterían el papel que el 50% femenino de la humanidad protagonizaba) se comprenden en su dimensión en tiempo pasado, esto es cuando pueden ser objetivados  en narrativas que cuentan con herramientas empíricas para su evaluación.

Lee el resto de la entrada »

Si llegamos tarde, perdemos

Hugo Morán – Secretario para la transición ecológica de la economía

tiempo

Si el mercado eléctrico no estuviese revestido de unas características que lo distancian de forma notable de otros mercados al uso, el pulso que hoy se libra en nuestro país entre tecnologías renovables y tecnologías convencionales se habría producido ya diez años atrás. Más aún, el protagonismo de la administración en el proceso de transición no iría más allá de un limitado papel de vigilancia en evitación de abusos entre competidores y de defensa de los derechos del consumidor.

Así sucede en uno de los sectores que más reticente se ha venido demostrando a la hora de enfrentar su inevitable mutación, como es el que comparten los imperios del petróleo y del automóvil. Por más que la industria del motor se ha resistido a aceptar su destino, y los gobiernos han venido arrastrando los pies haciendo gala de una injustificable miopía, el vehículo eléctrico va ganando terreno a su predecesor cubriendo a velocidad anual etapas que los más optimistas habían calculado en lustros.

En uno de sus primeros discursos como presidente, Barack Obama asignaba a quienes más rápido avanzasen en la implantación de las energías renovables el papel de líderes económicos del futuro; siendo así que los países que antes culminen sus transiciones energéticas, estarán en condiciones de garantizar plataformas de certidumbre para la inversión en la práctica totalidad de sectores industriales.

Plantear en este escenario una propuesta de prolongación de la vida útil del parque nuclear, como el Gobierno acaba de hacer público en estas últimas semanas, equivale a ralentizar y encarecer nuestra transición energética como país y, en consecuencia, a renunciar en favor de terceros a toda expectativa de modernización industrial.

Lee el resto de la entrada »

Canibalismo energético

 Fernando Ferrando – Vicepresidente de la Fundación Renovables

Es imprescindible cambiar el modelo de fijación de precios mayoristas de electricidad y de diseño de las subastas para no canibalizar las decisiones de inversión

tendido eléctrico

Mañana, 26 de julio, se celebrará la tercera subasta de potencia renovable, la segunda en poco más de un mes, y todas las propuestas de inversión que resulten ganadoras, si es que se ejecutan, se pueden considerar sobrevaloradas.

James Tobin, premio Nobel de Economía en 1981, publicó en 1968 un indicador básico de rentabilidad, conocido como la “Q de Tobin”, que comparaba el valor de mercado de un activo, como suma de los flujos de caja descontados y el valor de reposición del mismo. Si el indicador era superior a la unidad la inversión en dicho activo podía considerarse como sobrevalorada y, por lo tanto, en un mercado futuro competitivo y abierto existirían otros activos con capacidad de generación del kWh a menor coste dejando constancia en libros del sobrevalor de dicho activo.

La incorporación de las fuentes de energía renovable, caracterizadas por ser altamente intensivas en capital, con una evolución en sus costes de inversión marginalmente decreciente en el tiempo, y con costes variables muy reducidos, requiere que su entrada en el mercado energético sea diferente a lo que hasta ahora estamos acostumbrados con inversiones en fuentes de energía, como el carbón y el gas, que se caracterizan por altos costes variables y por ser no tan intensivas en capital.

Necesitamos un sistema de fijación de precios de la electricidad en el mercado mayorista que permita por un lado aprovechar la progresión marginalmente decreciente de los costes de inversión de las tecnologías renovables y por otro que, dentro de una planificación energética nacional, hoy día inexistente, estas se vayan incorporando de forma competitiva según el crecimiento de la demanda de electricidad y el cierre programado de las centrales de carbón y nucleares.

Por la composición actual y futura del mix energético en España la fijación de precios en el mercado mayorista de forma marginalista no es la solución, dado que la propia evolución de los costes de las renovables canibaliza las inversiones ya realizadas, lo que exige no solo cambiar el modelo de fijación de precios y de diseño de las subastas sino proteger las decisiones de inversión anteriormente realizadas.

