Entradas etiquetadas como ‘correr’

Corre por la leucemia infantil, corre por uno entre cien mil niños

Jose Carnero es un padre reciente, positivo y luchador, del que he sabido este lunes gracias a la fundación Uno entre cien mil @unoentrecienmil que ha lanzado y a su Proyecto Corre contra la leucemia infantil.

Ya sabéis que las causas solidarias me pueden y que me gusta correr, ya os he contado en anteriores posts mi experiencia en carreras populares. Por eso al final del post volveremos a ese proyecto, pero de momento os dejo con Jose explicando porqué estamos hoy aquí hablando de él:

El 11 de Noviembre del año 2010, a mi hijo Guzmán le diagnosticaron Leucemia Linfoblástica Aguda. Algo que le ocurre sólo a tres de cada cien mil niños. Por encima de todo hubo dos pensamientos que me hicieron permanecer de pie.

* Uno fue pensar que él iba a ser ese “uno entre cien mil” que no sólo superase este trámite sino que iba a poder alcanzar lo que se propusiese.
* Y dos, tener la plena convicción desde el primer segundo de que todo sucede “para algo”: para mejorar algo, para cambiar algo, para transformar algo. Aprender, crecer, tomar conciencia.

El día siguiente al diagnóstico comencé un blog (unoentrecienmil.blogspot.com) para convertir nuestra lucha, nuestro camino y su recuperación en una red de energía positiva que a día de hoy sigue creciendo.

Hoy uno entre cien mil ya no sólo es un blog que deconstruye nuestra historia en pensamientos positivos.

Hoy uno entre cien mil es una iniciativa que contiene diferentes proyectos sociales que trabajan para aportar a este mundo un granito de arena y convertirlo en un lugar mejor para vivir.

Y ahora vamos con el Proyecto Corre:

El Proyecto Corre contra la leucemia infantil de Uno entre cien mil nace con la vocación de ganarle la carrera a la leucemia infantil para que ningún niño tenga que volver a correr contra ella.

Una carrera que se corre todos los días del año en todos y en cada uno de los lugares donde quieras convertir el hecho de correr en hacerlo contra esta terrible enfermedad. Se corre durante la San Silvestre Vallecana, la cursa Bombers de Barcelona, la Carrera de la Mujer, cualquier maratón popular… se corre cuando sales a entrenar, incluso se corre cuando no haces deporte, y corres para llegar al trabajo, a recoger a tu hijo al colegio o simplemente para coger ese autobús al que te acabas de subir.

Todos los días corremos por algo y depende de nosotros que, a partir de ahora, cada vez que volvamos a hacerlo llenemos el acto de correr de sentido y lo hagamos por y para alguien. Para batir a un enemigo con el que muchos niños compiten todos los días.

Sólo hay un rival, la leucemia infantil, y 100.000 dorsales para vencerla.

Convertirte en Uno entre cien mil sólo es un euro. Date prisa, y únete a nosotros. Todo lo recaudado anualmente se destinará íntegramente a un proyecto de investigación para la cura de la leucemia infantil.

Yo tengo una carrera popular este domingo, solidaria con la diabetes, y voy a adquirir mi dorsal solidario para lucirlo. Pero ya habéis leído: también cuando corremos para coger el autobús o no llegar tarde al trabajo, podemos llevarlo. Y los padres recientes somos expertos en ir corriendo de un lado para otro.

Corre por el niño

El 21 de octubre hay una carrera preciosa, por el parque del Retiro de Madrid, para la obtención de fondos destinados a la investigación en enfermedades graves infantiles: Corre por el niño.

Allí estarán Pedro Delgado y Pilar López de Ayala. A Pilar, que os dejo en vídeo animándoos también a participar, pude verla corriendo el año pasado, en la primera y exitosa edición de esta carrera popular.

Pero yo os animo a acudir, aunque no queráis o podáis correr (o andar o correandar) los 5 o los 10 kilómetros que tiene, y quedaros hasta el final para aplaudir a los muchos niños afectados por alguna de esta enfermedad que cruzan la meta en busca de su medalla.

Es realmente emocionante. Todas las carreras populares son eventos con un ambiente sano y agradable y lugares estupendos para llevar a los niños, pero ésta en concreto lo es aún más.

Y para los que no seáis de Madrid, hay dorsal 0.

Y si queréis ir calentando motores (o piernas), este mismo fin de semana hay una carrera en Getafe con una distancia accesible para cualquiera: tres kilómetros que se pueden hacer corriendo o andando.

Juegos Paralímpicos: correr, nadar, pedalear, bailar, ser feliz…

Una de las cosas que más le gusta hacer a Jaime es nadar en la piscina. Probablemente se trate de su actividad favorita. Comenzó a ir a matronatación con nosotros cuando tenía dos años y ahora, con seis recién cumplidos, está hecho un sireno. Bucea, se lanza, cruza la piscina en diagonal a braza… disfruta en el agua como una sardinilla y, desde luego, ya nada mejor que yo. Tenéis prueba gráfica en este post.

Pese a ser de carácter tranquilo, le gusta moverse. Le gusta correr, escalar, saltar, bailar… por eso este año en cuanto bajen un pelín más las temperaturas vamos a llevarle a una pista de atletismo bien vallada que hay a diez minutos de casa abierta para todo el mundo, para que corra allí feliz y contento. Este año también voy a llamar a un club de escalada, a ver si podemos iniciarnos también con eso, que seguro que le encanta. Y la bici está esperando,  no olvidada. Todo como un juego obviamente, no es un entrenamiento sino una manera de estas más conectado y que su tiempo libre transcurra de manera constructiva.

El deporte en los niños siempre es recomendable, esencial. Ya me habéis oído contarlo más veces. A Julia también la animaremos a practicarlo. Pero con Jaime, por su autismo, tiene además muchos beneficios adicionales, al menos en potencia, así que hay que intentarlo.

Aquí tenéis a James Hobley. Tiene autismo diagnosticado desde los cuatro años y es un bailarín excepcional. Ha llevado la antorcha olímpica. En un momento del vídeo explica que bailando es cuando se siente “normal”.

Tommy Des Brisay tiene 19 años y autismo. No pronunció su primera palabra hasta cumplir los siete años. Corre y participará en estos Juegos Paralímpicos.

Como ellos hay muchos más. Con autismo y con muchos otras discapacidades muy diferentes. Os aseguro que yo seguiré sus éxitos en Londres. ¿Quién sabe? Tal vez en los que se celebren en Madrid pueda ir a animar a mi hijo.

Aquí tenéis varios vídeos promocionales/inspiradores de los Juegos Paralímpicos.

¿A qué edad se sueltan a nadar los niños?

Jaime lleva desde los dos años acudiendo a la piscina municipal. Primero matronatación en nuestra compañía, desde hace dos años solito junto a otro niño también de integración y su monitor. Siempre le ha encantado el agua, desde bebé mostró tendencias acuáticas y las hemos fomentado. Ya sabéis de lo mucho que me gusta inculcarles el hacer deporte.

Pues bien, lleva todo este curso acudiendo dos veces por semana. Y ha sido el curso en el que definitivamente se ha convertido en nadador. Ayer fue el último día y nos permitieron pasar a verle. Me quedé alucinada. Se lanza desde el borde sin manguitos, burbuja ni nada, bucea, nada sin problemas de un lado a otro y hace amagos de braza. Daba gusto verle. Se ha soltado muchísimo en estos meses. No sé si los cinco años es la edad a la que todos los niños suelen aprender a nadar (o a no ahogarse al menos), pero nosotros estamos contentísimos con lo que es capaz de hacer y sobre todo con lo que le divierte.

Así que tiembla Michael Phelps, que llega mi hijo (aunque lo suyo serían las paraolimpiadas). Solo nos hace falta lograr que nade en línea recta, que ya llegará. Otra cosa es que lo de competir no casa bien con él, no lo entiende en absoluto ni a mí me importa. Hace un par de domingos le apunté a correr 150 metros de la carrera Liberty, es veloz como una bala pero llegamos los últimos (eso sí contentísimos). Salimos ya al final ya que era el único niño que corría acompañado por un adulto y a mitad de la carrera no entendió de que iba la vaina, se paró y pidió brazos, le cogí y seguimos corriendo. Se ve perfectamente en el vídeo. Julia en cambio, que anda corriendo por aquí, se dejó los pies y llegó de las primeras.

Volviendo a la piscina, en junio tiene también clases, aunque con otro monitor, y en julio y agosto ya nos encargaremos nosotros de tenerle a remojo.

Julia también está yendo a natación, pero me da que va a ir más despacito. Le pasa como a su madre, lo de meter la cabeza bajo el agua no le acaba de gustar y así es difícil prosperar.

Recuerdo que mi enfermera de pediatría siempre decía que enseñar a los niños a nadar cuanto antes es tan importante como llevarlos bien sujetos en la silla de seguridad del coche. No puedo estar más de acuerdo.

¿Cuándo y cómo aprendieron los vuestros?

III Carrera Infantil Semana de la Primavera

Justo hace una semana os hablaba de lo mucho que me gustan las carreras populares infantiles como actividad para ir con los niños. De hecho, justo en el momento en que aparecerá publicado este post estaré participando con toda la familia en la carrera Liberty.

Pues bien, un amigo es uno de los organizadores de esta carrera, que se celebrará el próximo 27 de mayo. Se celebrará, con suerte, ya que como él mismo me cuenta:

Nos está costando un triunfo conseguir que el Ayuntamiento de Madrid la autorice como carrera. Tras presentar toda la documentación el día 3 de marzo, todavía no tenemos confirmación de su posible celebración.

Hemos mantenido varias charlas y reuniones con Participación Ciudadana y con Asesores del Concejal Presidente de La Junta Municipal de Villaverde.

Casi todo el trabajo está realizado: trofeos, premios, bebidas, carteles. No vamos a permitir que no dé frutos, por lo que hemos solicitado permiso de manifestación.

Este día 27 no es día de quedarse en la cama. Ven con tus niños para que corran, y ven tú (tengas niños o no) a participar en la primera carrera de sacos de la Semana de la Primavera de Villaverde.

Así que ya sabéis, hay plan el próximo domingo.

Carreras populares para/con niños

Esta mañana hemos estado en la I carrera popular por el autismo que se organizaba en Madrid, cortesía de la asociación Afanya TGD. Con una temperatura estupenda hemos corrido/andado/trotado 306 personas con dorsal y un buen puñado más sin él a lo largo de 2,2 kilómetros. Todo un éxito para ser la primera carrera que organizaban. Nos han recibido con agua, globos, medallas para todos los niños y bollitos y nos hemos hecho una gran foto de grupo. El año que viene repetirán (repetiremos) con la aspiración de llegar a los mil participantes (eso dijo el concejal de deportes y yo le he tomado la palabra).

A título personal, nos lo hemos pasado realmente bien. Jaime ha corrido solo y genuinamente feliz en la salida y la llegada en pista, rodeado de gente. Julia ha corrido al principio y al final, también en pista, y el resto del tiempo ha ido en carrito adelantando corredores y pidiendo paso diciendo “¡pi, pi!”. Incluso tuve la oportunidad de conocer a algún lector del blog que se acercó por allí.

En la foto podéis ver a Jaime y a mi santo abandonando el recinto, una vez finalizada la carrera.

El ambiente de las carreras populares es fantástico para ir con niños, sobre todo de las carreras solidarias, que hay muchas (por el síndrome de down, del hospital niño Jesús, por el cáncer de mamá…). Me parece un plan fantástico para niños. Desde luego, a partir de hoy, voy a estar pendiente de todas las que se organicen.

De momento el domingo 6 de mayo Julia y yo estaremos en la carrera de la mujer, 6,6 kilómetros que ella hará en carro y yo empujando en buena compañía.

La primera carrera popular por el autismo en Madrid

Ya os he contado alguna vez que me gusta correr. Comencé en febrero de 2011 y me ha enganchado de una manera que no creía posible. Desde entonces he participado en distintas carreras populares, muchas de ellas solidarias, como las multitudinarias de la mujer por el cáncer de mama, por el Síndrome de Down y la que organiza el Hospital Niño Jesús en el Retiro.

Siempre me ha llamado la atención que no hubiera una carrera popular por el autismo, siendo algo tan extendido y con tantas asociaciones potentes involucradas. Sorprendentemente me acabo de enterar de que Afanya TGD organiza una carrera en Getafe el próximo domingo 22 de abril, justo dentro de una semana.

Será la primera carrera popular por el autismo de Madrid, probablemente poco ambiciosa en su organización y alcance deportivo. Da igual, por algo se empieza, y todos nosotros podemos hacer que se repita cada año y vaya ganando importancia.

Es una distancia muy corta, accesible para cualquiera. Aquel que no pueda correr, la puede hacer andando. Yo estaré allí vestida de azul. ¿Quién más se anima?

La asociación que la organiza cuenta lo siguiente:

Hola a todos, estamos preparando nuestra primera carrera. Va a ser el 22 de abril a las 12 horas. La salida y la meta están en el estadio de Juan de la Cierva y el recorrido son dos vueltas al parque Castilla La Mancha en GETAFE, en total son unos 2,2 km. Todo el mundo puede participar. Mandar un correo a afanyatgd@gmail.com para confirmar vuestra participación en la carrera. Recordaros que tenemos que llevar algo azul, color que nos identifica ,para que se nos vea, ya sea una camiseta, un pañuelo, una gorra lo que se os ocurra. Animaros porque pasaremos un rato divertido y será un recuerdo inolvidable.

Corre por el niño

El próximo 16 de octubre, apenas dentro de un par de semanas, hay una carrera en el centro de Madrid, en el Parque del Retiro. La carrera se llama Corre por el niño. Son cinco kilómetros, una distancia más que asequible para que quien quiera lo haga corriendo y quien quiera andando.

La inscripción cuesta 10 euros y la causa es benéfica: por la investigación de enfermedades graves de los niños. Comienza a las 9:30. Yo estaré allí con mi santo y los peques. Yo correré y ellos me animarán, y luego pasaremos una mañana agradable por el Retiro.

Hoy mismo he estado en una carrera popular, la I Carrera por la Fundación Síndrome de Down, (allí he hecho la foto) y el ambiente familiar que hay en estos eventos es estupendo.

¿Quién más se anima?