BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

¿Y si Neymar no es un pesetero y lo que busca es la gloria sin la sombra de Messi?

Llamar pesetero a un jugador cuando deja un club es el camino fácil. El irracional. Por algo el fútbol es el deporte que despierta los instintos más bajos del ser humano, porque nos permite soltar de golpe lo primero que nos pasa por la cabeza.

Y en el caso de Neymar, lo que pasa por la cabeza del aficionado culé es llamarle mercenario. Repetir que es un pesetero. Dejar un club como el Barça, que se ha llevado tres Champions en ocho años (desde 2009) por el PSG, el eterno aspirante que no llega a nada pese a confeccionar millonarias plantillas año tras año no suena demasiado inteligente.

Pero puede haber en esa decisión una razón más allá del dinero. El futbolista, recordemos, es egoísta por naturaleza, y lo que quiere es la gloria individual, no la colectiva. Más aún en un jugador al que muchos llevan años señalando como el sucesor de Pelé. Solo hay que mirar sus números con Brasil.

¿Recuerdan la remontada ante el PSG? Es una de esas noches que permanecen durante años en la mente de los aficionados por lo simbólica que fue, nada menos que dar la vuelta a un 4-0. ¿Cuál es la imagen que ha quedado registrada en nuestras cabezas de ese momento inolvidable? La foto de Messi con el puño levantado, aclamado por la afición del Camp Nou.

Messi, siempre Messi. El gran protagonista de esa remontada fue Neymar. Marcó el cuarto gol con una impresionante falta a la escuadra a poco del final, y forzó el penalti que supuso el quinto, preámbulo de la remontada. El brasileño fue el héroe de esa remontada, pero solo con una foto, Leo le eclipsó. Con el tiempo, esa será la remontada de Messi.

Messi celebra el 6-1 ante el PSG.

Messi celebra el 6-1 ante el PSG.

Sí, vale, quizás peco de inocente. Soy de los que pienso que no hay ninguna diferencia entre cobrar 15 millones de euros al año o 25, que ante tales cifras, lo mejor es estar en un sitio en el que se está a gusto. Y Neymar lo estaba, pero con un grandísimo pero, el de la alargada sombra de Messi, que tiene pinta de que además seguirá muy presente durante los próximos cuatro o cinco años, o quizás más.

Ney se va a un proyecto del que va a ser el líder indiscutible, y si por un casual consigue que el PSG reine en Europa, el mérito será suyo, la gloria deportiva sería absoluta, nadie le eclipsará. Solo en otro equipo puede hacer frente al poder de Messi, y al de Cristiano. Le espera una bonita aventura, el fútbol mundial tiene un atractivo más. Que empiece ya la próxima Champions, por favor.

El gran ridículo de Piqué y su “se queda” en el caso Neymar

Se cree el presidente del Barça, y aunque es probable que lo sea algún día, aún no lo es. Como se atreve con todo, también dio en su momento lecciones de periodismo. Anunció que crearía un medio “diferente, veraz, auténtico, de los jugadores”. No quería medios que lo hicieran todo “para obtener más clicks”.

Neymar y Piqué

Neymar y Piqué (TWITTER).

Muy poco después de su master class de periodismo, entró de lleno en la polémica Neymar. Como solo él sabe. Con un tuit que en minutos tenía miles de retuits. Se queda. Y punto. Palabra de Piqué.

Ese mismo día, todos los medios de comunicación iban (perdón, íbamos) con que Neymar estaba más cerca de irse que de quedarse, y un solo tuit del que se cree el que más manda en el Barça parecía echar por tierra todas las informaciones. Muchos se lo creyeron. No podía ser que lo dijera así, a la ligera. El futuro salvador del periodismo no podía estar dando una información falsa y sin fundamento, tenía que ponerlo por algo.

Apenas dos semanas después, Piqué queda totalmente desacreditado. Neymar dejará el Barça y su tuit, el que algunos citaron como el perfecto ejemplo de que una nueva era había llegado ya, queda como uno de los más ridículos de la historia. Deseoso estoy de leer ese nuevo medio de comunicación que creará.

