BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Lopetegui despedido, el día más vergonzoso de la historia del fútbol español

A nadie le ha importado absolutamente nada la selección española, a nadie. Ni siquiera a su nuevo presidente. Su carta de presentación ha sido que su orgullo es lo importante, que a él nadie se la juega. Y si se tiene que cargar un proyecto ilusionante, lo hace. Un ‘a mí nadie me la juega’ de manual. “Un mensaje claro para todos los trabajadores de la RFEF”, dijo, textualmente. Lopetegui, a la calle, por traidor.

Luis Rubiales

Luis Rubiales (EFE).

Mención especial merece también el periodismo deportivo. Vergüenza de profesión. Su presión mediática ha sido brutal, (casi) ni un solo medio sin su artículo despellejando a Lopetegui y, por supuesto, al Real Madrid. Los que llevan años diciendo que lo más importante es la selección española, los que acusaban a Mourinho de cargarse el ambiente, los que tanto defendían a Del Bosque por amiguismo, son los que han hecho lo imposible para que sucediera la destitución. Por tierra, mar y aire han llegado los ataques para que el futuro entrenador del Real Madrid no dirigiera a España.

Los aficionados también tienen lo suyo, por supuesto. Ayer, en una encuesta sobre si el seleccionador debía ser destituido, casi la mitad decían que sí. Es decir, preferían que España se quedara sin entrenador a dos días del debut en el Mundial antes de que lo entrenara Lopetegui. Antes de que lo dirigiera el que va a ser entrenador del Real Madrid.

Los que iban con Argentina, los que hubieran celebrado como locos un gol de Messi que eliminara a España en el Mundial, se han hecho los indignados porque el Real Madrid desestabilizaba a la selección que no querían que ganara el Mundial.

Les dejo una pregunta para reflexionar: ¿Hubiera pasado esto si Lopetegui anuncia que se va al Manchester United o al Paris Saint-Germain? La respuesta es obvia: NO. España ya tiene en su haber el día más vergonzoso de su historia futbolística. Enhorabuena a todos los responsables, y ya saben: ni se les ocurra discrepar con Rubiales. Nuevo presidente, viejas formas.

Falta de respeto de Lopetegui a la selección

No era el momento para anunciar que dirigiría a otro equipo. No era el momento para que la selección española se quedara sin entrenador (pese a que todos pensábamos que seguiría hasta que terminara el Mundial de Rusia, ¡Pues no!). Julen Lopetegui y el Real Madrid se han precipitado al anunciar un acuerdo que le ha destituido como seleccionador. Y la más perjudicada en esto es la Roja. Con un mundial a punto de comenzar, lo que más hace falta en el grupo es la concentración. Una concentración que, da igual de qué equipo sean los jugadores, se esfuma con una noticia de esta clase.

Concentración de España en Krasnodar. EFE

Concentración de España en Krasnodar. EFE

Los del Madrid, dice algunos medios afines, ya sabían la noticia antes de concentrarse con todo el equipo. Por eso, argumentan, la noticia se ha desvelado. No vaya a ser que alguno de ellos metiera la pata y entonces sí eso se tradujera en una hecatombe. Pero… ¿no son lo suficiente mayorcitos como para guardarse para sí mismos una noticia de este calibre? Parece que no.

Y ahora me surge otra duda, ¿no era mejor esperar a que España ganara el mundial y decirlo en ese momento? Con la euforia y la emoción de volver a ser campeones del mundo todo iría más fluido y el recibimiento en el Bernabéu de Julen sería inmejorable. Pero, ¿qué pasa? ¿que no estamos convencidos de que la selección pueda volver a ser la reina del mundo? Porque parece que el anuncio de Lopetegui como entrenador del Real Madrid se ha precipitado para evitar después críticas malsonantes al fichaje de Florentino. Entonces, mejor ahora, que todavía su labor como seleccionador no había sido tachada de desastre.

