Deportes

Entradas etiquetadas como ‘Julen Lopetegui’

Real Madrid: un club desquiciado, que ha perdido su clase y que no debe alimentar al antimadridismo

El capitán del equipo le da un pelotazo en un entrenamiento a un canterano; unos días después, ridículo en el Camp Nou mediante, el entrenador es despedido. Y en el comunicado, se le da un durísimo palo culpándole de lo ocurrido con un ataque sin precedentes en la historia del club. La semana ha dejado un lienzo perfecto de lo que es a día de hoy el Real Madrid. Porque una cosa es un roce con un compañero, y otra humillar a un pobre chaval., Porque una cosa es echar a un empleado, posiblemente con razón, y otra humillarle de esa manera, con el comentario de “los ocho nominados al Balón de Oro”.

Sergio Ramos y Florentino Pérez (EFE).

Lo que me deja perplejo de todo lo que está sucediendo en el Real Madrid es que hace cuatro meses, se estaba levantando la decimotercera Champions del club. La tercera consecutiva. La cuarta en cinco años. Es decir, es un equipo de leyenda, le-yen-da, y estas actitudes estropean eso, distraen la atención.

Este club vive en un estado de desquicie constante. No se admite en el Madrid la crítica constructiva, no se ve nada con perspectiva. Es todo o nada. Blanco o negro. Lopetegui era dios para el madridismo en verano por cómo se le machacó y ahora se le despide con desprecio, sin ningún atisbo de clase. Sergio Ramos es historia del Real Madrid (ay si no mete ese gol en Lisboa, dónde estaríamos ahora) y ahora son legión los hinchas blancos que le culpan de casi todo lo que está pasando: que si hace las alineaciones, que si crea mal ambiente, que si se cree el dueño del club…

Se han hecho las cosas mal. Diría que muy mal. En verano se fueron Zidane y Cristiano, y no se estuvo a la altura. Es ahí donde hay que mirar a Florentino, por su inacción. El equipo daba ya síntomas de agotamiento y no hizo nada, no fichar un sustituto de Ronaldo tiene más que ver con la ilusión que con los manidos 50 goles.

Pero de ahí a lo que está sucediendo va un mundo. El antimadridismo esperaba agazapado, esperando su ocasión, las Champions duelen mucho. Los memes vuelan por whatsapp, como en noviembre del año pasado, algo que paró de suceder en mayo. Tampoco los hubo en junio de 2017, ni en mayo de 2016. Y es el club el que no debe alimentar esta situación, que no parezca que es una entidad desquiciada, que parece que llevamos 30 años sin ganar la Copa de Europa, ocho sin pasar de octavos o siete sin ganar la Liga.

¿Que se echa al entrenador por los malos resultado? No pasa nada, se sale en rueda de prensa, se explica, se le despide con cariño, se recuerda las numerosas Champions de los últimos años, se trabaja en la llegada de otro míster y de fichajes, y se vuelve a ilusionar. Ojalá alguien aconsejara como es debido a Florentino, porque la situación parece que se le está yendo de las manos y empieza a recordar, demasiado, a su primera etapa. Y todos sabemos cómo acabó.

Florentino es el que debería dimitir: sentenció al Real Madrid tras permitir la marcha de Zidane y forzar la de Cristiano

El cabeza de turco de la crisis del Real Madrid ha sido Julen Lopetegui. Hay quien culpa también a los jugadores e incluso a Florentino Pérez. Pero siempre es más fácil echar al entrenador pese a que la plantilla no haya estado a la altura y el presidente sea el verdadero culpable. Porque esa es la dura realidad. Y si no cambia, ni Conte ni Solari (si uno de ellos sustituye a Julen) podrán hacer mucho por este equipo.

