BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Entradas etiquetadas como ‘Gerard Piqué’

Piqué da al Espanyol de su misma medicina

Gerard Piqué no dijo lo que dijo ni hizo lo que hizo en vano. Tenía un por qué: vengar los insultos que desde la grada de Cornellà-El Prat dirigen en cada derbi los aficionados del Espanyol a su mujer y a sus hijos. Comenzaron con una pancarta donde se podía leer “Shakira es de todos”, y siguieron con gritos como “Shakira es una puta”, “Milan muérete” o “Shakira tiene rabo, tu hijo es de Wakaso”. Y no fue una vez, fueron varias las ocasiones en las que muchos (seguro que no todos) de los hinchas pericos ofendieron a coro a la familia de Piqué. La última, este pasado domingo.

Gerard Piqué manda callar a los aficionados del Espanyol. (EFE)

Gerard Piqué manda callar a los aficionados del Espanyol. (EFE)

LaLiga ya multó la pasada temporada con 24.000 € al Espanyol. El equipo pagó la sanción. Pero ¿de qué sirvió si su afición sigue faltando el respeto del contrario? Eso mismo se preguntará Piqué, que harto de que se metan con su familia, se ha tomado la justicia por su mano. Una justicia que ha fallado y que ha pasado por alto muchas de las ofensas de la grada. Piqué no hace más que defender a los suyos, una y otra vez, como haríamos cualquiera.

Se ha jugado que el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) le abriera un expediente y que le critiquen más de lo que ya lo hacían. Y es que prefiere ser él quien esté en ojo del huracán, no sus hijos ni su mujer. Por eso el domingo el central culé hizo un gesto para mandar callar a los pericos (como ya hicieron muchos jugadores en otros estadios). Por eso dijo que “el Espanyol está desarraigado”. Porque intenta lograr que, al menos, se pongan en su lugar con su misma medicina.

Cualquier cosa es un insulto para la RFEF si lo dice un jugador del Barça

Pues parece ser que ahora ser de Cornellá de Llobregat es un insulto. O, al menos, así lo ha considerado el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), según varios medios. Este organismo ha abierto expediente a Gerard Pique por decir que el Espanyol “es de Cornellá”. Y ya me dirán ustedes qué tiene de malo pertenecer a este municipio… Pobres los que vivan allí, que ahora tendrán que sentirse avergonzados.

Otra opción es que, como las palabras de Piqué siempre causan revuelo por su tono irónico, hay que censurarlas. El central del Barça dijo en dos ocasiones “el Espanyol de Cornellá” en zona mixta tras el derbi copero catalán. Es como si dices ‘el Real Madrid de Chamartín’; o ni eso porque Chamartín es distrito, aunque (incluso teniendo más motivos) no creo que los madridistas se sintieran menospreciados.

Sergio Busquets y Gerard Piqué celebran un gol. (EFE)

Sergio Busquets y Gerard Piqué celebran un gol. (EFE)

Pero que el Espanyol es de Cornellá es una verdad como un piano de grande. Al menos su estadio (cuyo propio nombre lleva incluido el del municipio) se encuentra localizado allí. Así lo explicó después Piqué: “El Espanyol está en Cornellà, es una obviedad”. Es Barcelona como dijo después Valverde sí, pero también es Cornellá, pese a que el propio equipo no quiera reconocerlo. Y es que fue el Espanyol quien pidió a Antiviolencia que abriera una investigación por las palabras del central blaugrana. ¿Qué las palabras sentaron mal a los periquitos? Peor les sentaría quedar eliminados de la Copa del Rey ante uno de sus mayores rivales. Las aguas estaban revueltas y era lo único que podía ensombrecer la victoria culé.

Pero este culebrón con la RFEF no termina aquí. No ha sido la única censura que el organismo rector del fútbol en España ha hecho sobre un jugador del Barça. Y tampoco es la única hecha por palabras sobre el partido ante el Espanyol. El Comité también le ha abierto otro expediente a Sergio Busquets  por sus palabras tras el triunfo global del Barça.

