BLOGS
Ciencias mixtas Ciencias mixtas

Los secretos de las ciencias para
los que también son de letras

¿Cómo empezó esta película de la vida?

Hoy el ser humano ha llegado a observar galaxias a 13.400 millones de años luz, lo que equivale a espiar lo que sucedía en el universo hace 13.400 millones de años. Pásmense ante este logro del telescopio espacial Hubble anunciado el pasado marzo:

En cambio, aún no sabemos qué ocurrió en nuestra propia casa hace menos de la tercera parte de ese tiempo para que hoy podamos estar aquí y contarlo. El origen de la vida es uno de los mayores enigmas científicos pendientes.

Un nuevo estudio en la revista Nature Geoscience viene a sugerir cómo pudo comenzar a prepararse ese campo fértil para que la vida llegara a bullir en la Tierra. Cuando este planeta era una inhóspita bola gélida, el calor necesario para fundir el hielo y disparar el inicio de una química habitable pudo provenir de gigantescas erupciones solares.

Según el modelo de simulación elaborado por la NASA, los frecuentes fogonazos de un Sol joven e impetuoso pudieron facilitar que el nitrógeno atmosférico inerte se fijara en formas aprovechables para la vida, como hoy hacen los microbios al servicio de las plantas.

Eyección de masa coronal, un tipo de erupción solar, captada el 31 de agosto de 2012 por el telescopio espacial de la NASA Solar Dynamics Observatory (SDO). La imagen de la Tierra a escala revela las proporciones. Cuando el Sol era joven, estas erupciones eran aún mucho mayores y más frecuentes que ahora. Imagen de NASA/GSFC/SDO.

Eyección de masa coronal, un tipo de erupción solar, captada el 31 de agosto de 2012 por el telescopio espacial de la NASA Solar Dynamics Observatory (SDO). La imagen de la Tierra a escala revela las proporciones. Cuando el Sol era joven, estas erupciones eran aún mucho mayores y más frecuentes que ahora. Imagen de NASA/GSFC/SDO.

Una de estas formas, ácido cianhídrico, pudo ser crucial en la aparición de los precursores de la vida, como ácidos nucleicos, proteínas y lípidos. El pasado año, un estudio publicado en Nature Chemistry demostró que estas reacciones pudieron darse en la Tierra primitiva. Aún nos queda mucho por saber de cómo comenzó esta película, pero ya empezamos a vislumbrar algunos fragmentos de los créditos iniciales.

Añado: todo lo cual, por cierto, nos lleva una vez más de vuelta al argumento contrario a esa hipótesis de que la vida es algo muy común en el universo. En 1972, Carl Sagan y George Mullen se preguntaron cómo era posible que en la Tierra temprana hubiera existido agua líquida –como muestran las pruebas geológicas– cuando el tenue brillo del Sol por aquel entonces habría mantenido esta roca hoy mojada como una roca congelada. Era una paradoja que había que resolver.

Pero había que resolverla porque hoy estamos aquí. Cuando explicamos la historia del universo o de sus partes debemos buscar hipótesis compatibles con el hecho de que hoy existimos, como dicta el llamado principio antrópico, que para usos como este debería renombrarse para hacer referencia a la vida en general (¿biótico?) y no al ser humano en particular.

En cambio, imaginemos que somos una inteligencia extrauniversal y que contemplamos la historia desde el principio de los tiempos. En ese caso esperaríamos que la evolución del cosmos siguiera los caminos más lógicos. No hay paradojas que resolver, sino la expectativa de que las cosas sigan su curso natural más probable. En este caso, introducir argumentos como las erupciones solares para licuar el agua de la Tierra sería simplemente un Deus ex machina, que la Wikipedia define muy bien:

Cualquier acontecimiento cuya causa viene impuesta por necesidades del propio guión, a fin de que mantenga lo que se espera de él desde un punto de vista del interés, de la comercialidad, de la estética, o de cualquier otro factor, incurriendo en una falta de coherencia interna.

O dicho mucho más coloquialmente, una de esas típicas morcillas que se introducen en las películas y que no vienen a cuento, pero que se justifican solo por el hecho de que así logramos que luego ocurra algo que nos interesa que ocurra. Un ejemplo científico que ya conté en su día en un reportaje: la elección de la rana como organismo donante de ADN para la recreación de los dinosaurios en Parque Jurásico. No hay motivo biológico para elegir la rana, que no es pariente cercana de los dinosaurios; de hecho, está más alejada evolutivamente de ellos que los humanos (según datos actualizados, 355 millones de años frente a 320). La única razón es que esta elección permitía que luego los dinosaurios cambiaran de sexo para reproducirse, cosa que algunas ranas pueden hacer, pero nosotros no.

Resumiendo, el estudio de la NASA desvela una más de esas muchas carambolas que debieron producirse para que la vida surgiera en la Tierra. Pero si alguien escribiera ese guión con tantos giros improbables, los espectadores responderían con el típico “¡venga ya!”. No, no me refiero a los alienígenas que salvan a Brian cuando cae de la torre; ¡qué demonios, son los Monty Python! ¿Pero quién no se ha preguntado por qué las águilas de El señor de los anillos aparecen oportunamente para rescatar a los protagonistas de una muerte segura, pero en cambio no les pueden hacer el favorcito de acercarlos un poco hasta Mordor?

6 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    La vida es un gran misterio ¡Dimelo a mi que ya estoy viviendo en la segunda.!

    Clica sobre mi nombre
    si eres mujer u hombre

    AUNQUE LO DIGAN MIL O UN MILLÓN
    SE QUE NO SOY EL ESCRITOR PERFECTO
    ¡¡¡¡SOY EL PEOR DEL MONTÓN !!!!!

    antoniolarrosa.com

    04 Junio 2016 | 13:06

  2. Dice ser Cyrano

    Pues puede haber factores locales, como por ejemplo el calor generado por los materiales radiactivos de la superficie terrestre.
    Un físico nuclear mencionaba que esos materiales calientan a la tierra entre 1 y 1.5ºC actualmente, habría que pensar que efecto tendrían cuando estaban en superficie hace miles de millones de años.

    04 Junio 2016 | 18:37

  3. Dice ser igual ni nos ven, ¿no? o somo smá sviejos?

    Si miramos un aestrella a 13400 millones de años luz y decimos que estamos viendo lo que pasó hace 13400 millones de años, entonces quienes estén por esa estrella y nos vean a nosotros, ¿qu´edirán? ¿Sómos siempre el centro de todo, incluso del espacio y del tiempo?
    ¿por qué tien que ser todo tan recto y lineal, tan de un único principio, tan de bigggg banggggg?

    05 Junio 2016 | 01:41

  4. Dice ser watsonian ebruptions

    ¿Sería más fácil que la “fuente de calor” estuviera en el propio planeta?
    Si hallaran planetas a la misma distancia de un sol similar a éste, ¿tendrían agua? ¿En base a qué razonamiento se podría sustentar la existencia o no existencia del líquido elemental?

    05 Junio 2016 | 02:09

  5. Dice ser the_pepe

    Parece religión disfrazada de ciencia por la cantidad de dogmas que se dan por ciertos. He encontrado esto que creo que resume un poco lo que comento:

    CREDO ATEO 1º : Creo que la materia del Universo apareció por sí misma de una explosión sin causa conocida

    CREDO ATEO 2º : Creo que hay que ignorar que las leyes de la termodinámica y la fórmula [ materia en uds de masa = e / c2 ] señalan a una causa anterior energética y eterna

    CREDO ATEO 3º : Creo que las complejas leyes que rigen la materia del Universo son ajustes aleatorios

    CREDO ATEO 4º : Creo que hay que ignorar que las matemáticas señalan a que el credo 3º es estadísticamente imposible sin dirección inteligente

    CREDO ATEO 5º : Creo que la vida apareció por sí misma de la materia inerte

    CREDO ATEO 6º : Creo que hay que ignorar que la biología señala a que el credo 5º es imposible, pues experimentalmente la materia inerte nunca produce vida, y la vida sólo procede de vida anterior

    CREDO ATEO 7º : Creo que las formas de vida compleja evolucionaron de formas de vida más sencillas

    CREDO ATEO 8º : Creo que hay que ignorar que la paleontología señala a que el credo 7º es imposible, pues la vida compleja aparece de repente en el período cámbrico sin antepasados biológicos

    CREDO ATEO 9º : Creo que la especulación es ciencia aunque se aparte del método científico, con tal que el especulador reúna dos requisitos: 1) suene culto, y 2) me dé la razón

    CREDO ATEO 10º : Creo que Dios no existe, y consideraré inculto, anticientífico, irracional y fanático a quien crea lo contrario aún basándose en la física, las matemáticas, la biología y la paleontología

    05 Junio 2016 | 04:32

  6. Dice ser Alejandro

    Creo que es una forma más de manifestarse la materia, que tiene la particularidad de alimentarse de energía para permanecer en el estado de desequilibrio que le llamamos: vida.

    05 Junio 2016 | 18:30

Los comentarios están cerrados.