Entradas etiquetadas como ‘sonrisa posada’

¿Sabrías distinguir una sonrisa verdadera de una falsa? (Y por qué es importante)

En la sonrisa auténtica se activa el músculo orbicular. Salen las conocidas como 'patas de gallo'

En la sonrisa auténtica se activa el músculo orbicular. Salen las conocidas como ‘patas de gallo’

Continuamente vemos sonrisas a nuestro alrededor, cientos de ellas al día. La sonrisa es la expresión facial que refleja exteriormente la emoción de alegría, de felicidad, sin embargo hay muchos tipos de sonrisa y no todas están expresando este sentimiento de gozo de forma auténtica. El saber diferenciarlas se lo debemos al neurólogo francés Guillaume Duchenne, que en el siglo XIX investigó la fisiología de la sonrisa de una forma algo macabra, ya que aplicaba descargas eléctricas a personas ‘voluntarias’ para descubrir la activación muscular y precisar qué movimientos concretos intervenían en la sonrisa. Aquí podemos ver un interesante muestrario de las fotografías realizadas en sus experimentos.

¿Y qué importancia puede tener desvelar esta distinción entre sonrisas verdaderas y falsas? La expresión facial de la emoción y la comunicación corporal, en general, son fundamentales para el ser humano ya que somos seres sociales, y esto nos ha ayudado a sobrevivir, necesitamos del grupo para desarrollarnos, protegernos y evolucionar (primitivamente aun más). Los primeros segundos del contacto con otra persona van a marcar en buena medida nuestra percepción sobre cómo es el otro y si nos gusta o no nos gusta. Esta primera impresión queda grabada en nuestro cerebro y es muy complicada que pueda modificarse posteriormente. Por este motivo es muy conveniente en nuestras relaciones interpersonales tener una actitud sincera, espontánea, sin tratar de ocultar información a los demás. El sonreír es una forma de comunicación no verbal muy empática que nos acerca a los demás. Pero la sonrisa, para que sea efectiva, debe ser sincera, no fingida ni forzada.

La sonrisa verdadera (o sonrisa Duchenne) implica la acción muscular del músculo cigomático mayor y menor de la boca (hace que se eleven las comisuras de los labios), pero además también debe activarse el músculo orbicular cerca del ojo (hace que se eleven las mejillas y produce arrugas alrededor de los ojos, ‘patas de gallo’ más marcadas). Esta combinación es la que realmente es genuina de felicidad, ya que la mayor parte de las personas no podemos contraer el área orbicular a voluntad, e inspira naturalidad y simpatía.

Lee el resto de la entrada »

Un insólito gesto de Obama se hace viral, analizamos su comunicación no verbal

PRI Créditos: Shutterstock/Mirror

PRI Créditos: Shutterstock/Mirror

Realmente cada movimiento de Barack Obama adquiere un protagonismo mundial insospechado. En este caso no es para menos, y la verdad, profesionalmente me alegra, ya que confirma lo que digo siempre, un simple gesto puede desatar la mayor de las polémicas sin necesidad de que uno abra la boca. El las imágenes se observa cómo el presidente de Estados Unidos se quita el anillo de casado al saludar a unos jóvenes estudiantes argentinos en la Usina del Arte. Muchos le han criticado aludiendo a que este acto es provocado por el temor a que se lo robaran, otros le han defendido justificando la acción ante su preocupación por perderlo.

Yo me inclino más bien por la segunda opción, por un motivo bien sencillo, si su temor hubiera sido el robo, lo hubiera anticipado y se hubiera quitado la alianza antes de comenzar a saludar y no durante el acercamiento al gentío. Pareciera más bien como si al iniciar esta acción notara que se le cayera, o no lo sintiera sujeto al agarrarle tantas manos, y prefirió guardarlo. A mí lo que me sugiere este gesto es simplemente que aprecia su anillo de casado y lo asegura para no perderlo. Creo que en esa situación es algo que haría cualquier persona por miedo a extraviar algo valioso.


Dejando a un lado el gesto anecdótico ¿cómo suele ser el lenguaje corporal de Obama? Ya comentamos anteriormente, en el análisis del encuentro de Obama con Castro en Cuba, que es difícil pillar en un renuncio al presidente de los Estados Unidos. Y es que Barack Obama es espontáneo pero a la misma vez es muy consciente de que sus palabras son solo una parte del mensaje y, por supuesto, sabe cómo influir en sus votantes. Todo en él parece muy natural pero no nos engañemos, hay un gran trabajo de gestión emocional y corporal detrás. Para comprobarlo solo tenemos que observar el gif, no está trucado, es un montaje real, un tal Eric Spiegelman se dio cuenta de que la sonrisa de Obama no variaba nunca en las 130 fotos que se le tomaron en el año 2009, en el Metropolitan Museum of Art in New York donde el presidente recibía a los líderes mundiales para la convención de la ONU.

Lee el resto de la entrada »