BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

¿Sabrías distinguir una sonrisa verdadera de una falsa? (Y por qué es importante)

En la sonrisa auténtica se activa el músculo orbicular. Salen las conocidas como 'patas de gallo'

En la sonrisa auténtica se activa el músculo orbicular. Salen las conocidas como ‘patas de gallo’

Continuamente vemos sonrisas a nuestro alrededor, cientos de ellas al día. La sonrisa es la expresión facial que refleja exteriormente la emoción de alegría, de felicidad, sin embargo hay muchos tipos de sonrisa y no todas están expresando este sentimiento de gozo de forma auténtica. El saber diferenciarlas se lo debemos al neurólogo francés Guillaume Duchenne, que en el siglo XIX investigó la fisiología de la sonrisa de una forma algo macabra, ya que aplicaba descargas eléctricas a personas ‘voluntarias’ para descubrir la activación muscular y precisar qué movimientos concretos intervenían en la sonrisa. Aquí podemos ver un interesante muestrario de las fotografías realizadas en sus experimentos.

¿Y qué importancia puede tener desvelar esta distinción entre sonrisas verdaderas y falsas? La expresión facial de la emoción y la comunicación corporal, en general, son fundamentales para el ser humano ya que somos seres sociales, y esto nos ha ayudado a sobrevivir, necesitamos del grupo para desarrollarnos, protegernos y evolucionar (primitivamente aun más). Los primeros segundos del contacto con otra persona van a marcar en buena medida nuestra percepción sobre cómo es el otro y si nos gusta o no nos gusta. Esta primera impresión queda grabada en nuestro cerebro y es muy complicada que pueda modificarse posteriormente. Por este motivo es muy conveniente en nuestras relaciones interpersonales tener una actitud sincera, espontánea, sin tratar de ocultar información a los demás. El sonreír es una forma de comunicación no verbal muy empática que nos acerca a los demás. Pero la sonrisa, para que sea efectiva, debe ser sincera, no fingida ni forzada.

La sonrisa verdadera (o sonrisa Duchenne) implica la acción muscular del músculo cigomático mayor y menor de la boca (hace que se eleven las comisuras de los labios), pero además también debe activarse el músculo orbicular cerca del ojo (hace que se eleven las mejillas y produce arrugas alrededor de los ojos, ‘patas de gallo’ más marcadas). Esta combinación es la que realmente es genuina de felicidad, ya que la mayor parte de las personas no podemos contraer el área orbicular a voluntad, e inspira naturalidad y simpatía.

Sonrisa 'posada', no hay acción orbicular.

Sonrisa ‘posada’, no hay acción orbicular.

En caso contrario, una sonrisa falsa o poco sincera solo activa los músculos de los labios y la boca, no se sonríe con los ojos. Esta sonrisa también es llamada ‘social’ o ‘posada’, depende del contexto tendremos que interpretar la intención de esta sonrisa no tan auténtica y no ver siempre una pretensión de engaño o cinismo en la misma. Por ejemplo, es la sonrisa que nos sale cuando nos vamos a hacer una foto, es una forma de dar una imagen positiva pero sin la intención de engañar o ser hipócritas, simplemente posamos así aunque no sintamos felicidad en ese momento. O es la que expresamos también cuando nos cruzamos con un vecino y lo saludamos, no estamos queriendo ser falsos con él, sencillamente es una forma de ser amables. Por tanto, cautela con los juicios que podamos hacer al respecto.

La razón de que esta sonrisa social sea tan distinta de una sonrisa voluntaria tiene origen en las diferencias neurológicas de su funcionamiento. La respuesta muscular que genera una sonrisa auténtica (o de Duchenne) es fruto de un impulso generado en los ganglios basales como respuesta a procesos del sistema límbico. En cambio, la sonrisa falsa o social tiene su origen en la corteza motora. De ahí las distinciones observables que hacen que podamos diferenciarlas fácilmente. 