El Gobierno del PP, que no quiere reconocer el valor ni el papel que las energías renovables van a tener en el futuro, se ha empeñado en definir un modelo de entrada de las inversiones renovables mediante la subasta de potencia en función de costes de inversión y sin planificación de entrada según necesidades, sin darse cuenta que de esta forma han convertido a las inversiones futuras de generación de energía eléctrica en un producto financiero que nace sobrevalorado porque su entrada ni obedece a un criterio de necesidad ni a un criterio de fijación de precios de la energía casados para demandas ciertas.

Lee el resto de la entrada »

Alberto Nadal debe revisar sus datos sobre las renovables

Carlos Bravo – Coordinador del Secretariado Técnico de la Alianza Mar Blava

windmill-1330517_640

Hace unos días leí que el actual Secretario de Estado de Energía en funciones, Alberto Nadal, quiere ser ministro de Energía y Cambio Climático, la nueva cartera que el Partido Popular parece estar perfilando de cara a un posible futuro gobierno en esta legislatura.

La noticia tiene una parte buena y una mala. La buena es que el PP parece haber asumido ya algunos de los planteamientos de la Fundación Renovables, la cual reclamó públicamente, el pasado mes de abril, la necesidad de que en esta legislatura se creara un ministerio de Energía y Cambio Climático. Ese ministerio, si estuviera dotado con todas las competencias en la materia, permitiría acoplar la política energética con el desafío del cambio climático, cosa que hasta ahora no se ha hecho en España. Su primera misión debería ser la de elaborar una eficaz Ley de Transición Energética, que permita eliminar los obstáculos de todo tipo que se interponen en la meta de alcanzar un sistema energético eficiente y 100% renovable.

La parte mala es que, si ese ministerio recayese finalmente en Alberto Nadal, sería poco menos que inservible, porque, conociendo los planteamientos energéticos que defiende el Sr. Nadal, es seguro que no se avanzaría hacia esa meta, sino todo lo contrario. No en vano, Alberto Nadal ha sido uno de los principales artífices de la nefasta política energética desarrollada por el gobierno de Rajoy en estos últimos años, caracterizada por ignorar el potencial del ahorro y la eficiencia energética, torpedear el desarrollo de las renovables y favorecer la permanencia de los combustibles fósiles y la energía nuclear en el mix energético español y, de paso, lograr que España haya aumentado sus emisiones de CO2 en 2015.

Hace unos días, en este mismo blog, Domingo Jiménez Beltrán lamentaba que Alberto Nadal, pudiera seguir mintiendo, impunemente, sobre las energías renovables, al mantener, en un foro energético recientemente celebrado, su habitual mantra de que las renovables siguen siendo más caras que las energías convencionales y que habrá que esperar hasta 20 años para revertir la situación.

Como afirmaba Jiménez Beltrán, todos los informes de situación y tendencias del sector energético contradicen esa afirmación del Sr. Nadal, puesto que en ellos se puede comprobar que en 2015 ya se han realizado más inversiones en generación eléctrica de fuentes renovables que en cualquier tipo de fuente energética convencional.

En efecto, también en el riguroso informe “The World Nuclear Industry Status Report 2016”, de Mycle Schneider, Antony Froggatt y colaboradores, recientemente publicado, se puede comprobar, otra vez más, que las renovables son las fuentes de energías más pujantes, las que más están creciendo y las que tienen un futuro más prometedor.

Así, como destaca este informe, en 2015 la inversión mundial en energías renovables alcanzó un récord histórico de 286.000 millones de US$, superando el máximo anterior de 2011 en un 2,7%. China invirtió el año pasado en renovables más de 100.000 millones de US$, casi el doble que en 2013. Chile y México entraron por primera vez en el Top Ten de inversores en renovables, duplicando ambos su inversión en estas energías con respecto al año anterior. Un importante impulso a la inversión energías renovables también se dio en la India (con un crecimiento del 44%), en el Reino Unido (en su caso, aumento del 60%) y en los Estados Unidos (incremento del 21,5%). En comparación, las decisiones de inversión en nuevas plantas de energía nuclear a nivel mundial fue un orden de magnitud inferior al de las inversiones en energías renovables.

