La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘trones’

Los lobos no pagan impuestos

En Asturias, ganaderos y lobos están en pie de guerra. Una guerra desigual, donde el instinto de supervivencia de estos bellos animales lucha contra las escopetas y contra algo mucho más peligroso: el odio.

Definitivamente, no se quiere a los cánidos salvajes, no se acepta pagar ningún tributo a la Naturaleza de la que se vive cuando ya se paga al Fisco. Y menos ahora con la crisis y el hundimiento económico de la ganadería, asfixiada por gastos de explotación cada vez más altos frente a precios cada vez más bajos.

Un ejemplo es Trones, una pequeña parroquia del concejo de Cangas del Narcea, en el Principado de Asturias. 13 ganaderías y más de 800 cabezas de ganado. En los últimos meses los lobos les han matado varios terneros que dormían en el campo y, asustados, algunos propietarios han sacado los tractores por la noche y van a dormir a los prados para tratar de impedir nuevos ataques.

La Administración les paga los daños, pero esas indemnizaciones no calman su ira. Como explicó hace unos días un ganadero al periodista de La Nueva España,

“no queremos indemnizaciones, nosotros queremos trabajar y que nos quiten el lobo de encima“.

En el mismo reportaje, una vecina se muestra inflexible:

“Que se haga una batida o lo que sea, pero que nos quiten a los lobos de aquí, que los lobos no pagan impuestos. Y a la gente de los despachos y los ecologistas les decimos que los lleven para su casa y los críen con ellos a ver si así les resultan tan interesantes. Nosotros no estamos en contra del lobo, conste, sólo de que nos devoren nuestra forma de ganarnos la vida”.

La protesta surtió efecto. Tras las quejas, la Consejería de Medio Ambiente ha autorizado las primeras batidas en la zona, dirigidas por la guardería. Se trata, dicen, de una medida excepcional que autoriza el plan regional de gestión del lobo.

Al final van a tener razón los ganaderos. Los lobos no pagan impuestos, ni protestan en los periódicos, ni votan en las elecciones, ni reciben subvenciones.