Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Entradas etiquetadas como ‘Copa del Rey’

Gran sanción al Barça por pitar el himno de España… hace 93 años

Pitada al himno en la final de Copa de 2017. (GTRES)

Pitada al himno en la final de Copa de 2017 entre el Barça y el Alavés. (GTRES)

Ocurrió el 14 de junio de 1925. Ese día y ese año, el FC Barcelona fue sancionado por haber pitado el himno de España con seis meses de suspensión y el cierre de su campo (en aquel momento El Camp de Les Corts). Un Barça campeón de la Copa de España y Copa de Catalunya jugaba contra el humilde CE Júpiter (campeón de la Segunda catalana y de Segunda División Española). Ambos clubes se enfrentaban por ser los campeones de la autonomía catalana. Un partido amistoso que se torció.

A pesar de los festejos, el partido se celebró con gran controversia. El Barça ganó 3-0 con goles de Sagi, Alcántara y Martí, ante más de 14.000 espectadores. Gran afluencia de público que, además de animar a sus equipos, silbaron con fuerza el himno nacional. Y no solo eso, ovacionaron el himno del Reino Unido, el God Save The Queen. Ya de aquella parecía haber aficionados independentistas.

España estaba en aquel momento bajo la dictadura del general Primo de Rivera, que, tras enterarse de lo sucedido, forzó el cierre de Les Corts durante seis meses, aunque más tarde la sanción se quedó en tres. Una sanción estratosférica que no ha servido para mucho porque, en el actual Camp Nou se sigue (y seguirá) pitando el himno de España. Y no solo ahí, también en todos los estadios en los que juegue el Barça, sobre todo si se trata de la Copa del Rey.

Lo veremos este sábado en la final ante el Sevilla de esta competición copera en el el Wanda Metropolitano. Y… ¿recibirá el club azulgrana alguna sanción por pitar el himno? Previsiblemente no. Porque ahora, gracias a dios, existe la libertad de expresión.

La final de OT la vio menos gente que un partido random de la Copa: el fútbol sigue siendo el rey

Hoy, es un buen día para venir a hablar de mi libro, que diría Umbral. Toca hablar de audiencias, de qué ve la gente en televisión, qué es lo que elige para desconectar después de una, probablemente, semana de mierda con mal tiempo y pocos planes que hacer.

Barça - Valencia

Barça – Valencia (EFE).

El fútbol, el blanco fácil de cualquier cultureta, ese deporte que quita espacio a la cultura, que diría Leticia Dolera, que reúne a más de 100.000 personas en un campo que creen que La Regenta es una peli porno, sigue siendo lo que la gente prefiere ver en televisión.

Ayer, la gala de OT (que no me perdí, por supuesto, no quiero quedarme fuera de muchas conversaciones) reunió a casi 4 millones de personas. Un exitazo, al parecer. Récord de audiencia. Pues bien, un partido random de la Copa del Rey, la ida de las semifinales de la Copa del Rey de la semana pasada, que registró además la peor entrada de la temporada en el Camp Nou, fue vista por… casi 5,5 millones de personas (entre Telecinco y Gol).

No hay que irse a una final de la Champions (casi 10 millones la del Real Madrid ante la Juve el pasado junio), no. Un partido de interés medio, sin el equipo que más audiencia da, ya iguala a la final de Operación Triunfo… y tiene un millón más que los Goya. No está mal recordar qué les apetece ver a los españoles. Guste, o no guste.

Cualquier cosa es un insulto para la RFEF si lo dice un jugador del Barça

Pues parece ser que ahora ser de Cornellá de Llobregat es un insulto. O, al menos, así lo ha considerado el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), según varios medios. Este organismo ha abierto expediente a Gerard Pique por decir que el Espanyol “es de Cornellá”. Y ya me dirán ustedes qué tiene de malo pertenecer a este municipio… Pobres los que vivan allí, que ahora tendrán que sentirse avergonzados.

Otra opción es que, como las palabras de Piqué siempre causan revuelo por su tono irónico, hay que censurarlas. El central del Barça dijo en dos ocasiones “el Espanyol de Cornellá” en zona mixta tras el derbi copero catalán. Es como si dices ‘el Real Madrid de Chamartín’; o ni eso porque Chamartín es distrito, aunque (incluso teniendo más motivos) no creo que los madridistas se sintieran menospreciados.

