BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

No se puede sentar a una madre ante un juez por darle una bofetada puntual a su hijo

No se puede sentar a una madre ante un juez por darle una bofetada puntual a su hijo.

(GTRES)

No soy sospechosa de defender la bofetada a tiempo. No soy en absoluto de las que creen que dar cachetes a los niños es algo inocuo. Da igual que no duelan por fuera. Incluso da igual que no duelan por dentro. Siempre, como poco, dejan un poso de que la violencia es una salida en el marco de una relación que debería ser de amor y respeto.

Pegar un bofetón puntual a nuestros hijos es una triste muestra de que nos hemos quedado sin recursos, de que hemos perdido la paciencia. Si hemos soltado una bofetada a uno de nuestros hijos, da igual el alcance de su rabieta o la poca razón que el niño tuviera, lo hemos hecho por una simple cuestión de superioridad física, de abuso de poder, de falta de control.

Pegamos esos cachetes ‘educativos’ a niños pequeños. Cuando el chaval mide uno ochenta y nos dobla las espaldas es un recurso que ni nos planteamos. “¿Dónde voy yo a darle una torta a ese tiarrón?” procesan rápidamente nuestras neuronas. Y nos retenemos.

Y de esa situación viene otra pregunta. ¿Qué dice de nosotros entonces que sí se la demos a un niño pequeño?.

A los niños no se les debe pegar. Y punto. El objetivo como padres debe ser tener otros recursos, otras herramientas. Y existen, claro que sí. Mi hijo tiene casi once años, casi mi tamaño, y a veces comportamientos de un niño de dos años. Y no le hemos pegado jamás, ni jamás lo haremos. Aunque a veces no hayamos podido contener un grito huracanado, aunque hayamos tenido que contar hasta veinte.

Tampoco a mi hija, que tiene ocho años ahora, le hemos tocado un pelo nunca. Tenemos ambos, mi marido y yo, la suerte de ser personas templadas. De no tener un carácter explosivo.

No obstante, también es verdad que podría pasarnos. ¿Quién sabe? Lo mismo llega un mal día que perdemos del todo los estribos ante una trastada o una rabieta tamaño XL y se nos escapa la mano. En ese caso sería verdad aquello que cuentan de que nos dolería más a nosotros que al niño. También creo que no tendría sentido ninguno que nos fustigásemos por ello. Todo el mundo se equivoca. También nos equivocamos ejerciendo de padres. Somos humanos.

Lo que me parecería de locos es que acabásemos por ello sentados ante un juez como ha sucedido en A Coruña.

En 2015 un niño de once años, en plena rabieta por no querer hacerse el desayuno, estampa un móvil de 800 euros contra el suelo. Y su madre le estampa a él un tortazo.

Lo siguiente es que el mismo niño denuncia a su madre. En fin… La cosa es que se admite a trámite y el fiscal pide para ella 35 días de trabajos comunitarios y la prohibición de acercarse al menor a menos de 50 metros durante seis meses.

¿Cómo? ¿Seis meses sin acercarse a su hijo? ¡Seis meses sin acercarse a su hijo! ¿Y quién se responsabilizaría del niño? ¿Hay padres separados? ¿Hay algo más que se nos escapa? Seguro…

Y acaban en un juicio, ante un juez, por ese bofetón que no le causó ningún daño físico y que fue puntual. Que no, que no tendría que haberle pegado. Pero es algo excesivo se mire por dónde se mire.

Aparentemente el juez es de la misma opinión y ha absuelto a la madre. Dice el magistrado que “no abofeteó a su hijo para causarle una lesión. Su intención era clara y solo trataba de poner fin a una actitud violenta del menor”.

También añade que “quien suscribe estas líneas en ningún momento defiende el castigo corporal sistemático, o que ocasione cualquier tipo de lesión” y que “acudir a una corrección física moderada está justificado y así se hizo”

Ahí ya no estoy segura de estar de acuerdo con el juez. Obviamente, como él, no defiendo el castigo corporal sistemático o que cause lesiones. Pero tampoco que las correcciones físicas moderadas puedan estar justificadas. Claro que lo mismo él tampoco quería dar eso a entender en un plano general, sino en el sentido concreto de acabar en un juzgado.

No, no se puede sentar a una madre ante un juez por darle una bofetada puntual a su hijo.

39 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Miguel

    Mirar de reojo el móvil de tu mujer = Violencia machista, maltrato psicológico y marido potencialmente delincuente.

    Madre que mata al sus hiJosé o hijas = suicidio colectivo

    Hombre que mira al su hijo = Potencial violador o maltratador

    Mujer que pegal es igual al que no pasa nada. La ley favorece al la mujer en todos los ámbitos, la situación está increíblemente parcial.