Ellos lo celebraron como si hubieran pasado de ronda [a semis] tras ganar en la ida (1-0), pero las eliminatorias duran 180 minutos y les hemos demostrado que somos muy superiores.

¿Qué hay de malo en esta frase? Nada. Pero según el club de Cornellá —reitero— “generan claramente violencia e intolerancia“. Yo creo que deberían leerse cada una de las definiciones que aporta la RAE sobre estos términos y pensar seriamente sus decisiones. Porque ya no diferenciamos entre “actitud xenófoba”, ironía o simplemente opinión.

Cantera, fichajes millonarios y doble moral en el Barça

“El Madrid está un año sin ganar títulos y se gasta 160 millones en tres jugadores”. La frase es de Gerard Piqué en 2013, y con ella quería reflejar la supuesta diferencia que había entre los millonarios fichajes del conjunto blanco y los del Barça, que venía de hacerse con Neymar por una cantidad aún imposible de cuantificar con exactitud pero que en ese año se decía que eran 57 kilitos.

Gerard Piqué

Gerard Piqué (GTRES).

No es la única perla del bueno de Gerard, que también dijo que “nosotros no tenemos a Bankia” para abordar contrataciones.

Eran los años del “Cantera vs cantera”, del arzobispo de Barcelona llevándose las manos a la cabeza por la cantidad que pagó el Madrid por Cristiano Ronaldo. El club catalán presumía de modelo con los éxitos que le habían dado jugadores como Messi, Iniesta, Xavi, Valdés, Busquets o Puyol, todos ellos salidos de la cantera.

Pero una generación así era imposible que se repitiera, y la cosecha se acabó. De la cantera ha salido algún buen jugador desde entonces, como Sergi Roberto, pero la mayoría han sido proyectos fracasados como Deulofeu, Tello, Fontás, Samper y un largo etcétera de buenos jugadores, pero lejos de la brillantez de sus predecesores.

Y ahora es cuando se ha destapado el cinismo que existía en el entorno azulgrana. Se fue Neymar, dejando 220 millones, y a cambio se han gastado casi 400 millones. El dato es brutal. A Dembélé (105 más 40 en variables la mayoría de ellos asequibles), Paulinho (40) Semedo (30+5) y Deulofeu (12) se une ahora Coutinho (120+40).

El Barça puede hacer con su dinero lo que quiera, y bien hace si lo tiene en reforzar todo lo posible el equipo, pero lo peor de todo es esa doble moral absurda que ha gastado durante años. Ahora, toca esperar la dimisión de Albert Soler, responsable de los deportes profesionales del Barça, que dijo en septiembre después de que Coutinho no llegara en verano que gastar 270 millones en dos jugadores “hubiese sido una irresponsabilidad” y ponía en peligro “el patrimonio del club”.

El Barça y Piqué: cómo mojarse en política sin querer asumir las consecuencias

Ir, pero no mucho. Mojarse, pero solo hasta las rodillas, que el agua está muy fría. Me hace mucha gracia, pero no me sorprende, la actitud de ayer del FC Barcelona, de sus dirigentes, la absoluta incoherencia de lo que hacen.

Gol del Barça en un Camp Nou vacío

Gol del Barça en un Camp Nou vacío (EFE).

El club apoya el referéndum en Cataluña y lleva mucho tiempo a favor de la independencia. Y el día que hay que dar la cara, que tiene que dar un paso adelante por sus ideales, que demostrar que es más que un club, se echa atrás porque, quizás, podría perder seis puntos de la liga del país del que quiere separarse. Todo muy lógico.

La verdad, no me gusta que el Barça como institución esté tan politizado. Básicamente, porque haciéndolo excluye a muchos de sus aficionados. Lo explicaba mi compañera Noelia, berciana y muy culé, en su post de este fin de semana. Pero si lo haces, hazlo, hasta las últimas consecuencias. ¿Qué son seis puntos en la Liga al lado de algo tan, tan importante como lo que está pasando en Cataluña? Porque lo de la seguridad era una excusa, como el mismo Bartomeu reconoció, posiblemente sin darse cuenta, porque no se entera de nada. Ni sabe, ni se atreve.

