La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘moda rapida’

Acabemos con la moda basura de usar y tirar

Ropa-Barata-En-Miami

La llaman moda rápida, moda low cost, moda barata, pero la deberíamos llamar moda basura. Es su mayor mérito. Favorecer comportamientos compulsivos de compra a bajo precio que, más pronto que tarde, acabará en el contenedor dada su mala calidad. Lee el resto de la entrada »

Moda rápida, derroche salvaje

Llega el verano y con él las rebajas. Ajenos a la crisis, durante estos dos meses cada español gastará en comprar ropa de saldo una media de cien euros. Antes de ello, con la llegada del buen tiempo, habremos aprovechado para hacer sitio en el armario tirando o regalando toda esa indumentaria que ya no nos gusta, alguna todavía sin estrenar. Y lo volveremos a repetir cuando lleguen los primeros fríos del otoño.

Cada uno de nosotros nos deshacemos al año de no menos de ocho kilos de ropa, de los que apenas se recicla medio kilo. Pero aunque nuestros vertederos recibieran menos toneladas de productos textiles y utilizáramos más esos casi imposibles de encontrar contenedores específicos, lo cierto es que cada vez consumimos moda de una manera más compulsiva.

En realidad casi nos obligan a ello, pues las tendencias estéticas cambian a una velocidad de vértigo, convirtiendo en viejo algo que apenas acabamos de estrenar, al tiempo que cada vez lo encontramos todo más barato. Es la “moda rápida”, afianzada en la deslocalización y el trabajo en el Tercer Mundo en régimen de semiesclavitud. Una práctica apoyada en la emergente sociedad del “bajo coste”, ávida de gangas al por mayor, entusiasta de la filosofía del “usar y tirar”, enemiga declarada del consumo responsable.

Esta Fast Fashion es, más que un comportamiento social, una adicción por comprar y mandar a la basura ropa barata que le permita a uno estar siempre al último grito. Aunque en realidad quien grita con ello es el medio ambiente, asfixiado por este uso ambientalmente insostenible que tanto daña al entorno, al trabajador e incluso a la conciencia.

Una temporada más las autoridades nos piden un esfuerzo extra, aumentar el consumo interno como mejor refuerzo para nuestra endeble economía. Y en época de rebajas ¿quien no va a ayudar a su país?