Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Entradas etiquetadas como ‘París Saint-Germain – PSG’

Neymar, mejor que no vuelvas al Barça

Neymar celebra un gol en su anterior etapa en el Barça. (EFE)

“Segundas partes nunca fueron buenas”, dice uno de los dichos más populares. Y en el caso de la posible vuelta de Neymar al Barça este refrán creo que se haría realidad. El actual jugador del París Saint Germain suena cada semana para un equipo diferente. Y desde hace días resulta que la noticia es que quiere volver al Barça. De hecho, este martes El Chiringuito da la exclusiva de que jugará la temporada que viene de azulgrana. ¿El motivo? No está a gusto en la capital francesa y… el PSG necesita vender estrellas.

El Real Madrid parecía, desde hace meses (muchos), bastante interesado en su fichaje. La salida de Cristiano había dejado a los blancos sin balas seguras de ataque, pero su compra nunca llegó a realizarse. No obstante, Florentino todavía no ha jugado todas sus cartas y la puerta a que llegue al Madrid sigue entreabierta. De esta posibilidad muchos han sido los que han dicho que la verían como una gran oportunidad para Neymar. E incluso hay barcelonistas a los que no les disgusta la idea. Entre los que me podría incluir.

¿Por qué? Neymar siempre ha sido más perfil-Madrid que perfil-Barça. Cuando llegó a Barcelona lo dije con rotundidad y muchos fueron los que se me echaron encima. Ya no por su juego, sino por sus ambiciones. Casi por norma, el Real Madrid ficha ‘estrellas’ que brillen también individualmente y no solo den éxitos al equipo. Porque no tienen un Messi en su plantilla que vaya a eclipsarlas. Y a Neymar, Messi lo eclipsó. Por eso se fue.

Y también por eso es mejor que no vuelva. Messi sigue en su máximo esplendor y nada cambiará respecto a lo que ya pasó en su etapa como jugador del Barça. Se fue al PSG para ganar más títulos individuales y poder ‘comer en la mesa de Messi y Cristiano’ (como ya le gustaría a Griezmann). Pero no está ni sentado a las espaldas de estas dos estrellas mundiales. Y ahora quiere volver porque ve que tanto el argentino como el luso se han visto desbancados en los mayores trofeos individuales y la puerta podría volver a abrirse para él. Claro, eso siempre unido a que la Liga española es mucho mejor que la francesa, tanto a nivel futbolístico como de influencia…

Entonces, ¿segunda etapa de Ney en el Barça? No diría un no rotundo, pero creo que nada mejoraría en cuanto a sus objetivos respecto a la anterior.

Diez motivos por los que el Real Madrid debería fichar a Neymar

Neymar

Neymar celebra un gol con el PSG (EFE).

Hay, en los últimos días, un debate en el madridismo. ¿Debe el Real Madrid intentar fichar a Neymar este verano?

Con jugadores como el brasileño siempre pasa lo mismo. Que si va a romper el vestuario, que si se va a ir de cumpleaños, que si no es un jugador comprometido… y un largo etcétera que no se corresponde con lo que, en realidad, ha sido su carrera. Recuerdo que cuando llegó Cristiano Ronaldo al Real Madrid, allá por 2009, se dijo lo mismo. Que si Ferraris, que si Paris Hilton, que si le gustaba más la farándula que el fútbol. MADRE MÍA.

Así que al lío, vamos con las razones (mías, por supuesto, que cada uno tenga su opinión) sobre por qué sí debe fichar por el Madrid:

  1. Es buenísimo. Es una razón de lo más obvia, pero no por ello la más importante. Sus años en el Barça fueron buenísimos y este, en la liga francesa, en 20 partidos ha metido 19 goles y dado 16 asistencias. Cada vez que cogió el balón en el Bernabéu, había pánico generalizado, que a nadie se le olvide.
  2. La edad de Cristiano. No voy a cometer el error (de nuevo) de querer jubilarle ya, pero tiene 33 años, y no sabemos cuánto le queda al tope de su nivel. Si Messi y Cristiano tienen sucesor, ese es, a día de hoy, Neymar.
  3. Ganar la Champions y dormirse. Es un clásico en el Real Madrid, después de ganar la Champions, todos felices, no hay que fichar a nadie, los nuestros son los mejores. Y no. Quedó demostrado en 2014, cuando se renunció a fichar a Luis Suárez, que se fue al Barça a ganar el triplete. Y en los últimos dos años, lo mismo, se ha renunciado a mejorar la plantilla.
  4. Liga de mierda. Es indudable que este equipo puede competir contra cualquiera, pero en el día a día, le cuesta. Traer a un jugador con los números de Neymar ayuda a ganar en los días tontos, algo muy frecuente en este Real Madrid.
  5. El cumpleaños de la hermana. Es frecuente que Neymar tenga siempre sospechosas ausencias en el mes de marzo, cuando su hermana celebra sus míticos cumpleaños. Creo que es la razón más absurda que he oído para no fichar a uno de los mejores jugadores del mundo.
  6. Peso en el mercado. El Real Madrid lleva desde Gareth Bale, hace ya nada menos que cinco años, sin fichar a un crack en el mercado. Ya toca un capricho a la afición.
  7. El dinero. Neymar no va a salir por menos de lo que costó, eso está claro. Toca preparar más de 200 millones. Pero, como hemos dicho antes, lleva el club blanco muchos años de austeridad. O la caja de ahorros está rebosante, o al falla. Hay que confiar en Florentino, que de eso de sacar millones cuando hace falta sabe un rato.
  8. Buena relación con los pesos pesados. Ya se vio tras el partido entre PSG y Real Madrid, Neymar se lleva muy bien con los que mandan en el vestuario blanco. El abrazo con Sergio Ramos y con Cristiano Ronaldo tuvo toda la pinta de flirteo. No habrá choque de egos con el portugués.
  9. Ojo al Barça. Todo apunta a que el eterno rival va a formar un equipo terrorífico para la temporada que viene, juntando arriba a Messi, Luis Suárez, Griezmann, Coutinho y Dembélé. Pocos jugadores mejoran esos nombres en el mercado, quizás únicamente Salah y Neymar.
  10. Por joder molestar. Venga, admitámoslo, que Neymar fiche por el Real Madrid es un duro golpe para los seguidores del Barça. Y el fútbol también va un poco de eso, de picar al máximo rival. Y que el brasileño vista de blanco va a doler, y bastante, en el club azulgrana.

La debacle del Real Madrid en Mónaco y la venganza de Morientes, en el recuerdo

7 de abril de 2004. El Real Madrid llegaba como favorito al partido de vuelta de una eliminatoria de Champions ante un equipo francés. Los dos goles de renta de la ida parecían más que suficientes para solventar la clasificación, pero no fue así, y el Luis II supuso el principio del fin del Madrid de los Galácticos.

Fernando Morientes con el Mónaco (EFE).

Aquellos cuartos de final tienen, efectivamente, bastantes similitudes con este PSG – Reeal Madrid. Fue esa temporada la primera en muchos años en la que los blancos no conquistaron ninguno de los grandes títulos en juego. Y especialmente dolorosa por la eliminación en la Champions ante el Mónaco.

El exceso de confianza, el considerarse mejor, fue la clave de esa catástrofe, una remontada impensable en los días previos al partido. Y fue un ex, Fernando Morientes, el encargado de certificar la eliminación. Un antiguo jugador blanco al que no se le valoró lo suficiente y que se vengó dejando fuera a los blancos, un clásico en la historia madridista. Pasó también con Morata, por cierto.

Y ahora el que amenaza es Di María, el eterno secundario, el jugador clave que nunca se lleva el mérito que se merece. Salió mal de Chamartín, y Emery ni siquiera le dio unos minutos en el partido ante el Bernabéu. Mañana martes veremos si se repite la historia o el Madrid ha aprendido de ella y sale sin el exceso de confianza tan habitual.