Por otro lado, tenemos a Piqué. Caso muy parecido al de su club, el que algún día presidirá. Defiende el referéndum (perfectamente respetable), y a la vez es ambiguo cuando dice que defender dicho referéndum no es posicionarse a favor de la independencia. Todos sabemos lo que piensa, lo que quiere, pero se mantiene en una posición absurdamente neutral. ¿Las razones? Solo él las sabe, pero de fondo está el tema de la selección. Declararse independentista y a la vez ir con España sería extremadamente incoherente incluso para él, por lo que tira la piedra y esconde la mano.

Ayer, dijo que si molesta, deja la selección. Pero no se va, que el Mundial está a la vuelta de la esquina. Sinceramente, no necesito que los jugadores de la selección sientan los colores, pero se agradecería un poco de coherencia en los que se dicen tan comprometidos con sus ideales.

El gran ridículo de Piqué y su “se queda” en el caso Neymar

Se cree el presidente del Barça, y aunque es probable que lo sea algún día, aún no lo es. Como se atreve con todo, también dio en su momento lecciones de periodismo. Anunció que crearía un medio “diferente, veraz, auténtico, de los jugadores”. No quería medios que lo hicieran todo “para obtener más clicks”.

Neymar y Piqué

Neymar y Piqué (TWITTER).

Muy poco después de su master class de periodismo, entró de lleno en la polémica Neymar. Como solo él sabe. Con un tuit que en minutos tenía miles de retuits. Se queda. Y punto. Palabra de Piqué.

Ese mismo día, todos los medios de comunicación iban (perdón, íbamos) con que Neymar estaba más cerca de irse que de quedarse, y un solo tuit del que se cree el que más manda en el Barça parecía echar por tierra todas las informaciones. Muchos se lo creyeron. No podía ser que lo dijera así, a la ligera. El futuro salvador del periodismo no podía estar dando una información falsa y sin fundamento, tenía que ponerlo por algo.

Apenas dos semanas después, Piqué queda totalmente desacreditado. Neymar dejará el Barça y su tuit, el que algunos citaron como el perfecto ejemplo de que una nueva era había llegado ya, queda como uno de los más ridículos de la historia. Deseoso estoy de leer ese nuevo medio de comunicación que creará.

Gerard Piqué: ¿Se le ha ido el personaje de las manos o dijo lo que el barcelonismo piensa?

A FAVOR:

Por Noelia Pérez, @NoeliaPerez13

A Piqué le gusta más la polémica que a un tonto un lápiz y nadie debería sorprenderse. Parece que sus declaraciones, subidas de tono y acusaciones hechas a diestro y siniestro las tiene preparadas al milímetro porque en el momento en el que las aguas están calmadas, que nadie se lo espera: ¡zasca! ¿A qué venía en ese momento hablar de los procesos judiciales en los que están enzarzados Messi y Neymar? A nada, pero él lo soltó. No le importan las críticas, de hecho le gusta estar en el foco del huracán, y dijo lo que todos piensan en Can Barça pero nadie más se atreve a decir.

Gerard Pique

Gerard Pique (EFE).

Bartomeu está más pendiente de salir impune de todas los enredos en los que se ha visto implicado que en pensar en que una posible ‘mano negra’ sea la causante de ellos. Y Luis Enrique… bueno, este ya está más fuera que dentro del equipo.

Volviendo a Gerard, si lo que dice es cierto y tiene constancia de ello no me extraña que haya lanzado la bomba y haya defendido a su club, a sus colores y sus derechos. El hecho de que Marta Silva, “quien imputó a Messi y Neymar” – según sus palabras – fuera secretaria de la Junta Directiva del Real Madrid y haya estado “en el palco del Bernabeu” podría ser sospechoso por sí solo. Pero, ¿y las pruebas? Eso juega en su contra.

