BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Los desastrosos datos del Real Madrid y de España sin Isco

Isco

Isco (EFE).

Que Isco se ha convertido en un jugador muy importante tanto en su club como en la selección era algo que ya se sabía, aunque su legión de detractores es aún grande, más como corriente que va en contra de la buena prensa que siempre ha tenido y de los gritos de ‘Isco, Isco’ cada vez que salía antes como suplente que por lo que en realidad hacía en el campo.

El argumento más usado para hatear a Isco es el de que ralentiza el juego, que da demasiada pausa. También que sus filigranas son en zonas intrascendentes del campo y que baja a recibir muy atrás, lo que atasca a sus equipos.

El malagueño es un jugador que me ha gustado mucho y al que le ha hecho mucho daño el debate Isco-Bale. Ahora que no hay que elegir entre ambos, se puede defender la importancia que tienen en el Real Madrid, posiblemente los dos jugadores clave del equipo blanco. Y también la del de Arroyo de la Miel en la selección.

Los datos avalan esto. Quizás sea casualidad, aunque probablemente no. El Real Madrid -especialmente- y España han cosechado desastrosos resultados, con mal juego incluido, coincidiendo con la baja por la operación de apendicitis de Isco.

  • Sevilla 3-0 Real Madrid
  • Real Madrid 0-0 Atlético
  • CSKA Moscú 1-0 Real Madrid
  • Alavés 1-0 Real Madrid
  • Gales 1-4 España
  • España 2-3 Inglaterra

El problema del Real Madrid ha sido el gol -ni uno desde la lesión de Isco- y el de España el del control del juego. Curioso. Que cada uno saque sus propias conclusiones, claro.

Muy español: ya nos creíamos campeones del mundo

Sergio Ramos se lamenta

Sergio Ramos se lamenta (EFE).

Ya nos creíamos campeones del mundo. Tal cual. En este caso, favoritos para la UEFA Nations League y para la próxima Eurocopa, que en el Mundial nos fuimos por la puerta de atrás hace solo unos meses. Eso sí, había muchos -aficionados y periodistas- que estaban convencidos de que España hubiera ganado en Rusia de no ser por el ‘affaire Lopetegui’. No aprendemos.

Lo de hoy de la selección española ante Inglaterra ha sido un golpe de realidad, un toque de atención, una forma de que, por una vez, no lancemos las campanas al vuelo. No nos creamos campeones antes incluso de jugar los torneos. Porque parecía que con los buenos resultados cosechados por Luis Enrique en sus primeros partidos estaba todo hecho, íbamos a ganarlo todo como en el ciclo glorioso 2008-2012.

Pese a lo sucedido en el Villamarín, España sigue teniendo opciones de pasar a la fase final de la Liga de Naciones, y también de hacer un proyecto ilusionante que llegue a los grandes torneos (Eurocopa y Mundial) con ganas de hacer algo grande. Pero siempre desde la humildad, eso que tanto le falta al aficionado español en cuanto llegan dos o tres buenos resultados.

Oleguer no fue el único: estos futbolistas también se negaron a jugar con España

Después de las declaraciones que el catalán Oleguer Presas ha hecho este miércoles a la revista Panenka explicando su ‘no’ a la selección española, os dejo un recopilatorio del resto de jugadores que también rechazaron representar a España. Hay casos curiosos, sobre todo por las excusas que pusieron.

Oleguer con el chándal de la selección.

Oleguer con el chándal de la selección.

¿Podría Mourinho volver al banquillo blanco?: “Si vuelve, dejo de ser del Real Madrid?”

Suena un poco extraño, pero así lo asegura el diario británico Daily Mail en su edición de este martes, que asegura que en la planta noble del Real Madrid no se ve como una mala opción en el caso de que Julen Lopetegui acabe siendo destituido. La información también la avala Deportes Cuatro, que en su programa vespertino asegura que hay una parte de la directiva, incluido Florentino Pérez, que ven con buenos ojos un regreso.

Jose Mourinho

Jose Mourinho en su etapa como entrenador del Real Madrid (ARCHIVO / EFE)

“Si Mourinho vuelve, dejo de ser del Real Madrid”, me ha dicho hace apenas unos minutos un amigo (y periodista) de corazón blanco. Una frase quizás radical, pero que explica claramente la división que traería al club un regreso del luso. O le amas, o le odias, no hay término medio con él.

Lo cierto es que después de un revés con un entrenador, se suele optar por un radicalmente opuesto, y son muchos ya los que piensan que hace falta mano dura en el vestuario madridista, un entrenador con personalidad marcada para enderezar el rumbo. Y en ese perfil encaja perfectamente el ahora técnico del United. Sin Cristiano en el vestuario, solo queda Sergio Ramos de entre los jugadores que acabaron enfrentados a Mou, y las diferencias entre ambos nunca parecieron insalvables.