¿Y dónde queda el bien de la selección en este momento? En un segundo (o tercer, cuarto, quinto…) plano. Y eso, a dos días del que España juegue su primer partido del mundial, es una falta de respeto. Tanto para los jugadores que dan todo en el campo, para el país y, sobre todo para los aficionados. Algunos hasta se han desplazado a Rusia dejándose el sueldo del año para poder presenciar otro hito de la selección. Y ahora les están metiendo el miedo en el cuerpo con una falta de compromiso evidente. Ojalá España gane, porque creo que Lopetegui se arrepentirá de haber tomado en mal momento esta decisión.

Griezmann quiere ser el centro de atención: ya está bien, Antoine

Antoine Griezmann, este sábado en Lyon, donde la selección francesa se enfrentó en un amistoso a Estados Unidos (EFE).

El otro día, mi compañero de blog Raúl Rioja daba un buen repasito a Cristiano Ronaldo por su lamentable actitud durante los primeros instantes de la celebración de la decimotercera Champions del Real Madrid. El luso demostró una actitud egoísta y caprichosa que empañó la fiesta blanca. Pues bien, estos días se está viviendo algo parecido con otro crack del fútbol mundial: Antoine Griezmann. Y los afectados son tanto el Atlético de Madrid como el FC Barcelona.

Este domingo, en una entrevista en la cadena gala TF1, el jugador de Mâcon fue preguntado por su futuro. Griezmann dijo que “en España algunos dicen que me quedo, otros que me voy y yo… lo diré antes de que juguemos el primer partido. El Mundial para Francia comienza el sábado (16). Aún hay tiempo”.

El jugador galo se asegura así que de nuevo cada gesto que haga, cada cosa que diga, cada cosa que comparta en sus redes sociales será analizado hasta el máximo detalle por los medios de comunicación y por los aficionados del Atleti, que confían en que se quede, y los de Barcelona, que quieren que se incorpore a ellos (sospecho que no tanto por temas deportivos como por temas de prestigio).

Griezmann es plenamente consciente de la expectación que está generando su silencio. Lo está haciendo a propósito. Por eso, ante la pregunta de por qué está alargando tanto su decisión (o la revelación de la misma), las posibles respuestas no le dejan en absoluto en buen lugar. Las cartas están sobre la mesa, las ofertas realizadas. ¿Qué le impide decir ya lo que va a pasar?

En mi opinión nada. Creo que es simplemente el placer de sentirse el centro de atención. A él le podrá parecer divertido, pero hay dos equipos que planificar y dos aficiones para los que su club es mucho más que una obscena nómina. Ni siquiera creo que al seleccionador francés, Didier Deschamps, le haga gracia este sainete.

Por todo ello, sea lo que sea que hayas decidido, dilo. Basta ya, Antoine.

Zidane: el entrenador que fue menospreciado y ahora todos echan de menos en el Real Madrid

Florentino Pérez y Zidane

La mirada de Florentino Pérez a Zidane representó a la perfección al madridismo (EFE).

Nada mejor para darte cuenta de lo que quieres a tu novia que darte, una mañana que te dice que tenéis que hablar, que te va a dejar. Y eso fue lo que le pasó al madridismo, en su gran mayoría, con Zidane: tanta crítica, tanto “es un alineador”, tanto desprecio a cómo ha llevado al equipo para darse cuenta de lo importante que es, de la HISTORIA, con mayúsculas, que ha hecho en el Real Madrid. Leyenda absoluta como jugador y como entrenador.

Es este un país poco acostumbrado a las dimisiones, también en el mundo del deporte. Y nadie se da cuenta de lo importante que es irse a tiempo, más aún en los mejores momentos. Pasó con Iniesta, con el que muchos no entienden que se vaya del Barça cuando aún está a un gran nivel, y pasa con Zidane, que hace lo mismo que como jugador, irse en lo más alto.

Pero la decisión no puede tener más lógica, analizada en frío. Él ha vivido desde dentro lo que ha pasado en el vestuario, como el grupo no ha sido capaz de ser competitivo en el día a día, los constantes tropiezos en Liga, la dolorosa eliminación copera. Intuía que el año que viene, si seguía, iba a ser más de lo mismo, todo a una carta, fiar la temporada a ganar de nuevo la Champions.