EN CONTRA:

Por Raúl Rioja, @raulriojazubi

A Gerard Piqué se le ha ido totalmente de las manos. Hace tiempo que se cree por encima del bien y del mal, y no hay semana en la que no se enfunde la capa de superhéroe, de gran defensor del barcelonismo, para hacer justicia. Porque él es el elegido. El señalado para destapar las injusticias de nuestro país, decirnos “cómo es España” y hacernos ver lo que solo tuiteros ilustres como Fonsi se atreven: que Florentino está detrás de todo.

Sí, en el mundo de Piqué, Messi es inocente y no defraudó a Hacienda. Pero el presidente del Real Madrid se llevó al palco a la ex abogada general del Estado y urdieron un plan para intentar enchironarle. También, ya que estaban, tramaron algo para intentar encalomar a Neymar. Su fichaje fue muy limpio, pero ya saben, la mano que mece la cuna de este país (Florentino, por supuesto) hizo que se investigaran las irregularidades hasta en Brasil. Y a Cristiano no se le investiga porque es del equipo del Gobierno.

Piqué, solo este año, ya se ha mofado de los sorteos de la Champions, ha cargado contra TVE, ha señalado a Tebas con un dedo acusador tras un partido por los arbitrajes y ahora acusa al Madrid de influir en los juicios de Messi y Neymar. Este país se le está quedando pequeño, por lo que ahora debería ir a por Trump. Nadie dijo que ser un superhéroe fuera fácil, Gerard, tocan retos mayores.

Piqué lo confirma: “El tema de los árbitros está calentito” en Can Barça

Más de dos semanas lleva el Barça rodeado de polémica arbitral. A favor, en contra… da igual el colegiado que pite el partido que siempre aparecen jugadas polémicas, quejas y disputas por su actuación. Ayer, para no ir más lejos, los jugadores del Barça se quejaron de la actuación de José Luis González González, pero no fueron los únicos.

Los aficionados de la Real manifestaron su enfado en el campo con una Tamborrada de silbidos. Y los jugadores lo hicieron ante la prensa y a través de las redes sociales. Illarramendi, Raúl Navas, Íñigo Martínez, Zurutuza, Sergio Canales… Es decir, casi la plantilla al completo se quejó de la actuación arbitral.

Las jugadas polémicas estuvieron presentes en gran parte el encuentro. Los donostiarras reclamaron un fuera de juego inexistente, y las expulsiones de Messi y Neymar por doble amarilla. No se produjeron, pero tampoco ellos dejaron jugar al Barça. Faltas, interrupción del juego y hasta dos agresiones que reclaman algunos medios de la ciudad condal.

Gerard Piqué haciendo un Facebook Live.

Gerard Piqué haciendo un Facebook Live.

Al partido no le faltó de nada. Hubo incluso sorpresas: Gerard Piqué no quiso comentar la actuación arbitral en un vídeo en el que contestaba a sus seguidores: “No voy a hablar del tema de los árbitros que está calentito”, dijo el central azulgrana, como si alguien le hubiera dado lecciones de modales... Pero no le falta razón. El Barça lleva todo el año inmerso en polémicas y ayer había que celebrar el fin de la maldición.

Por fin, después de 10 temporadas el club catalán consiguió ganar en Anoeta. Y no fue una victoria cualquiera. Neymar, de penalti con paradiña incluida (que solo un experto como él se atreve a hacer), ha otorgado al Barça una ventaja importante a la hora de alcanzar las semifinales de Copa. El rey de copas está más cerca de lograr otra.

Además, los culés llevan tres victorias consecutivas muy importantes para remontar el vuelo. Luchar por la Liga y meterse en la final de la Copa del Rey son los objetivos más próximos. Parece que el camino a seguir es este. Eso sí, las polémicas hay que dejarlas de lado.