Siguiendo la comparación entre las renovables y la energía nuclear, en cuanto a potencia instalada, los 147 GW de energía renovable instalados en 2015 representaron más del 60% de las adiciones netas de capacidad mundial de generación de energía. La energía eólica y la solar fotovoltaica tuvieron aumentos récord por segundo año consecutivo, lo que representa alrededor del 77% de toda la capacidad de energía renovable añadida, con 63 nuevos GW en energía eólica y 50 GW en energía solar, en comparación con un aumento de 11 GW en energía nuclear.

China continuó la aceleración de su despliegue de energía eólica con 31 GW añadidos en 2015, casi el doble de la cantidad que instaló en 2013, y alcanzó en 2015 un total de 146 GW de capacidad eólica instalada, excediendo así significativamente su objetivo inicial de 100 GW eólicos para 2015. China añadió también 14 GW de energía solar y logró superar a Alemania como el mayor operador solar mundial, aunque, lamentablemente, comenzó hasta 7,6 GW de nueva capacidad nuclear, lo que supone más del 68% del aumento global, que el país asiático acapara casi en solitario.

Desde el año 2000, se han añadido 417 GW de energía eólica y 229 GW de energía solar a las redes eléctricas de todo el mundo. Paralelamente, teniendo en cuenta el hecho de que 37 GW nucleares se encuentran actualmente en parada de muy larga duración (LTO), la capacidad nuclear operativa mundial cayó en 8 GW.

En cuanto a producción de electricidad, el crecimiento anual en 2015 de la generación mundial de energía solar fue de más del 33% y la de energía eólica se incrementó en más del 17%, mientras que la de energía nuclear aumentó tan sólo un 1,3%, y ello debido exclusivamente a China.

Desde 1997, cuando se firmó el Protocolo de Kioto sobre el cambio climático, al año 2015, a nivel mundial, la producción eléctrica con energía eólica se ha incrementado en 829 TWh, con energía solar fotovoltaica en 252 TWh, y, en comparación, con energía nuclear, sólo en 178 TWh.

En el país que más está apostando en los últimos tiempos por la energía nuclear, es decir China, en 2015 (al igual que en los tres años anteriores) la producción de electricidad a partir del viento (185 TWh) superó a la de la energía nuclear (161 TWh). El mismo fenómeno se observa en la India, donde la energía eólica (41 TWh) superó a la nuclear (35 TWh) por cuarto año consecutivo. Del consumo total de electricidad de Estados Unidos, el 8% fue generada por energías renovables no hidráulicas en 2015, frente a un 2,7% en 2007.

Las cifras de la Unión Europea ilustran el rápido declive del papel de la energía nuclear: durante el periodo 1997-2014, el viento produjo 303 TWh adicionales y la solar 109 TWh, mientras que la generación de energía nuclear se redujo en 65 TWh.

En resumen, los datos de 2015 muestran que la generación de energía a base de energías renovables está disfrutando de un rápido y continuado crecimiento, mientras que la producción de energía nuclear, con exclusión de China, se está reduciendo en todo el mundo.

De acuerdo con los autores del citado informe, los plazos de entrega cortos, su fácil fabricación e instalación y la producción en masa rápidamente escalable, son factores clave que explican el acelerado ritmo de implantación de las energías renovables. Su alto nivel de aceptación y la rápida caída de los costes del sistema acelerarán aún más su desarrollo en los próximos años.

No sabemos si Alberto Nadal será ministro de Energía y Cambio Climático, pero, si quisiera serlo sin hacer el ridículo internacional, por lo menos debería actualizar sus datos sobre energías renovables y ponerse a la altura de los nuevos tiempos, más aún después de la firma del Acuerdo de París.

