BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Entradas etiquetadas como ‘Copa Confederaciones’

Del Bosque, atrévete a renovar al equipo

La derrota en la final de la Confederaciones ante Brasil no es una derrota cualquiera. Perder de la forma que se hizo y ante la mirada de todo el mundo duele y mucho. Caer en Maracaná ante el equipo local es algo que entra dentro de la lógica, pero lo preocupante fue la forma. España no tuvo absolutamente ninguna opción.

Hace tiempo que a la selección se le vienen detectando ciertos vicios y, sobre todo, varios de los jugadores ya no son aquellos que dominaron con puño de hierro el fútbol mundial.

Vicente del Bosque

Vicente del Bosque, cabizbajo tras la final de la Confederaciones.

El baño que nos dio Brasil no fue casual ni producto de la mala suerte, y sobre ello debe reflexionar Del Bosque. Xavi, el motor del equipo y del estilo, ya tiene 33 años, un físico limitado y no maneja los partidos a su antojo como hace unos años. Su indiscutibilidad y el hecho de que juegue todos los minutos debe ser cuestionado. Es el momento de que sea un hombre de momentos, no de campeonatos.

Tengo una admiración profunda por la manera en que Del Bosque ha gestionado este grupo desde que cogió el equipo con el legado de la Eurocopa que le dejó Luis Aragonés, pero tengo que reconocer que hay decisiones que no me han gustado demasiado en esta Confederaciones. Se han priorizado las jerarquías en el grupo antes que los estados de forma y han jugado los nombres por encima de los que de verdad lo merecían.

Ver a Villa entrar el campo como solución desesperada fue descorazonador, como si la añoranza del jugador que tantas glorias pasadas nos dio en su momento pudiera ser una solución actualmente. Mientras, jugadores que han acabado como bestias la temporada como Javi Martínez veían el desenlace desde el banquillo y sin apenas minutos en el torneo.

Dejando a un margen el manido tema de la portería, intrascendente al final en el campeonato, la selección deja muchas cuestiones por resolver. El lateral derecho es un problema, en el izquierdo Jordi Alba ha aportado tanto en ataque como lagunas ha dejado en defensa, Busquets ha estado demasiado solo en el centro del campo en los dos partidos decisivos, no ha habido chispa en casi ninguno de los mediapuntas, el ‘9’ sigue siendo un problema y, por encima de todos ellos, el estado físico de muchos de los jugadores. A muchos se les hace largo ya el mes de junio.

No hace falta una revolución radical en la selección, es evidente, pero urge hacer ciertos cambios, una renovación que dé aire fresco al equipo. Recambios hay, y muchos, tanto en el banquillo como en las triunfales nuevas generaciones (Thiago, Isco, Illarramendi, De Gea…). Solo tienes que atreverte, Vicente, la gloria nos espera dentro de un año en Brasil.

¿Será hoy el juicio a Casillas?

España juega la final de la Copa Confederaciones ante Brasil en un escenario mágico: Maracaná. El partido soñado por todos, aunque más bien un aperitivo de lo que espera un año después en el país del fútbol. El Mundial está en la mente de todos y esta es la final que todos desearán ver, quizás con permiso de la Argentina de Messi.

Pero en paralelo a este choque entre el actual campeón del mundo y el equipo más laureado, se va a disputar otro ‘partido’: el juicio a Casillas con un jurado popular compuesto por todos los aficionados españoles al fútbol.Iker Casillas

La semifinal ante Italia pareció en muchos momentos el partido en el que todos estaban juzgando a Casillas: dos buenas paradas ante Maggio desataron elogios grandilocuentes de sus defensores, que esperaban con ansia esta oportunidad. Fueron buenas intervenciones, sí, pero lejos de acciones mágicas como el pie a Robben en la final del Mundial o la mejor parada que he visto jamás, aquella que le hizo al sevillista Perotti.

Tras un intenso choque, el partido se fue a los penaltis y fue ahí donde detractores y fans de Iker esperaban su momento. Como si la carrera del mostoleño se pudiera valorar en una tanda de penaltis, parecía que si pasaba Italia el portero estaba acabado y si Casillas volvía a ser el héroe en una tanda quedaría claro lo injusto de su situación en el Madrid los anteriores meses.

Fue un ‘coitus interruptus’ para ambos bandos. Ni Casillas ni Buffon, posiblemente los mejores porteros de la última década, fueron capaces de parar un solo penalti de los 14 que les lanzaron, y fue España la que pasó porque Bonucci mandó a las nubes su disparo.

