BLOGS
Ciencias mixtas Ciencias mixtas

Los secretos de las ciencias para
los que también son de letras

Y otro timo más que tampoco se irá: el Índice de Masa Corporal

El índice de masa corporal (IMC) es un numerito que pretende determinar si una persona está gorda, no en el sentido estético, sino en el clínico (=enferma), valorando parámetros que no tienen ninguna relación directa con la enfermedad; algo así como si los meteorólogos no estimaran cuánta lluvia ha caído por la cantidad de agua recogida en un pluviómetro, sino según lo mojados que paseen los gatos por la calle.

Imagen de pixabay.com/dominio público.

Imagen de pixabay.com/dominio público.

Si el IMC ya despertaba sospechas no es solo por el hecho de tratarse de una regla heurística convertida en teoría científica sin pruebas reales a su favor. Por no extenderme, resumo que “heurístico” en este caso se aplica a una estimación simple y razonable que suple nuestra falta de conocimiento sobre un problema complejo; y “teoría científica” no significa lo mismo que “teoría” en el lenguaje popular, sino que hace referencia a un cuerpo de conocimiento ampliamente avalado por las pruebas, como la teoría de la relatividad o la de la evolución.

Pero es que además, y aunque el índice fue un invento del belga Adolphe Quetelet en el siglo XIX –la época de la obsesión por la antropometría, como la frenología, que pretendía evaluar la inteligencia o los impulsos criminales por la forma y el tamaño del cráneo–, quien la introdujo en la ciencia moderna del siglo XX fue nada menos que Ancel Keys.

¿Y quién demonios era Ancel Keys?, se preguntarán ustedes. Ancel Keys, además de sobrino del Hombre Lobo Lon Chaney, fue el fisiólogo estadounidense que ha mantenido a varias generaciones de terrícolas privados de comer grasas saturadas y colesterol bajo la amenaza de morir de infarto. Keys dirigió el Estudio de Siete Países, una amplia investigación epidemiológica en los años 60 de cuyas conclusiones nacieron las recomendaciones nutricionales esenciales vigentes hasta ayer mismo: las grasas insaturadas son buenas, el colesterol y las grasas saturadas son malas.

La historia de este culebrón ya ha sido tratada en capítulos anteriores de este blog (ver aquí, aquí y aquí). A modo de resumen: desde los años 70 y tras el Estudio de Siete Países, otras investigaciones posteriores trataron de confirmar la relación entre grasas saturadas y colesterol con la enfermedad coronaria, llegando a resultados débiles, contradictorios o negativos.

Las no-pruebas del vínculo establecido por Keys fueron acumulándose y acumulándose, hasta que la realidad no pudo ocultarse durante más tiempo y ha comenzado a imponerse, refutando el dogma nutricional de Keys, quien incluso en los años 90 se vio obligado a reconocer por escrito que “muchos experimentos controlados han demostrado que el colesterol de la dieta tiene un efecto limitado en humanos. Añadir colesterol a una dieta libre de colesterol aumenta el nivel en sangre en humanos, pero cuando se añade a una dieta sin restricciones, su efecto es mínimo”. Las nuevas recomendaciones nutricionales de EEUU han absuelto ya a las grasas saturadas y al colesterol, aunque es previsible que esta ciencia tarde años en transmitirse a la calle, si es que llega a hacerlo.

Hoy Keys permanece como una de las figuras más respetadas de la historia de la ciencia nutricional, incluso por muchos de sus críticos; aquellos que le acusan de haber escogido a dedo los datos del Estudio de Siete Países para favorecer una hipótesis a la que no parecía dispuesto a renunciar de ninguna manera. Cuando en los años 70 el fisiólogo y nutricionista británico John Yudkin atribuyó al azúcar, y no a las grasas saturadas, la culpa de la enfermedad coronaria, Keys reaccionó incluso con ataques personales, según relató Yudkin en su libro Pure, White and Deadly (Puro, blanco y letal; el título no aludía a Keys, sino al azúcar). Hoy la hipótesis de Yudkin está siendo reivindicada en la misma medida en que la de Keys está siendo refutada.

En 1972, Keys rescató la fórmula definida por Quetelet y la llamó Índice de Masa Corporal. El propio fisiólogo reconocía en su artículo original que el IMC no era “completamente satisfactorio”, y advertía contra el riesgo de emplearlo como indicador de salud a cualquier edad: “La caracterización de las personas en términos de porcentaje de peso deseable ha resultado en atribuir al sobrepeso algunas tendencias a la mala salud y a la muerte que en realidad están únicamente relacionadas con la edad”, escribían Keys y sus colaboradores.

