BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Entradas etiquetadas como ‘Cristiano Ronaldo’

La afición del Real Madrid quiere vender a Cristiano Ronaldo, lo que jamás le pasará a Messi

La gran diferencia entre Ronaldo y Messi no es lo decisivos que han sido durante su carrera. Menos aún sus goles o los títulos que han logrado. Ni siquiera la evolución de su juego, que parece ser ascendente en el caso del argentino y descendente en el del portugués. Lo que les hace muy, muy distintos es el cariño de su afición: la del Barça, jamás ha querido que Leo se vaya, y probablemente nunca lo desee, mientras que en el caso de Cristiano, hay debate año tras año, y son muchos los seguidores blancos que quieren que el Real Madrid le venda.

Leo Messi y Cristiano Ronaldo

Leo Messi y Cristiano Ronaldo en el clásico. (EFE)

En la encuesta realizada por 20 minutos esta semana sobre si el Real Madrid debería vender al delantero luso, con casi 23.000 votaciones, el 80% (cuando lo he mirado, a las 16.30 horas) había contestado que sí a la pregunta sobre si el club merengue debería venderle a final de temporada. Solo el 13% contestaba que no. Datos demoledores. Y revisando otras encuestas, como por ejemplo la del diario As, hay datos parecidos. Evidentemente, en estas encuestas participan aficionados que no son madridistas, pero no hay más que hablar con hinchas blancos para darse cuenta de que esa es la realidad con Ronaldo a día de hoy.

La relación de Cristiano con el aficionado del Real Madrid es de amor-odio. Ni siquiera su grandiosa actuación en los momentos clave de la pasada Champions (10 goles entre cuartos, semis y final) libran al luso de un juicio implacable. Han bastado cuatro malos meses para que se le quiera vender.

¿Mi opinión? Creo que esas asombrosas actuaciones que tuvo al final de la pasada temporada, las que nos dieron una felicidad absoluta al ganar dos Champions seguidas, es algo que difícilmente va a volver a suceder, solo hay que verle partido tras partido para darse cuenta de que está en la recta final de su carrera. Sus goles disfrazan actuaciones que delatan un evidente declive. Quizás no haya que venderle, pues sigue siendo un muy buen goleador, pero él debe entender que sus mejores noches ya las ha vivido, que pedir un aumento es absurdo y que necesita grandes jugadores a su lado (se llamen Neymar, Hazard, Icardi o Kane) para seguir plantando cara a Leo Messi y su Barça.

La doble vara de medir con Cristiano Ronaldo y por qué es justo ganador del Premio The Best

Como la memoria es frágil, vamos a hacer un recordatorio. Cristiano metió diez goles entre cuartos, semifinales y final de la pasada Champions. Para los que duden de quién merece llevarse hoy el premio The Best de la FIFA, o en enero el Balón de Oro.

Cristiano, con la Champions

Cristiano, con la Champions conquistada en Cardiff (EFE).

Mientras Messi no fue capaz de meterle ni un solo gol a la Juve, Ronaldo le hizo cinco al Bayern. Después, ya con Leo de vacaciones entre semana, el luso le hizo tres al Atlético de Madrid en semifinales. Y en la final, al mismo equipo al que el argentino no fue capaz de hacerle ni un solo tanto en 180 minutos, Cristiano le hizo dos en 90.

Cada año, me canso de repetir una cosa. El Balón de Oro (ahora escindido en dos premios) no elige al mejor jugador del mundo, elige al mejor de ese año. DE ESE AÑO. Es decir, el que ha sido más decisivo en la temporada 2016/17, en el caso de The Best, en 2017, en el caso del premio de la revista L’Equipe.

Como el premio se ha convertido en los últimos años, al menos de momento, en el eterno duelo entre Cristiano y Messi, pues en esta edición de 2017 no hay color. Porque la Champions fue para Ronaldo con una exhibición jamás vista en los partidos decisivos (los cinco últimos) y la Liga, pese al icónico gol de Leo en el Bernabéu, también fue blanca.

Es curiosa la doble vara de medir con Cristiano. Cuando hace un par de años se hinchó a marcar goles a Suecia, al Malmoe, el Espanyol y otros equipos denominados por sus críticos (me incluyo, me incluyo) menores, se decía que ya no estaba para los partidos grandes. Ahora que es Leo el que se luce ante Venezuela, el Espanyol o el Eibar, ni un solo pero. Es que es el mejor. Nadie recuerda lo mal que lo hizo en la pasada Champions cuando llegaron los momentos decisivos.