    Pero no pasa nada, la vida necesita equilibrio. Las que ponen denuncias falsas y se aprovechan de las leyes mal hechas lo mismo el día de mañana tienen hijos varones y sufren estas leyes injustas de mujeres que sus padres padecieron leyes injustas en contra del hombre solo por ser hombre.

    Como digo, antes o después hay equilibro.

    20 julio 2017 | 14:59

  2. Dice ser Nacer

    Los niños con “Síndrome del Emperador”, a los que se les ha consentido todo, son los Reyes de la casa, se hace lo que ellos dicen, se ve en TV lo que dicen ellos y se les permite y da absolutamente todo, no valoran absolutamente nada, ni a sus padres ni nada que se les regale, todo les parece poco.

    Son futuros adultos sociópatas, personas complicadas y tóxicas a los 30 años, que tendrán problemas con compañeros de trabajo, jefes, que perderán amigos (los amigos no soportarán, ni de lejos, las mismas rabietas de un adulto que un padre de su hijo de 11 años) y que sus relaciones sentimentales serán fijo un desastre.

    Todo esto viene, aparte que cada individuo es un mundo y hay gente de personalidad más difícil, de una malísima educación, de no saber poner límites y de ser el esclavo-siervo del nene desde pequeño. Esto, a corto plazo, puede parecer bueno, a largo plazo es nefasto y ocasiona conflictos cuando se llega a los 25-30 años. Conflictos, que una mala educación de ese niño, trasladará a adultos normales con los que luego convivirá.

    Y cuento esto porque he tenido la mala suerte de dar con una ex-cuñada (por suerte ya ex) con “síndrome de la emperatriz”. Todo el mundo tenía que estar a su servicio, sólo pedía favores pero jamás había reciprocidad alguna por su parte, rabietas injustificadas con más de 30 años que tiene, chantaje emocional a toda la familia, morritos de niña de 5 años por cualquier tontería, mi madre (su suegra), en aras de llevarse bien, le hacía comidas especiales para ella aparte de los demás, humillaba a mis padres, a mí, a mi hermano (su marido) y no tiene amigas. Tuvo una amiga un tiempo pero en cuanto la conoció la mandó a paseo. Luego se hicieron amigos de otra pareja donde la chica era parecida a ella (otra pija princesona) pero acabaron también mal porque la otra le cantó las cuarenta a ella.

    Esas son las malas consecuencias de no saber poner límites, físicos o no físicos (me da igual).

    A mí de pequeño, apenas me tocaron, pero sí recuerdo algún cachete, alguna bofetada, y aquí estoy con 40 años tan ricamente, sin traumas ni problemas psicológicos, es más todos estuvieron justificados y estoy agradecido porque, de haberme pensado que la vida era otra cosa, hoy no sería quien soy y la vida me hubiera puesto en su sitio de una forma mucho más dura que un simple cachete.

    Para todos los que se escandalizan con las bofetadas, que sepan que las que no le des a ese hijo complicado y “emperador” de 11 años, si cuando tiene 20, sigue igual o peor, las fuerzas de seguridad del Estado, con la autorización que la Ley les da para ejercer legalmente la violencia de forma proporcionada, se las darán por diez si es necesario (no es el primero que he visto esposado y golpeado con la porra por ponerse rebelde con la policía).

    Esto son casos aislados, por fortuna no es lo general, pero el hijo complicado con 11 al que no se lleva por el buen camino, termina siendo un adulto peligroso para su entorno y, por supuesto, el “Sistema”, ya se encargará de darle bofetadas no, palizas (físicas excepcionalmente por parte de los cuerpos de seguridad si se pone violento y se resiste) o palizas de otro tipo (despidos laborales, conflictos de pareja, pérdida de amistades, problemas económicos, etc).

    Creo que, viendo la Sociedad en que vivimos, con tanta violencia, maltrato y donde se ha perdido el respeto a las personas mayores, la educación y los valores, es muy peligroso dar un mensaje de dejar que un niño de 11 años rebelde, haga lo que le dé la gana. Si la arma gorda, que cualquier padre sepa que es responsable civil subsidiario de lo que haga su hijo, es decir, el hijo no es responsable ni penal ni civilmente, pero los padres que lo han tratado como un “emperador”, deberán responder por él para todo.

    Un saludo

    20 julio 2017 | 15:13

  3. Dice ser Achichonman

    Y esto lo dicen en un medio que apoya provocar el maltrato y tortura judicial y convertir en indigente a un acusado de llamar para a su mujer por pillarse a otro en la casa que paga currando 12 horas.