Sergio Busquets y Gerard Piqué celebran un gol. (EFE)

Sergio Busquets y Gerard Piqué celebran un gol. (EFE)

Pero que el Espanyol es de Cornellá es una verdad como un piano de grande. Al menos su estadio (cuyo propio nombre lleva incluido el del municipio) se encuentra localizado allí. Así lo explicó después Piqué: “El Espanyol está en Cornellà, es una obviedad”. Es Barcelona como dijo después Valverde sí, pero también es Cornellá, pese a que el propio equipo no quiera reconocerlo. Y es que fue el Espanyol quien pidió a Antiviolencia que abriera una investigación por las palabras del central blaugrana. ¿Qué las palabras sentaron mal a los periquitos? Peor les sentaría quedar eliminados de la Copa del Rey ante uno de sus mayores rivales. Las aguas estaban revueltas y era lo único que podía ensombrecer la victoria culé.

Pero este culebrón con la RFEF no termina aquí. No ha sido la única censura que el organismo rector del fútbol en España ha hecho sobre un jugador del Barça. Y tampoco es la única hecha por palabras sobre el partido ante el Espanyol. El Comité también le ha abierto otro expediente a Sergio Busquets  por sus palabras tras el triunfo global del Barça.

Ellos lo celebraron como si hubieran pasado de ronda [a semis] tras ganar en la ida (1-0), pero las eliminatorias duran 180 minutos y les hemos demostrado que somos muy superiores.

¿Qué hay de malo en esta frase? Nada. Pero según el club de Cornellá —reitero— “generan claramente violencia e intolerancia“. Yo creo que deberían leerse cada una de las definiciones que aporta la RAE sobre estos términos y pensar seriamente sus decisiones. Porque ya no diferenciamos entre “actitud xenófoba”, ironía o simplemente opinión.

Arnaiz, un pichichi copero de 20 millones

Ni 700 millones, ni 100, ni incluso 50. La cláusula de José Arnaiz es de 20 millones de euros. Una cifra muy asequible para cualquier equipo que le pretenda. Y es que nadie pensaría que este jugador, de 22 años y que milita en el Barça B, iba a convertirse tan pronto en una gran promesa.

De él nada se sabía hace menos de un año, pero ya es el pichichi de la Copa del Rey. Sí, como lo leen. El centrocampista del filial culé, nacido en Talavera de la Reina, ya lleva tres goles en la competición copera. Y solamente ha jugado 3 partidos. Está empatado con Munir (Alavés), Calleri (Las Palmas) y Torres (Atlético).

 José Arnáiz celebra su gol ante el Celta de Vigo. EFE

José Arnáiz celebra su gol ante el Celta de Vigo. EFE

Pero estas cifras no son las únicas que sorprenden: en apenas 133 minutos que ha jugado ha rematado tres veces a puerta, y las tres dentro de los tres palos. Parece un trabalenguas, pero son datos que dejan boquiabierto a cualquiera. Hasta el Arsenal ya le echó el ojo hace unas semanas.

Por si fuera poco, Arnaiz marcó el primer gol del año 2018 para el conjunto azulgrana y sucedió en esa estadística a Lionel Messi, que estrenó la casilla anotadora de su equipo en 2016 y 2017.

Ante el Celta faltaban Messi y Suárez en ataque. Sin embargo, estaba José Arnaiz para abrir el marcador con un remate perfecto a pase de André Gomes (hablaré de su presunto resurgir pronto en otro post). Este fue finalmente el único gol de su equipo y gracias a él deja de cara esta eliminatoria. La vuelta se juega el próximo jueves 11 de enero en el Camp Nou y, al menos yo, espero volver a verlo sobre el terreno de juego.

Además, que el Barça necesita refuerzos no es ningún notición, por lo que su llegada definitiva al primer equipo no sería de extrañar. O, al menos, Valverde no debería perderlo de vista.

Los jugadores del Alavés se indignan con la prensa de Barcelona

Una noticia publicada en un diario deportivo de Barcelona, el Sport, ha indignado a los jugadores y aficionados del Alavés. Y no es para menos, dicho medio ha publicado este miércoles una noticia en la que ya da por campeón de la Copa del Rey al Barcelona. Y sin haber jugado todavía la final contra el equipo vasco.

Captura de pantalla de la noticia publicada en el Sport.