Otro asunto es si sería bueno para el Real Madrid su vuelta. No oculto que siempre he deseado un regreso de Mourinho, al que se le quedó la cuenta pendiente de ganar una Champions, pero no parece este el mejor momento. En sus últimos años parece haber perdido el rumbo, ese toque que tenía para conectar con las plantillas, esa libreta mágica para conseguir ganar Copas de Europa con equipos no demasiado talentosos (Oporto, Inter), desquiciar y acabar superando a uno de los mejores entrenadores de la historia (Guardiola) y hacer el récord histórico de goles en Liga pese a ser acusado de defensivo.

Yo digo Mourinho sí, pero no ahora. Él necesita recuperarse en un club con menos presión y el Madrid no le necesita ahora urgentemente.

Las cinco claves de los cuatro pinchazos seguidos del Barça en Liga

Ocho partidos, cuatro victorias, tres empates y una derrota. Este es el balance del Barça en las primeras ocho jornadas de Liga. Está segundo en la clasificación por detrás de un gran Sevilla contra quien jugará el siguiente partido y por delante de un Valencia que este domingo le plantó cara y le arrebató un valioso punto. Es verdad que este año parece más normal (el Real Madrid lleva tres jornadas sin ganar), pero no es habitual que el equipo azulgrana pierda tantos puntos en tan pocos partidos.

Por eso, analizamos al detalle las cinco claves en las que puede estar esta crisis que atraviesa el Barça. ¿Hay algún culpable o son errores de equipo?

  • Luis Suárez: El uruguayo empieza siempre las temporadas en su peor estado de forma. Sin entenderse con sus compañeros y sin encontrarse a sí mismo. No culmina las jugadas, pierde demasiados balones y no entra en las jugadas a tiempo para rematarlas. Su puntería, además, se resiente. Esto viene siendo algo habitual en el comienzo del año futbolero en Luis Suárez. Pero ya hemos pasado la octava jornada y es raro que no haya despertado. Lleva solo tres goles y tres asistencias en lo que va de temporada. Es cierto que lucha y que el último partido lo jugó tocado, pero su acierto no está fino y el promedio de goles que lleva deja mucho que desear tras estar siempre entre los mayores goleadores del equipo. Y Messi solo no puede con todo.
  • La defensa: Los contragolpes están sorprendiendo muy a menudo al Barça en este comienzo de año. Ni Gerard Piqué ni Vermaelen ni Semedo están en su mejor momento. Los fallos entre ellos se están convirtiendo en un habitual y no muestran la solvencia de la pasada temporada, cuando una de las claves de la excelente racha de resultados en Liga fue precisamente esta, ya fuera por el trabajo global o por la inspiración de Ter Stegen. Esta temporada el equipo de Valverde ya ha encajado goles contra el Sevilla (uno), Huesca (dos), Real Sociedad, (uno), Girona (dos), Leganés (dos), Athletic de Bilbao (uno) y Valencia (uno). Siete de ocho partidos encajando.
Piqué se lamenta en el partido ante el Valencia. (EFE)

Piqué se lamenta en el partido ante el Valencia. (EFE)

  • Cansancio y pocos cambios: En el último partido ante el Valencia, Ernesto Valverde no hizo cambios hasta el minuto 83 de juego. Y, además, solo utilizó dos de tres pese a que los jugadores se veían relativamente cansados. Esta fue una de las causas de que el Barça, pese a su insistencia, no hallara huecos en la defensa contraria en el final del partido contra el Valencia y no consiguiera marcar el gol que tanto buscó al final. Insistió, pero el cansancio de sus jugadores no le permitió desbordar y arrancarle tres puntos al conjunto Ché. El cansancio se vio sobre todo reflejado en Coutinho (uno de los sustituidos), que ni fuerza tenía siquiera ya para disparar. Este cansancio, además, podría haber propiciado el gol y la victoria del rival por culpa de un fallo tonto.
  • Mucha posesión, poca eficacia: Es un habitual ya que el Barça controle el balón y, por tanto, tenga mayor posesión que el rival. El juego de toque es su marca propia, pero también es necesario que ese toque termine dentro de la red. No obstante, eso no está pasando. ¿Por qué? El Barça de Valverde pierde muchos balones en el centro del campo, incluso algunos en la defensa, que hacen mucho daño y, casi siempre, terminan siendo una ocasión clara de gol para el contrario. El toque no sirve si no logras culminarlo a tu favor. Hay que controlar los partidos, pero también ganarlos.
  • La Champions: La obsesión del Barça por la Champions es clara. Su objetivo de este año es ganarla. Pero no por ello deben dejar de lado las otras competiciones. Está claro que el nivel del equipo azulgrana en Europa no se parece en nada al que viene demostrando en la Liga. No se si es por falta de motivación o porque guardan sus fuerzas para los partidos continentales. Valverde descartó esto hace unos días en rueda de prensa con un contundente: “Para ganar la Champions tenemos que ganar la Liga”. Pero los esfuerzos no parecen ser los mismos en sendas competiciones.