    De traca.

    20 julio 2017 | 15:42

  4. Dice ser Lola

    No soy partidaria de dar cachetes pero tampoco de permitirle a los hijos todo. ¿Que quieren un móvil de 800 euros? Venga a comprarlo aunque para ello tenga que dejar de arreglarme una muela. Lo siento pero la situación que se vive actualmente con algunos hijos la culpa la tienen los mismos padres.

    20 julio 2017 | 16:02

  5. Dice ser me ponen, es que me ponen

    Vivimos en una socieda que ha perdido los valores, que va camino de la perdición, que no se respeta a… agghhhhrrfffffff… Pues vayan a las del pasado, leñe!!!! Siempre intentando arreglar las cosas mirando al pasado que NUNCA existió y que era PEOR qu eel ahora. ¿Pero qué valores, qué deerchos, qué respeto? Pero si estábamos PEOOOOOOOOOR!!!!!!!
    El problema es que se intenta arreglar todo con el mismo modelo educativo. Y ese es el GRAN ERROR. Se pretende que la sociedad que avanza se rija por los mismos preceptos, y eso es lo que FALLA.
    LA cantinela d esiempre, lso valores perdidos.. Pues menos mal que se perdieron, lo de poner garbanzas en la srodillas y libros en las manos, lo de abofetear y pegar con cinturó a los hijos, los de meter a la mujer en casa y llegando borracho el marido… Ah noooo, que vaaaaa… si antes todos eran unos santitos, que sí, que sí. anda ya!!!
    Si lo que hay que hacer es evolucionar, totufos!!!!! que andan siempr econ la misma mcantinela de añoranza a pasados que nunca existieron y bastante que cuesta mejorar el presente precisamente por esos palos q ponen en la sruedas lo sañorantes de lso espejismos pretéritos.

    20 julio 2017 | 16:11

  6. Dice ser Rosa

    No. No se puede sentar a un marido ante un juez por una bofetada puntual a su mujer.

    ¿A que nos echamos las manos a la cabeza si cambiamos madre por marido e hijo por mujer? A ver si va a resultar que no todos somos iguales ante la ley y que los niños son los que menos derechos tienen.

    Justificar que puntualmente puedes perder los nervios, tener un mal día, o un hijo difícil es minimizar y no asumir que es tu responsabilidad el haber pegado al niño. Vamos, lo que hacen los maltratadores con las mujeres…

    20 julio 2017 | 16:31

  7. Dice ser Chusso

    Rosa.

    Un marido no tiene que educar a su mujer y el cachete es una agresión física en toda regla que hay que repudiar y perseguir.

    Un cachete/torta suave, indoloro pero humillante puntual (lejos del maltrato) es para educar, corregir o decir “hasta aquí”. Es siempre preferible no darla, por supuesto. Pero llegado el caso, al niño que no atiende a razones, ¿por qué no?

    A mi alguna vez me lo han dado, y seguramente con motivos, y eso no me hace una persona con problemas psicológicos.

    Creo que se nos está yendo de las manos este asunto. El menor tiene más derechos que obligaciones y eso no puede ser. Estamos creando monstruos. Así están los niños hoy en día, el resultado es el que es: ninis y chonis/jonathans.

    Veo a menudo como compañeros levantan constantemente los castigos que les ponen a sus hijos porque “pobrecillo, estamos en vacaciones”, “es que tampoco quiero ser tan malo”. Tú hijo te ha podido, sabe que le levantarás el castigo.

    20 julio 2017 | 17:02

  8. Dice ser Una

    Lo que no sabemos es si Fiscalía de Menores ha tomado medidas para proteger a los padres.

    No estás en igualdad de condiciones, prevalece el interés superior del menor. Yo te voy leyendo y recuerdo bien que eres contraria a cualquier castigo físico. Aquí insistes en ello, haces bien en recordarlo para quien no sea lector habitual.

    ¿Tú has recibido alguno? ¿Y estás traumatizada o consideras que lo recordaste, comprendes ahora los motivos, y utilizaste ese recuerdo para bien? Pues yo tampoco tengo ningún trauma respecto a eso.

    En este caso imagino que tuvieron un buen abogado, porque “cualquier negligencia” es motivo de desamparo.