 

10 comentarios

  1. Dice ser De viernes

    Las sonrisas más bonitas son sin duda las de los ojos llenos de vida, de chispa..y además tras leer el artículo se que existen y son verdaderas!!! :))

    06 Mayo 2016 | 11:46 am

  2. Dice ser amigo de Phamton

    En esta vida casi todo es falso y medido a las circunstancias que te toque vivir, cuanto mas poder y dinero tienes menos tienes que fingir tu sonrisa a los demás. pues los demás son los que dependen de ti.

    Como siempre buen articulo Alicia, ver esa sonrisa tuya me alegra siempre el dia

    06 Mayo 2016 | 12:33 pm

  3. Dice ser Victor Saura

    Lo que soy es lo que ves. Qué fácil sería entenderlo de esa manera y que complicado resulta cuando su teoría se lleva a la práctica. Con la sonrisa me he llevado muchas desilusiones, ya se sabe, a grandes expectativas grandes desilusiones. Para que tomar partido si luego van a venir mal dadas; lo inesperado, la decepción, etc. Todo a resultas de un formalismo persuasivo que niega la mayor y posibilita el tan temido y alarmista nudo en la garganta.

    De un gesto mil expresiones. Del yin y del yang una promesa reversible deambulando sobre un la punta afilada de un dardo envenenado. Porque de eso se trata, de ir más allá, de ilusionarse, de sentir el cosquilleo, o más bien la esperanza ronear sobre la fría coraza.

    Ocurre a menudo lo de basarlo todo en una primera impresión. En mi caso es así, simplifico, doy una importancia vital al primer contacto. La naturalidad o la sinceridad tienen que surgir de un primer roce, y no, o eso al menos entiendo yo, de un proceso de corta y pega o de elaboración.

    Sonreír cuando lo que te pide el cuerpo es un gesto contrariado no me seduce. ¿por qué tengo que reirle la gracia a una persona por la que no siento ninguna predilección? Iría en contra de mí, e infravaloraría a aquella gente que si que hizo méritos para recibir semejante gesto de amabilidad.

    Pd: la hipocresía no me nace, sonreír por sonreír tampoco.

    06 Mayo 2016 | 1:11 pm

  4. Dice ser un hombre decepcionado.

    Es sencillo, las suyas siempre son falsas.

    06 Mayo 2016 | 1:21 pm

  5. Dice ser Manolo cabeza huevo

    La de tu foto es posada Alicia Martos.

    06 Mayo 2016 | 1:22 pm

  6. Dice ser Pepito Grillo

    “hombre decepcionado” una pregunta, a quien le importa lo que tu creas de las sonrisas de los demás??

    jajajaja, buen artículo!

    06 Mayo 2016 | 1:43 pm

  7. Dice ser Macfly

    yo creo que como se dice en el artículo la sonrisa “posada” no es mala en si mismo, es educación, no se puede pretender sonreir de la misma manera a un buen amigo que al vecino cascarrabias que baja en pantunflas a tirar la basura cuando te lo cruzas…demasiado que sonrío para ser educado!!!!

    (y ya no digo cuando te haces fotos para el carné, como no va a ser posada?!)

    06 Mayo 2016 | 1:46 pm

  8. Dice ser amigo de Phamton

    cabeza huevo, no tienes ni idea de lo que dices.

    te lo digo suave, pues ya me quitaron un comentario diciendo la verdad sobre lo que opino de ti

    06 Mayo 2016 | 5:20 pm

  9. Dice ser amigo de Phamton

    Que mal va un País cuando no le dejan un mínimo de libertad de expresión

    06 Mayo 2016 | 6:08 pm

  10. Dice ser mercedes

    SIIIII..,La mas falsa de todas las falsas,es la de Rajoy ,y la de Albert Ribera,y la mas sincera la de Pablo Iglesias y la de Pedro Sánchez,

    06 Mayo 2016 | 9:29 pm

Los comentarios están cerrados.