Captura de pantalla de la noticia del Sport.

La noticia se titulaba: “Tres clásicos Barça-Real Madrid en pretemporada“. Esta contenía frases textuales como “El Real Madrid y el FC Barcelona vivirán tres clásicos en pretemporada y en teoría podría llegar a disputarse nueve en la temporada 2017/18” o “El partido de Miami precederá a los dos de la Supercopa de España en agosto”.

Cabe recordar que el Barça jugará un amistoso contra el máximo rival en agosto en Estados Unidos y solo disputará la Supercopa si gana la Copa del Rey. Esto el Sport no lo ha tenido en cuenta.

Ni concidionales como: “Si el Barça gana al Alavés, podría disputar tres clásicos en pretemporada”. Ni otros matices que darían a entender que hay un partido que será decisivo para que los tres encuentros se lleven a cabo. Nada. Por ello, los jugadores del equipo vasco han reaccionado poco después en las redes sociales. Estos han mostrado su máxima implicación para ganar su primera final de Copa de la historia al conjunto culé en el Vicente Calderón el próximo sábado.

Uno de ellos fue Ibai Gómez, que dio los buenos días en Twitter adjuntando una imagen de la noticia.


El texto fue eliminado poco después por el diario deportivo de su página web. “Error en la navegación. ¡Vaya lo sentimos! La página que buscas no existe o ha sido borrada del servidor”, se puede leer actualmente cuando pinchas en la url creada para el artículo. Horas después del error lanzaron otra publicación pidiendo disculpas por lo ocurrido.

¿Le dejarías tu casa a tu ex para que viera una peli con su nueva pareja?

Bueno, venga, admito que quizás el ejemplo pueda ser considerado como algo exagerado, pero así es como se sienten (nos sentimos) muchos aficionados del Real Madrid cuando se pide (este año toca de nuevo) que la final de la Copa del Rey se juegue en el Santiago Bernabéu con el Barça como participante y, además, como máximo favorito a la victoria.

“Es que es el campo más grande, y el que mejor les pilla a los equipos para desplazarse”, alegan. Bueno, pues mi cumpleaños está a la vuelta de la esquina, mi ex tiene una maravillosa y céntrica casa con una terraza de más de 20 metros cuadrados y no, no se la voy a pedir para la celebración.

El Real Madrid es, recordemos, una entidad privada, propiedad de sus socios, y a estos no les hace ninguna gracia que vaya allí el eterno rival a celebrar un título. Como seguro que a los del Barça no les haría gracia acoger una final entre, por ejemplo, el Real Madrid y el Espanyol (o el Zaragoza). Y al presidente de la entidad, en este caso la blanca, le corresponde hacer lo que los socios del club desean.

La excusa de la capacidad del estadio es la que más gracia me hace, dado que ninguna de las recientes finales coperas entre Real Madrid y Barça (2011 y 2014) se han disputado ni en el Bernabéu ni en el Camp Nou, los estadios con más capacidad. Nadie la quería en esos estadios, por mucho que más aficionados hubieran podido disfrutar de ella. Y se disfruta, ya les digo yo que se disfrute, que estuve las dos veces en Mestalla.

Hace un par de años, la excusa fue las obras de los baños del Bernabéu. Sí, fue una excusa barata, lo sabemos todos. Por algún motivo, queda mal decir que no, que no quieres dejarle la casa a tu máximo enemigo deportivo, Porque para el Barça, ganar la Copa no cabe duda de que le gustará, pero le produciría infinitamente más placer hacerlo en el Santiago Bernabéu, en la casa del eterno rival.

El Calderón está a la misma distancia que el Bernabéu, cabe la misma gente que en Mestalla y además una final de Copa será una despedida perfecta para el campo colchonero. Que disfruten allí culés y alavesistas.

Santiago Bernabéu

Santiago Bernabéu (JORGE PARÍS).

Piqué lo confirma: “El tema de los árbitros está calentito” en Can Barça

Más de dos semanas lleva el Barça rodeado de polémica arbitral. A favor, en contra… da igual el colegiado que pite el partido que siempre aparecen jugadas polémicas, quejas y disputas por su actuación. Ayer, para no ir más lejos, los jugadores del Barça se quejaron de la actuación de José Luis González González, pero no fueron los únicos.