Cavani, la piedra de Neymar en el camino hacia el Balón de Oro

Sus rivales ya no son Messi o Cristiano, sino sus propios compañeros. Tanta estrella junta en el mismo equipo suele eclipsar. Y Neymar se cree que es la que más brilla del PSG.

Tras cuatro años a la sombra de Leo Messi, ahora quiere hacerse con el mando en el club parisino. Y le da igual a quién tenga que llevarse por delante. Sus 222 millones de euros lo avalan como una de las principales figuras del fútbol y, además, el jeque Al-Khelaifi le prometió que sería el rey de su equipo. Algo que el delantero brasileño se tomó al pie de la letra.

Desde antes de que su marcha del Barça se hiciera oficial, la tensión entre el jugador brasileño y el resto de sus compañeros se hizo notar. Sin que haga falta que echemos la vista muy atrás, en un entrenamiento en pretemporada de los azulgrana, Neymar tuvo bronca con Semedo. En este momento varios compañeros tuvieron que separarlos para que no llegaran a las manos. Una actitud que dejaba entrever que quería irse del club.

Neymar y Cavani enfrentados por tirar un penalti.

Neymar y Cavani enfrentados por tirar un penalti.

Y hoy le llegó el turno a Cavani. Ambos jugadores se enfrentaron ya en el césped del partido entre el París Saint Germain y el Olympique de Lyon por tirar un penalti: lo tiró el uruguayo pese a la insistencia del brasileño porque se lo cediera y falló. Un resquemor que a Neymar le sigue picando. En el entrenamiento de esta mañana Ney volvió a recriminarle dicho gesto y también fueron separados por sus compañeros en los vestuarios.

Un espectáculo lamentable. Pero ahora no es que quiera irse él, es que quiere que se vaya Cavani y se lo ha exigido a Al-Khelaifi. O eso es lo que dicen las malas lenguas. ¿Rumor o noticia? Pues de ser cierto, esto no sería otra cosa que una lucha por el trono. Un trono que no se comparte porque entonces el protagonismo se dividiría. Y una lucha con la que Neymar intenta conseguir su principal objetivo: ser el líder de un equipo, llevarlo a lo más alto y luchar por un puesto en la élite mundial. Esto supone batir a Cristiano o Messi en la disputa por el Balón de Oro.

Y es que desde la salida de Ibrahimovic, Cavani se había erigido como el líder del equipo y poco le duró. Ahora su rival a batir es Neymar y tendrá que tener cuidado con él si no quiere acabar siendo una ficha más en el banquillo parisino, o lo que es peor, un peón al que mover fuera del equipo.

La gran preocupación del Barça: ¿Se irá Neymar al PSG?

Neymar nunca fue objeto de mi devoción antes de que llegase a Barcelona. Y ahora no me imagino a un Barça sin él. Yo, sinceramente, no creo (ni quiero) que se vaya. Espero que todo lo que se dice no sea más que un rumor, como suele ocurrir. El club parisino debe olvidarse del brasileño. Ni Neymar quiere irse, ni el PSG puede fichar a un jugador de su calibre.

No es por falta de dinero, sino por el nivel del equipo. Neymar quiere ganar títulos (individuales y colectivos) y en París sus objetivos serían mucho más complicados que en Barcelona. Tiene contrato hasta 2021, ya está entrenando bajo las órdenes de Ernesto Valverde y su cláusula de compra no está al alcance de cualquier equipo.

Neymar prepara la nueva temporada a las órdenes de Valverde.

Neymar prepara la nueva temporada.

¿Que busca mayor gloria individual? Dudo que en un equipo como el París Saint Germain lo consiga. ¿Que se siente menospreciado en el Barça? ¿Que está a la sombra de Leo Messi? Mentira.

Tanto el argentino como el brasileño se tienen gran aprecio mutuo, incluso podría llegar a decir que tienen una relación de amistad. Y jugar en el mismo equipo que el mejor jugador del mundo no tiene por qué hacer que el resto se sienta inferior. Todo lo contrario: Leo hace mejores a sus compañeros.

