La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘cartuchos’

¿Qué hacer con los cartuchos gastados de la impresora?

Todos usamos impresoras pero no tenemos muy claro qué hacer con los cartuchos gastados. Algunas grandes empresas recogen los suyos, pero con escasa eficiencia. También están los que los rellenan y vuelven a usar, pero tampoco lo pueden hacer eternamente. Al final la mayoría acaban en la basura o, si estás un poco concienciado, lo llevas al Punto Limpio más cercano.

Este descontrol se va a acabar. Una nueva directiva europea obliga desde el pasado 15 de agosto a reciclar todos estos consumibles, a los que a partir de ahora considera aparatos electrónicos. Entre otras razones porque lo son. Llevan chips incorporados y más Investigación y Desarrollo de la que podríamos imaginar.

La buena noticia es que se acaba de poner en marcha el primer Sistema Colectivo de España para la recogida de tóner y cartuchos de impresora.

Recyclia, la entidad encargada de la recogida selectiva y el reciclaje de los equipos y dispositivos eléctricos y electrónicos (RAEE) en desuso y de las pilas desechadas, está comenzando a desplegar una red de contenedores de recogida por empresas y centros públicos. Ya hay 600 y en 2020 espera llegar a los 42.000. Los ha bautizado con dos nombres muy graciosos: Tragatóner y Tragatinta.

Millones de cartuchos de tinta

En 2017 se comercializaron en España 16,9 millones de consumibles ofimáticos, de los cuales 12,8 millones corresponden a cartuchos de tinta y 4,1 millones a tóner. La mayor parte de ellos iban directamente al cubo de basura.

Las tintas, pero sobre todo el polvo del tóner, son muy contaminantes; especialmente si se inhala. Por eso hay que hacerlo en instalaciones especiales que cuentan con aspiradores y filtros muy complejos.

El nuevo plan de reciclaje prevé recoger al año 1.230 toneladas de estos residuos (unos 7,7 millones de unidades de aquí a noviembre de 2019), lo que representaría un 65% de los consumibles puestos en el mercado. De esta manera podremos cumplir el objetivo marcado por la nueva normativa europea.

Sistema probado y basado en la I+D+i

El primer paso consiste en la recogida del residuo, basada en una metodología de gestión online y cercana al usuario. El 75% de los 544 puntos de recogida desplegados hasta el momento se encuentra en el canal de distribución, y el 25% restante en empresas y organismos públicos y privados.

Una vez recogidos y como segundo paso, los residuos son trasladados a una primera planta de clasificación, lo que permitirá devolver al fabricante aquellos cartuchos aptos para su reutilización, conforme a sus criterios de fabricación y sus políticas medioambientales particulares.

Posteriormente, y como tercer paso, los residuos que no sean susceptibles de ser reutilizados son trasladados a una planta de tratamiento en la que separan sus distintos componentes (ferrosos, no ferrosos, plásticos, tintas y polvos) para proceder, en el caso de los plásticos, a su triturado y permitir así su retorno al proceso de fabricación de nuevos productos.

Como cuarto y último paso, y en el caso del polvo de tóner y tinta líquida, Recyclia ha puesto en marcha un área de I+D+i para encontrar opciones de reutilización de estas sustancias. Concretamente, y en el caso del polvo de tóner, la entidad está evaluando su uso como componente del alquitrán para asfaltado de carreteras, y en el caso de la tinta, su utilización como tinte para pinturas.

Hemos tardado en asumir el reciclaje de estos consumibles. Antes cada marca tenía su propio sistema individual, solo se preocupaban de lo suyo. Ahora se va a hacer de manera colectiva. Y mucho más eficiente. Ya no hay excusa.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras: