BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Entradas etiquetadas como ‘Isco’

¿Por qué Isco juega menos en el Real Madrid que en la selección española?

A veces, y hasta en el fútbol, algunas preguntas tienen respuestas sencillas.

  • ¿Por qué está Isco siendo suplente en muchos partidos con el Real Madrid?
  • Porque no está jugando bien

Es así de simple. Las actuaciones de Isco en el campo esta temporada distan mucho de las de la pasada, y por eso está jugando mucho menos. Recordemos que hace un año, el malagueño se convirtió en indiscutible hasta el punto de sentar a Gareth Bale en la final de Cardiff en una época en la que la BBC parecía absolutamente innegociable. Lo logró con un tramo final espectacular en el que fue el líder del equipo, el que se echó al equipo a sus espaldas. Los goles eran de Cristiano, el culpable del buen juego fue él.

Isco

Isco se lamenta en un partido del Real Madrid (EFE).

Empezó Isco la siguiente campaña en buena forma y con una exhibición ante Italia, esta vez con la selección española. Pero, desde entonces, su nivel ha estado muy lejos de lo que de él se espera. Pocos goles, lento en la transición defensa-ataque y perdido en regates bonitos pero en zonas irrelevantes del campo.

Y, con ello, ha perdido el sitio. Esta vez, además, no ha sido Gareth Bale, ni se puede hablar de una ‘imposición’ por un fichaje millonario. Han sido un talento emergente (y español, que esto gusta mucho a la prensa de aquí) y un currante. Marco Asensio y Lucas Vázquez han recortado los minutos de Isco, y nadie puede poner un pero al respecto. Absolutamente nada que reprochar a un Zidane que ha sido justo, se llamen Lucas, Marco, Gareth o Francisco.

¿Y por qué juega bien entonces con España? Otra vez la respuesta es sencilla. Teniendo en cuenta que su show ante Italia fue hace muchos, muchos meses, estamos hablando de que Isco cuajó un muy buen partido ante Alemania, pero no deja de ser eso, un partido. Imposible hacer una valoración solo con eso, y no tiene nada de extraño que un gran jugador tenga una gran actuación. Y Lopetegui lo que está haciendo es confiar en un jugador que le está respondiendo, todo muy lógico.

A Isco hay que pedirle, una vez más, paciencia, puede ser una parte muy importante en el presente y el futuro de este Real Madrid. Y sobre todo hay que exigirle que muestre en el campo lo gran jugador que es, en este equipo no se perdona que esté por debajo de su nivel. Le queda el tramo decisivo de la temporada, y después un Mundial para volver a reivindicar su talento.

 

Caso Isco: chantajear a Florentino con irse al Barça hace efecto

No hay otra cosa que tema más Florentino Pérez que vuelva a darse un caso como el de Luis Enrique. Los traspasos que entre el Barcelona y el Real Madrid han sido pocos, pero muy mediáticos —véase el caso del ahora entrenador culé (primero madridista y luego blaugrana) o el de Luis Figo (primero culé y después merengue)— y el presidente del club blanco no quiere verse inmerso en otro, mucho menos siendo él el que pierde.

Isco en un partido con el Real Madrid. (EFE)

Isco en un partido con el Real Madrid. (EFE)

Todo esto Isco Alarcón lo sabe y el jugador, por ahora madridista, ha chantajeado al club con irse al eterno rival para aumentar su salario. Según publicó ayer La Vanguardia, Isco pedía diez millones de euros al año para renovar su contrato, que vence en junio de 2018 y tras el que se iría sin dejar ni un duro en Madrid.

Por su parte, el Real Madrid solo le había ofrecido seis millones y el principal problema llegó a raíz de que el Barcelona propuso (de irse gratis) una prima de fichaje de veinte millones de euros y cinco años de contrato. Pero, cuando hay una puja del Barcelona en el mercado el contraataque blanco no tarda en llegar, y eso es lo que buscaba a priori el malagueño.

Y parece ser que lo ha conseguido. A pesar de que Florentino atacó diciendo que o renovaba por seis millones o se pasaría un año viendo los partidos desde la grada, según informa hoy el diario As, Isco ha conseguido lo que quería: renovar y cobrar más del doble. El jugador continuaría así en el Madrid cinco o seis temporadas más y pasaría de cobrar tres millones brutos por temporada a ocho.

Chantaje va, chantaje viene para acabar tomando la decisión esperada desde el minuto uno. Sin embargo quizá no es lo mejor para Isco. Fichado por Florentino como un galáctico, el malagueño ha pasado casi más tiempo en el banquillo que sobre el césped y su juego no rima con el del equipo blanco pero sí con el del Barça.

