BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Delibes, un urbano hombre de campo

Miguel Delibes era de Valladolid, urbano, pero se sentía de pueblo, rural. Su pasión pueblerina la derrochaba a raudales en la casona que tenía en Sedano. Allí, en esas agrestes tierras altas burgalesas, nacieron El Nini, el Tío Ratero, Azarías o el señor Cayo. Allí respiraba el escritor toda esa cultura tradicional, todos esos personajes, todo ese paisaje y paisanaje que modelaban su imaginación.

Llegó a Sedano por ser el pueblo donde veraneaba su novia Ángeles [“me enamoré de Sedano al tiempo que de mi mujer”], su adorada Señora de rojo sobre fondo gris. Y allí sigue y seguirá vivo su espíritu campero, sobrevolando los peñascos como esos buitres que tanto le admiraban, serios, sencillos y pausados como él mismo.

Por eso, cuando estaba en Valladolid tenía tanta necesidad de pasear por el Campo Grande, su campo más cercano, desdeñando los excesos de los pavos reales, tan diferentes de sus queridas perdices.

Nunca olvidaré la primera vez en que coincidimos. Fue durante el rodaje en 1996 de Las ratas, dirigida por el burgalés Antonio Giménez-Rico. Estaba muy contrariado:

“Eso son ratones de laboratorio, y lo que el Tío Ratero caza son ratas de agua, que son como conejos de río”.

La noticia de su muerte nos llega dos días antes del aniversario del fallecimiento de Félix Rodríguez de la Fuente, otro apasionado de la naturaleza, otro enamorado de Sedano, de sus buitres y de sus gentes. Ambos defendían que el hombre no es nada sin su entorno natural, sin su paisaje y su cultura tradicional. Ambos amaban las tierras altas burgalesas, se emocionaban con el vuelo agitado de las perdices y estaban sumamente preocupados por nuestro impacto en el medioambiente. Ambos manejaron el castellano como nadie lo ha hecho nunca. Y ambos nos enseñaron algo tan impagable como la necesidad de cuidar nuestro mundo rural, donde se encuentran las raíces de nuestra cultura, de nuestro ser, de nuestra existencia.

Y donde cabemos todos, cazadores y ecologistas, lobos y pastores, bosques y huertas, niños y mayores, si sabemos cultivar nuestras más humanas virtudes: la tolerancia y el respeto.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

 

19 comentarios

  1. Dice ser Núria

    Me encantó El Camino, otro Miguel grande: mi Miguelón ( mi abuelo materno ), me enseñó a amar el campo y a las bestias en un pueblo de la Siberia Extremeña: desgraciadamente conocido por lo de Atlas…Tengo la suerte de conocer Valladolid y su Campo Grande porque la familia materna de mi marido vive al lado…espero y deseo que haya disfrutado de él, tan plácidamente como siempre lo hizo, hasta el final de sus días: DEP…

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser wil

    un 10 para tu articulo. totalmente de acuerdo en todo.

    12 Marzo 2010 | 14:08

  3. Dice ser porlajeta güeb

    100% cierto, el que mejor, en mi opinión, describió la vida del campo.http://www.porlajeta.es

    12 Marzo 2010 | 14:10

  4. Dice ser Procyon

    amen

    12 Marzo 2010 | 14:17

  5. Dice ser chapeau

    Chapeau por el comentario.Tristeza es lo que sentimos los que tenemos en el campo y la naturaleza muchos de los alicientes para seguir viviendo,los que salimos tras las perdices a 8 bajo cero las mañanas de invierno, los que no nos arredramos con frío,viento o escarcha.Cuanto hemos llegado a admirar a Miguel Delibes!! si alguien lee “diario de un cazador” o “las perdices del domingo” quiza empiece a comprender cosas que jamás entendería.Quizá anide en él el espíritu montaraz de miguel Delibes.Hoy es nuestro día triste, lo lamentamos mucho, muchísimo.Para muestra un boton:http://www.club-caza.com/forum/display_message.asp?mid=301669Descansa en paz Miguel.Ten por seguro que los tuyos jamas te olvidaremos.

    12 Marzo 2010 | 14:20

  6. Dice ser antonio larrosa

    Era un hombre como Dios manada un hombre de mi tiempo, que no comprendemos muchas cosa de las de ahora , que veíamos a las mujeres de otra forma , como compañeras para el resto de nuestra vida y las amamos siempre, no como ahora que las ven como maquinas de trabajar y ganar dinero y máquinas de hacer el amor, y máquinas que hay que cambiar de vez en cuando porque se oxidan o se estropean o se ponen feas.Era un hombre, hombre, y además un gran escritor , de lo mejorcito que ha tenido este país , una de esas personas que no deberían morirse nunca. Que en paz descanse hablando de sus cosas con Dios en el Cielo.