Los datos detrás de los continuos atracos arbitrales al Barça

Uno ve ayer a Gerard Piqué encararse con el presidente de la Liga y, si no ha seguido mucho la competición últimamente, piensa que ha sido la gota que ha colmado el vaso de continuos atracos arbitrales, de meses sufriendo expulsiones injustas, penaltis en contra y demás decisiones que le han impedido llevarse un torneo tras otro.

Gerard Piqué

Gerard Piqué señalando a Javier Tebas tras el Villarreal – Barça (TWITTER RADIOESTADIO).

Piqué ahora mismo está en modo semidios. Me quedó claro en esa frase en la que se regocijaba por tener más seguidores en Twitter que el diario deportivo más leído de España. Y si se tiene que encarar con Tebas por un par de partidos en los que se ha sentido perjudicado, lo hace y punto. Que para eso va a ser el próximo presidente del Barça.

Pero la realidad de los datos es diferente, muy diferente a lo que el central del Barça denunció ayer. Sí, al Barça le perjudicaron ante el Villarreal con un claro penalti no señalado por manos de Bruno (otros que se reclamaron en ambas áreas no fueron tan claros como éste). Y también recibió decisiones arbitrales en contra en el partido de Copa ante el Athletic, con un claro penalti sobre Neymar no señalado y una agresión de Aduriz que el colegiado no vio.

No recuerdo que después del pasado Barça – Madrid de Liga se hablara tanto desde el equipo azulgrana del arbitraje, la verdad. Debe ser que la conspiración ha sido algo reciente.

Justo después de las quejas arbitrales, varios conocidos periodistas especialistas en estadística deportiva dieron varios datos demoledores, de los que deberían hacer que Piqué y todos los que están en su barco conspiranoico se sonrojen y mucho.

El primero de ellos lo ofreció Pedro Martín, periodista de la Cadena Cope, que desveló que en las últimas 61 jornadas al Barça le habían señalado 24 penaltis a favor por solo uno en contra. Después, el analista Alexis (Mr. Chip), colaborador de Onda Cero y As, hizo una comparativa demoledora sobre los penaltis a favor y en contra de Madrid y Barça y las expulsiones que habían recibido. Que cada uno juzgue.

Las críticas a Gerard Piqué le costarán caro a la selección, no al Barça

Se acabó el parón por selecciones. La liga vuelve este viernes y el Barça juega el sábado en el Camp Nou ante el Deportivo de La Coruña. Sin embargo, el “caso Piqué” sigue levantando ampollas, por desgracia, en gran parte de la geografía nacional y en el sector más “cerrado de mente” de la selección española.

Antimadridista declarado, desde que sacó su mano a pasear tras el 5-0 del clásico del 29 de noviembre de 2010 ante la afición madridista, el central azulgrana ha estado continuamente en el foco de la polémica. Pero ya está harto. Y no me extraña. Ahora, parece que, después de ser campeón del mundo y campeón de Europa con la Roja —además de uno de los mejores centrales que ha pasado por el conjunto nacional— Piqué no quiere llevar la bandera de España en su camiseta. ¡¿Pero qué retorcida idea es esa?!

EFE

Imagen que muestra claramente el corte en las mangas de la camiseta de Piqué. (EFE)

El pasado domingo, Gerard Piqué eligió jugar el partido contra Albania con la camiseta de manga larga (y no la de manga corta que es la que lleva la franja con la bandera en las mangas) porque le dio la gana, porque está en todo su derecho. Pero la camiseta le quedaba “corta de mangas” (deben hacerse a la medida media de los jugadores) por lo que decidió cortarlas y ponerse otra por debajo.

Cuestión de comodidad o superstición. ¿Acaso otros, como Iker Casillas, no hacen lo mismo? Unos se santiguan o saltan al campo con el pie derecho y otros se cortan el pelo de una manera u otra (véase el ejemplo de Morata) y no por ello hay que sacrificarlos. A pesar de las críticas, el central quiso dar explicaciones ante la prensa. Mostró la camiseta que vistió Sergio Ramos durante el partido, que dio la casualidad que era el mismo modelo que el suyo (y nadie lo acusó de nada) pero con las mangas intactas. Supongo que ahora tendrá que estarle eternamente agradecido…

Si tienen un poco de memoria, recordarán que Piqué viste siempre de largo, ya sea con el Barça o con la Selección Española, haga frío o calor. ¿Qué apostamos a que hará lo mismo contra el Dépor? Y seguro que nadie se lleva las manos a la cabeza.