Florentino dejó que Zidane se marchara pese a la opinión contraria de los jugadores y forzó la salida de un Cristiano Ronaldo harto de las malas caras y palabras de su presidente. Dos salidas del club que ni él ha sabido gestionar bien. La de Zidane intentó mitigarla quitándole su entrenador a la selección tan solo dos días antes de comenzar el Mundial de Rusia. Una jugarreta que, ahora, se ha revertido en su contra.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

De la de Cristiano casi mejor ni hablar. El crack del club se fue por la puerta de atrás, sin despedida ni halagos pese a haberle dado al Real Madrid grandes momentos. Su mala relación se hizo en ese momento evidente y la influencia del presidente en la marcha del delantero luso también. Es más, ahora Cristiano ha querido dejarlo claro: “Lo que me decía nunca lo hizo desde el corazón”, declaró en una entrevista concedida a France Football. Y añadió que Florentino, al final de su etapa en el Real Madrid, lo miraba “como si ya no fuera indispensable”, lo que le hizo tomar la decisión de marcharse.

En ese momento, Florentino no permitió al club traer refuerzos a la delantera y creyó que apostando por la juventud la marcha de CR no se iba a notar…  No obstante, la humillación del Barça el domingo en el Camp Nou (5-1), precedida de otros cuatro partidos sin ganar en Liga, ha hecho evidente que esa decisión no fue la adecuada. El club necesita a un líder que no tiene (aparte de Sergio Ramos) y deberá encontrarlo en el próximo mercado de invierno.

Pero esto solo lo ve la opinión pública. Porque Florentino sigue creyéndose el amo y señor del club. Él siempre ha salido indemne de sus malas decisiones y esta vez no iba a ser de otro modo. Es Florentino quien se encarga de señalar al culpable y cargar las escopetas de la prensa para que lo señalen y lo conviertan en cabeza de turco. ¿Con qué fin? Siempre para librarse él. Esto se demostró cuando empezaron los rumores de que Lopetegui iba a ser destituido (hace unas semanas). La decisión de su cese estaba ya tomada y quería que la prensa aportara las razones cuando se fuera a hacer efectiva. Que señalaran a Lopetegui como el verdadero culpable. Porque los entrenadores son los que siempre cargan con esa responsabilidad… aunque el verdadero culpable esté sentado en el palco y no en el banquillo.

El Real Madrid más ridículo que uno recuerda, a Lopetegui habría que haberle echado en el descanso

Julen Lopetegui

Julen Lopetegui con Valverde de fondo (EFE).

A Julen Lopetegui había que haberle echado al descanso del clásico. Hubiera sido algo insólito en el mundo del fútbol, pero cosas igual de raras se han visto, como cuando a Antic se le fulminó del banquillo blanco con el Real Madrid líder de la Liga de 1992.

Pero es que la imagen del equipo blanco en el Camp Nou en esos primeros 45 minutos ha sido dantesca, de las peores que recuerdo. Supera en vergüenza ajena a aquel equipo con Palanca y Drenthe, y también al que cayó 5-0 con Mourinho, pues esa vez al menos había un superequipo enfrente, el entonces intratable Barça de Guardiola.

Este Barça sin Messi me parece un equipo menor, no tengo dudas de que sin el argentino no pasaría de octavos en la Champions. Pues este Barcelona que cambió a Leo por Rafinha le dio un meneo de época a un Madrid vulgar, de vergüenza ajena.

A Lopetegui le echo en cara que sacara a un central (Nacho) de lateral, dejando en el banquillo a Odriozola, mucho más ofensivo. Un claro mensaje. También que haya apostado por los de siempre, que no haya arriesgado, que haya optado por morir con los jugadores que no están con él. Porque si algo ha quedado claro es que sus futbolistas, al menos las vacas sagradas, no le apoyan. La actitud de todos y cada uno de ellos en la primera parte así lo ha dejado claro.

Me da pena que Julen se vaya a ir así, pero él se lo ha ganado. Algunos dirán que es el karma por lo de este verano, con el cuchillo le estaban esperando, y él se lo ha puesto fácil. Ya no tiene defensa posible, es la hora de despedir a Lopetegui, y cuánto antes mejor. Está claro que así será.

O el Real Madrid gana al Barça en el Camp Nou o hay que echar a Lopetegui

Vaya por delante que le tengo bastante aprecio a Julen Lopetegui. Sus lágrimas el día de su presentación dejaron claro lo mucho que sufrió ese verano, y que todo lo que pasó con la selección no era lo que él quería. Sin entrar, esta vez, en si hizo bien o mal, él pensaba que entrenaría a España en el Mundial, y todo lo sucedido fue un duro palo.