Ante Brasil, volverá a ocurrir, estoy seguro, se volverá a valorar la carrera del cancerbero si su actuación es positiva o negativa en esta final. Así juzgamos en España a nuestros futbolistas, por el día a día.

Los futbolistas brasileños se mojan: Neymar también apoya a los ‘indignados’

Tengo que reconocer que siento un profundo respeto por los deportistas que se implican en la vida política de sus países.  Me gusta y mucho. Cada vez que oigo a alguien decir que los deportistas son deportistas y que no deben mezclarse en temas que no les competen, me enervo. Como si el hecho de haber pasado a ser nuevos ricos les hiciera vivir en otra realidad y les desacreditara para opinar. Son referentes de la sociedad y como tal deben actuar.

Protestas en Brasil

Protestas en Brasil.

Me gusta que se mojen y por ello estoy encantado con las declaraciones que veo que están llegando desde Brasil de sus futbolistas y exfutbolistas. Los ciudadanos del país del fútbol, nada menos, han tomado las calles para protestar por el gasto que se está produciendo en el país en la organización de eventos deportivos (Copa Confederaciones, Mundial y Juegos Olímpicos en apenas tres años), denunciar la subida de los transportes públicos y exigir mayor gasto en sanidad y educación. Ciudades como Sao Paulo, Brasilia o Río están reuniendo decenas de miles de ‘indignados’ en desacuerdo con el Gobierno del país.

Pues bien, resulta que los futbolistas brasileños se han volcado apoyando estas protestas.  El primero en hacerlo fue Rivaldo, exjugador de Barça y Depor y una institución en su país.

“Es una vergüenza estar gastando tanto dinero para este Mundial y dejar los hospitales y escuelas en condiciones precarias. Fui pobre y sentí en la piel la dificultad de estudiar en una escuela pública y no tener un buen servicio de salud”

Neymar

Neymar en un entrenamiento de Brasil.

Sí, la mayoría de los jugadores brasileños fueron pobres en sus orígenes. Entonces, ¿por qué callar ahora cuando de no ser futbolistas seguramente serían ellos los que estarían protestando en las calles de sus ciudades?

Posteriormente mostraron su respaldo a los manifestantes Hulk, David Luiz o Fred, jugadores de gran importancia en la ‘canarinha’. Pero lo que más me ha gustado ha sido el apoyo que ha dado Neymar, la gran estrella futbolística de Brasil, a las protestas de sus compatriotas. Desde sus cuentas en Twitter e Instagram, se solidariza con las protestas y pide un país más justo y honesto.

“Estoy triste por todo lo que está pasando en Brasil. Siempre tuve fe en que no sería necesario llegar al punto de ‘tomar las calles’ para exigir mejores condiciones de transporte, salud, educación y seguridad, esto es todo OBLIGACIÓN del gobierno. Quiero un Brasil más justo, más seguro, más sano y más honesto!”

Bien por Neymar. Y envidia sana, eso es lo que siento. ¿Se imaginan al mejor futbolista español dando apoyo a las protestas ciudadanas? Yo tampoco.

Casillas y Arbeloa: caminos cruzados, intocables para Del Bosque

Muchas son las voces que reclaman ciertos cambios en la selección española de cara a esta Copa Confederaciones, y dos son los jugadores más señalados: Casillas y Arbeloa.

Curioso cómo se están cruzando los caminos de estos dos canteranos del Real Madrid de trayectorias tan radicalmente opuestas. Casillas ha sido desde el inicio de su carrera el niño mimado salido de ‘La Fábrica’, el yerno perfecto y el hombre que salvaba a su equipo una vez tras otra. Desde esa final de la Champions en el 2002 ante el Leverkusen hasta la del Mundial de 2010 con ese pie milagroso ante Robben, su carrera ha estado marcada por el éxito y los reconocimientos.

Casillas y Arbeloa

Casillas y Arbeloa en un acto publicitario.

Muy distinto es el caso de Arbeloa. Tuvo que salir del Madrid para buscarse la vida, se labró una carrera en el Depor, Benítez se lo llevó al Liverpool y volvió al conjunto blanco sin apenas hacer ruido. Lateral cumplidor, de cualidades limitadas, ha forjado su titularidad en el Real Madrid y en la selección basándose en su fortaleza defensiva y en su disciplina táctica.