Hoy, Cristiano ganará el The Best y algunos todavía se atreverán a decir que es injusto, que el mejor es Messi. En fin. En deporte, como en política, cambiar de opinión o reconocer méritos de ‘los rivales’ es pedir un imposible.

Cristiano, has conseguido que nos dé igual que te vayas o te quedes

Ahora mismo, el madridismo está, futbolísticamente hablando, como el que se acaba de pegar un atracón de sexo. Vamos, que le da igual prácticamente todo, que le parece bien una cosa y la contraria. Hablo, por supuesto, del caso Cristiano Ronaldo, que después de la eliminación de Portugal parece que se decidirá en los próximos días.

Cristiano Ronaldo con Portugal

Cristiano Ronaldo con Portugal

Tanta Champions le ha hecho ver al aficionado del Madrid las cosas de manera relajada, y observa el culebrón Cristiano desde la cama, piti en mano, hinchado ante tantos éxitos recientes.

El cabreo del jugador es absurdo, es muy probable que esperara un respaldo tan absoluto (y bochornoso) como el que el Barça hizo con Messi. Y como no ha sido así, ha hecho una de ‘no respiro, me marcho’, mitad cierto, mitad ultimátum.

Pues bien, Cristiano, creo que sea cual sea tu decisión, al madridismo en general le da absolutamente igual. Tu año ha sido glorioso, la Duodécima es tuya y (casi) solo tuya, pero ya. Tienes 32 años. Así que una de dos: o te quedas y sigues aumentando tu leyenda y plantando cara al legado de Messi, bueno para el Madrid, o te vas dejando 150-200 kilos para que fichemos a Mbappés y demás cracks mundiales para que sigamos tiranizando el fútbol mundial.

Tú decides, has conseguido, en apenas unos días, que nos dé igual.

Los problemas de Cristiano y Messi con Hacienda: ¿reciben el mismo tratamiento en la prensa?

Se me llenó ayer miércoles el whatsapp, el Facebook y el TL de Twitter de gente denunciado que la prensa (así, en general, “la prensa”) está tratando de manera distinta a Cristiano Ronaldo y a Messi con el tema de sus problemas con Hacienda.

Uno de los argumentos es que mientras que con el argentino se usaba fotos suyas vestido con la camiseta del Barça, en el caso del luso no se le pone casi con camisetas del Real Madrid, sino la de su selección, la de Portugal.

También ayer, El Confidencial ha sacado una noticia en la que se asegura que el club madridista había llamado a los medios de comunicación (o a varios de ellos) para que no se saque a Cristiano con la camiseta blanca.

Antes de nada, decir qué se ha hecho aquí, en 20 minutos. De las tres primeras informaciones sobre el tema que se dieron el martes, en dos salía con la camiseta blanca, mientras que en una lo hacía en traje. En la primera del miércoles, también una con la del Real Madrid. Para una sobre sus declaraciones, se ha cogido una foto de hoy, algo que es bastante lógico en lo que a uno le hacen siempre hincapié desde el día que entra en un periódico: si hay foto del día, a poder ser úsala. Está concentrado con Portugal, luego sale con esa camiseta.

Las noticias sobre Cristiano

Las primeras noticias sobre Cristiano de este miércoles en 20 minutos.

Para comparar ambos casos, veamos cómo han tratado los medios a Messi y a Cristiano en el mismo momento de sus problemas, cuando la Fiscalía denunció a cada jugador. Y que cada uno juzgue.

MARCA

Camiseta del Barça (que tampoco es que se vea demasiado, sinceramente) vs. camiseta de entrenamiento de Portugal con el escudo del Real Madrid arriba, no muy grande. En el caso de Leo, más valorativo el titular que en el de Cristiano, meramente informativo.

Portadas diario Marca

Portadas Marca.

AS

Esto va a sorprender a más de uno. Cuando la Fiscalía acusó a Messi, hay que sacar la lupa para encontrar cómo lo llevó en portada. Ahora, con Cristiano, a todo trapo, con titular informativo, camiseta de Portugal y escudo del Madrid más grande que en Marca.

Portadas diario As

Portadas As.

Mundo Deportivo

Prueba de agudeza visual: encontrar la noticia de la la querella por fraude fiscal contra Messi. Una vez encontrada, nos damos cuenta de que salen unas declaraciones de Leo negándolo. Lo mismo, sobre Cristiano, sale algo más grande. Algo.