La energía también es cosa de niños

Juan Ramón García – Socio Protector de la Fundación Renovables

Un día del pasado mes de enero fui, como todos los días, al colegio ‘Muntori de Castalla’ a llevar a mi hija y vi que en la clase habían puesto un ‘Scalextric’ con uno de los cochecitos desmontado, así que le pedí al profesor que me explicara para qué iban a utilizarlo desmontado. El profesor me dijo que la intención era que los niños aprendieran por qué se mueven los vehículos, como funciona un motor, qué es la electricidad, etc., pues en clase estaban aprendiendo los distintos tipos de transporte que hay en todo el mundo.

Alumnos del colegio 'Muntori de Castalla’ aprendiendo sobre energía y renovables

Alumnos del colegio ‘Muntori de Castalla’ aprendiendo sobre energía y renovables

Me pareció una idea tan estupenda que no pude evitar ofrecerme para dar a los alumnos una charla sobre energía, para explicar sobre todo las ventajas de las energías renovables y los diversos tipos de transporte que existen, haciendo hincapié en las ventajas de los transportes colectivos. El profesor se quedó encantado con la idea.

Casualmente, la empresa de aerogeneradores Bornay, de Castalla está justo a 100 metros del colegio y pedí al dueño si podía dejarme alguna célula fotovoltaica para mostrarla a los niños; me prestó dos células enmarcadas en cristal que usan en las ferias y cuando la dirección del colegio lo autorizó, acordé una fecha con el profesor y en plena semana de Carnaval me presenté en la clase de mi hija a dar una charla sobre energías renovables.

Lee el resto de la entrada »

Los jóvenes y el planeta, ¿en qué nos estamos equivocando?

Juan Castro – GilSecretario y abogado de ANPIERjuancastromini

Recientemente, he tenido la oportunidad de convivir unos días en Dublín con un grupo de prometedores jóvenes de diferentes países. Como no podía ser de otra manera conmigo, acabamos hablando de medio ambiente y energía. Tras un debate interesante, mi corazón de españolito se volvió al terruño con un sabor agridulce: ¿cómo muchachos tan preparados pueden estar tan alejados del “problemón” que el futuro les depara?

Ocultando la contaminación

Heesu, Rintaro y Shota, tres encantadores japoneses, apenas conocen la delirante situación que ha provocado Fukushima en sus vidas. En nuestras vidas. Ninguno (salvo Henda, seguramente por ser parisina) conocía realmente la existencia de la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático celebrada hace semanas en París, probablemente la convención internacional más importante para nuestras vidas de la historia reciente. Ni Salvatore por Italia, ni Baron por Turquía, comprendían realmente por qué en sus países ahora no se apoyaba demasiado a las renovables, pero lo que realmente me pareció impactante es que fuese una cuestión que no les parecía preocupar demasiado. Hasta Guillermo, el único español, parecía cuestionarse si las energías renovables no serían demasiado caras todavía. Solo Gustavo, se lamentaba realmente de que en Brasil no se promoviera la energía solar, teniendo suficiente sol como para acabar con buena parte de los problemas de su país.

¿Cómo es posible que estemos caminando sobre el borde de un precipicio y los debates realmente intensos sean sobre Messi y Cristiano Ronaldo? ¿Cómo no hemos sido capaces de explicarles a las nuevas generaciones que en todos nuestros ríos había peces hasta hace poco tiempo? ¿Dónde hemos puesto el foco de nuestras enseñanzas para que algunos puedan seguir pensando que la energía nuclear es  “barata”? ¿En qué momento hemos permitido que los jóvenes reconozcan la naturaleza en la pantalla de su móvil y no en un árbol o en un pájaro?

Lee el resto de la entrada »

Energías con futuro: rozando la autosuficiencia

Domingo Jiménez – Presidente de la Fundación Renovables Domingo Jiménez

‘El Sol sale para todos’. Ese era el nombre de un comercio de ultramarinos ya desaparecido del madrileño barrio de Chamberí, aunque su aforismo, o más bien tesis, debería estar hoy en día más vigente que nunca pues cada vez hay más “tecnologías solares” accesibles y viables para beneficiarnos de este recurso renovable y hacer más confortable y sostenible nuestra forma de vivir.