Y sin embargo, el IMC se ha convertido en una especie de mantra determinante del estado de salud y de enfermedad, algo que de ninguna manera se desprende de la lectura del estudio original de Keys. Hoy existen incluso calculadoras del IMC online, y las clínicas de adelgazamiento lo explotan extensamente en su publicidad, ofreciendo una primera consulta gratuita en la que se informará al paciente de su IMC como manera de certificarle científicamente que está gordo, y por tanto enfermo, como anzuelo para engancharle a un programa completo.

Por supuesto, allá cada cual con su cuerpo. Quien no se encuentre a gusto con su físico y desee aligerarlo por los motivos que le parezcan, tiene a su disposición una amplia oferta de opciones, incluyendo los centros especializados. El matiz es el uso que estos negocios puedan hacer del IMC como herramienta de márketing.

Un estudio publicado por investigadores de la Universidad de California en el International Journal of Obesity, del grupo Nature, ha analizado la salud cardiometabólica de más de 40.000 personas basándose en un amplio panel de indicadores reales de salud, de los que se miden en los chequeos médicos, y los ha comparado con sus IMC. Y la conclusión es apabullante: hay 54 millones de estadounidenses que están perfectamente sanos, a pesar de que sus IMC los clasifican como sujetos con sobrepeso u obesidad. Casi una de cada dos personas con sobrepeso según su IMC tiene unos parámetros de salud perfectos. Por el contrario, un 30% con un IMC normal tienen una salud cardiometabólica deficiente.

“Concentrarse en el IMC ignora a los individuos obesos o con sobrepeso que están cardiometabólicamente sanos: casi la mitad de los individuos con sobrepeso, el 29% de los obesos, y el 16% de los individuos con obesidad de tipo 2 o 3 [los niveles más altos]”, escriben los autores. Y añaden: “Para estos individuos, que un facultativo les prescriba una pérdida de peso podría ser un desperdicio de tiempo, esfuerzo del paciente y recursos”. Y siguen: “Concentrarse en el IMC como indicador de salud puede también contribuir y exacerbar la estigmatización del peso, un problema particularmente preocupante dado que los facultativos demuestran un alto nivel de sesgo anti-gordura”. Toma ya.

Sumando los datos, los investigadores concluyen que el IMC clasifica erróneamente la salud de nada menos que 74.936.678 personas en EEUU, cerca de la cuarta parte de la población del país. Con todo ello, advierten contra el uso del IMC como discriminador por parte de los reguladores, las compañías aseguradoras y las empresas. En un artículo publicado esta semana en la web de la Universidad de California en Los Ángeles, la directora del estudio, A. Janet Tomiyama, califica el IMC de “falacia”, equiparando su fiabilidad a “lanzar una moneda al aire” y cargando contra “nuestra obsesión cultural por el peso” y la estigmatización de muchas personas por esta causa.

Tomiyama termina: “Claramente, el IMC debe desaparecer. Esperemos que nuestro análisis sea el último clavo en el ataúd de esta medida fallida”.

27 comentarios

  1. Dice ser rafael morant

    Muy acertado el articulo me ha encantado la parte “han sidoabsueltas las grasas saturadas y al colesterol, aunque es previsible que esta ciencia tarde años en transmitirse a la calle, si es que llega a hacerlo”
    Porque estoy seguro que nunca se llegara a transmitir, a la calle realmente cuando alguien me pregunta sobre el tema y ven mi respuesta creen que estoy loco o no se de que hablo

    02 abril 2016 | 18:21

  2. Dice ser cv

    El sobrepeso no sólo puede acarrear (y aunque efectivamente no sea en todos los casos) riesgo cardiovascular. Hay otras patologías que son más prevalentes o se asocian a tener sobrepeso u obesidad: resistencia a la insulina, problemas de restricción en la ventilación pulmonar, síndrome de apnea del sueño, artrosis precoz en extremidades inferiores…

    No tener sobrepeso no se traduce automáticamente en estar sano, pero tenerlo sí que confiere riesgo para determinadas patologías. Es otro parámetro a tener en cuenta, siempre unido a otros hábitos de vida e indicadores de salud.

    02 abril 2016 | 18:46

  3. Dice ser el miedo al cuerpo es lo peor

    Para quitar complejos lo mejor sería superar el miedo al cuerpo.
    Crear pasarelas donde las tallas no sean tan necesariaspor la propia naturalización del cuerpo.
    Pasarelas de shows pronatura con modelos masc y fem de cualquier tipología morfológica o así. no para que la gente vaya luego desnuda, sino para quitar poder a ese temor y todo el complejo que surge de ese misterioso elemento llamado cuerpo al que pocos prestan atención, ni entienden bienn cómo funciona, ni cómo ha de alimentarse sanamente, etvc, etc, etc. .

    http://static.fleshbot.com/data/images/galleries/000/006/095/Bibb-Salem-Rogers_756071_web.jpg?1421435640

    02 abril 2016 | 19:55

  4. Dice ser gorrion

    Sobre lo de que el colesterol es bueno, ya sea el bueno o el malo, hay gente que duda hasta de la bondad del colesterol bueno.

    http://www.20minutos.es/noticia/2695985/0/colesterol-bueno-tambien-puede-ser-malo/enfermedades-corazon/cardiologia/

    02 abril 2016 | 20:28

  5. Dice ser Amigo

    Qué atrevida es la ignorancia!. Pero mucho!. Puede tener razones pero quien ha hecho este “documentado” artículo, no tiene razón. Lo de las grasas saturadas y el colesterol tendrá que preguntárselo a sus placas de ateroma en las arterias en no mucho tiempo, me temo. Vivir para ver!. 😛

    02 abril 2016 | 20:30

  6. Dice ser Jacobi

    Como enfermo de coronarias reciente solo puedo decirle que lo que afirma del colesterol esta totalmente en contra de la información recibida en el programa de rehabilitación cardiaca del Hospital Ramón y Cajamarca de Madrid impartidanpir un equipo médico reconocido en toda España
    Me tengo como una persona leída y documentada sobre los temas que me afectan y su claridad de ideas no deja DE sorprenderme y confundirse
    No se si ha hecho usted mas bien que mal sobre la población cardiaca de este pais. Cuanto menos me suena a un cierto grado denirresponsabilidad

    02 abril 2016 | 20:44

  7. Dice ser Gato

    Qué curioso… todos los estudios en contra del IMC están en el mismo pais donde la tasa de obesidad es tanta que parece un insulto… el mismo pais donde se ha defendido por décadas y se sigue defendiendo que beber leche de vaca es síntoma de salud…

    Que… conveniente no?

    Y si, “para variar”, vuelve a ser una medida política tipo -parche- en plan: “decimos que los mega-gordos están sanos y asi nos quitamos la alarma social de encima.

    ¡Abrid las puertas! ¡Dejad entrar al redil del McDonalds a todo aquel que vaya en carricoche y vaya arrastrando las lorzas por el suelo! ¡Es por su bien! ¡Es bienestar y salud!”

    Fiarse de un estudio en los EEUU a nivel de alimentación, que curiosamente les quita un muerto político de encima, es lo mismo que tener un retraso mental serio…

    02 abril 2016 | 21:22

  8. Dice ser Boticario 1947

    Todos sabemos que el IMC no es un parametro perfecto para medir el estado de salud, pero es un indicador de los factores de riesgo que tienes si no estas en el rango adecuado. En estos dias donde la obesidad es una pandemia este tipo de articulos no apuda a la gente. Atantamente.

    02 abril 2016 | 21:37

  9. Dice ser Veronica

    El IMC no deberia tenerse mucho en cuenta porque entre otras cosas no se especifica que porcentage del peso es grasa.

    02 abril 2016 | 22:03

  10. Dice ser Yomismo

    El imc no tiene en cuenta la estructura ósea. No es infalible. Hay otros métodos más realistas e individualizados, pero parece que no interesan usarlos. Es como llevar las mismas tallas de ropa, como robots.

    En cuanto a los consejos médicos, cuidado con el michelín, cuidado con el colesterol, etc., es totalmente sensato.

    02 abril 2016 | 22:41

  11. Dice ser Sebas191

    Lo de la masa corporal es un timo. Hago deporte, mido 1,74 y peso 77 kilos y siempre ma sale obesidad en las revisiones médicas, cuando todo el mundo me suele decir que estoy delgado. Hay muchos factores a tener en cuenta, pero hay una moda de estandarizar todo, y esto es una muestra de ello.