Portadas Mundo Deportivo

Portadas Mundo Deportivo.

Sport

Algo más grande que MD dio el Sport la noticia sobre Messi, también con la frase exculpándose. Con Cristiano, a todo trapo y con idéntico titular que su gran rival.

Portada Sport

Portada Sport.

El Mundo

No es precisamente este periódico, el primero en destapar el caso Cristiano, sospechoso. La moción de censura le robó protagonismo esta vez en portada, mientras que el día que pasó lo de Leo, se dio más grande y con un titular más consistente. Eso sí, en ambos casos con las camisetas de sus selecciones.

Portadas El Mundo

Portadas El Mundo.

El País

Bastante mayor la cobertura que se dio en su momento al caso Messi que al de Cristiano. ¿Quizás porque la exclusiva fue en su momento de su gran rival, El Mundo? ¿Por la moción de censura? Que cada uno juzgue.

Portadas El País

Portadas El País.

La Vanguardia

Se dio más grande a Messi que a Cristiano. ¿Orden, quizás, de Florentino? ¿Es La Vanguardia un periódico madridista? ¿O la explicación lógica es que había una moción de censura?

Portada de La Vanguardia

Portada de La Vanguardia.

ABC

Notables diferencias. Si bien es cierto que la moción de censura es un día grande para ABC, también es verdad que se echa en falta algún tipo de mención del tema de Cristiano en la portada. Un compañero de este diario me explica que se hizo así porque ahora las portadas salen con un único tema, diferente a cómo se hacía antes.

Portadas de ABC

Portadas de ABC.

La Razón

Idéntico caso al de ABC, aunque algo peor, pues tienen hueco en el faldón inferior y eligen dar otros temas y no el de Cristiano.

Portadas La Razón

Portadas La Razón.

20 minutos

Para acabar, así lo dimos nosotros en papel. Lo dicho, no es lo mismo un día en el que el tema principal es una medida de Ana Botella que otro en el que hay una moción de censura. ¿Las camisetas? Las del Barça y Real Madrid.

La foto fue de Messi, la Liga de Cristiano

Nos ha callado a todos. Hasta las retransmisiones de Rac1 se han rendido a él, les juro que lo oí el otro día. Pero sobre todo Cristiano nos ha dejado en mal lugar a los madridistas que creíamos que estaba en su cuesta abajo, que llegamos a pensar que venderle no sería una mala idea, pensando en la millonada que le hubieran dado al Real Madrid.

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo celebra su gol al Málaga (EFE).

Ronaldo es el orgullo hecho jugador, y cambiarle en el minuto 80 de un partido era imposible para cualquier entrenador, hasta que ha llegado Zidane. De alguna manera, le ha hecho comprender que su guerra, a sus 32 años, no era meter más goles que nadie, sino hacerlos cuando hacía falta, en los meses de abril y mayo.

Iba Cristiano camino de su peor temporada desde que llegó al Real Madrid, y de repente se ha puesto a meter goles como si no hubiera mañana. Marcó el primer tanto  ante el Valencia, en Vigo y en Málaga. E hizo un doblete ante el Sevilla. Entre medias, le dio tiempo a hacerle cinco goles al Bayern y tres al Atlético de Madrid en la Champions.

Sí, yo era de los que pensaba que el mejor Cristiano había desaparecido, que ver al jugador descomunal de 2010-13 era ya imposible. Y ahora ha sabido reconvertirse, ha aceptado con humildad sus limitaciones, juega menos minutos, lo hace como ‘9’ en gran parte de los partidos, y ha sido más decisivo que nunca en los momentos importantes de la temporada.

Para su ego, quedará que mientras Messi se ha hecho dos fotos icónicas tras la remontada ante el PSG y en el Santiago Bernabéu, él se ha hinchado a marcar goles para llevar al Real Madrid al título de Liga y a la final de la Champions. Y para él eso es mucho, muchísimo.

Messi celebra su gol en el Bernabéu

Messi celebra su gol en el descuento en el Bernabéu (EFE).

‘France Football’ lo tiene claro: Cristiano Ronaldo, Balón de Oro 2017

La revista France Football, que otorga desde 1956 el premio Balón de Oro, apuesta este año por Cristiano Ronaldo como gran favorito. Así lo ha demostrado en la portada de su último número en la que el portugués copa todo el protagonismo y la foto de portada. Ni Messi, gran goleador de la Liga española a falta de dos jornadas con 35 tantos y posible Bota de Oro; ni cualquier jugador de la Juventus, finalista y serio candidato a ganar la Champions.