¿Es mejor ganar 220 millones o que se quede Neymar?

El PSG podría pagar la cláusula de rescisión de contrato de Neymar, que ronda los 222 millones de euros. De ser así, el delantero brasileño podría marcharse antes de empezar la temporada. Y el Barça aumentaría el dinero de sus arcas para poder ampliar y mejorar la plantilla.

No parece, a priori, mala idea. Pero, la duda es: ¿en Barcelona prefieren que Neymar se quede o los millones? Hay opiniones para todos los gustos pero, bajo mi punto de vista, lo mejor es la continuidad del brasileño. Y os lo explico: Cuando el Barça tiene tantos millones para fichar, el resultado suele ser siempre el mismo: un desastre. Sí, no se cómo lo hacen pero, a diferencia de otros grandes clubes, desaprovechan los millones fichando a supuestas futuras estrellas que en vez de brillar, se estrellan (valga la redundancia).

Neymar, en un entrenamiento con el Barça en Miami. (EFE)

Neymar, en un entrenamiento con el Barça en Miami. (EFE)

El ejemplo más claro y cercano en el tiempo se dio el verano pasado. André Gomes, Denis Suárez, Paco Alcácer, Cillensen… Estos son solo algunos de los nombres de los fichajes frustrados de la temporada 2016-2017.

Tener millones para no saber dónde invertirlos es tontería pudiendo dejar en tu equipo a un jugador que, partido tras partido, mejora. Resuelve los encuentros con una calidad brillante y desata todos los elogios del público.

Si en Can Barça garantizaran el fichaje de alguien que vaya a ser decisivo y ayude al equipo a conseguir títulos —incluso por menos dinero—, no lo dudaría: Adiós Neymar. Pero mi confianza en que eso suceda es bastante baja, por no decir nula. Por eso es mejor que Ney se quede, ¿no creen? Sus compañeros lo quieren y Ernesto Valverde, aunque no se pronuncie, también.

Lo demostró Piqué con el “se queda” y lo dijo este viernes Rakitic: “Todos sabemos que es una parte muy importante lo que quiere decir siempre nuestra familia y nosotros queremos que se quede y por supuesto que note el cariño”.

Lo malo: Neymar pide más dinero y el Barça ya se ha gastado todo en la renovación de Messi (de esto hablaremos próximamente en otro post). Seguramente el club no le vaya a dar lo que quiere, pero es su labor pedir.

Como comenté anteriormente, ahora él es quien decide: tendrá que decidir entre ser el líder de un equipo sin estar a la sombra del mejor jugador del mundo o tener un papel secundario en otro con opción de ganar títulos, tanto individuales como en equipo.

El fútbol, las cifras (supuestamente) indecentes que maneja y los 180 millones por Mbappé

Es difícil valorar qué precio es el adecuado por un jugador. ¿Fue caro Cristiano Ronaldo por 96 millones en 2009? Evidentemente, no. ¿Lo fue el de Kaká por 65? Sí, muchísimo.

Ahora mismo, el mundo del fútbol maneja cifras astronómicas, de las que asustan de verdad, y lo hace gracias a los contratos televisivos que han hecho de oro a los clubes de la Premier, a las grandes cantidades de dinero que tienen clubes como Real Madrid, Barça o Bayern y a la aparición de jeques que deciden invertir sus petrodólares en el deporte rey. Menos demagogia con ese tema, que no era un dinero que, de otra forma, se iba a destinar a labores humanitarias.

Mbappé

Kylina Mbappé (EFE)

Dicho esto, tenía razón hace poco Guardiola cuando dijo que el mercado futbolero se estaba volviendo loco. Él, que sí es experto en demagogia, denunciaba que un joven de solo 16 años le hubiera costado al Real Madrid 46 millones de euros. Unos días después, se ha gastado casi 90 en dos laterales derechos (Kyle Walker y Danilo, no Cafú y o Dani Alves) y cerca de 60 en un lateral izquierdo (Mendy, no Roberto Carlos).