    02 abril 2016 | 23:04

  12. Dice ser Jesús Díaz

    Hay noticias sensacionalista, noticias de todo tipo, evidentemente, y también cuando una persona se queda sin argumentos normalmente suele recurrir al insulto, para mi esta noticia es un insulto, a la OMS al instrumento que utiliza nuestro sistema público sanitario y a todos los profesionales de la salud que nos dedicamos a tratar y ayudar a los enfermos con obesidad. La obesidad es una enfermedad crónica, progresiva e irreversible, pues se produce o lo que es lo mismo su etología es debido a la hipertrofia adiposa, pero claro para saber esto hay que estudiar medicina o bien ciencia en su especialidad de biología celular y tisular.

    03 abril 2016 | 00:48

  13. Dice ser Eduardo Medina

    Yo creo que el IMC está demasiado sobrevalorado. Vale, puede servir para tener una REFERENCIA pero se está tomando como una NORMA.

    Lo delirante fue saber que, hace ya bastantes años, el compañero de clase con mayor porcentaje de materia grasa en el cuerpo era uno de los que tenían un IMC más bajo, y no, no miento.

    Una persona con un IMC ligeramente alto, si no tiene una mala dieta y hace ejercicio, no tendría que preocuparse, sin embargo una persona con un IMC alto sí tendría que ponerse a dieta, y si a lo mejor tiene pinta de no padecer nada malo relacionado con el colesterol, el mismo hecho de estar moviendo un cuerpo voluminoso puede destrozarle las rodillas y el corazón por el sobreesfuerzo.

    03 abril 2016 | 01:05

  14. El IMC tiene poco rigor científico. Hay que usar datos más objetivos para determinar la obesidad y cualquier otro tipo de enfermedad.

    03 abril 2016 | 01:47

  15. Dice ser El Andoba

    Opiniones colores …ahora resulta que lo cierto es lo que escribe el Sr. Biologo y lo que escrito por otros es mentira ..YA!!
    A ver Sr. biologo elque esta gordo , está gordo y punto, aunque ud. y el papa digan que no … un tio de 155 con 99 kgs de peso independientemente del IMC, es una albondiga a lo bestia, y por supuesto, se ahogará, andará con dificultad y ya no digo si ademas fuma o bebe ….y por supuesto para eso estan esos parametros que ud rechaza, tantos titulos de biologia y se mete pincha papeles ¿No lo entiendo? Pero tampoco me interesa, pero no joda a la gente

    03 abril 2016 | 01:53

  16. Dice ser jlz

    Como dice Boticario 1947 es un indicador, muy sencillo además. Conjuntándolo con otros parámetros como la grasa corporal, la complexión, la presión arterial … sirve para saber por dónde van los tiros.

    03 abril 2016 | 03:17

  17. Dice ser Samuel

    «…casi la mitad de los individuos con sobrepeso, el 29% de los obesos, y el 16% de los individuos con obesidad de tipo …»

    De Matemáticas andamos un poquito mal. El 29% está mucho más cerca de la cuarta parte que de la mitad.

    Sí encima ponderamos a la baja promediando con el otro 16 % la cosa debe de andar ¿por el 20 %?, dato imposible de calcular si no se tienen los valores absolutos de los diferentes tipos de obesidad, pero que obviamente es inferior al 29 %.

    ¿Ha sumado 29 + 16 = 45 para afirmar que eso está cerca del 45 %?

    Porque dudo mucho que esa observación aparezca en ningún estudio científico serio.

    El resto de imprecisiones argumentales ya las han comentado con mucho acierto otros lectores.
    Sobre mí: Hice la E.G.B.

    03 abril 2016 | 07:38

  18. Dice ser Samuel

    Errata: ¿Ha sumado 29 + 16 = 45 para afirmar que eso está cerca del 45 %?»

    Dónde digo 45 % debería haber puesto 50 %, que se ajusta a su errónea afirmación.

    03 abril 2016 | 07:44

  19. Dice ser idolop

    Dice ser Samuel

    El que ha escrito esto, de matemáticas no sé que tal andará, pero tu de comprensión lectora fatal.

    «…casi la mitad de los individuos con sobrepeso, el 29% de los obesos, y el 16% de los individuos con obesidad de tipo …»

    De la gente con problemas de peso:

    – Cerca del 50% de los que tienen sobrepeso
    – El 29% de los obesos
    – El 16% de los que tienen obesidad tipo …

    Ahora veamos cuales son las clases en las que se divide a las personas en función del IMC.