El club blanco afronta ahora el verano más difícil en muchísimo tiempo, con la misión de encontrar un sustituto a la altura de su antecesor y con temas sobre la mesa tan candentes como el de Cristiano Ronaldo o el de Gareth Bale. Mientras, de momento, honor para Zinedine Zidane, el entrenador que mejor ha comprendido qué es el Real Madrid. Hablar de su flor para explicar sus éxitos queda para los que no entienden nada de lo que es el fútbol y lo que es el banquillo más difícil del mundo.

El Plan B del Barça: las cinco alternativas a Griezmann

El FC Barcelona tiene un plan B. Lo llevamos escuchando y leyendo unos días. Comenzó a fraguarse después del silencio rotundo que rondaba al entorno de Antoine Griezmann. Su fichaje (por 100 millones), que parecía hecho hace unos meses, ha fallado. El galo ha decidido quedarse en el Atlético. Y un equipo como el Barça tenía que cubrirse las espaldas con otras posibilidades. Podría hacer caja con sus múltiples posibles salidas. Muchos han sido los nombres de los jugadores que parecen estar en la lista de Bartomeu y Valverde. Al menos, estos cinco son los que más han resonado durante las últimas semanas y meses:

Salah celebra un gol. EFE

Salah celebra un gol. EFE

Mohamed Salah. El egipcio es una de las piezas claves del actual Liverpool y solo tiene 25 años. Si no se hubiera lesionado en la final de la Champions, seguramente también sería uno de los principales candidatos al Balón de Oro. Salah esta temporada ha igualado a Cristiano como máximo goleador, con 44 goles, solo uno por detrás de Leo Messi, pichichi europeo y Bota de Oro. Egipcio y argentino serían una buena pareja en ataque, sin duda. Messi y Suárez necesitan a un jugador con desborde que les libere de presión. El Real Madrid también tiene sus ojos puestos en el goleador de los reds, pero el Barça tiene a su favor que el Liverpool tienen interés en Dembelé y su salida (o cesión) facilitaría la operación. Eso sí, el precio es mucho mayor al de Griezzman: 228 millones, según The Sun.

Dybala en un partido con la Juve. EFE

Dybala, en un partido con la Juve. EFE

Paulo Dybala: Quizá el Barça puede volver a la carga. Lo intentó en el pasado mercado de fichajes, pero la Juventus rechazó los 120 millones que estaba dispuesto a pagar por él Bartomeu. ¿Por qué no volver a lucharlo? Su precio ahora será más asequible después de la temporada gris que ha hecho. No ha tenido gran proyección ni con la Juve ni con Argentina (de momento), por lo que podría ser un fichaje asequible. Tiene 24 años y el talento no lo ha perdido, solo necesita confianza y ser parte de un plan interesante y ganador. Además, en la concentración con su selección de cara al mundial no le han faltado elogios para Messi: “Verlo todos los días es algo increíble”, afirmó. Pues… ¿qué mejor que jugar también con él mano a mano en el Barça?

Mbappé con el PSG. EFE

Mbappé, con el PSG. EFE

Kylian Mbappé: El PSG va a tener que sacrificarlo si finalmente no sale Neymar del equipo para cuadrar el balance económico exigido por el Fair Play Financiero. Y podría recabar en el Barça. Aunque el Real Madrid también se ha mostrado interesado siempre en él. Para que Mbappé llegara al Barça hace unos meses se hablaba de que había una condición: su cambio por Coutinho. Sin embargo de eso no se ha vuelto a hablar. Y su exentrenador Unai Emery aseguró que se quiere ir “al Barça o al Madrid”. Su juventud es su gran baza: tiene solo 19 años. Y su talento es indudable. Eso sí, su precio seguramente sea desorbitado: el PSG ya le pagó al Mónaco por él 180 millones. Ahora seguramente suba su precio. Veremos.

Pogba lo intenta de chilena. EFE

Pogba lo intenta de chilena. EFE

Paul Pogba: Ya en febrero su nombre resonaba como uno de los posibles fichajes estrella del Barça este mercado de verano. No es delantero, sino centrocampista, una zona que el Barça también debería reforzar. El francés no está agusto en el Manchester United por su mala relación con José Mourinho. Más de 100 millones pagaron los diablos rojos por él. Ha estado mucho tiempo en la agenda del Barça, lo que no sabemos es si sigue el interés por él. Otros clubes de otras ligas como la italiana también están peleando por cazarle, pero él siente verdadera admiración por Messi. “Messi y el fútbol son dos cosas que van juntas. Admiro mirarlo, hace cosas que nadie hace”, dijo hace tan solo dos meses. Pero en ese momento también se mostró agradecido a Zidane, a quien llamó “ídolo”, por alabar su fútbol. ¿A quien preferirá?

Di María, con el PSG. GTRES

Di María, con el PSG. GTRES

Ángel Di María: El ‘fideo’ exmadridista lleva unos años en el foco del Barça y él quiere venir. Tiene contrato en vigor hasta el 30 de junio de 2019 con el PSG. Esta temporada 2017/18 jugó 45 partidos, en los que anotó 21 goles y dio 12 asistencias. El Barça tendría que pagar por él 40 millones de euros, según Transfermarkt. Es Un extremo hábil, con desborde, llegada y gol, que estuvo en la agenda del Barça hasta el último minuto del mercado del verano de 2017. Se quedó en el club parisino a disgusto, vivió con irritación su suplencia y solo tuvo presencia regular por la lesión de Neymar. Es pieza básica en la Argentina de Leo Messi, que seguro que lo anima a venir.

Lo de Cristiano Ronaldo: no solo fue egoísta, fue un órdago absurdo y haría bien en ‘envainársela’

Para analizar bien si lo que hizo ayer Cristiano Ronaldo tras conquistar la Champions fue correcto o no, no hay más que ver lo bien que le vino al antimadridismo para hablar de otra cosa que no fuera que este es un equipo de leyenda, uno de los mejores ya de la historia tras ganar la Copa de Europa por tercera vez seguida y cuarta en cinco años.

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo (EFE).

Los jugadores, en su grandísima mayoría, son egoístas. Buscan su interés personal, no el colectivo, lo que pasa es que a Cristiano se le nota más que a otros. Su temporada europea ha sido asombrosa, pero ante el Liverpool no brilló, y seguro que eso influyó en esa insinuación de que se va a marchar. Bale dijo algo parecido, y el revuelo no ha sido ni parecido.

Pero cometió otro error Cristiano, más allá de la inoportunidad de su órdago, y es el de hablar del pasado. Presupone el luso que la decisión de marcharse del Real Madrid es única y exclusivamente suya, olvidando que tiene una cláusula de rescisión de 1.000 millones de euros. El club blanco puede acceder a negociar, si se ve forzado, pero en un mercado en el que se paga 160 kilos por Coutinho, un gran jugador que aún no ha ganado absolutamente nada y que no es ni la estrella de su equipo ni de su selección… ¿qué millonada habría que pagar por Ronaldo?

Coincidimos todos en que lo que más le preocupa a Cristiano es su ego, sus éxitos, sus títulos. Y en esa lucha por ser el mejor del mundo, incluso el mejor de la historia, tiene un rival coetáneo: Leo Messi. Es decir, necesita seguir ganando, y dónde mejor que en el Real Madrid.

Por esa razón me parece que el órdago a Cristiano es un farol. Quiere cosas, es obvio. Para empezar, más dinero, que su contrato sea parecido al de Messi o Neymar, más aún con la millonada que va a tener que pagar a Hacienda. También quiere, digamos, ‘cariño’, notar que el club le respalda no solo deportivamente, sino también en su lío con Hacienda. Eso parece algo más complicado, los problemas son suyos y no del Real Madrid.

Lo que está claro es que el Real Madrid necesita a Cristiano, sí, seguro. Renunciar a tu máxima estrella cuando has ganado una Champions tras otra es absurdo. Pero Cristiano necesita aún más al equipo blanco, y eso es de lo que tiene que darse cuenta el luso. Si lo que quiere es ganar, si lo que quiere es ser el mejor de la historia, quedarse es el único camino. Que le pregunte a Morata, Robinho, Özil o Di María qué tal es decidir irse del Real Madrid.

De momento, en la fiesta blanca, dio la sensación de recular con ese “hasta el año que viene”  y ese beso al escudo. No le vendría mal dejar de lado ese orgullo tan enorme que tiene, envainársela, hablar con calma con Florentino y arreglarlo todo para seguir haciendo historia.

¿Y el Madrid, qué? Otra vez campeón de Europa, ¿no?

Los que no son tan jóvenes recordarán un anuncio muy popular de los años 90. Hablaba de un todoterreno que te llevaba tan, tan lejos, que la gente vivía totalmente desconectada con la realidad hasta el punto de que un abuelo entrañable pensaba que el Real Madrid seguía ganando una vez tras otra la Copa de Europa.

Mijatovic, antes de marcar a la Juventus en la final de 1998.

Yo, que por aquel entonces (1994) era un niño, recuerdo las mofas de la época. Con cada eliminación europea, las mismas risas. Dicen que ser del Madrid es fácil, alegando que es el equipo que casi siempre gana, pero no fue así en los duros años 90, en la que los hinchas blancos sufrimos el apogeo del cruyffismo… y las bromitas con el famoso anuncio.

Hoy, 20 de mayo, se cumplen 20 años de la primera Copa de Europa en color del Real Madrid. La primera que vieron los ojos de muchos, muchísimos seguidores madridistas. Es un ícono porque, en esa época, ganar el título continental era algo casi utópico, poco menos que una fantasía. La Juventus de Zidane, Del Piero, Davids, etc. sonaba poco menos que imbatible. Ganar a un equipo italiano en una final, una gesta.

Y se ganó, con el inolvidable gol de Mijatovic. Y después llegaron un par de Champions más. Y, algo más de una década después, se levantaron tres más, quizás llegue la cuarta el sábado. Y por eso es tan importante valorar de dónde se viene, recordar una época en la que no se ganaba la Copa de Europa ni se estaba cerca. En la que llegar a semifinales era un éxito y algo muy, muy poco habitual.

Es probable que se esté perdiendo la perspectiva con lo de los últimos años, y por ello viene bien no olvidar cuando se estuvo 32 años sin levantar la Orejona y disfrutar, al máximo, la final de Kiev. Ganar varias veces seguidas no significa que no puedan pasar después muchos años hasta que vuelva a suceder. A saborear cada minuto de esta maravillosa época blanca.

Los seis posibles sustitutos de Griezmann en el Atlético de Madrid

Antoine Griezmann, celebrando uno de sus goles este miércoles en Lyon (EFE).

Casi se da por hecha la marcha de Antoine Griezmann del Atlético de Madrid, seguramente al FC Barcelona. Durante estos días se ha hablado mucho de esta salida y desde el punto de vista del hincha atlético, un interesante debate es conocer quién puede ser el sustituto del francés, no ya solo en el terreno de juego, sino como ‘crack’ del equipo.

Se han escuchado muchos nombres, pero estos son los seis que más han salido. De ellos, hay algunos que no me atraen nada, otros que me dejan frío y otros que me parecen buenas opciones. Así los clasifico.

BAJÓN TOTAL

Rodrigo Moreno (GTRES).

Rodrigo Moreno: el delantero hispano-brasileño ha sonado mucho como un objetivo del Atlético si se va Griezmann. Es cierto que el delantero ha cuajado su mejor temporada como profesional. Ha sido el mejor de un gran Valencia y es probable que se vea premiado con su presencia en la selección este verano en Rusia, pero como sustituto de Griezmann me parece una broma. Tiene la misma edad que el francés y mientras éste está consagrado como uno de los mejores jugadores del planeta (seguramente el tercero), Rodrigo está a años luz de esos niveles. En mi opinión (y esto vale para el siguiente candidato), el Atlético de Madrid tiene que fichar a un jugador ‘crack’, uno que llene el Metropolitano en su presentación. Rodrigo no lo es (ojo, que puede que me coma mis palabras en el futuro).

Aspas (EFE)

Iago Aspas: Vaya por delante que para mí, Iago Aspas ha sido el mejor jugador español de la temporada y uno de los más talentosos, pero no lo veo en el Atlético. El de Moaña tiene 30 años y sus experiencias en equipos en teoría más potentes que el Celta (Liverpool y Sevilla) han sido bastante decepcionantes. Aspas es el Celta y el Celta es Aspas. Es algo así como el Le Tissier del equipo gallego. Estoy convencido de que fuera de Balaídos no se sentiría cómodo. Tampoco veo sus condiciones muy del estilo del Cholo. A mí me decepcionaría su fichaje.

NI FRÍO NI CALOR

Kun Agüero (EFE).

‘Kun’ Agüero. Admito que tengo sentimientos enfrentados cuando escucho o leo algo sobre la posibilidad del regreso de Sergio Lionel Agüero al Atleti. Por un lado, qué se puede decir de uno de los tres mejores futbolistas que he visto con la camiseta rojiblanca (insisto, de los que yo he visto con mis ojos), que volvería siendo, además, el máximo goleador de la historia del Manchester City y tres veces campeón de la Premier League en Inglaterra. Por otro, me cuesta mucho olvidar cómo se fue del club (Enrique Cerezo, raro en él, no para de recordarlo) y más allá de sentimientos, pienso en que está a punto de cumplir 30 años, es algo frágil en cuanto a lesiones y que sería muy caro para unas arcas colchoneras que pocas veces se pueden permitir excesivas alegrías.

Di María (EFE).

Ángel di María. Nunca fui muy fan del argentino (y no, no tiene nada que ver con su pasado madridista). ‘El Fideo’ es ese tipo de jugador irregular cuyas grandes tardes/noches no me hacen olvidar las de desaparición total. Eso sí, admito que se trata de un jugador con un talento enorme y creo de verdad que con Diego Pablo Simeone daría más tardes buenas que malas. Pero sería muy caro y no solucionaría del todo el problema de la marcha de Antoine Griezmann, porque es menos delantero que el francés y tiene menos gol. Sería un buen complemento para un killer, pero por sí solo no llena el hueco del 7 de Mâcon.

ME VENGO ARRIBA

Cavani (EFE).

Edinson Cavani. Me vais a decir que es más mayor aún que Agüero o Di María (el uruguayo tiene 31 años) y que también será carísimo, pero para mí sí que es uno de esos delanteros dignos de un equipo que pelea por la Champions. El uruguayo es, además, un viejo objeto de deseo de Simeone y estoy convencido de que haría una dupla terrorífica con Diego Costa. Este sí asegura goles y sería un salto de calidad. El problema, como os decía, es que todo lo que venga del Paris Saint-Germain significa mucho dinero, tanto el sueldo, como en traspaso. Además, no creo que los jeques cataríes tomen ninguna decisión antes de que se resuelva de manera definitiva la situación de Neymar. La posible marcha del brasileño al Real Madrid significaría un terremoto que no sólo afectaría al club galo, sino todo al fútbol europeo, desencadenando una serie de efectos dominó difíciles de prever. Demasiados condicionantes.

Dybala (EFE).

Paulo Dybala. Creo que es el más difícil, pero sería el mejor. Está llamado a ser uno de los cracks del futuro, pero será difícil que la Juventus se desprenda de él y mucho menos por un precio prohibitibo. Por edad (24 años) y potencial, el cordobés sí sería ese crack que ilusionaría a la afición del Atlético de Madrid y que llenaría el Metropolitano en su presentación. Además, es argentino, como el Cholo Simeone, lo que para tanto uno como para el otro, sería un punto a favor.