Pero esta temporada sus caminos no paran de cruzarse. Y no para bien. Casillas se vio envuelto en una guerra fría pero conocida por todos con Mourinho, mientras que Arbeloa era uno de sus ‘pretorianos’ más fieles. El destino quiso además que fuera el propio defensa el que lesionara al portero en una desafortunada jugada que acabó desatando la caja de los truenos en el Real Madrid.

Con la salida de Mourinho, Arbeloa no dudó en mostrar su afecto por el portugués y reprochar a algunos jugadores no haber hecho lo suficiente por apoyarle. Pareció un claro mensaje para Iker, que respondió con educación, pero la mala relación que existe actualmente entre ambos quedó en evidencia. Posteriores declaraciones lo confirman.

Curiosamente, muchos eran los que reclamaban la suplencia de ambos jugadores en el debut de España ante Uruguay. Eso sí, por separado. Los que reclaman a Valdés, defienden a Arbeloa, mientras que los que defienden la titularidad de Casillas, exigen que el lateral blanco vaya al banco de una vez. Las fobias personales influyen en los criterios futbolísticos.

Ya me pronuncié con respecto al tema de la portería, creo que Valdés ha hecho una temporada que merece el premio de la titularidad con España. Con respecto a Arbeloa, aun reconociendo sus limitaciones ofensivas, es un defensor necesario en un equipo tan ofensivo como España y no tiene un relevo tan fiable.

Pero Del Bosque es un experto en diplomacia internacional, muchas veces  parece más preocupado de hacer vestuario que de escoger a los once mejores. Casillas y Arbeloa son dos fijos en su alineación, le ha funcionado hasta ahora y eso para él es innegociable.

 

El enemigo del debut de España: la autocomplacencia

A veces no vemos más allá de nuestro ombligo. Nos tiramos todo el mes de abril de 2012 hablando sobre una supuesta final española de la Champions, hasta que de repente Chelsea y Bayern eliminaron a Barça y Madrid. “El triunfo del antifútbol, ha sido un milagro”, se dijo del equipo inglés. “Los penaltis, la mala suerte”, se comentó de la clasificación alemana.

Un año después, otras semifinales y la misma sensación. Da igual que enfrente estuvieran un Bayern que había pasado por encima a todos sus rivales durante toda la temporada y un Dortmund que ya había sido mejor que el Madrid en dos ocasiones apenas unos meses antes. En España, seguíamos hablando de una final Madrid-Barça.

España campeona de Europa 2012

España tras la victoria en la Euro 2012.

Pues bien, ese debe ser el ejemplo a evitar para la selección española. Sí, somos campeones de Europa, y dos veces además. Y del Mundo, lo que jamás habíamos imaginado. Pero el fútbol es presente y caer en la autocomplacencia es el camino para no repetir los recientes logros.

La Copa Confederaciones no tiene la importancia de las anteriores conquistas españolas, pero es el único trofeo que le falta a la selección española, y su conquista es un paso más para entrar en la leyenda del fútbol.

Para España, esta competición no llega en el mejor momento. No nos engañemos, lo que le ha pasado a Barça y Madrid no es casualidad. Muchos de sus jugadores están fundidos y, además, los años no pasan el balde. Y estos dos equipos son la columna vertebral del equipo de Del Bosque.

El gran valedor del estilo que ha encumbrado a España, Xavi Hernández, tiene ya 33 años y un físico castigado que le hace perderse numerosos partidos al año. Los pilares del equipo llegan con el depósito vacío: Xabi Alonso no ha viajado a Brasil por una lesión y Busquets acabó la temporada tan tocado que ni siquiera pudo jugar la vuelta ante el Bayern. El doble pivote imprescindible para el seleccionador se ha roto.

No se acaban ahí los problemas: Villa y Albiol apenas han jugado este año, Puyol está lesionado, Casillas acabó la temporada como suplente… muchas incógnitas en la selección española.

Tras años de sencillas clasificaciones, un inesperado tropiezo ante Finlandia provocó que nos la tuviéramos que jugar ante Francia en París. La derrota hubiera supuesto, salvo milagro, tener que jugar la repesca para poder ir al Mundial de Brasil. En un cara a cruz, las paradas de Valdés y un gol de Pedro nos guiaron a una sufrida victoria. Un aviso más.

España tiene la mejor selección del mundo hasta que se demuestre lo contrario, sin duda, pero más le vale a ‘la roja’ no creérselo y apretar los dientes o nos llevaremos una desagradable sorpresa. El primer paso, ante una durísmia selección como la uruguaya. La autocomplacencia es el gran enemigo de la campeona del mundo.

