BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Entradas etiquetadas como ‘Eurocopa’

La peor versión de Cristiano

El partido entre Gales y Portugal me confirmó algo que llevo ya tiempo pensando: Bale ya es más futbolista que Cristiano. Su demostración de potencia, cómo tiró de épica para intentar marcar desde 30 o 40 metros y sus arrancadas desde campo propio sabedor de que no tenía compañeros que le pudieran ayudar fueron uno de los grandes momentos de esta Eurocopa que tendrá un especial apartado para él y lo que ha logrado con su modestísima selección.

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo en el partido ante Gales (EFE).

Pero esto es fútbol, y los goles mandan. Y ese el territorio de Cristiano, un animal ante la portería contraria esté jugando bien, regular y mal. Hace ya muchos meses de hecho que el portugués tiene más partidos malos que buenos, prácticamente nunca se va en el uno contra uno y su acierto en el lanzamiento de faltas es ínfimo. Su físico ha cambiado y, con ello, su juego. Se hace mayor y conserva la fuerza, pero ya no la velocidad, y a veces parece que le cuesta asumirlo.

Ronaldo ya no ofrece arrancadas como las que levantan ahora admiración en Bale, pero ha logrado que su selección se meta en la final de la Eurocopa porque es un goleador como no se recuerda y, repito, este juego va de marcar goles, no de maravillar con un par de cabriolas en el centro del campo.

Es por eso que esta versión fea de Cristiano, la que juega mal, no se va de nadie, es tosca en sus movimientos y falla mil y una faltas no impide que sea el jugador más determinante del mundo, con permiso del que ustedes ya saben. Por remate, potencia y, sobre todo, ambición, mucha ambición. Nos podemos reír de sus gestos cuando no le salen las cosas bien, como ha sucedido y mucho en esta Eurocopa y durante todo el año, pero el que está riendo el último es Cristiano, con su Champions en el bolsillo y su final continental a la vuelta de la esquina. Menos mal que estamos ante su peor versión.

La selección española siempre ganó con Arbeloa y nunca lo hizo con Raúl: sobre la correlación y la causalidad

El otro día leí un interesantísimo artículo que se titulaba ‘Correlación no implica causalidad’. Lo recomiendo enérgicamente. Estos días especialmente, cuando tras la eliminación de España en la Eurocopa se empiezan a sacar conclusiones sobre lo sucedido viendo qué jugadores estaban y cuáles no. El causa-efecto de toda la vida, vamos.

Entonces me ha venido a la memoria un caso: el de Álvaro Arbeloa. Este jugador tiene un interesante récord que creo que no ha sido igualado por ningún jugador en la historia del fútbol (si alguien encuentra otro caso, ruego me lo comunique): ha jugado tres grandes torneos de selecciones (dos Eurocopas y un Mundial) y los ha ganado los tres. Y no, no cuento como gran torneo la Copa Confederaciones. De ese torneo (en 2013) y la sonrojante derrota en la final salió señalado, los acontecimientos posteriores son los que son.

De ello, y siguiendo con el artículo antes mencionado, se puede extraer que sin Arbeloa en la selección no hemos ganado nada, y con él hemos ganado siempre. Maravilloso.

Otro caso interesante es el de Raúl González. Es, creo que en eso debemos coincidir todos, uno de los mejores jugadores de la historia de nuestro país. Pues la selección española no ganó nada hasta que no se fue. Muchos vieron causa-efecto, por supuesto. Muchas veces se oyó el “hasta que no se ha ido, no hemos podido ganar nada”. Con un par.

Esto viene al hilo de los motivos por los que España tuvo un ciclo glorioso y después han venido dos desastres consecutivos. Creo que deberíamos coincidir todos en que no hay una causa única, que la responsabilidad de los actores de forma indivodual era más limitada de la que le atribuíamos.