Portada de 'France Football'

Portada de ‘France Football’

Cristiano Ronaldo comenzó la temporada ausente y solamente lleva 20 goles en la presente temporada de Liga. Es verdad que en Champions sus aciertos han sido mayores: ha marcado los goles decisivos de su equipo en las últimas eliminatorias y lleva 10 dianas en toda la competición (solo por detrás de Messi que marcó 11). Y solo por ello es proclamado por los franceses como gran favorito.

Candidato será seguro, pero lo de favorito son palabras mayores. Sobre todo teniendo en cuenta que la temporada no ha acabado, los títulos aún están por decidirse y podría terminar la temporada del mismo color que su camiseta (en blanco) y al año todavía le quedan algunos meses para finalizar (concretamente 7).

“¿Quién puede batirle?”, preguntan. Buffon, Griezmann y Mbappé son los los posibles candidatos según el medio galo. Sin embargo, ni en su portada ni en el interior de sus páginas hay sombra de Messi o Neymar. Y cualquiera en sus cabales sabe que son serios rivales a alzarse con el premio.

Es un poco pronto para hacer conjeturas y un medio de calidad, tanta que otorga el mayor premio futbolístico individual a nivel europeo, no debería rasgarse tanto las vestiduras… porque al final se le ve el plumero.

La BBC al lado de Messi, puro postureo

Messi celebra el gol ante Bale.

Messi celebra el gol ante Bale.

Messi está un escalón por encima del resto. No hay nadie en el mundo que pueda aportar argumentos sensatos y verídicos para negar eso. No me canso de decirlo y de alabar al argentino y ya se me acaban los calificativos para un genio de tal calibre.

Da igual que le rompan la cara (literalmente hablando), Messi se recompone rápidamente para marcarse una de sus jugadas por excelencia y dejarnos a todos boquiabiertos. O para ayudar a su equipo robando balones, presionando y dando pases de gol. Lo tiene todo y es un lujo verlo cuando está en uno de sus mejores momentos, es decir, casi siempre.

Ya lleva 500 goles con el Barça, pero no es lo único que se le da bien. Dar de probar al rival de su propia medicina es otra de sus especialidades: ¿Que tú marcas un gol? él dos; ¿que tú eres el mejor lanzando faltas? él te supera. No hay quien le pare. Y así hasta llegar al clásico de ayer. Leo Messi fue el protagonista en el momento más oportuno. Marcó dos goles, pero metió el que más le duele al rival: el que se encaja en el último minuto, cuando ya no tienes capacidad de reacción, cuando tus esperanzas de ganar se esfuman y llega la rabia y la impotencia.

Una pena que Sergio Ramos tuviese que verlo desde el vestuario. ¿A que fastidia? Pero alguna vez le tendría que tocar al Real Madrid, equipo experto en decidir un partido en las ultimas jugadas gracias a la aportación del jugador de Camas, que saca a su equipo de más aprietos que su tridente galáctico.

Y es que la BBC, con Bale lesionado, Benzemá que no da pie con bola y Cristiano pasando una de sus peores rachas profesionales… es todo postureo.

Qué hacer con la BBC definirá a Zidane

Estaban los cuchillos, incluido el mío, afilados contra Zidane por sus desastrosas decisiones en el derbi ante el Atlético, cuando de repente le dio al Barça por perder en Málaga y lo tapó todo. Definitivamente, el galo es un tío con suerte, lo que no es poco en el mundo del fútbol.

Bale, Benzema y Cristiano

Bale, Benzema y Cristiano (EFE)

Confío el técnico en el equipo de gala, en el que salió en Milán para conquistar la Undécima. Suena a decisión lógica. Los estados de forma le dieron igual. Y bueno, no fue del todo mal la cosa, pues el Madrid dominó, fue mejor y creo más ocasiones de gol. No muchas, pero más.

Ya por delante en el marcador, llegó el caos. Era obvio que el Atlético se iba a ir arriba a por el gol del empate, el partido le pedía a gritos a Zidane que sacara otro centrocampista para controlar más el balón y a su rival. Y el galo quitó a Kroos para meter a Isco. La BBC, intocable de nuevo.