Pero ya sabemos cómo va esto del mercado de fichajes: alguien lanza un rumor y todos los medios se hacen eco de ello. Además, las declaraciones de hace unos días del propio futbolista tampoco ayudaron.

“Quién sabe el día de mañana. Ahora estoy muy feliz, muy bien adaptado. Pero todo puede pasar, quién sabe”

Esto fue lo que dijo el delantero en una entrevista a un medio de su país. Y ahí comenzó el culebrón del verano para el Barça. Un culebrón que todos los culés esperamos que se quede en un rumor.

El Barça ya ha ganado la Champions

Repito, sí, el Barça ya ha ganado la Champions, al menos su Champions particular. Y es que ayer, tras la espectacular remontada ante el PSG del equipo de Luis Enrique, tanto aficionados como jugadores, exdirectivos y hasta el propio entrenador festejaron como si la Orejona ya estuviera puesta en la vitrina del Camp Nou.

El sueño de todos los culés -que parecía imposible que se cumpliera- se hizo realidad en un momento en el que nadie se lo esperaba: el último segundo del partido. Sergi Roberto le quitó el puesto a Ramos y consagró una remuntada histórica que quedará grabada en la memoria de todos los aficionados al fútbol.

Los nervios, acompañados de temblores y taquicardias, en los últimos instantes hacían presagiar el milagro. “Esto ya está sentenciado”, decían algunos en el minuto 87. “Es imposible que marquen otro gol en el último minuto”, afirmaban otros.

Leo Messi, manteado por sus compañeros al final del partido. (FCB)

Leo Messi, manteado por sus compañeros al final del partido. (FCB)

Pues bien, esos que tiraban la toalla no conocen al Barça y su poder de cumplir sueños. Porque cuando todos los factores se alinean, cuando el Camp Nou se convierte en una olla a presión (cosa que por desgracia no sucede muy amenudo) y cuando los jugadores luchan con garra contra quienes los daban por eliminados… una gesta así puede lograrse. Es más, lo más probable es que se logre.

Todo comenzó como los más optimistas esperaban y el gol en el minuto 2 fue decisivo. Tanto que hizo que el París Saint Germain desapareciera del partido. El temor de los galos estaba a flor de piel y eso lo supieron aprovechar muy bien Neymar y compañía. Y lo más importante: los jugadores no decayeron ante el tanto de Cavani que parecía sentenciar la eliminatoria. Buscaron el pase a cuartos y lo encontraron con tres goles en seis minutos.

Y vale sí, el árbitro también fue determinante. Los dos penaltis que pitó a favor y que no eran hicieron posible la épica. Pero hubo otros factores más importantes que influyeron la remontada: unión y fuerza. Sin esas dos cosas hubiera sido imposible dale la vuelta al marcador pese al ‘robo’ del que hablan en Madrid y al que atribuyen la proeza.

No voy a criticar al equipo de Unai Emery porque lo único que se debe hacer en este momento es elogiar al Barça y disfrutar de que uno de los mejores equipos del mundo (sino el mejor) vaya a disputar más partidos europeos. Y quién sabe si al final pueda lograr de verdad la ansiada copa de campeón o Luis Enrique se retracte de su decisión de irse

A Luis Enrique le quedan dos telediarios en el Barça

Nunca he sido de las que echan la culpa al entrenador por la derrota de un equipo. Los que están en el campo y tienen que dejarse la piel son los jugadores. Pero el martes fue diferente. Un técnico tiene que saber levantar el ánimo a los suyos cuando van perdiendo, animarlos y conseguir motivarlos en el camino de la remontada. Otra cosa es que lo consiga o no, pero en el intento está la virtud.