Lopetegui, Florentino, los jugadores… ¿Quién es el culpable de la crisis del Real Madrid?

Lopetegui y los jugadores del Real Madrid

Lopetegui y los jugadores del Real Madrid (EFE).

Habemus crisis en el Real Madrid, es algo innegable. Y de las que duelen. Porque una cosa es perder, y otra cosa es no ser capaz de meter ni un solo gol en cuatro partidos seguidos.

Soy consciente de que es pronto, pero hay cosas que se veían venir. Vender a Cristiano Ronaldo puede que fuera inevitable, vale, pero… ¿por qué no se fichó a un sustituto, un crack que tirara del equipo en momentos como este? Confiar en Bale y Benzema como banderas de un proyecto parecía abocado al fracaso, y de momento está siendo así. Y ahí hay que mirar a Florentino.

La labor de Lopetegui no está a salvo, por supuesto. No me gusta nada su estilo, que reúne lo peor de la España del tiki-taka, el dominio sin ocasiones, la nula verticalidad. Ver a este Madrid recuerda demasiado al España-Rusia del Mundial.

No nos olvidemos de la plantilla, que parece hastiada en muchas ocasiones, como sin ganas de ir a campos como Mendizorroza o el Pizjuán, deseando solo jugar finales de Champions o partidos de cuartos en el Allianz Arena.

El Real Madrid viene de ganar tres Champions seguidas, pero eso no es excusa para otro inicio de temporada desalentador.

¿Y vosotros qué opináis? ¿Quién creéis que es, o son, los culpables de la crisis del Real Madrid?

El karma está devolviendo a Florentino el destrozo que hizo a la selección

Lopetegui y Florentino Pérez, en la presentación del técnico vasco como entrenador del Real Madrid (GTRES).

Entró como un elefante en una cacharrería. Avasalló a una selección que llegaba con opciones reales de hacer algo grande en la cita más importante que hay en el fútbol internacional, el Mundial. Si bien Rubiales no acertó despidiendo al técnico vasco, el origen de todos los males de España en Rusia 2018 fue la decisión de Florentino Pérez de llevarse a Lopetegui.

Ahora, el karma parece que se la está devolviendo al presidente blanco. Sí, es cierto que el fútbol es muy caprichoso y que lo que hoy es drama, mañana puede ser comedia. De hecho, cuántas veces hemos visto otoños e inviernos duros en Chamartín y primaveras en Cibeles… pero aún así, y aun a riesgo de tragarnos estas palabras, la credibilidad de Lopetegui como entrenador blanco está en su peor momento y nadie apostaría mucho a su permanencia en invierno. Ojo, que a finales de este mes hay un clásico contra el FC Barcelona…

Tras la derrota de los blancos en Vitoria, es inevitable pensarlo: Florentino, la que liaste a un país entero… ¿para esto?

Indignación en el madridismo por una encuesta de la televisión pública

Encuesta de Estudio Estadio

Encuesta de Estudio Estadio (TWITTER).

No es la primera vez, ni mucho menos, que el programa deportivo Estudio Estadio, de Teledeporte, incendia las redes con una encuesta en Twitter impropia de una televisión pública. Esta vez, la indignación ha sido de los madridistas, ante la encuesta sacada por el programa de si el Real Madrid estaba descartado para ganar la Champions esta temporada.


Las quejas se dirigen en dos sentidos: por un lado, es inadmisible que una televisión pública haga un periodismo deportivo propio de otro tipo de programas (sí, todos estamos pensando en El Chiringuito), la búsqueda del debate más polémico, el ‘retuit’ fácil.

Por otro lado, desde el madridismo se consideró una falta de respeto hacer una encuesta descartando al equipo blanco a principios de octubre por una derrota en Moscú y el mal momento del equipo teniendo en cuenta que el Real Madrid ha ganado tres Champions seguidas.

¿Ha perdido el Barça aficionados por culpa del independentismo?