La hora de Valdés

El fin de la temporada de clubes y el inicio de la Copa Confederaciones no ha cerrado los debates futbolísticos más polémicos de este curso. Todo el 2013 hablando sobre la suplencia de Casillas en el Madrid y su agria relación con Mourinho… y resulta que ahora el debate se traslada a la selección española.

Del Bosque, ferviente defensor de Iker cada vez que ha sido cuestionado por ello por los medios, se encuentra ahora con que el ‘marrón’ es para él. ¿Debe confiar en Casillas o por el contrario es Valdés el que debe ser el titular?

Lo que es seguro es que, sea cual sea la decisión, nadie acusará a Don Vicente de tomar una decisión basada en inquinas personales. Algo hemos ganado.

Entendiendo que todo debate futbolístico es totalmente subjetivo22486, ésta es la hora de Valdés. El portero del Barça lleva una temporada sensacional, salvando a su equipo con paradas inverosímiles y, sobre todo, en momentos clave. Además, su enorme actuación en Francia en el partido que prácticamente certificó la presencia de España en el Mundial de Brasil, fue decisiva.

La temporada de Casillas, sin embargo, no ha podido ser más gris. Relación con su entrenador aparte, su campaña estaba siendo cuando menos floja antes de que una inoportuna lesión le dejara fuera del equipo, provocara el fichaje de Diego López y el posterior cisma en el equipo. Además, antes del partido del martes ante Irlanda llevaba sin jugar desde enero, por lo que es evidente que le falta ritmo de competición.

Reconociendo que Iker fue clave en la España campeona de todo, que sus paradas en la tanda de penaltis de los cuartos ante Italia marcaron el camino y que su milagroso pie derecho ante Robben nos dio un Mundial, lo más justo en estos momentos es que sea Valdés el elegido. ¿Se atreverá Del Bosque?

Se acabaron las lágrimas por la selección

Un anfitrión que defraudó a todo un país, un penalti de Eloy, una cabeza apartada de Míchel, una clara ocasión de Salinas, una mano inoportuna de Zubizarreta, un arbitraje de un egipcio, un ‘jubilado’ francés. La historia de la selección española nos ha dejado en la retina muchos momentos frustrantes imposibles de olvidar, demasiadas lágrimas derramadas ante los continuos desengaños de una selección siempre favorita que nunca llegaba a nada.

Pero en 2008 todo cambió. Las tandas de penaltis empezaron a caer de nuestro lado, los malos controles nos daban títulos y los pies milagrosos eran de uno de los nuestros.

Pancarta retirada Zidane

Pancarta en el España – Francia en el Mundial de Alemania de 2006.

Vivimos en una época de gloria para nuestra selección, gran dominadora del fútbol mundial y que tiene el reto de ser la mejor de todos los tiempos. Se ha producido un cambio radical, pues ahora perdemos algunos amistosos y ganamos los partidos decisivos.

De pequeño, viví una frustración tras otra y lloré lo que no está escrito con cada eliminación de la selección de todo torneo en el que participaba. Ya como periodista, esa rabia se convirtió en desencanto y convencimiento de que jamás vería a España hacer nada importante. Apenas me inmuté con el ridículo en Portugal en 2004 y estuve en Alemania en 2006 presenciando un Brasil – Francia (sí, tenía entrada para ver al equipo de Luis Aragonés, pero los galos nos eliminaron) y me lo pasé como en mi vida. Resignación absoluta.

Torres ante Alemania

Gol de Fernando Torres a Alemania en la final de la Eurocopa de 2008.

Todo se ve desde otro punto de vista ahora. Ganamos a equipos grandes, medianos y pequeños, goleamos en finales de Eurocopas, no perdemos ni una tanda de penaltis y vamos a disputar torneos como la Copa Confederaciones con el resto de campeones. Somos unos privilegiados y debemos saborear cada momento como si fuera el último, que bien es posible que lo sea.

Este sábado empieza la Copa Confederaciones, un aperitivo del Mundial que se celebra el año que viene en el país del fútbol. Un torneo que España no ha ganado nunca y debe servir para dar un golpe más en la mesa y recordar al mundo quién manda. Desde aquí os invito a que lo sigáis conmigo y a que hablemos y debatamos sobre fútbol, que es lo que nos gusta.