Los aficionados de la Real manifestaron su enfado en el campo con una Tamborrada de silbidos. Y los jugadores lo hicieron ante la prensa y a través de las redes sociales. Illarramendi, Raúl Navas, Íñigo Martínez, Zurutuza, Sergio Canales… Es decir, casi la plantilla al completo se quejó de la actuación arbitral.

Las jugadas polémicas estuvieron presentes en gran parte el encuentro. Los donostiarras reclamaron un fuera de juego inexistente, y las expulsiones de Messi y Neymar por doble amarilla. No se produjeron, pero tampoco ellos dejaron jugar al Barça. Faltas, interrupción del juego y hasta dos agresiones que reclaman algunos medios de la ciudad condal.

Gerard Piqué haciendo un Facebook Live.

Gerard Piqué haciendo un Facebook Live.

Al partido no le faltó de nada. Hubo incluso sorpresas: Gerard Piqué no quiso comentar la actuación arbitral en un vídeo en el que contestaba a sus seguidores: “No voy a hablar del tema de los árbitros que está calentito”, dijo el central azulgrana, como si alguien le hubiera dado lecciones de modales... Pero no le falta razón. El Barça lleva todo el año inmerso en polémicas y ayer había que celebrar el fin de la maldición.

Por fin, después de 10 temporadas el club catalán consiguió ganar en Anoeta. Y no fue una victoria cualquiera. Neymar, de penalti con paradiña incluida (que solo un experto como él se atreve a hacer), ha otorgado al Barça una ventaja importante a la hora de alcanzar las semifinales de Copa. El rey de copas está más cerca de lograr otra.

Además, los culés llevan tres victorias consecutivas muy importantes para remontar el vuelo. Luchar por la Liga y meterse en la final de la Copa del Rey son los objetivos más próximos. Parece que el camino a seguir es este. Eso sí, las polémicas hay que dejarlas de lado.

El Atleti y la Copa del Rey: este año, ¿por qué no?

El Atleti, celebrando la Copa del Rey en 2013 (Archivo).

El sorteo de cuartos de final de la Copa del Rey no ha deparado choques entre los favoritos. De los tres principales candidatos, Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid, el equipo que mejor fortuna ha sido el colchonero (ya era hora), que se enfrentará al Eibar (mientras que el Madrid se las verá con el Celta y el Barça, con la Real Sociedad).

Vaya por delante que la SD Eibar es muy capaz de eliminar al Atlético de Madrid. Pese a que hace unos días los colchoneros ganaron en Ipurua, el equipo armero puso en aprietos constantes a un club de Simeone que no termina de encontrar este año su mejor versión.

Precisamente por eso, por la dificultad que está encontrando en Liga (y dejando aparcada de momento la Champions), creo que el Atleti tiene una buena ocasión por ganar un trofeo muy querido por la afición colchonera y repetir el éxito de 2013, el primer título nacional que Diego Simeone ganó como técnico del Atleti, en aquella recordada final en el Santiago Bernabéu, que se decidió en la prórroga con gol del hoy interista Joao Miranda.

El único pero que puede tener esta teoría es el orden de los partidos (primero en Madrid, después en Eibar). Para mí, el Eibar era el mejor rival que le podía caer al Atleti, junto al Alavés y por encima del Alcorcón. A los alfareros no los quería ni en pintura. Su extra de motivación y tener más que ganar que perder los hace muy peligrosos.

Con Real Madrid y Barcelona sufriendo, previsiblemente, un mayor desgaste en Liga y con rivales de mayor entidad en Copa, el Atleti puede hacer una apuesta sustanciosa por un trofeo con el que despedir, como merece, el Vicente Calderón.

En breves días, el desenlace de esta historia.

Messi, Suárez y Neymar siguen de vacaciones

La MSNMessi, Suárez y Neymar— no apareció cuando se la necesitó en el partido de este jueves ante el Athletic de Bilbao en Copa del Rey. Al Barça le urgían sus goles, jugadas o asistencias pero ellos seguían de vacaciones, de fiesta, con la familia o atiborrándose a polvorones. Quién sabe.

Sobre el césped de San Mamés estaban, pero casi no se hicieron notar. Bueno, ni ellos ni muchos de los jugadores azulgrana que pisaron el campo bilbaíno. Ni los defensas, con errores garrafales; ni los centrocampistas, que no consiguieron hacerse con la posición del balón; ni los delanteros, muy poco acertados de cara a la portería de Gorka Iraizoz.

