BLOGS
Una de cada mil Una de cada mil

Historias de la Esclerosis Múltiple

Lo que me estoy perdiendo por descansar

La vuelta al trabajo no ha ido tan mal como en un principio me había imaginado. Los primeros días, quizá me dio más pena pero pasadas varias semanas me he ido acostumbrado. Además, me ha venido bien volver al trabajo, hablar de alumnos, clases, exámenes y salir de esa pequeña burbuja que me había creado durante estos meses. Siempre me ha gustado ser una más.

Como era de esperar, lo que ha vuelto por la puerta grande ha sido el cansancio y el aumento de ciertos síntomas. Aunque también pensaba que mi cuerpo iba a aguantar al más, como me encontraba tan bien, creía que ese malestar que siempre me había creado el trabajo iba a tardar más en aparecer. Pero no, no ha sido así. Qué ilusa.

pixabay.com

pixabay.com

Hasta ahora, solo me había percatado de lo que me iba a perder mientras estuviese trabajando. Pero no había caído en lo que me voy a perder por tener que descansar, y eso sí que fastidia. Sé que necesito descansar, que tengo que estar bien para Nora y que es lo que tengo que hacer para recuperarme del cansancio. Pero no puedo dejar de pensar en esos momentos de los que me priva la esclerosis múltiple. Es una sensación muy parecida a la que tuve después del diagnóstico cuando te das cuenta, que tienes que administrar tu energía, y que para hacer algo que te apetece, tienes que estar en casa descansando durante todo el día, porque no vas a poder hacerlo de la misma forma. Me recuerda mucho a esos momentos, cuando tuve que asimilar la manera en la que mi cuerpo funcionaba.

Estoy intentando acostumbrarme, superarlo, al igual que hice hace años, pero necesito que pase el tiempo y quedarme con los instantes en los que sí que estoy. De momento, me inunda la rabia cuando me tengo que quedar en casa para descansar. Y ya está, quiero patalear, que de vez en cuando, no viene mal. 

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser ADELA

    Paula cómo te entiendo! Yo estoy de bajón también. He empezado muy bien el verano, super motivada. En febrero me quitaron la Tecfidera porque hice una intolerancia al medicamento. A mi me diagnosticaron en febrero del 2015 y esa fué la medicación que me pusieron. El verano pasado (bueno, el 2015 en general) fue para pasar página. Los “rubores”, que son un efecto secundario de la Tecfidera, en invierno hasta se agradecía, ese poquito de calor. Pero en verano me tumbaron. Lo único que hacía era ir al trabajo y al volver al mediodía comía y me acostaba, hasta la noche que cenaba y me volvía a acostar. Lo único que pude hacer con mi hijo de 3 años era ir los domingos a la playa. Esta año al quitar la medicación y empezar con Copaxone estaba muchísimo mejor, no tenía color. Hasta que ha llegado el calor de verdad a Málaga. El terral me ha tumbado. El sábado apenas estuve despierta 4 o 5 horas en todo el día y, como bien dices, perdiéndome todo lo que ocurra en ese tiempo con mi hijo. Aún no se gestionar bien mi cansancio y eso me agota. Lo peor es cuando no gestiono bien la rabia y el poco tiempo que paso con mi hijo y mi marido lo echo a perder con mi humor. Esperemos que el verano pase pronto y no sea tan duro como el año pasado. Nosotros podemos con esto y mas. Mil besos

    14 Junio 2016 | 12:58

  2. Dice ser IRENE

    Déjate cuidar y ponte un poquito de música. No podemos estar siempre al 100×100. La semana pasada hasta me eché dos días la siesta…Un beso, Paula.

    14 Junio 2016 | 13:02

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.