Ya se sabía que el PSG era un rival duro. Se venía diciendo desde el sorteo y el planteamiento de Luis Enrique no funcionó en la primera mitad, bueno, ni en la primera ni en todos los 90 minutos. Pero, al ver que las cosas no iban bien en el descanso algo tenía que cambiar. Y no lo hizo. Todo siguió igual: baño de fútbol y goles por parte del París Saint-Germain que un Barça sin alma no supo parar.

Luis Enrique serio durante el partido. (EFE)

Luis Enrique, serio durante el partido. (EFE)

Parecía que los azulgrana estaba en el recreo del colegio. Como si la Champions se hubiese perdido justo en el momento en que salió la bola del equipo de Unai Emery en el sorteo de octavos de Suiza. Y, con la Liga tan lejos, es incomprensible cómo un equipo de élite como el Barça puede conformase con ganar la Copa del Rey (sin menospreciarla).

Esta vez ni las genialidades de Messi (siempre marcado por varios rivales y sin apenas posibilidades de tocar el balón) ni la intensidad de Neymar pudieron batir la portería contraria. El único que tuvo una gran oportunidad para marcar fue André Gomes. Y que el que tenga la mejor opción sea uno de los jugadores peor valorados del equipo (y con motivo)… dice mucho del planteamiento táctico del Barça.

Acompañando a Gomes en el centro del campo estaban un Iniesta renqueante de las lesiones y un Sergio Busquets que no pasa por su mejor momento futbolístico. Un combo que no resulta nada efectivo a la hora de controlar la pelota, un factor clave para los azulgrana.

Y ahora … “¿Cómo vamos a plantearnos la remontada? Eso es de locos”, deben pensar en Can Barça. “El Madrid estaría evocando al espítirtu de Juanito“, me dijo mi compañero Raúl Rioja ayer y es cierto. Porque sí, fastidia decirlo, pero los culés hemos tirado la toalla a pesar de que, siendo el Barça el encargado de remontar un 4-0 en contra, una épica así no sería de extrañar.

Falta ánimo, ganas e ilusión entre los jugadores. Y Luis Enrique no está para inculcarla. Prefiere discutir con los periodistas en sala de prensa que asumir que la derrota fue, en gran parte, culpa suya. No me extraña que algunos hablen de que “los jugadores están desilusionados con él” o que incluso haya rumores de que el club está en busca y captura de otro entrenador. Porque al asturiano le quedan dos telediarios.

Sorteo de la Champions: Juve, City, PSG y Arsenal amenazan a los españoles

Poca perita en dulce en el sorteo de los octavos de la Champions que se celebrará este lunes en Nyon a las 12 horas. Si otros años la diferencia entre quedar primero y segundo era abismal, este año el bombo de los segundos de grupo presenta más de un caramelo envenenado.

Será un sorteo no puro, pues no se pueden enfrentar ni equipos del mismo país ni que hayan compartido primera fase. Esto es positivo para Barça y Atlético, que evitan a PSG y Juve, y nada bueno para el Real Madrid, que no podrá enfrentarse al rival más deseado, el Basilea.

El campeón de Italia (Juve) y el de Inglaterra (City) son los dos equipos más peligrosos. Varios años de fracasos europeos de ambos equipos hace que a sus grandes plantillas unan las ganas de hacer algo grande en la Champions.

Rival también a evitar es el PSG, mientras que el Arsenal es una incógnita tras sus continuas decepciones año tras año. Bayer Leverkusen, Shakhtar y Schalke serían, a priori, buenos rivales para los españoles.

LOS ‘COCOS’

Buffon y Tévez

Buffon y Tévez (EFE).

Juventus: Probablemente, el rival más duro, el que nadie quiere. El Atlético lo evitará al haber compartido grupo con ellos, pero a buen seguro que Barça y Real Madrid no querrán cruzarse con el campeón de Italia de los dos últimos años.

La Vecchia Signora domina en su país con mano de hierro desde hace algo más de dos temporadas, son líderes destacados del calcio pero el equipo ahora dirigido por Allegri (Conte presentó su dimisión en verano) tiene su asignatura pendiente en la Champions, donde no ha mostrado su potencial en los últimos años.

