Entradas etiquetadas como ‘eficiencia’

Consejos para que tu oficina ayude a salvar el planeta

18 diciembre 2008

¿Es tu oficina ecológicamente eficiente? Pasas en ella 8, quizá 10 horas diarias y ¿no te has dado cuenta de la cantidad de electricidad que derrochas en ella sólo porque eres un currito y tú no pagas la factura de la luz? Pues estás equivocado, tus excesos son los nuestros, los de nuestra sociedad, y la víctima también eres tú, nosotros, el planeta entero.

Pero demos la vuelta a la historia. Un gesto tuyo, en tu oficina, también puede ayudar a salvar el planeta de ser esquilmado al frenético ritmo en que lo hacemos ahora.

Está en nuestra mano de simples oficinistas el reducir la contaminación, la sobreexplotación de los recursos naturales a miles de kilómetros de distancia de nuestras confortables sillas con ruedas giratorias.

Así lo piensa WWF, asociación que recientemente ha presentado su campaña de OFFicinas Eficientes para que las pequeñas y medianas empresas, administraciones y organizaciones del tercer sector puedan contribuir a reducir las emisiones de CO2 en sus centros de trabajo.

Además, se ha creado una web especialmente para esta campaña: www.officinaseficientes.es.

Algunos ejemplos/consejos que valen un planeta y, quién sabe, quizá la felicitación del jefe:

1. No enciendas las luces si no es imprescindible. Hazlo por zonas y aprovecha al máximo la luz natural. Cambia la orientación de tu puesto de trabajo si es necesario.

2. Apaga las luces que no uses, aunque sean periodos cortos.

Recuerda a los servicios de limpieza y a los últimos compañeros en abandonar la oficina que apaguen las luces al marcharse.

3. Aprovecha al máximo la ventilación natural. Abre la ventana en lugar

de poner el aire acondicionado cuando la temperatura en el exterior sea agradable.

4. Procura no dejar puertas o ventanas abiertas, sobre todo cuando los sistemas de calefacción o de aire acondicionado estén funcionando.

5. Apaga los sistemas de climatización cuando las salas estén vacías. Enciéndelos sólo cuando alguien las utilice.

6. Programa los termostatos de aire acondicionado y calefacción a las temperaturas recomendadas (23-25ºC en verano y 20-22ºC en invierno).

7. Gestiona adecuadamente el consumo de energía de los equipos.

> Ajusta el brillo de la pantalla del monitor a nivel medio.

> Utiliza fondos de escritorio oscuros y salvapantallas negro, tras 10 minutos de inactividad.

> Apaga la pantalla del monitor en paradas de unos 10 minutos

y el ordenador cuando sean de más de 1 hora.

8. Acumula los trabajos de impresión y las fotocopias. Hazlo por las dos caras y utiliza las funciones de ahorro de tinta,

en blanco y negro o en función de borrador.

9. Asegúrate de que los nuevos equipos incorporan opciones de ahorro de energía.

> Un ordenador portátil consume un 50% menos que uno de sobremesa.

> Una pantalla plana consume un 50-70% menos que una convencional.

> Reutiliza piezas de los equipos (ratón, teclado, cables,…).

10. Desenchufa los equipos cuando no se utilicen (al final de la jornada, fines de semana, vacaciones,…). No los dejes en stand-by.

11. Usa calculadoras y cargadores solares. Utiliza siempre que puedas energías limpias y renovables.

12. Consume sólo el agua que necesites en los aseos y la cocina. Promueve la instalación y el uso de sistemas de ahorro en grifos y cisternas.

13. Sube y baja por las escaleras. Ahorra energía y gana en salud.

¿Te apuntas al ahorro? No parece tan difícil.