Julen Lopetegui

Julen Lopetegui (EFE).

También creo que lo que está pasando en el Real Madrid no es culpa exclusivamente del entrenador. Quizás ni siquiera sea el máximo responsable, pues queda claro que la planificación deportiva fue un desastre. A un equipo que ya daba síntomas de hastío -no hay más que ver la dejadez que mostró en la pasada Liga, descartado meses antes de acabar el campeonato- se le fue su gran estrella, un jugador que marca siempre entre 40 y 50 goles. Y entonces se decidió no fichar a ningún crack, ningún jugador desequilibrante, alguien que trajera ilusión por este nuevo proyecto no solo a la afición, también a sus compañeros.

Dicho esto, una cosa es una cosa, y otra es estar cinco partidos sin ganar y tres perdiendo. Perder ante el Alavés y también en casa ante el Levante, ser goleado y casi humillado en Sevilla. Vale que no está ya Cristiano, que el equipo tiene menos gol, pero lo que está pasando en este Madrid va más allá, y eso sí que va en el debe del nuevo entrenador.

Lopetegui entra ahora en una semana clave, con el derbi del domingo en la mente de todos. Sin Messi, se acabaron las excusas para Julen. Si no se gana en el Camp Nou sin el mejor jugador del mundo enfrente, es la hora de un relevo en el banquillo, no hay más. Dicen que Florentino dijo tras la destitución de Benítez que cometió dos errores con él: uno, ficharle; otro, haber tardado tanto en echarle, con el equipo ya descartado en Liga (Zidane ganó después la Champions). Y me da que el presidente blanco no es de los que comete un error dos veces.

¿Qué miraba Florentino Pérez en su móvil con 0-2 en el marcador?

 

Florentino Pérez mira su teléfono en una foto de archivo (GTRES).

La derrota del Real Madrid en casa ante el Levante dejó muchas imágenes, pero una de las más comentadas tuvo lugar en el primer tiempo, en concreto a la media hora de juego, cuando el resultado era de 0-2 a favor del equipo granota.

Las cámaras captaron a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, en el palco de autoridades, con gesto muy serio, consultando su teléfono móvil.

¿Qué estaba mirando el mandamás blanco? ¿Lo que decía la prensa de la debacle de su equipo? ¿Mensajes de algún asesor? ¿O directamente sondeaba ya el mercado en busca de un sustituto para Lopetegui? En internet hay teorías para todos los gustos:

El karma está devolviendo a Florentino el destrozo que hizo a la selección

Lopetegui y Florentino Pérez, en la presentación del técnico vasco como entrenador del Real Madrid (GTRES).

Entró como un elefante en una cacharrería. Avasalló a una selección que llegaba con opciones reales de hacer algo grande en la cita más importante que hay en el fútbol internacional, el Mundial. Si bien Rubiales no acertó despidiendo al técnico vasco, el origen de todos los males de España en Rusia 2018 fue la decisión de Florentino Pérez de llevarse a Lopetegui.

Ahora, el karma parece que se la está devolviendo al presidente blanco. Sí, es cierto que el fútbol es muy caprichoso y que lo que hoy es drama, mañana puede ser comedia. De hecho, cuántas veces hemos visto otoños e inviernos duros en Chamartín y primaveras en Cibeles… pero aún así, y aun a riesgo de tragarnos estas palabras, la credibilidad de Lopetegui como entrenador blanco está en su peor momento y nadie apostaría mucho a su permanencia en invierno. Ojo, que a finales de este mes hay un clásico contra el FC Barcelona…

Tras la derrota de los blancos en Vitoria, es inevitable pensarlo: Florentino, la que liaste a un país entero… ¿para esto?

Lopetegui despedido, el día más vergonzoso de la historia del fútbol español

A nadie le ha importado absolutamente nada la selección española, a nadie. Ni siquiera a su nuevo presidente. Su carta de presentación ha sido que su orgullo es lo importante, que a él nadie se la juega. Y si se tiene que cargar un proyecto ilusionante, lo hace. Un ‘a mí nadie me la juega’ de manual. “Un mensaje claro para todos los trabajadores de la RFEF”, dijo, textualmente. Lopetegui, a la calle, por traidor.