Piqué lleva más de 80 partidos (86 para ser exactos) jugados con España y en todos ellos ha vestido la Rojigualda. No le produce urticaria pese a lo que muchos piensen y —siento decirles— que no es el primer catalán ni será el último que pasará por las filas de la absoluta y seguro que tampoco es el futbolista más “radical” (si definimos con esa palabra a los independentistas) que ha vestido la Roja.

Quizá preferiría jugar en otra selección y quizá no es el jugador español que más siente los colores o el himno; pero nunca ha rechazado disputar un partido, nunca ha menospreciado al equipo y siempre ha celebrado sus victorias como el que más. No creo que merezca tal reproche.

Pero, por ser catalán y estar a favor de la consulta, porque todo lo que se dice sobre él da juego o porque le gusta (o mejor dicho, le pone) estar en el centro de la polémica y lanzar ‘pullitas’ a través de las redes sociales, Gerard Piqué se ha convertido en un blanco fácil para los periodistas, sobre todo para los que la “salsa rosa” les interesa más que el fútbol (¡váyanse a sálvame!) o para los que desprenden merengue por los cuatro costados.

Y lo peor es que, por su culpa, todo esto le va a costar caro a la selección (no al Barça) si de verdad cumple sus palabras y la abandona en 2018, con 31 años. Les recomiendo que vayan pensando recambios que estén a su mismo nivel que, auguro, no será fácil encontrarlos.

Gerard Piqué y la pérdida del beneficio de la duda

Con Gerard Piqué pasa una cosa: hace tiempo que ha perdido el beneficio de la duda. Y lo de ayer y su ‘corte de mangas’ es una más que incluir en su largo historia.

Gerard Piqué

Gerard Piqué en rueda de prensa con la selección (EFE).

Sinceramente, me da igual que los jugadores que compiten en la selección españoles o que no. Que sean de independentistas o se crean más españoles que nadie. Que sean de izquierdas o de derechas, dentro de un límite. Que quieran jugar con España por amar los colores o que solo lo hagan porque no hay una selección catalana y, al menos de momento, esto es lo que hay para ellos. Esto es fútbol, no política, aunque la postura de Piqué al respecto es bastante clara (pide “la consulta, no la independencia” y acude con su hijo a la Diada) y ello levanta ampollas.

Hay además algo en este caso que chirría, como siempre que está el jugador del Barça de por medio. Estamos hablando de un futbolista que no es, ni mucho menos, tonto. Cuando hizo el juego de palabras con que Arbeloa era “un cono… cido” sabía perfectamente lo que hacía y la que se iba a montar. También cuando dijo que con Kevin Roldán “empezó todo”. No son gracietas cutres y, lo admito, aun estando fuera de lugar son buenísimas ambas.

No hace mucho, Piqué estaba haciendo una peineta a la vez que sonaba el himno de España, pero ese día se estaba justo chascando los dedos. Le faltó presentar un vídeo diciendo que otro jugador se estaba tocando sus partes en ese momento para aumentar su disculpa, no debió encontrarlo.

Esta vez, a Gerard le molestaban las mangas y, pese a los 15 utilleros que tendrá la selección y las 5 camisetas con su número que habría de manga corta, decidió recortarse las mangas, algo indudablemente más laborioso. Y, lo siento, pero me cuesta creer que fuera un gesto inocente y sin ninguna doble intención.

La frase de Balotelli de “¿por qué siempre yo?” se puede aplicar perfectamente a Piqué. Ha perdido el beneficio de la duda y entre sus provocaciones y los indignados de la bandera española, la selección perderá a uno de los mejores centrales del mundo. O al menos eso dice.