    20 julio 2017 | 17:07

  9. Dice ser DANIEL VM

    Cuando su hija o hijo empiece a fumar, a tomar, se embarace o embarace antes de los 18, robe, les falte el respeto, haga lo que le puege en gana, sera cuando se pongan a pensar si no era necesario haberle puesto una cachetada en su momento para corregirlo y enmendarlo

    20 julio 2017 | 17:23

  10. Dice ser Rosa

    Daniel en verdad crees que está relacionado el dar cachetadas con que tus hijos fumen o no o se queden embarazados antes de los 18? Es decir, que si yo pego a mi hijo.esto me asegurará que no fume o no se embarace… No consigo ver la relación

    Chusso pegar no es una herrsmienta educativa ni es efectiva porque a día de hoy no me he rncontrado ni un solo padre que me haya dicho que su hijo dejó de hacer tal cosa porque un día le dio una palmetada. Hay muchas maneras de corregir un comportamiento y otras alternativas a la hora de educar. Disciplina positivs. Hay mucha bibliografía.
    Lo que sí me encuentro es padres gritando a sus hijos ¡¡que no grites!!! O padres dando palmazps en el culo.o en las manos a sus hijos diciendo ¡no se pegaaa!! Y muchis que secles llena la boca pidiendo respeto cuando ellos son los primeros que nunca han respetado a sus hijos

    20 julio 2017 | 17:52

  11. Dice ser paco peco

    es un hecho constatado que la ultima generacion es un desastre en educacion , pero los politicos no estan dispuestos a cambiar de rumbo , seria reconocer que esta situacion catastrofica con los hijos , es gracias a muchas de sus leyes y lo politicamente correcto….pero bueno , al fin y al cabo es lo que hemos y seguimos votando , por tanto , a quien dios se la de…..

    20 julio 2017 | 18:00

  12. Dice ser paco peco

    antes los padres daban collejas a sus hijos , ahora se les da todo lo que pidan , yo pregunto , quienes quieren mas a sus padres , los hijos de antes o los de ahora?.

    20 julio 2017 | 18:04

  13. Dice ser Uno más

    Yo estoy en contra del maltrato, sea cual sea. Vengo de una familia en la que toda la unidad familiar recibe o ha recibido maltrato (físico y/o psicológico). Dar un cachete no es maltratar, es como decir que coger una patata del plato de otro es robar y mereces ir a la cárcel. Maltratar es darle un bofetón sin motivo aparente o a las primeras de cambio, ensañarse, decir que le vas a matar, sacarle un cuchillo, decirle que es un mierda, que va a terminar en la cárcel, que es maricón… eso sí es maltrato. El problema de no saber dar una torta (si es que es necesaria) a tiempo es que al final la vida se la va a dar por tí y eso es mucho peor. No tengo hijos, igual es porque pase mi infancia aterrado ante la posibilidad de que mi padre me matase, hasta el punto que ahora no tengo miedo ni al dolor ni a la muerte, pero tengo miedo de que otra persona experimente lo que yo he experimentado durante más de dos décadas. La violencia no es la solución, pero ante una situación de histeria es la mejor manera para hacer reaccionar a alguien… y no, no creo que eso sea maltrato.

    20 julio 2017 | 18:12

  14. Dice ser yonma

    No os quejeis tanto de si una mujer tal o cual, no captais el mensaje no os caseis, si quereis ser padres copiad a CR7.
    En este caso falta curro de periodistas, me lo invento
    padres separados, abuela o abuelo juez o fiscal, niño que se lo cuenta a la abuelita y apareció el peine.
    No me creo que un niñoi se presente en un juzgado solito sin ninguna evidencia de nada y se forme esto, especialmente contra una mujer, contra un hombre otro gallo cantaría.
    que no soy un robot

    20 julio 2017 | 18:21

  15. Dice ser Makore

    Ok, es verdad, la violencia no es el camino, pero algunas veces una hostia a tiempo te pone a andar

    20 julio 2017 | 18:42

  16. Dice ser yaya

    hay algo que se te olvida, un año después de esa bofetada por que el niñato tiró el movil al suelo le dió por largarse de casa, algo que intentó la madre evitar con tan mala suerte de que le arañó en el cuello al intentar agarrarle. fué después cuando ese angelito puso la denuncia. hay niños y niños, y algunos ya son incontrolables siendo pequeños, la pena son las herramientas y la impunidad que las leyes les han dado para castigar a sus padres. está bien que las haya siendo mas indefensos, pero tambien debería de haber algunas cuando son ellos los que cometen algun acto despreciable y falta de respeto ante el adulto.se necesitan reformatorios para que aprendan la palabra respeto.

    20 julio 2017 | 18:58

  17. Dice ser maltratarán

    Afortunadamente si que se puede, por ahí hay que empezar, por sentar ante el juez a las madres maltratadoras, que son ellas las que conjugan el verbo maltratar en primera persona, digo las que lo hacen, no nos confundamos.