Y como el mercado es el que es, toca adaptarse a él. Y el que quiera a un crack mundial, va a tener que sacar millones como no se han visto nunca. Pagó el Manchester United más de 100 millones por Pogba, un gran centrocampista pero que no está ni entre los 5 mejores del mundo (siendo generoso). Ese es otro de los baremos.

Así, nos hemos pasado el verano viendo cómo se han pagado 50 (+30 en variables) por un centrocampista del Mónaco al que casi nadie conocía hace un año (Bernardo Silva), 80 por el delantero suplente del Real Madrid (Morata), 75 por el del Everton (Lukaku) y, como hemos mencionado, unos 140 en laterales (Walker, Mendy, Danilo al City). Y no estamos ni en agosto, aunque queda más de un mes para ver medianías a precio de oro. O jugadores como Neymar por más de 200 kilos.

¿Vale, entonces, Mbappé los 160-180 millones de euros que podría pagar el Real Madrid por el delantero más prometedor del fútbol mundial? Viendo lo que estamos viendo, y considerando que el Real Madrid ha recaudado una millonada vendiendo a varios de sus suplentes (Morata, Danilo y James por, al menos, 120, que pueden llegar a ser unos 160), el riesgo, siendo alto, merece la pena.

Se confirma el horror: el Atleti lucirá esta temporada las camisetas más feas de su historia

Gabi, Carrasco, Griezmann y Koke (CLUBATLETICODEMADRID).

Se filtraron hace tiempo (yo, en mi otro blog, lo conté), pero hasta este viernes no se ha confirmado. El Atlético de Madrid lucirá esta temporada las camisetas más feas de sus 114 años de historia.

Nike, con el visto bueno del club, ha perpetrado un uniforme en el que las sempiternas, las casi sagradas rojas y blancas de la camiseta del Atleti, se ven rasgadas por una especie de zarpazos que rompen con todo lo visto hasta ahora.

La camiseta de este año venía ya marcada por el estreno del polémico nuevo escudo, pero quién sabe si en un intento de desviar la atención, el diseño de la zamarra ha acaparado todo el protagonismo. Con la oficialidad, además, confirmamos que la espalda es totalmente roja y que el tono del rojo de las mangas no es igual que el de las rayas. Un despropósito.

Lucas, Savic y Filipe (CLUBATLETICODEMADRID).

La suplente, todo sea dicho, es bastante más bonita. Se vuelve al amarillo de otras temporadas. Pero no compensa lo de la camiseta titular.

Queda por ver cómo funciona en ventas. Aunque yo ya no me sorprendo de nada.

La gran preocupación del Barça: ¿Se irá Neymar al PSG?

Neymar nunca fue objeto de mi devoción antes de que llegase a Barcelona. Y ahora no me imagino a un Barça sin él. Yo, sinceramente, no creo (ni quiero) que se vaya. Espero que todo lo que se dice no sea más que un rumor, como suele ocurrir. El club parisino debe olvidarse del brasileño. Ni Neymar quiere irse, ni el PSG puede fichar a un jugador de su calibre.

No es por falta de dinero, sino por el nivel del equipo. Neymar quiere ganar títulos (individuales y colectivos) y en París sus objetivos serían mucho más complicados que en Barcelona. Tiene contrato hasta 2021, ya está entrenando bajo las órdenes de Ernesto Valverde y su cláusula de compra no está al alcance de cualquier equipo.

Neymar prepara la nueva temporada a las órdenes de Valverde.

Neymar prepara la nueva temporada.

¿Que busca mayor gloria individual? Dudo que en un equipo como el París Saint Germain lo consiga. ¿Que se siente menospreciado en el Barça? ¿Que está a la sombra de Leo Messi? Mentira.

Tanto el argentino como el brasileño se tienen gran aprecio mutuo, incluso podría llegar a decir que tienen una relación de amistad. Y jugar en el mismo equipo que el mejor jugador del mundo no tiene por qué hacer que el resto se sienta inferior. Todo lo contrario: Leo hace mejores a sus compañeros.

Pero ya sabemos cómo va esto del mercado de fichajes: alguien lanza un rumor y todos los medios se hacen eco de ello. Además, las declaraciones de hace unos días del propio futbolista tampoco ayudaron.