¿Y vosotros, a cuál preferiríais?

Juanfran y su “quién manda en la capital” hacia el Real Madrid y el porqué de esa ‘absurdez’

Tras la final, y con la euforia desmedida por ganar un título, Juanfran se lanzó micrófono en mano con el famoso cántico “Que sepan los vikingos, quién manda en la capital”. El contexto es importante, y te hace entenderlo en parte, pero claro, es normal que hoy haya cierta mofa en el madridismo con el tema.

Para empezar, no parece Juanfran, que falló un penalti en la final de Milan de 2016 que le dio la Undécima al Real Madrid, el más adecuado para el cántico. Aunque quizás por ello lo hizo el ex canterano, que sin duda debe tener una espinita clavada con el tema pese a que, según dijo, le hizo “mejor jugador”.

Juanfran

Juanfran con el megáfono tras ganar la Europa League.

Pero bueno, pasemos eso por alto. El Real Madrid le ha ganado en los últimos cuatro años dos finales de la Champions al Atlético. Dos. En el partido más importante del fútbol de clubes, en dos ocasiones, dos, se ha impuesto el Madrid al Atleti. Sobre la campana una vez, desde el punto de penalti la otra. Da igual, la victoria fue del Real Madrid.

Se han cruzado en la máxima competición otras dos veces merengues y rojiblancos. Una en cuartos de final de 2015, eliminatoria que cayó del lado blanco. Y otra en 2017, en semifinales, también con triunfo madridista. Para poner en perspectiva, un dato: al bravo Atlético de Simeone solo le ha eliminado un equipo en la Champions: el Real Madrid, cuatro veces.

Respeto mucho, muchísimo, lo que está haciendo este Atlético. Quedar eliminado de la Champions, levantarse, comerse el orgullo y ganar la Europa League tiene un gran mérito, pero creer que ganar la competición que juegan el quinto y el sexto de las grandes ligas, tras quedar eliminado en la fase de grupos de LA competición, te hace estar por encima del actual bicampeón de Europa, que además juega otra final en unos días, roza lo grotesco.

La mala suerte de este Atleti es que le ha tocado vivir su mejor momento histórico con la segunda gran época (tras las Copas de Europa en blanco y negro) del mejor club de la historia. Y encima ese club es el vecino y gran rival.

El Atleti es campeón de la Europa League: ¿Qué nota le pones a la temporada rojiblanca?

Once del Atlético de Madrid este miércoles en Lyon (GTRES).

Colmado de felicidad por ver cómo el Atlético de Madrid ganó este miércoles la Europa League, y cuando todo el mundo mira hacia el futuro (en resumen, sobre el futuro de Griezmann), yo voy a invitaros a echar la vista atrás, pero no mucho: ¿Qué nota le pones a la temporada del Atlético?

En mi opinión, la temporada se puede dividir en dos mitades. Una mala, la primera mitad, y otra muy buena, la segunda mitad. La cuestión es que la primera tiene una muy mala noticia, que es la eliminación de la Champions, y la segunda una muy buena: la consecución de un trofeo europeo. Me pregunto si una cosa compensa la otra.

Y la respuesta es “sí”. Está claro que no es comparable la UEFA Europa League a la UEFA Champions League, pero oye, sólo dos equipos alzan trofeos cada primavera en Europa y el Atleti es uno de ellos. Está claro que la caída en Champions fue un fracaso, pero hay que tener en cuenta el condicionante de la sanción FIFA. El equipo no se dejó caer en el desánimo y ahora tiene en sus vitrinas un trofeo más, que viene a recordar, sobre todo, que este equipo está hecho para batirse el cobre en las fases finales de la Champions. Así que desde mi parte, va un notable. Y del futuro, ya hablaremos.

¿Y tú, qué nota le pones a la temporada del Atleti?