BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Moda rápida, derroche salvaje

Llega el verano y con él las rebajas. Ajenos a la crisis, durante estos dos meses cada español gastará en comprar ropa de saldo una media de cien euros. Antes de ello, con la llegada del buen tiempo, habremos aprovechado para hacer sitio en el armario tirando o regalando toda esa indumentaria que ya no nos gusta, alguna todavía sin estrenar. Y lo volveremos a repetir cuando lleguen los primeros fríos del otoño.

Cada uno de nosotros nos deshacemos al año de no menos de ocho kilos de ropa, de los que apenas se recicla medio kilo. Pero aunque nuestros vertederos recibieran menos toneladas de productos textiles y utilizáramos más esos casi imposibles de encontrar contenedores específicos, lo cierto es que cada vez consumimos moda de una manera más compulsiva.

En realidad casi nos obligan a ello, pues las tendencias estéticas cambian a una velocidad de vértigo, convirtiendo en viejo algo que apenas acabamos de estrenar, al tiempo que cada vez lo encontramos todo más barato. Es la “moda rápida”, afianzada en la deslocalización y el trabajo en el Tercer Mundo en régimen de semiesclavitud. Una práctica apoyada en la emergente sociedad del “bajo coste”, ávida de gangas al por mayor, entusiasta de la filosofía del “usar y tirar”, enemiga declarada del consumo responsable.

Esta Fast Fashion es, más que un comportamiento social, una adicción por comprar y mandar a la basura ropa barata que le permita a uno estar siempre al último grito. Aunque en realidad quien grita con ello es el medio ambiente, asfixiado por este uso ambientalmente insostenible que tanto daña al entorno, al trabajador e incluso a la conciencia.

Una temporada más las autoridades nos piden un esfuerzo extra, aumentar el consumo interno como mejor refuerzo para nuestra endeble economía. Y en época de rebajas ¿quien no va a ayudar a su país?

8 comentarios

  1. Dice ser Miu Miu

    Qué razón tienes!. Yo soy de las que piensan que es mejor invertir en calidad antes que en cantidad. Y por supuesto nada de comprar moda pasajera que enseguida va a quedar desfasada porque de temporada en temporada las tendencias cambian totalmente. Hay que comprar ropa atemporal que te sirva de un año a otro. Si tienes el capricho de algo de ultimisima moda, pero que el año que viene ya no se va a llevar, es mejor gastarte lo menos posible en eso.

    26 Junio 2009 | 11:39

  2. Dice ser Lidia N/R

    Yo estoy con Miu Miu, pero incluso mis hermanas me llaman sosa. A mí me traen al pairo, porque además llevo toda la vida heredando la ropa que se les quedaba pequeña (eso me pasa por flaca y bajita).Ahora vuelven a la carga con los planes de vacaciones. Las mejores que he tenido me costaron el sambenito de cutre y tacaña: viaje en trenes regionales (aunque nos llevó un día entero llegar al norte desde Madrid) con el paisaje y sin humos de coches, alojamiento de albergue perdido en medio del campo (con las consiguientes caminatas por senderillos y caminos) y sin cobertura ni todos esos incordios comunicativos (la mejor forma de desconectar), desayuno de moras o fresas (recién cogidas), monumentos casi sólo naturales, guías “turísticos” de los que se saben los mejores caminos para cruzar el bosque de turno, piscinas naturales (por supuesto sin cloro), horarios marcados sólo por el sol y el sueño. Geniales.

    26 Junio 2009 | 13:58

  3. Dice ser patricia

    las modas son pasajeras,hay q tener personalidad y no comprar las cosas sólo por comprar

    26 Junio 2009 | 15:45

  4. Dice ser sandía

    Donde yo vivo (un municipio de Bizkaia)tenemos contenedores de recogida de papel y cartón, de plástico, de ropa usada y de aceite vegetal usado, ademas las vallas publicitarias tienen unos depósitos para la recogida de pilas y llamando a un teléfono te recogen los muebles que no necesitas.por supuesto también hay contenedores para la recogida de basura orgánica. jejeje

    26 Junio 2009 | 15:49

  5. Dice ser MAFALDA

    Pues así como en plan sección “envíanos tus trucos” yo quería comentar que a todas esas prendas que llevan ya un tiempo más que prudencial sin ser utilizadas, las empleo como relleno de cojín.De esta forma, tanto las zonas lumbares y cervicales como la decoración hogareña se ven beneficiadas de que esos estampados a base de rombos, lunares y floripondio vario sigan esperando que algo o alguien los devuelva nuevamente a la más rabiosa actualidad…Huelga decir que tengo cojines por toda la casa!

    26 Junio 2009 | 17:35

  6. ¿Ropa saldada?¿Dónde?No compro ropa desde 1932, así que ya me diréis.

    26 Junio 2009 | 19:54

  7. Dice ser antonio larrosa

    Soy de la opinión de que cada cual se ha de buscar su estilo. pues aunque la mona …Hay momentos en esta vida en los que uno se para a pensar , después de leer algunos insultos de personas que aseguran que soy imbécil, que no sé escribir, que mi novela es una mierda , que mi pobre madre fallecida no sé qué, se te quitan las ganas de expresar tu opinión en ningún lado. Creo que lo importante ahora en estos tiempos, no es intentar aportar una idea, una opinión de las cosas , o hacer valer tu ideas amparándote en la libertad de expresión, Creo que hoy lo importante es criticar , insultar , desprestigiar a todo bicho viviente, y como resulta que a mi no me gusta meterme con nadie y en este periódico lo que se tercia es eso, me lo voy a pensar y si como dicen y aseguran más de cuatro, si no abro la boca es mejor , tal vez no vuelva a aparecer por estos lares y que ustedes sean felices , que eso es lo que me gusta, hacer felices a los demás.

    26 Junio 2009 | 20:26

  8. Dice ser ah, y soy chica

    Pues sí, parece que la bobería de la gente no tiene límites. Personalmente odio comprar ropa, me parece una tarea estúpida e ingrata y que además consume una cantidad de tiempo, dinero y energía absolutamente desproporcionada respecto al valor de la prenda obtenida.Por mí que no sea, que yo la ropa la aprovecho mientras resistan las costuras cuando me compro algo las prioridades son, por este orden:comodidadpracticidad (que se lave a máquina y no se planche)durabilidadubicuidad (que se pueda llevar en cualquier momento y lugar)economía (of course)y que me guste, claro.Luego la gente dice que si no te ves siempre “igual”, pues no, siempre soy diferente y aunque me viera igual ¿qué tiene de malo?

    27 Junio 2009 | 15:57

Los comentarios están cerrados.