Hubo una época en el que a la BBC se le comparó con la MSN. No hace tanto, de hecho. Ahora, suena a risa. Para igualar a Cristiano con Messi, tienes que ser muy creyente. Comparar las cifras goleadoras de Benzema con las de Luis Suárez me hace tener tendencias homicidas. Y Bale, el único que podría aguantar el pulso con Neymar, se lesiona cada dos por tres y ha vuelto hecho un desastre.

Lo que quiero decir con esto es que Messi, Suárez y Neymar son intocables y bien hace Luis Enrique en dejarles en el campo siempre, especialmente en partidos decisivos. Pero no pasa lo mismo con el tridente del Madrid, especialmente con Benzema y el actual Bale. Porque el equipo blanco tiene una cosa que no tiene su eterno rival, un banquillo espectacular. Ahí está Isco, pidiendo más minutos en partidos importantes. Y Asensio, todo talento. También Kovacic, un centrocampista ideal para los minutos finales de partidos como ante el Atlético.

Ahora llega el partido en Múnich, ante el Bayern. Allí se ganó 0-4 con la BBC en el ’11’, por cierto, pero no conviene confiar siempre en los milagros. En esta eliminatoria, Zidane deberá decidir qué tipo de entrenador quiere ser, y eso dependerá de cuántos minutos jueguen Bale y Benzema. Porque Cristiano es otra cosa.

 

 

Real Madrid: toca sobrevivir sin sus tres mejores jugadores (y Cristiano no es uno de ellos)

¿Se imaginan un Barça con Messi, Neymar y Luis Suárez lesionados a la vez? ¿Qué pasaría con ese equipo? ¿Iría líder de la Liga?

Modric y Bale

Modric y Bale se abrazan tras marcar un gol a Osasuna (EFE).

En esos parámetros se debe analizar la actual situación del Real Madrid. Los tres jugadores más importantes del equipo, que son Modric, Bale y Marcelo, están de baja y el conjunto blanco debe sobrevivir como pueda a esa circunstancia.

La última vez que Cristiano completó un regate el entrenador era Mourinho y ahora solo está para aportar goles, y no tantos como antes. Benzema sigue siendo ese ‘9’ fantasma que maravilla un partido y desaparece cinco, y el resto son formidables complementos, grandes jugadores, pero que no deciden partidos. No me refiero, por supuesto, a Sergio Ramos, cuyo cabezazo salvador otra vez estuvo a punto de llegar en Vigo, pero esta vez no hubo milagro.

Este es el panorama que le espera a Zidane en las próximas semanas, unos partidos en los que el objetivo es tratar de perder los menos puntos posibles y salvar como se pueda la eliminatoria ante el Nápoles en la Champions. La Copa del Rey da grandes alegrías, de eso no hay duda, pero no era una prioridad. En la mente de todos los aficionados blancos está ganar por fin una Liga (que ya han pasado nada menos que cinco años desde la última) y ser el primer equipo en la historia de la Liga de Campeones en lograr revalidar el título.

¿Por qué Koke llama “maricón” a Cristiano Ronaldo y las críticas (y mofas) son para el portugués?

Tengo que reconocer que a veces leer las redes sociales y los comentarios de las noticias es bastante desalentador. El último ejemplo, el del ‘intercambio de pareceres’ entre Cristiano Ronaldo y Koke en el que el atlético llamó “maricón” al portugués.

Koke y Cristiano

Koke y Cristiano se encaran durante el Atlético – Real Madrid (EFE).

La verdad es que cualquiera que haya jugado al fútbol sabe que muchas veces en el campo se dicen cosas que no se piensan, que las reacciones en caliente son irracionales en demasiadas ocasiones. No me sorprende ya nada de lo que se diga en un campo de fútbol. Pero lo que sí me alucina (bueno, no tanto en realidad…) es que la gente lea una noticia con el titular “Koke me llamó maricón y yo le he dicho ‘un maricón sí, pero lleno de pasta, cabrón'” y se ceben con el portugués porque es un chulo o, directamente, se diga que “por fin Cristina ha confesado que es gay” (frase real y literal) o comentarios similares.

No sé si es por el odio que se le tiene a Cristiano o porque, al final, seguimos viviendo en una sociedad homófoba pese a todo. Probablemente sea por ambas cosas. Pero la verdad que me parece ciertamente asqueroso muchas de las cosas que he leído con respecto a este tema.