Me viene a la mente el caso de Del Bosque. Tuvo el mérito de tocar poco un equipo ganador, seguir una línea continuista tratando de tocar al equipo lo menos posible, pero lo que en su momento fue una decisión de éxito que llevó a un Mundial y una Eurocopa, se ha vuelto contra él, pues esa misma línea continuista ha llevado a España a dos ridículos también históricos.

Ahora, con el fracaso reciente, se leerán y oirán muchos análisis simplistas (yo tampoco me libro, ojo) sobre si este batacazo ha sido por el seleccionador, o porque ya no somos tan buenos, o porque ya no está Xavi Hernández, o porque ya no hay jugadores con carácter. O porque ahora hay jugadores del Atleti y antes no. O que ha sido la mala suerte (sí, lo escuché en el postpartido de la retransmisión de Telecinco). Es el momento de que todos reflexionemos sobre ellos y, sobre todo, los que mandan y deben decidir el rumbo del equipo, con la elección de un nuevo seleccionador (o la continuidad del que está) a la vuelta de la esquina. Pensar bien hacia dónde vamos sin análisis simplistas. Sí, ya sé que es un imposible viendo quién manda actualmente en la Federación, pero nunca se sabe.

Álvaro Arbeloa y Raúl González

Álvaro Arbeloa y Raúl González después de la victoria del Real Madrid en la Champions de 2014.

El último sainete de Del Bosque

Aún no sabemos si la eliminación ante Italia fue el final definitivo de una etapa, la de Del Bosque, porque el seleccionador no ha querido decidir si se va, si con tres ridículos consecutivos (hay que recordar también la final de la Confederaciones en 2013) es suficiente o necesita más pruebas de que su tiempo en la selección se ha acabado.

Del Bosque

Vicente del Bosque (EFE).

Pero sí, la era de España se ha acabado. No fue ayer, fue hace bastante más tiempo, pero en el país del ‘con lo que nos ha dado’ hacen falta al menos tres o cuatro batacazos para que algunos se den cuenta de la realidad. Porque esa realidad es que España, que cuenta todavía con magníficos jugadores, quedó eliminada en la primera ronda del Mundial en 2014 (top 32, por lo tanto) y fuera en octavos de la Eurocopa de 2016 (top 16). Un absoluto desastre. Y algo que en la era moderna no había sucedido jamás.

Aun con ello, hay gente que sigue defendiendo que estaría en su derecho de continuar al frente de la selección. Después de ver el desastre táctico ante Italia, cómo Conte le aplastó con su planteamiento, cómo sigue apostando por jugadores trasnochados como Cesc, como ignora a jóvenes valores que están infinitamente mejor que varios de los que jugaron ayer y cómo remató la jugada con la bajada de pantalones que fue recurrir a Pedro para intentar la remontada en los minutos finales, sí, aún hay gente que mantiene que está en su derecho de decidir si sigue o no.

Ayer vimos a un entrenador que, además de preparar de manera magistral el partido, se comió la banda, escenificado en la furiosa patada a un balón que le llegó cerca. En definitiva, transmitió energía a su equipo. Al otro lado, hubo otro que apostó por exactamente el mismo 11 que en los tres partidos anteriores, sus protegidos, que no hizo ningún cambio táctico cuando las cosas iban mal y que transmite desilusión, desidia, complacencia. El hambre se quedó en casa (Saúl) o en el banquillo (Thiago, Lucas). Es hora de que, dos años más tarde de lo que debería haber sido, se produzca un relevo en el banquillo de la selección. Podía haber sido con un gracias sincero, ahora será por la puerta de atrás.

Un batacazo que refleja la realidad de la selección española

La selección española no quería una Eurocopa sencilla. De haber empatado Crónica del España – Croacia, una selección que no es ni de las diez mejores del mundo y que no tenía a su mejor jugador, habríamos tenido que un camino de lo más sencillo. Un tercero de grupo (Eslovaquia, Austria, Hungría o similar), Polonia o Suiza en cuartos y una selección de clase media en semifinales. Vamos, algo así como la Champions del Real Madrid, por lo que lo mejor ha sido perder e ir por el lado fuerte de cuadro, que no queremos reproches luego.