No es la primera vez que es pretendido por el club catalán, al que siempre ha visto con buenos ojos, pero antes el centro del campo tenía dueños inamovibles: Xavi, Iniesta y Busquets. Ahora, con Xavi en Qatar e Iniesta a tiro de piedra de la jubilación, Isco sería la pieza clave que falta en la medular azulgrana.

Sin embargo, el presidente blanco no mira por el bien de sus jugadores, sino por el bien de su prestigio. ¿Cómo va a irse Isco al Barça por cero euros? ¡Eso sería un fracaso! Y no le falta razón… Ahora le toca mover ficha al propio jugador y decidir si acepta o no la propuesta de su presidente, decisión que parece clara. La duda que me entra ahora es… ¿de verdad va a jugar más? ¿Le compensa? Eso solo él lo sabrá.

Isco y sus dudas: renovar o no con el Real Madrid

Isco duda si renovar con el Real Madrid. Al genial centrocampista malagueño le queda algo más de un año de contrato, y no lo ve claro. Juega muchos minutos y Zidane cuenta con él, pero no es titular y le toca ver muchos partidos desde el banquillo.

Isco

Isco se lamenta en el partido ante el Espanyol (EFE).

Si todos los jugadores de la plantilla están sanos y hay partido ‘gordo’, al de Arroyo de la Miel le toca quedarse fuera. En el medio le cierran el pase Casemiro, Kroos y Modric, arriba la siempre indiscutible BBC. Es el primer recambio, pues de momento le gana la partida al inconsistente James, pero para él no es suficiente.

Él sabe de la importancia de su decisión. Tiene 24 años y los mejores años de su fútbol le llegan ahora, aún en plenitud física y con mayor madurez futbolística. Sale y se luce en muchas ocasiones, como este sábado ante el Espanyol, partido en el que fue clave no solo con dos fantásticas asistencias, sino también con su presencia en la construcción del juego. Y entonces recuerda que no es titular, y le da que pensar.

Pues sí, Isco debe pensar mucho sobre qué quiere hacer con su carrera, y para ello debe fijarse en algunos ejemplos recientes de jugadores que abandonaron el Real Madrid. El caso más sangrante es el de Robinho, que se fue para ser “el mejor del mundo” y su carrera fue una cuesta abajo constante hasta pasar totalmente desapercibido en su recta final. Acabó jugando en China con solo 31 años.

Hay más ejemplos recientes. Mesut Özil y Ángel di María se fueron por dinero y por ganas de más reconocimiento. El alemán se hincha a dar asistencias y a sumar un fracaso tras otro en el Arsenal, lugar a donde ha llevado su enorme calidad… e inconsistencia. Di María fracasó en el Manchester United, y le va mejor en el PSG, pero (de momento, al menos, a ver este año) en París no tiene la relevancia que su gran juego merece por la debilidad de la liga gala y por los continuos fiascos europeos del equipo.

Cada jugador es un mundo, no cabe duda. Pero bien hará Isco en fijarse qué les ha pasado a otros jugadores que han decidido abandonar el Real Madrid aun teniendo un papel relevante en el equipo. Y que recuerde que Modric cumplirá este año 32 años, su físico es frágil y el malagueño debería ser el jugador llamado a ocupar su lugar en la sala de máquinas blanca.

Isco o Bale, el debate absurdo

Bale o Isco. Ya lo tenemos. El debate ya ha surgido. Las dos victorias del Real Madrid ante rivales de la entidad de Liverpool y Barça con el malagueño en vez del galés, lesionado, han hecho que sean muchos los que reclamen que haya un cambio de rol entre ambos. Es decir, que Isco sea el titular en el lugar de Bale.

Bale e Isco

Bale e Isco (GTRES ONLINE).

A veces no nos damos cuenta de lo estériles que resultan estos debates cuando aún estamos en el mes de octubre. Que la temporada es larguísima y habrá lesiones y partidos para que ambos tengan mucho peso en el equipo, y que en alguno de ellos descansarán al igual que le tocará a Benzema y James. Cristiano lo hará en Copa, y gracias.

Con Isco el Real Madrid ha jugado no ya bien, sino muy bien. La inclusión de un cuarto centrocampista le sienta muy bien a este equipo, que ante rivales de empaque se siente más cómodo reforzando la medular y dando más libertad a sus dos delanteros.

Pasó en la final de la Copa del Rey, en la que el que faltó fue Cristiano. Pero también se empleó ese sistema ante el Bayern en Múnich y jugaron los tres miembros de la BBC. Ancelotti fue capaz de convencer a Bale de que ese día tocaba jugar de interior y no de extremo y el galés fue aplicado y ayudó al equipo no solo con su calidad, sino también con trabajo. El 0-3 de Cristiano fue un robo de Bale en el área propia que continuó con una galopada tremenda y la cesión del gol al portugués.