Una defensa casi insuperable, un centro del campo que mezcla talento y físico (Pirlo, Pogba, Vidal, Marchisio) y una delantera temible que cuenta con la mejor versión del Apache Tévez acompañado de Fernando Llorente o Álvaro Morata.

Manchester City: Europa sigue siendo la asignatura pendiente de uno de los nuevos ricos del continente. Años fichando a grandísimos jugadores no han hecho que año tras año el tope de este equipo hayan sido los octavos de final.

Nasri

Nasri celebra un gol a la Roma (EFE).

Pellegrini tiene el reto de cambiar esa tendencia, pero este año está generando muchas dudas. Se ha clasificado ‘in extremis’ tras dos trabajadas y grandes victorias ante Bayern y Roma y la tendencia del equipo parece al alza.

Si Agüero, ahora lesionado, está en buena forma, es uno de los equipos más peligrosos de Europa. Nombres como Silva, Nasri, Touré, Fernandinho, Dzeko, Navas o Kompany asustan, pero su fragilidad en las grandes citas es su punto débil.

PSG: Mucho talento fichado a golpe de talonario, pero pasan los años y ante los grandes equipos no dan su verdadero nivel.

Ibrahimovic

Ibrahimovic celebra un gol (EFE).

Tiene tres de los mejores centrales del mundo (Thiago Silva, David Luiz, Marquinhos), grandes centrocampistas (Verrati, Matuidi), mucho talento inconstante (Pastore, Lucas Moura) y dos de los mejores delanteros del mundo (Cavani, Ibrahimovic).

Ante el Barça mostró su mejor cara en París y estuvo cerca de arrebatarle el liderato en el Camp Nou, demostrando que está preparado para plantar cara a los grandes colosos del continente.

Arsenal: El eterno aspirante ya no está considerado entre los grandes equipos de Europa. Años de fracaso tanto en la Premier como en la competición continental han acabado con el crédito de los de Wenger, que amenazan año tras año pero que tienen en los cuartos de final su techo.

Un gran Alexis Sánchez, estrellas que no están rindiendo a su nivel (Özil), proyectos de cracks que no han explotado (Wellbeck, Walcott, Podolski, Wilshere), y varios buenos jugadores (Ramsey, Cazorla, Giroud) componen una plantilla que quizás no aspire a levantar la Champions en Berlín en junio pero que puede dar un susto a cualquiera de los favoritos.

ASEQUIBLES

Gol del Schalke

Mayer celebrando un gol con el Schalke (EFE).

Schalke 04: El año pasado, sufrió un durísimo correctivo ante el Real Madrid (1-6 en Gelserkirchen, un global de 9-2), lo que deja claro que es de los rivales más asequibles del bombo 2.

Tiene buenos jugadores de mediocampo hacia adelante con el talentoso Draxler, el rápido Farfán y el killer Huntelaar, pero en defensa es un equipo que comete demasiados errores y da facilidades al rival.

Shakhtar: Talento brasileño al servicio del equipo ucraniano. Luiz Adriano, que se ha lucido en la primera fase marcando 9 goles (eso sí, 8 al Bate Borisov), Douglas Costa, Alex Teixeira, Bernard, Fernando, Fred, Marcio Azevedo,Taison, Marlos e Ilsinho acompañan al núcleo local liderado por el veterano defensa Srna.

Bayer Leverkusen: Pertenecer al grupo más flojo de la competición le ha facilitado su pase a octavos, pero cuenta con una plantilla limitada que le hace ser uno de los ‘deseados’ del bombo de los segundos de grupo.

EL DESEADO

Basilea: Ya había protagonizado en años anteriores un par de bombazos en Europa (una victoria ante el United, otra ante el Chelsea) y este año ha dejado fuera nada menos que al Liverpool.

Pese a ello, el conjunto suizo no debe suponer ningún problema para los grandes equipos del continente y sería un verdadero chollo para Barça y Atlético (al Madrid no le puede tocar, compartieron grupo).