    Delgadez severa
    Delgadez moderada
    Delgadez leve
    Normal
    Sobrepeso
    Preobeso
    Obesidad leve
    Obesidad media
    Obesidad mórbida

    03 abril 2016 | 08:53

  20. Excelente nota y de acuerdo, Los responsables del sector salud y quienes se encuentra inmersos en ella, han dado una mala interpretación del IMC. Y DEBEMOS VERLO COMO UN MODISMO MAS EN LAS CUESTIONES ANTROPOMETRICAS. De esto ultimo comento, por muchos años se ha integrado la antroppometria como indice de salud y/o enfermedad de un sujeto. ( crecimiento y desarrollo “ver tablas pediatricas” Talla-peso, Edad-talla, etc, etc,. ), adecuadas hasta el momento. Pero medir la obesidad ha sido un problema y es que no necesariamente el obeso esta enfermo, sino que es potencialmente mas propenso a una serie de enfermedades de las cuales el sobre peso es factor de riesgo. ( Diebetes Mellitus, Hipertension, Insuficiencia Vascular, etc, etc.). En cuanto al metabolismo del colestero. DEBE QUEDAR CLARO QUE, EL EXCESO DE CARBOHIDRATOS EN LA DIETA AUMENTA LA CONCENTRACION DE TRIGLICERIDOS, NO DE COLESTEROL PERSE. Y que los factores de riesgo cardiovascular “ateromas”, van mas alla del simple hecho de la obesidad. Por otro lado, la obesidad si es un problema de sald publica y pone de manifiesto una mala alimentación del sujeto en cuestión. SALUDOS.

    03 abril 2016 | 14:55

  21. Dice ser Exobeso

    Almorranas, ataques de ansiedad, arritmias, lesión de rodilla, dolor de espalda, reflujo;de esto y un sinfín de cosas me he librado al bajar mi IMC, el sentido común es lo que mejor esta repartido en este mundo, todo el mundo cree tener suficiente y nadie quiere mas.En fin…

    03 abril 2016 | 15:18

  22. Dice ser Raul AG

    Lo sospeche cuando para trabajar me pidieron estar bajo ese indice, pero yo tengo 2 años en el gym y le dije al doc que me iba a tener que bajar masa muscular, le dije que era absurdo y no lo iba a bajar.

    03 abril 2016 | 15:55

  23. Dice ser Joze

    Ahora hace falta que se le de publicidad a este artículo y se consiga cambiar algo tan absurdo como el IMC. Siempre he dicho que era una falacia y que hay médicos que te dicen que si, que es cierto, cuando nunca se ha tenido en cuenta la anchura de los huesos ni la constitución de la gente

    04 abril 2016 | 10:21

  24. Dice ser Rompecercas

    Hasta ahora el dogma era este índice, pero ya se estarán preparando otros, que los científicos venderán como la verdad absoluta en el futuro. Cambiamos un índice por otro. La ciencia es reduccionista, y fuerza siempre la realidad. Hay que ser escépticos sobre todo como los científicos. Duden, cuestiones, analicen por si mismos siempre de lo que les diga el médico o el experto.

    04 abril 2016 | 15:16

  25. Dice ser noi

    El calculo del imc junto con una buena valoración antropométrica (en la que si se incluyen mediciones óseas) puede ser un buen indicador ante variaciones en nuestra composición corporal. Realizo estas estas mediciones con una misma población de 50 sujetos 4 veces al año durante 8 años en mi trabajo y, mas que una valoración de su estado de salud, es una herramienta muy valida para relacionar hábitos de alimentación y ejercicio físico a lo largo de un periodo de tiempo determinado. Estoy de acuerdo que no se puede utilizar únicamente como un indicador del estado de salud.

    04 abril 2016 | 17:34

  26. Dice ser gabita

    Para que podamos estar siempre bien alimentados es necesario que los animales que consumimos cuenten con la mejor nutrición animal, para esto les recomiendo los productos que ofrecen en http://guadalen.com/. Expertos en todo tipo de alimentos para animales de granja

    18 abril 2016 | 19:20

  27. Dice ser Miguel

    IMC es simplemente u número orientativo que indica bastante bien, sobre todo, el sobrepeso.
    El problema es que algunos le atribuyan otro valor o que lo usen para hacer negocio.
    Como tantas cosas, ni más ni menos.

    24 abril 2016 | 12:26

Los comentarios están cerrados.