Soy culé. Lo admito. Y lo sigo siendo pese a toda la parafernalia del independentismo. No soy catalana, sino berciana, pese a lo que después de leer estas frases puedan pensar. Y no por ello he dejado de vibrar con el Barça. A algunos esto no les resultará raro. Pero a muchos otros seguro que si. Y es que la pregunta: ‘¿cómo sigues siendo del Barça después de todo?’ me la han hecho tropecientasmil veces este último año. Por ello y por lo que ha pasado en el entorno que me rodea (dentro y fuera de Cataluña) estoy segura de que el independentismo le ha quitado aficionados al FC Barcelona.

No hace mucho tiempo (cuando la Roma eliminó al Barça de la pasada temporada de la Champions), en mi muro de Facebook un colega culé (o ya exculé, no lo sé) escribió: “Cuando a uno le empieza a alegrar que eliminen al Barça…“. Y no es el único comentario en contra del equipo que he escuchado/leído de gente que anteriormente lo apoyaba. Twitter es otra de las redes sociales que están plagadas de comentarios de gente “indignada” y que ha dejado de seguir al club: “Soy Catalán y español. Fui del Barça toda mi vida. Pero tengo dignidad” o “He sido aficionado del Barça desde niño, pero no me identifico con el procés ni el independentismo. Adiós”.

'Esteladas' durante un Barça-Real Madrid. EFE

‘Esteladas’ durante un Barça-Real Madrid. EFE

Con esto vemos que el independentismo no solamente ha influido en la política y en la forma de verla de los catalanes y españoles. También ha abarcado otros campos (nunca mejor dicho) como el del fútbol. Pero eso de que la política y el fútbol estén ligados no es algo de ahora —y sino que se lo digan a los ultras, cada uno con su ideología política bien marcada—. Asimismo, desde que tengo uso de razón (y supongo que desde mucho tiempo antes) se presupone que la mayoría de aquellos que se sienten orgullosos de ser españoles, pero a la vez catalanes (o ni eso, pero que viven en Cataluña) son hinchas o simpatizantes del Espanyol. Y el resto son del Barça. Y existe un porqué: la política y su influencia en el fútbol.

En el Camp Nou no es raro ver pancartas que piden la libertad de los políticos presos y que la afición se posicione (ya sea con banderas o cánticos) a favor de la independencia de Catalunya. Incluso el club se ha manifestado en alguna ocasión, a través de comunicados oficiales, para condenar o apoyar acciones como el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Asimismo, rostros y emblemas del club tomaron posición en varias actuaciones relacionadas con esa fecha y muchos de los jugadores (Piqué es un gran ejemplo) han recibido críticas por manifestar su apoyo a celebrar una consulta soberanista y, a la vez, jugar con la selección española.

Pitada al himno en la final de Copa de 2017. (GTRES)

Pitada al himno en la final de Copa de 2017. (GTRES)

Por eso hay quien piensa que “al independentista se la suda el fútbol, él va al Camp Nou a sacar su estelada y con un guion con los minutos en los que hay que pitar contra el Estado opresor español”. Así lo manifiesta para este blog un aficionado indignado que recuerda, por ejemplo, los pitos al himno en los partidos de Copa del Rey. Pero no es el único. Y es que estoy segura de que el independentismo ha dejado una escabechina dentro del FC Barcelona y de que ha perdido afición, hinchas o seguidores (como queráis llamarlo) dentro de España y de Cataluña simplemente por posicionarse, como entidad, a favor o en contra de una ideología. Porque eso no hace justicia al ‘més que un club’ que tiene como lema y que debería incluir a todo aquel que no viva entre las fronteras de una comunidad autónoma que quiere convertirse en un Estado independiente.

Y a aquellos que seguimos apoyando al Barça y no somos independentistas, os aseguro que no nos parece adecuada la posición que ha cogido el club. Porque el fútbol es deporte, diversión, entretenimiento… no política.

Messi se cree intocable: le suelta al árbitro un “me estás amenazando”

Sorprendente, relativamente dado que no es la primera vez, la imagen que dejó Leo Messi este sábado tras el partido en el que el Barça volvió a tropezar en Liga ante el Athletic.

Messi discutiendo con el árbitro

Messi discutiendo con el árbitro (EFE).

El argentino fue a protestarle al colegiado, Jaime Latre, tras el pitido final por varias decisiones que no le habían gustado, y el árbitro, cansado de tantas protestas, le dijo que se marchara a los vestuarios.

La respuesta de Messi, como ha mostrado hoy Cuatro, ha sido bastantes chulesca. “Me estás amenazando”, soltó el argentino, chulesco, cual discusión de barra de bar.

El trencilla decidió zanjarlo con una amarilla. La situación ha  recordado a la de la semana pasada, cuando Leo se negó a darle la mano al árbitro al final del encuentro ante el Girona.