Piqué, Juanfran y De Gea

Piqué, Juanfran y De Gea durante el Croacia – España.

En España ha pasado algo que es de lo más habitual. Dos victorias ante dos selecciones menores, y ya nos veíamos casi con el triplete de campeonatos europeos seguidos, éramos casi imparables e Iniesta el mejor jugador del mundo y máximo candidato al Balón de Oro.

Y no, esta selección no es ni la sombra de aquella de 2008 y 2010, simplemente porque tiene peores jugadores. Los de ahora son buenos, muy buenos, pero ya estaban en aquella época y faltan jugadores de la clase y, sobre todo, personalidad de Xavi, Xabi Alonso o Villa. Tampoco la portería nos salva como si sucedía con el mejor Iker. Los relevos, sin estar nada mal, no tienen la jerarquía de aquellos. ¿Cuántos minutos hubiera jugado Nolito, que me parece un gran jugador, en el Mundial de 2010? ¿Y Bruno, que no iba ni convocado?

Aún doy bastante crédito a un equipo capaz de ganar a cualquiera, pero también de perder con cualquiera. Hace 4-6 años, las derrotas eran accidentes, como aquella ante Suiza, ahora son algo normal porque, insisto, el equipo es peor.

Y tampoco hay ayuda desde el banquillo, pues Del Bosque es un excelente gestor de vestuarios (hasta el incendio de Pedro se ha tratado bien, quitándole hierro y no dándole minutos, de momento) pero que nadie espere de él grandes variantes tácticas o que sorprenda al rival con un movimiento inesperado. Su habitual 4-3-3 con mucho jugón y, si vienen mal dadas, un mediocentro defensivo para contener, como ayer Bruno.

Ante Italia, España es ligeramente favorita, pero una eliminación a nadie extrañaría. En octavos de final de una Eurocopa, nada menos. Los días de vino y rosas, de dominio absoluto del fútbol europeo y mundial, se han acabado. Toca sufrir en todos y cada uno de los partidos y afrontarlos con humildad.

El motivo por el que no está Iniesta y sí Cristiano en el 11 ideal de la primera jornada de la Eurocopa

Muy sorprendente el 11 ideal de la primera jornada de la Eurocopa que ha elegido la UEFA. En él, no está Andrés Iniesta pese a su gran partido ante la República Checa y sí está Cristiano Ronaldo pese a su pobre actuación en el empate de Portugal ante la débil selección de Islandia.

La explicación para estas dos sorprendentes designaciones (la ausencia de Iniesta y la presencia de Cristiano) se encuentra en el barómetro que usa la UEFA para evaluar el rendimiento de los jugadores. Dicho barómetro contabiliza las estadísticas de los jugadores a través de un algoritmo especial que evalúa las actuaciones de los jugadores en los partidos.

Así, el mejor jugador de la primera jornada fue el galo Payet, mientras que Cristiano ocupa el quinto lugar e Iniesta es duodécimo, motivo por el que se ha quedado a las puertas del 11 ideal.

Este es el mejor equipo de la primera jornada de la fase de grupos de la Eurocopa, que cuenta con la presencia de tres españoles: Neuer; Juanfran, Mustafi, Piqué, Alba; Kanté, Dier, Kroos; Payet, Bale, Cristiano. Una buena muestra de que las estadísticas en el fútbol no revelan en muchas ocasiones las actuaciones de los jugadores.

11 ideal de la primera jornada de la Eurocopa

11 ideal de la primera jornada de la Eurocopa (@UEFAEURO)

Cinco motivos por los que confiar en España en esta Eurocopa

Ganar a la República Checa por la mínima no parece un resultado como para ilusionarse, pero el partido tuvo detalles muy interesantes y que dan motivos para confiar en esta selección española para la Eurocopa que no ha hecho más que arrancar.