Luis Rubiales

Luis Rubiales (EFE).

Mención especial merece también el periodismo deportivo. Vergüenza de profesión. Su presión mediática ha sido brutal, (casi) ni un solo medio sin su artículo despellejando a Lopetegui y, por supuesto, al Real Madrid. Los que llevan años diciendo que lo más importante es la selección española, los que acusaban a Mourinho de cargarse el ambiente, los que tanto defendían a Del Bosque por amiguismo, son los que han hecho lo imposible para que sucediera la destitución. Por tierra, mar y aire han llegado los ataques para que el futuro entrenador del Real Madrid no dirigiera a España.

Los aficionados también tienen lo suyo, por supuesto. Ayer, en una encuesta sobre si el seleccionador debía ser destituido, casi la mitad decían que sí. Es decir, preferían que España se quedara sin entrenador a dos días del debut en el Mundial antes de que lo entrenara Lopetegui. Antes de que lo dirigiera el que va a ser entrenador del Real Madrid.

Los que iban con Argentina, los que hubieran celebrado como locos un gol de Messi que eliminara a España en el Mundial, se han hecho los indignados porque el Real Madrid desestabilizaba a la selección que no querían que ganara el Mundial.

Les dejo una pregunta para reflexionar: ¿Hubiera pasado esto si Lopetegui anuncia que se va al Manchester United o al Paris Saint-Germain? La respuesta es obvia: NO. España ya tiene en su haber el día más vergonzoso de su historia futbolística. Enhorabuena a todos los responsables, y ya saben: ni se les ocurra discrepar con Rubiales. Nuevo presidente, viejas formas.

Falta de respeto de Lopetegui a la selección

No era el momento para anunciar que dirigiría a otro equipo. No era el momento para que la selección española se quedara sin entrenador (pese a que todos pensábamos que seguiría hasta que terminara el Mundial de Rusia, ¡Pues no!). Julen Lopetegui y el Real Madrid se han precipitado al anunciar un acuerdo que le ha destituido como seleccionador. Y la más perjudicada en esto es la Roja. Con un mundial a punto de comenzar, lo que más hace falta en el grupo es la concentración. Una concentración que, da igual de qué equipo sean los jugadores, se esfuma con una noticia de esta clase.

Concentración de España en Krasnodar. EFE

Concentración de España en Krasnodar. EFE

Los del Madrid, dice algunos medios afines, ya sabían la noticia antes de concentrarse con todo el equipo. Por eso, argumentan, la noticia se ha desvelado. No vaya a ser que alguno de ellos metiera la pata y entonces sí eso se tradujera en una hecatombe. Pero… ¿no son lo suficiente mayorcitos como para guardarse para sí mismos una noticia de este calibre? Parece que no.

Y ahora me surge otra duda, ¿no era mejor esperar a que España ganara el mundial y decirlo en ese momento? Con la euforia y la emoción de volver a ser campeones del mundo todo iría más fluido y el recibimiento en el Bernabéu de Julen sería inmejorable. Pero, ¿qué pasa? ¿que no estamos convencidos de que la selección pueda volver a ser la reina del mundo? Porque parece que el anuncio de Lopetegui como entrenador del Real Madrid se ha precipitado para evitar después críticas malsonantes al fichaje de Florentino. Entonces, mejor ahora, que todavía su labor como seleccionador no había sido tachada de desastre.

¿Y dónde queda el bien de la selección en este momento? En un segundo (o tercer, cuarto, quinto…) plano. Y eso, a dos días del que España juegue su primer partido del mundial, es una falta de respeto. Tanto para los jugadores que dan todo en el campo, para el país y, sobre todo para los aficionados. Algunos hasta se han desplazado a Rusia dejándose el sueldo del año para poder presenciar otro hito de la selección. Y ahora les están metiendo el miedo en el cuerpo con una falta de compromiso evidente. Ojalá España gane, porque creo que Lopetegui se arrepentirá de haber tomado en mal momento esta decisión.