    12 Marzo 2010 | 14:23

  7. Dice ser Ya vale

    Ya vale de promocionarse en este blog, ni porlajetas ni productos a precios bajos, sois pesaos pesaos y cansinos hasta aburrir.César creo que no es el lugar adecuado para hacer promocion y propaganda barata.Por lo demás muy bien el blog y el resto de comentarios.

    12 Marzo 2010 | 15:19

  8. Dice ser terran

    Si señor!! CRONICA VERDE,a este post no se le puede añadir ni media palabra mas,como han dicho mas arriba…CHAPEAU!!!Es mas,el ultimo párrafo sobresaliente…haber si entre todos lo conseguimos…Pd Solo por ponerte un pero…comentar,que muchos cazadores nos consideramos ecologistas,yo el primero…lo que quiero decir que en muchas personas se aunan el ecologismo y la caza,no somos personas diferentes…Un saludo.

    12 Marzo 2010 | 15:33

  9. Dice ser Palabra de Delibes

    Así entendía la vida y la caza nuestro gran delibes.http://www.elpais.com/articulo/cultura/he/dicho/menudo/soy/cazado

    12 Marzo 2010 | 16:12

  10. Dice ser Rasputin

    Delibes y Felix eran cazadores esos personajes que Tu tanto persigues en este panfletucho.

    12 Marzo 2010 | 18:02

  11. Dice ser ZAR

    RASPUTIN ¡¡¡¡¡ ¡¡¿ TE VIENES A CAZAR CONMIGO ?

    12 Marzo 2010 | 18:10

  12. Dice ser cazador por naturaleza

    Por fin se le reconoce la valia en este blog a un gran cazador. Donde estais la panda de ecologetas cuando los cazadores estamos cuidando el monte, desbrozando, poniendo bebederos… Estais en vuestros muros de hormigon, pisando asfalto.Maestro, descanse en paz¡¡¡¡¡

    12 Marzo 2010 | 20:05

  13. Dice ser Sephora

    Muy bonito el post. He sentido mucho la muerte de Delibes y más aún que nunca le dieran el premio Nobel que tanto merecía.Por cierto, no me parece que el post se meta con los cazadores ni con los ecologistas, de hecho dice que “cabemos todos”.

    12 Marzo 2010 | 20:35

  14. Dice ser Austral

    Cuantas veces me he cruzado con él y algún nieto o hijo suyo acompañándole por la Acera de Recoletos por donde iba precisamente al Campo Grande. Nunca quise molestarle, así que nunca le hablé, ni le saludé, por no obligarle a que me devolviera el saludo…. aunque él me veía a mi con mi perro casi todas las mañanas… lo mismo que yo le veía a él.DIFUSIONES SIN MEDIDA: http://difusionesanimalessinmedida.blogspot.com/ADOPCIONES A MEDIDA:http://busco-perrosdeadopcion.blogspot.com/

    13 Marzo 2010 | 05:40

  15. Dice ser oscar

    todo perfecto, ¿que pinta la venta en estos post?

    13 Marzo 2010 | 13:17

  16. Dice ser quincequinces

    Acabamos de conocer una muestra del respeto y la tolerancia que tienen los gestores vizcaínos por el lobo y por el medio natural:http://quincequinces.wordpress.com/2010/03/13/la-gestion-del-lobo

    13 Marzo 2010 | 17:39

  17. Dice ser Burgalesa

    Soy “urbanita” pero me encanta como describen la naturaleza tanto Felix como Delibes. así hemos aprendido a valorar la vida en los pueblos y a ls animales.Esperemos q no queden en el olvido.

    14 Marzo 2010 | 11:55

  18. Dice ser Nick

    Delibes me ha ayudado mucho a entender Castilla. He escrito un breve homenaje a su figura en ingés.http://www.iberianature.com/spainblog/2010/03/miguel-delibes-dies

    14 Marzo 2010 | 13:09

  19. Dice ser Darwin Russell

    Delibes, como cualquier otro cazador, salía con su arma al campo para segar vidas de la manera más inmisericorde.Malditos sean, los que como él matan por placer. A Delibes no le cabe ni la excusa de matar por necesidad ni la de matar en defensa propia.A lo largo de su vida arrebató a la Naturaleza centenares de vidas de seres indefensos. Seres que tenían hijos que a su vez murieron de hambre esperando en vano el alimento que nunca les llegó.Los que de verdad amamos a la naturaleza no queremos “primates armados” pululando por nuestra geografía sembrando terror y muerte.Admiro profundamente a Delibes por su producción literaria y, a la par, le odio profundamente por su faceta de matarife. Jamás le perdonaré que matara a los seres que yo amé, amo y amaré.Darwin

    29 Marzo 2010 | 14:54

Los comentarios están cerrados.