“Quién sabe el día de mañana. Ahora estoy muy feliz, muy bien adaptado. Pero todo puede pasar, quién sabe”

Esto fue lo que dijo el delantero en una entrevista a un medio de su país. Y ahí comenzó el culebrón del verano para el Barça. Un culebrón que todos los culés esperamos que se quede en un rumor.

Lukaku al Manchester United y cómo afecta este fichaje a Real Madrid y Atlético

Lukaku, con la selección belga (GTRES).

A primera hora de este sábado, el Manchester United anunció que había alcanzado un acuerdo con el Everton para el traspaso del delantero belga Romelu Lukaku a los ‘red devils’, pendiente del acuerdo con el futbolista y del reconocimiento médico.

Este fichaje, que se prevé multimillonario, no es sólo interesante desde el punto de vista de la Premier League, sino también de la Liga española, ya que este movimiento en el mercado puede generar un afecto mariposa que afecta de lleno a Real Madrid y Atlético de Madrid.

A los blancos les afecta por Álvaro Morata. El delantero madrileño era uno de los principales candidatos a llevar el 9 del United la próxima temporada. No sólo eso: el traspaso iba a ser millonario. El Real Madrid pedía en torno a los 90 millones de euros.

A los colchoneros, por Diego Costa. El hispano-brasileño es el principal objetivo del Atlético para reforzar su plantilla (en enero, claro), pero una de las condiciones inexcusables para su salida del Chelsea es que los de Conte hallen un reemplazo. Lukaku era el que más sonaba, así que ahora, Diego Costa no tiene sustituto en Stamford Bridge.

Habría una solución que desatascaría ambas situaciones: que el Chelsea fichara a Morata. No parece descabellado, aunque ambos clubes tendrían que llegar a un acuerdo económico que a día de hoy, no tienen.

Existe una posibilidad más, que le valdría al Atético pero no al Real Madrid: que el sustituto de Costa fuera otro. En Inglaterra se habla de dos nombres: Andrea Belotti, delantero del Torino, y Fernando Llorente, actualmente en el Swansea. Cualquiera de estas dos opciones son una mala noticia para Morata, que quiere jugar en la Premier.

Y cuidado, que no esta todo dicho. El Chelsea tiene un acuerdo personal con Lukaku, por lo que podría haber una guerra abierta entre dos de los grandes del fútbol inglés…

En los próximos días, la solución a todo.

El Atleti empieza el mes con sabor agridulce: cara, Saúl y cruz, el escudo

Saúl, entrenando con el Atleti. De fondo, el escudo de toda la vida (GTRES)

Se sabía desde diciembre, pero el disgusto no ha sido menor por haber sido anticipado. Apenas pasaban los primeros minutos del séptimo mes del año y el Atleti empezaba a lucir en redes sociales y en su web el nuevo escudo del club. O, mejor dicho, el nuevo logotipo del club. Con pocas cosas más se identifica un hincha que con el emblema de su equipo. Por eso, el cambio ha sentado tan mal a la mayoría de la afición, más allá de gustos estéticos o de fundamentos de diseño (dicen algunos expertos que ni por esas). Cuesta acostumbrarse a esa almohadillada forma, a ese oso que mira al este cuando toda la vida miraba al oeste, donde están los indios y la aventura. Hasta Indi, la mascota, ha cambiado (ahora parece que sufre un viaje lisérgico). Al equipo, claro está, lo vamos a querer y animar igual, pero no dejaremos de pensar que, como con muchas actrices que pasan por el quirófano y estropean su belleza natural, las cosas estaban mejor como antes.

Estaba la afición colchonera aún con los dientes apretados por el cambio de emblema cuando llegó, eso sí, una extraordinaria noticia. Un chaval de Elche de sonrisa enorme y golazos ‘abrelatas’ como tarjeta de visita se había convertido en los últimos días en uno de los grandes valores del fútbol español… al menos para aquellos que no siguen al Atleti a menudo. Los que lo vemos siempre sabíamos que Saúl Ñíguez es uno de esos futbolistas que hay que tener siempre en el equipo. Tras su exhibición en la sub-21 (sin necesidad de maquinaria propagandística), el Atleti ha anunciado su renovación hasta 2026 y con una merecida cláusula de crack: 150 millones de euros. Saúl y Koke deben ser los pilares del Atleti durante muchos años. Dentro de no tanto, sus nombres estarán a buen seguro en los libros de historia colchonera. El ilicitano acostumbra a tocarse el escudo cuando marca. Que lo siga haciendo con frecuencia nos ayudará a sobrellevar que ahora, en él, el oso mira hacia el este.

La barriga de Arda Turan revoluciona las redes sociales (y el mercado de fichajes)

Por primera vez en mucho tiempo Arda Turan es protagonista en las redes sociales. No porque haya marcado el golazo del siglo, ni porque haya dado el pase más impresionante ni por su espectacular estado de forma, más bien todo lo contrario. El turco ha atraído la atención mundial por sus kilos de más.

Lo ha hecho gracias una foto en la que el todavía (y por desgracia) futbolista del Barça aparece disfrutando de sus vacaciones en una playa. En ella destaca, sobre el resto de las cosas, su barriga. Una barriga poco habitual en un deportista de élite (dejando a un lado a Ronaldo o Ronaldinho en sus últimos años como futbolistas).

Arda Turan de vacaciones.

Arda Turan de vacaciones.

Muchos comentarios en tono jocoso, culés preocupados y hasta indignados con su escasa forma física. Eso es lo que se refeja en los comentarios de los usuarios de las redes sociales. También hay quien asegura que se trata de un fake y que podría ser un montaje con Photoshop (lo que no entendería sería el motivo del mismo).

En todo caso, las redes sociales están ‘calentitas’, pero también lo está la recta final del mercado de fichajes. Arda debería reincorporarse a las órdenes de Ernesto Valverde el próximo 12 de julio, cuando termine sus vacaciones si no llega ninguna oferta por él desde el extranjero. Y su estado físico actual, si se confirma que está bajo de forma, todavía complicaría más la salida del turco del equipo azulgrana. Porque… ¿quién quiere en su equipo a un jugador en baja forma y que además no goza de minutos ni protagonismo por su juego? Ya os lo digo yo: nadie.

Por eso, querido Arda, veo que estás pasando unas maravillosas vacaciones, pero te aconsejaría que te echases unas cuantas carreritas a primera hora de la mañana, que te unieses a la moda del running, antes de disfrutar de las comilonas. Por eso de “compensar” las calorías o las cervecitas consumidas… Sobre todo si quieres alargar un poco más tu carrera profesional sin devaluarte por completo.

Cristiano, has conseguido que nos dé igual que te vayas o te quedes

Ahora mismo, el madridismo está, futbolísticamente hablando, como el que se acaba de pegar un atracón de sexo. Vamos, que le da igual prácticamente todo, que le parece bien una cosa y la contraria. Hablo, por supuesto, del caso Cristiano Ronaldo, que después de la eliminación de Portugal parece que se decidirá en los próximos días.

Cristiano Ronaldo con Portugal

Cristiano Ronaldo con Portugal

Tanta Champions le ha hecho ver al aficionado del Madrid las cosas de manera relajada, y observa el culebrón Cristiano desde la cama, piti en mano, hinchado ante tantos éxitos recientes.

El cabreo del jugador es absurdo, es muy probable que esperara un respaldo tan absoluto (y bochornoso) como el que el Barça hizo con Messi. Y como no ha sido así, ha hecho una de ‘no respiro, me marcho’, mitad cierto, mitad ultimátum.

Pues bien, Cristiano, creo que sea cual sea tu decisión, al madridismo en general le da absolutamente igual. Tu año ha sido glorioso, la Duodécima es tuya y (casi) solo tuya, pero ya. Tienes 32 años. Así que una de dos: o te quedas y sigues aumentando tu leyenda y plantando cara al legado de Messi, bueno para el Madrid, o te vas dejando 150-200 kilos para que fichemos a Mbappés y demás cracks mundiales para que sigamos tiranizando el fútbol mundial.

Tú decides, has conseguido, en apenas unos días, que nos dé igual.