Una jugada de Neymar ante el Athletic

Una jugada de Neymar ante el Athletic / EFE

Una primera parte bochornosa que empezaba bien para los culés, acabó convirtiéndose en un sorteo de tarjetas amarillas, faltas tontas y monólogo de protestas. Alguna acertada, eso sí, porque Fernández Borbalán se comió, como mínimo, un penalti claro sobre Neymar.

En la segunda parte, apareció momentáneamente el de siempre (Messi) para marcar el primero para los culés y acercar a su equipo en el marcador (2-1) de falta. Muy protestado por los bilbaínos pero que subió justamente al marcador. Un par de jugadas sin acierto más y no volvió.

A partir de ahí, nada. Nada de nada. Bueno sí, el colegiado siguió con su habitual mete-saca de la mano al bolsillo: expulsó a Raúl García e Iturraspe por doble amarilla y dejó a los bilbaínos con nueve jugadores sobre el terreno de juego.

De nada sirvió porque el marcador no se movió y la superioridad (en número) apenas se notó. El Barcelona tendrá que ganar la vuelta en el Camp Nou si quiere pasar a cuartos de la Copa. Empezamos bien el 2017.

Aleix Vidal: 22 millones por un futbolista que no juega ni contra el Hércules

Sí, es una realidad: Luis Enrique no cuenta con Aleix Vidal. A estas alturas de la temporada, visto lo visto, a nadie le sorprende. Lo que sorprende es que fue él quien lo pidió hace dos temporadas, lo fichó por 22 millones de euros (18 fijos y 4 en variables) y ahora se arrepiente. Es un secreto a voces que la relación entre técnico y jugador no es la más idónea.

No estuvo el pasado domingo en la lista de Lucho ante la Real Sociedad porque tenía permiso por boda (se casó el sábado) ¿¡Quién se casa en plena temporada!? Pues nadie se sorprendió, nadie le puso pegas y nadie lo echó en falta. Y, para variar, no tiene pinta de que Aleix vaya a jugar el partido de Copa del Rey de este miércoles ante el Hércules. El técnico azulgrana ha llamado a siete jugadores del filial y seguramente tengan más oportunidades que Vidal. Así, el jugador catalán se une a la larga lista de fichajes (hace poco hablaba de Paco Alcácer) que han pasado con más pena que gloria por el Barça.

Aleix Vidal, en su presentación con el Barça. (EFE/ARCHIVO)

Aleix Vidal, en su presentación con el Barça. (EFE/ARCHIVO)

Pero no es la primera vez que Aleix no juega. Esta temporada ha estado más ausente que presente. El último (y único) partido en el que ha participado fue ante el Alavés. Jugó los 90 minutos, el Barça perdió 1-2 en el Camp Nou y él fue señalado como uno de los responsables. Después volvió a desaparecer y, aunque regresó a la convocatoria para los dos partidos anteriores ante el Málaga (en Liga) y el Celtic (en Champions) alegando que estaba recuperado de una lesión, no disputó ni un solo minuto de ambos encuentros, es más, en el europeo fue descartado antes del inicio.

¿Los motivos? El entrenador asturiano y el futbolista catalán no ven de la misma manera el fútbol, no se entienden. Y no solo ellos, Aleix no se compagina bien tampoco con sus compañeros, quizá por su rebeldía. Y eso que jugar rodeado de jugadores de la talla de Rakitic, Iniesta o Messi —por no mencionar a las tantas estrellas del Barcelona— debería ser fácil.

Ni con el marcador en contra, ni a favor. Da igual lo mal que lo estén haciendo los otros 21 integrantes de la plantilla que Aleix Vidal no pisa el césped e incluso los del filial le adelantan. De seguir así, lo más probable es que emigre del club. Los rumores de su salida del Barça en el mercado de fichajes de invierno son cada vez más potentes y en este caso no solo suena el agua del río, también desborda.

No ha habido resurgimiento, más bien todo lo contrario y cada partido que pasa Luis Enrique confirma más el destierro del centrocampista. Lo peor: ningún aficionado al fútbol se sorprende al no verlo sobre el terreno de juego, es más, muchos nos habíamos olvidado de que todavía forma parte del equipo…