Por lo tanto, el debate sobre si debe ser Isco o Bale el que se caiga del equipo en los partidos importantes es menor, baladí, irrelevante. Porque en el fondo da igual, como da lo mismo que el sacrificado fuera James o Benzema. Es la idea solidaria que Ancelotti ha inculcado a un equipo con talento infinito lo que le está haciendo triunfar en grandes escenarios. Y por eso es indiferente que ese día se quede fuera uno u otro. Hasta sin Cristiano se ganó una final de Copa al Barça. A alguno se le ocurrió decir ese día que sin el portugués el Madrid jugaba mejor al fútbol. Por abrir debates que no sea.

El antimadridismo de Isco

Con el fichaje de Isco prácticamente cerrado por el Real Madrid, me he levantado esta mañana con esta portada de Superdeporte con unas declaraciones del jugador hace cuatro años: “Soy un poco antimadridista”.

Prefiero dejar a un lado el debate sobre ética de dicha portada, el momento en el que se publica y los motivos y centrarme en su contenido: una entrevista con el jugador en 2009 en su época de canterano del Valencia en la que, con 17 años, aseguraba ser “un poco antimadridista” y que el club blanco era “prepotente”.

Isco y Xabi Alonso

Isco y Xabi Alonso.

De inmediato se ha levantado debate sobre la idoneidad de fichar a un jugador que no tiene especial afecto por el equipo en el que va a militar. Que Isco no era de pequeño del Real Madrid era algo de sobra conocido, igual que se sabía que llamó a su perro ‘Messi’ por el ‘crack’ argentino del Barça.

Bueno, ¿y qué pasa con eso? ¿O es que acaso ahora los clubes solo fichan a jugadores que sienten los colores desde la infancia? A ver si es que ahora a alguien le importa que de pequeño Iniesta fuera del Real Madrid, que Raúl González se criara en la cantera del Atlético de Madrid o que Figo llamara llorones a los madridistas al celebrar una Liga con el Barça. Por poner tres casos de infinidad de ellos.

A Isco el aficionado del Madrid le tiene que pedir que juegue al nivel que se espera, que meta goles, que de asistencias y que gane títulos. Y olvidarse de la tontería de si de pequeño era de un equipo o de otro.

Isco, el ‘crack’ del futuro que no se le puede escapar al Real Madrid

Los próximos días, quizás horas, se van a convertir en una lucha por conseguir el fichaje de Isco. Real Madrid y Manchester City quieren a un jugador que ha deslumbrado con una gran temporada en el Málaga y que se ha consagrado definitivamente con un genial Europeo sub’21, en el que ha sido el mejor jugador.

Isco

Isco, mejor jugador del Europeo sub’21.

Es una carrera que el Real Madrid no puede permitirse perder. Tras muchos años en los que los mejores jugadores españoles han militado en el Barça –Xavi, Iniesta, Cesc- o se han ido a jugar al extranjero –Silva, Javi Martínez, Mata-, la estrella española del presente y del futuro no se le puede escapar.

Esta vez no hay excusas. Habitualmente, los clubes españoles tienen reticencias a traspasar a sus estrellas al conjunto blanco. Valencia, Atlético, Sevilla o Athletic ponen mil y una trabas cada vez que hay interés blanco en alguno de sus mejores jugadores. Saben que no está bien visto en sus aficiones la venta de sus ídolos al club de Chamartín y solo el pago de la cláusula permite la compra, como en el caso de Ramos.

Pero no es el caso del Málaga. Históricamente club amigo del Madrid, necesita vender a su mejor jugador y estaría encantado de que fuera al club merengue, no tiene ningún problema en ello.

La cláusula de rescisión de Isco es de 35 millones de euros. Suena a broma cuando se recuerdan cifras como los 30 que se pagaron por Coentrao, un lateral cumplidor, o las cifras que se piden por otros grandes jugadores europeos. Aunque el Málaga se haya mostrado receptivo a la negociación, la oferta debe ser buena y en consonancia con la categoría y proyección del jugador.

Pero lo más importante será convencer al jugador. A pesar de que el Madrid aún no tiene entrenador, al jugador se le debe vender un proyecto, asegurarle que va a ser un hombre importante dentro del equipo. Ésta es temporada de Mundial e Isco quiere minutos para poder ir a Brasil, algo que Pellegrini le va a garantizar en el Manchester City.

Por último, quiero apuntar que el Madrid no debe fichar a Isco por el hecho de que sea español y por la vieja cantinela de ‘españolizar’ el equipo. Debe ficharle porque es un ‘crack’ y una de las mayores promesas del fútbol mundial. Como sus genialidades en el Europeo sub’21 están muy recientes y aún las recordamos, os dejo sus mejores momentos de la temporada con el Málaga.