Hoy es 14 de marzo, el invierno está finalizando. En la costa murciana donde vivo la noche ha sido fresca, 8ºC; la temperatura ahora al mediodía es de 20ºC y el día está claro y ventoso. En la finca en la que vivo, el agua que calientan las placas térmicas solares expuestas al sol supera los 90ºC (en pleno verano llegaría a los 100ºC si no se cubriesen casi en su totalidad) mientras que el agua sanitaria para los baños y la cocina está a unos 60ºC (limitada para no quemarse) y la de calefacción en circuitos de baja temperatura está a casi 50ºC. La totalidad del agua caliente sanitaria en un día soleado como este se calienta con energía solar; si hubiera varios días nublados y lluviosos, cosa excepcional y muy bienvenida en esta zona, se apoyaría con quemador de gas para el agua sanitaria y con una estufa “solar” y otra de leña de producción propia de talas y podas de árboles de cultivo ecológico.

Tejado con 40 placas fotovoltaicas con potencia nominal de 5 kW

Tejado con 40 placas fotovoltaicas con potencia nominal de 5 kW

Al mismo tiempo, las placas fotovoltaicas hoy están a tope ya que no hay nada mejor que un día soleado, aunque sea invierno, con aire limpio después de fuertes vientos y fresco. Las placas del año 2002 (van a cumplir 14 años, de sus 25 de vida prevista y casi no han perdido capacidad) están generando 4,1 kW cuando su potencia nominal es 5 kW, mientras que las de 2008 están en más de 6,7 kW de los 7, 5 kW de potencia nominal. Durante una hora del mediodía generarán por tanto casi 11 kWh, que es el consumo medio diario de una familia española. Y todo esto en solo una hora, no está mal, ¿no?

¿Qué cuánto dan al año? pues cerca de 20.500 kWh en 2014 (12.800 kWh las nuevas y 7.500 kWh las más antiguas) que bastarían para cubrir el consumo medio de más de cinco familias españolas y que en el caso de nuestro hogar suponen mucho más que el consumo doméstico de electricidad ya que producimos agua desalada en cantidad (como para 20 familias) para consumo y riego de un extenso huerto ecológico.

Lee el resto de la entrada »

¿Son las energías renovables caras o baratas?

                                  María Concepción Cánovas del Castillo – Experta en energías renovables conchacanovas

La calificación de un producto como “caro o barato” se basa en su comparación con productos de características similares; de ahí que nos tengamos que preguntar si tienen sentido afirmaciones como que “la energía nuclear es más barata que la energía renovable”.

¿Cuáles han de ser los criterios que permitan comparar los costes de generación de tecnologías como la solar y la eólica, cuya producción de electricidad está exenta de emisiones y residuos, con respecto a una tecnología como la nuclear cuyos residuos de alto nivel radiactivo será necesario gestionar y vigilar durante miles de años y para los que a día de hoy, después de cincuenta años generando este tipo de desechos radiactivos, no se dispone aún de almacenamiento definitivo?

Flickr- Tonymadrid Photography

Sin entrar a valorar la insolidaridad generacional que conlleva el uso de la energía nuclear, la valoración de sus costes es imposible de precisar como reconocía el Gobierno en el preámbulo de la Ley 15/2012 de medidas fiscales para la sostenibilidad energética, por lo que difícilmente puede aceptarse la comparación de los costes de generación de ambas tecnologías.

Tampoco está exenta de dificultades la comparativa de costes de generación de electricidad a partir de energías renovables con respecto a la generación con combustibles fósiles, dada la necesaria internalización en estos últimos del coste que supone las emisiones de CO2 a la atmosfera y sus implicaciones a medio-largo plazo tanto ambientales como económicas y sociales;  si tomamos como referencia el histórico de los precios de los permisos de polución en la Unión Europea podemos comprobar que estos no responden a criterios de subsanación de costes, sino a la fijación de precios en función del mercado de oferta y demanda.

Lee el resto de la entrada »