BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El cantante más incansable es extremeño

Se llama Plusma, es extremeño y un incansable cantante, pero sólo lo conocen tres personas en el mundo, sus descubridores.

Plusma, el ruiseñor, llegó al jardín de la familia Langlois el 22 de marzo. Dave, el padre, y Sammy, el hijo, dos apasionados de la ornitología, lo recibieron encantados en su casa de Villanueva de la Vera. El pájaro apareció cantando y en estos tres meses no ha parado de pregonar a los cuatro vientos la excelencia de su territorio y la no menor fortaleza de su garganta prodigiosa, prueba evidente de una altísima calidad como reproductor. Igual de día que de noche, incansable, entusiasta y entusiasmado, como ocurre con los de su especie, se le oye a todas horas pero nunca se le ve, hábilmente escondido entre las zarzas y otros arbustos donde encuentra cobijo y comida.

Es lo normal, se dirán algunos. Quizá sí pero ¿se han detenido a pensarlo? Plusma está la cuarta parte del año cantando, que se dice pronto. Y tanto antes como después se pega unos increíbles viajes migratorios entre el África subsahariana, donde pasa los inviernos, y la cacereña Comarca de la Vera, donde pasa los veranos. Miles de kilómetros de ida y vuelta hechos por la noche, orientándose por las estrellas, y todo para cantar como un loco en el jardín de los Langlois.

Como comenta con sorna británica Dave:

“Deberían condecorarlo, ponerle una placa, nombrar una calle en su honor en el pueblo, concederle una beca para su viaje a África. Sus hazañas deberían ser destacadas en todas las revistas y los periódicos en vez de la Belén Esteban esa”.

Pero en realidad no lo necesita. Tan sólo pide respeto a sus necesidades básicas. Que no le arranquemos sus arbustos favoritos en aclareos forestales tardíos, no fumiguemos la zona con insecticidas, no le acerquemos nuestros dañinos tubos de escape al nido.

A cambio se zampará cientos de miles de molestos mosquitos. Y encima seguirá regalándonos su canto, sabiendo que no es el único campeón. Que como Plusma hay multitud de locos cantarines desgañitándose estos días para impresionar a sus hembras y, por qué no, para animarnos a todos en este bello verano que acaba de comenzar.

¿No sabes cómo canta el ruiseñor? Es muy fácil reconocerlo, pues siempre da la impresión de que se va a ahogar, cantando incansable sin apenas parar para tomar aire. En este vídeo le puedes escuchar y admirar.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

15 comentarios

  1. Dice ser Austral

    Que me pregunten a mi como suenan los cantos de los loros y las cacatuas; no cantan chillan…. que parece esto una jungla llena de monos. Preferiría un ruiseñor, la verdad. (No todo podía ser bueno).

    Desde mi nombre vas a mi blog de cachorros en adopción.

    25 Junio 2010 | 01:58

  2. que lo lleven a eurovision que hara mejor papel que los que llevan ultimamente.

    consulta las mejores y mejora las condiciones de tu hipoteca sin asumir ningun gasto.
    http://www.miseuritos.com/hipotecas/

    25 Junio 2010 | 08:02

  3. Dice ser Raquel

    Por culpa de la deforestacion, contaminacion, fumigacion y la introduccion de especies aloctonas invasoras nos estamos quedando sin nuestra fauna.
    Que esta pasando con los gorriones comunes en Madrid?
    Antes ver jilgueros, verdecillos, pinzones y verderones era comun… ahora son joyas.
    Antes solia ver currucas capirotadas en pleno carabanchel, y se oian de noche los mirlos y petirrojos en epoca de celo…ahora silencio…
    No solo pasa con los pajaros, he dejado de ver salamanquesas en las paredes y las lagartijas tambien desaparecen… algo esta pasando y pocos nos damos cuenta…

    25 Junio 2010 | 08:54

  4. Dice ser ana...

    Me hiciste recordar mi infancia. Como me encantaba “seguir” ese canto y despacito sin hacer ruido, observarlos.
    Casualmente ayer le regale a mi hija un librito con los pájaros de jardín… yo conocía casi todos y mi adolescente hija: uno. Donde llega la “humanidad” acabamos con todo, es como dice Raquel; ahora ya ni las lagartijas vemos. Que pena!

    25 Junio 2010 | 09:06

  5. Dice ser Esteban

    Gracias por tan maravillosa noticia, una preciosidad el cante de éste ave. Seguid poniendo noticias asi, que alegran el espiritu y aflojan la ansiedad

    25 Junio 2010 | 09:20

  6. Dice ser Oscar

    Bah!, no se ese cante del pajarraco lo veo muy comercial.
    Muy repetitivo, que lo contrate Bisbal de coro en su pròximo disco

    25 Junio 2010 | 09:42

  7. Dice ser Maestrazgo

    Vivo en un pueblo pequeño y cuando la hembra del ruiseñor esta cobando es una delicia escuchar al macho del ruiseñor.
    Pero es una delicia escucharlo de noche,
    ¿a que no sabiais eso los urbanitas?, pues sí, entremezclandose con los pipp de los autillos, con los uuuuuuuu de los cárabos se escucha en la noche mágica del ,Maestrazgo el canto firme y potente del ruiseñor velando a su amada.

    25 Junio 2010 | 09:50

  8. Dice ser achilipun

    Un placer para los oidos

    25 Junio 2010 | 10:59

  9. Dice ser a

    Paso los veranos en la Sierra de Guadarrama y es un placer oir cantar a
    los pájaros,lejos del petardeo de los
    descerebrados de las motos y el chunda
    -chunda de los modernos.

    25 Junio 2010 | 11:23

  10. Dice ser nanu

    genial el video

    25 Junio 2010 | 14:06

  11. Dice ser Imprenta Málaga

    siempre había escuchado hablar del ruiseñor, es muy famoso, peor nunca había escuchado su canto, es precioso!

    25 Junio 2010 | 16:09

  12. Dice ser antonio larrosa

    Bisbal canta casi igualito.

    Clica sobre mi nombre

    25 Junio 2010 | 17:10

  13. Dice ser Abogado Malaga

    Qué gracioso, la verdad es que e sun placer escucharlo cantar.

    25 Junio 2010 | 17:59

  14. Dice ser patricia

    nada supera a la naturaleza

    26 Junio 2010 | 21:01

  15. Dice ser Maite

    Conozco a los Langlois hace años. De hecho tengo el honor de contarme entre los amigos que los adoran. Plusma sabía lo que hacía, apareció en el jardín de un hombre respetuoso que ha sabido sembrar en su hijo el respeto y el amor por la naturaleza, adémás de transmitirle sus muy extensos conocimientos en ornitología. Una de las primeras veces que visitamos juntos La Vera, Dave nos quitó de la mano la llave de la habitación del precioso hotel rural en el que nos alojábamos. Junto a la ventana de aquella habitación se posaba un ruiseñor y él había ido allí para escucharlo. Él, que en su juventud recorría kilómetros y kilómetros en su bicicleta para salir de Londres y escuchar a los ruiseñores se merece no sólo aquella habitación “con música”, sino también la mención que de esta preciosa familia haces en tu blog y, naturalmente, que un ruiseñor les cante siempre en su jardín.

    28 Junio 2010 | 09:53

Los comentarios están cerrados.