  • El mejor Iniesta. Su gran partido es solo una continuación de su extraordinaria temporada. Vive una segunda juventud y es un generador constante de juego en ataque. Durante el partido ante la República Checa, Camacho se quejó amargamente de que no tuviera ningún Balón de Oro, pero así es compartir época con Messi y Cristiano. Es el primer torneo en el que no comparte protagonismo con Xavi, por lo que se siente el líder de este equipo (futbolísticamente hablando) y lo demuestra sobre el campo.

    Andrés Iniesta

    Andrés Iniesta saluda tras la victoria ante la República Checa (EFE).

  • La mejor pareja de centrales. Piqué y Ramos parecen muy opuestos, pero guardan muchas similitudes. Si están en forma, son dos de los mejores centrales del mundo, aunque ambos tienen tendencia a dispersarse tanto dentro como fuera del terreno de juego. A esta Eurocopa, ambos han llegado en un colosal momento de forma y, encima, parece que se llevan mejor que nunca.
  • Un gran banquillo. Ante los checos, Del Bosque miró a los jugadores que no habían saltado al campo y disponía de una gran variedad de recursos. Jugadores rápidos de banda (Pedro, Lucas), centrocampistas ofensivos y de gran calidad (Thiago, Koke), de contención (Bruno, San José) o delanteros de los de toda la vida (Aduriz). Vaya como vaya el partido, el seleccionador tiene piezas para reforzar el equipo.
  • Seguridad en la portería. Pese a todo lo que ha vivido De Gea estos días, se le vio tranquilo, seguro y sin tensión. Y es un auténtico porterazo, Espala cuenta con uno de los mejores del mundo para defender su arco.
  • Una piña. Casillas festejó la victoria como el que más, Morata le dio un gran abrazo de ánimo a Aduriz en el cambio, Piqué y Ramos se piropean por Twitter… la selección española parece más unida que nunca.

Mucho talento en Bélgica: ¿suficiente para ganar la Eurocopa?

En el último Mundial, la selección de Bélgica llegó como uno de los grandes outsiders de la competición. Mucho, muchísimo talento joven era su carta de presentación y fueron muchos los que apuntaron a los diablos rojos como uno de los candidatos a dar la sorpresa en Brasil.

Su participación estuvo a la altura. Superó un grupo no demasiado exigente (Rusia, Corea del Sur y Argelia), dejó fuera en octavos de final a Estados Unidos y su participación acabó en cuartos, cuando se cruzó con la Argentina de Messi. Se esperaba más de la selección belga en aquel partido, pero quizás pagó en exceso su inexperiencia y el peso del partido les superó.

Han pasado dos años desde aquello, y ese joven grupo de talentos llegará a la Eurocopa con más kilómetros, aunque el factor sorpresa, que ya era escaso en el pasado Mundial, será nulo en el torneo continental, pues ocupa el segundo puesto en el ranking de la FIFA, siendo en él el mejor equipo de Europa.

Algunos de esos jugadores se han consolidado en la élite europea (Courtois, Hazard pese a su mala temporada), otros han explotado (De Bruyne, Lukaku, Carrasco, Nainngolan) y algunos se han estancado (Fellaini, Benteke).

El seleccionador belga ha dado ya la lista para la Eurocopa (con 24 jugadores, uno se quedará fuera) y los nombres suenan realmente atractivos. Buenos centrales (gran temporada la de Alderweireld, ex del Atlético, en el Tottenham), fantásticos mediapuntas y poderosos delanteros para luchar por una Eurocopa que se presenta de lo más abierta. Y aún así tengo la sensación de que les falta algo para poder ganar el campeonato. En un mes saldremos de dudas.

Convocatoria Bélgica para la Eurocopa

Convocatoria Bélgica para la Eurocopa (@BelRedDevils)