    Yo maltrato
    Tú maltratas
    Ella maltrata
    Nosotras maltratamos
    Vosotras maltratáis
    Ellas maltratan

    20 julio 2017 | 19:57

  18. Dice ser JJKKKK

    Ni por la ley mordaza,ni por otras prohibiciones absurdas

    20 julio 2017 | 20:01

  19. La violencia hacia los hijos es consecuencia de la violencia y la falta de aceptación propia de los padres y de la relación que mantienen. Los hijos son siempre víctimas de ella. Los padres, simplemente proyectan sus frustraciones, sus sentimientos de culpa y la educación represiva y jerárquica que recibieron. El caudillo Franco sigue vivo en cada bofetada y España continúa siendo un país atrasado donde las masas iracunda hacen apología de esta violencia hacia los más indefensos, cosa completamente inconcebible en el mundo civilizado.

    20 julio 2017 | 23:02

  20. “Cualquier violencia es una forma de manifestación de la culpa.” La culpa es el fundamento de la educación religiosa que ha imperado (y sigue imperando) en España durante siglos… “Por mi culpa, por mi gran culpa, por mi grandísima culpa”. Si ves culpa en ti, la ves en tus semejantes y los ves dignos de ser castigados, sobre todo si son tus propios hijos (es decir, si son exactamente como tú).

    20 julio 2017 | 23:08

  21. Dice ser sudaca

    Dice ser o no ser, esa es la cuestión en el comentario número 20:

    “El caudillo Franco sigue vivo en cada bofetada y España continúa siendo un país atrasado donde las masas iracunda hacen apología de esta violencia hacia los más indefensos, cosa completamente inconcebible en el mundo civilizado”.

    Manuel Azaña dijo entre otras lindezas:
    “todos los conventos e Iglesias de Madrid no valen la vida de un Republicano”

    21 julio 2017 | 01:42

  22. Dice ser Nacer

    A los que dicen tonterías (y encima no saben escribir) repudiando el pasado, sólo les deseo que cuando tengan un problema con un vecino, un cuñado, un compañero de trabajo o alguien de la calle y se vean impotentes porque se ven humillados y maltratados por gente sin ninguna educación: que tomen nota y se JODAN y disfruten de la modernidad de la LOGSE y del buenismo de los últimos 30 años.

    El problema de la mala educación o de la omisión del deber de educar, es que luego terceros tienen que soportar la mala baba de determinados monstruos que se hacen adultos y se convierten en individuos conflictivos en comunidades de vecinos, en centros de trabajo y allá donde acudan.

    Eso sí, yo lo tengo claro, a toda esta gente, si no son familia, desaparezco y, si se empeñan, los enfrentaré y, por supuesto, siempre queda la vía judicial para enfrentar a este ejército de ninis maleducados que ya tenemos (y que se avecinan en hordas),… sálvese el que pueda.

    21 julio 2017 | 03:56

  23. Jo, que tiempos, antes un buen cachete quitaba tonterías, aunque fuera por un rato…

    Besos!

    Anabel

    21 julio 2017 | 07:54

  24. Dice ser Héctor Tilla

    Pobrecilla, así estás tu de desquiciada. Una sociópata, psicópata, neurótica, histérica que ha llegado a este punto porque sus padres, abuelos tíos, profesores le dieron una hostia alguna vez.

    Resulta increíble llegar a pensar en el cómo es posible que la humanidad haya llegado hasta aquí … con la de hostias que nos han dado.

    Por cierto, es paradójico que en estos tiempos en que se ejerce menos ‘violencia’ contra los niños y se educa contra la violencia … los niños y los jóvenes cada vez son más violentos y ejercen contra los demás mayor violencia … grabada y mostrada al mundo

    21 julio 2017 | 08:51

  25. Dice ser Yomisma

    Se puede educar perfectamente a cualquier niño sin tener que recurrir a un cachete. Un día se puede perder los nervios y no controlar ese cachete y dar más fuerte de lo que en realidad se quería dar. Hay miles de castigos que pueden servir para encaminar a los niños. Pero hay que empezar desde bien pequeñitos. Y nada de malcriarlos, ni permitirles todo. Tenemos que ser más listos y tener más paciencia que los niños. Nosotros nos tenemos que salir con la nuestra y no al revés.
    Os parecerá tonto pero yo usé los métodos de la Supernani y funcionaron. Creía que serían montajes de la tele pero a mí me ayudaron muchísimo.

    21 julio 2017 | 10:00

  26. Dice ser mari mar

    La violencia solo genera violencia, yo no estoy de acuerdo con la bofetada, es más, creo que cuando se recurre a esto, es por que hemos perdido el control.
    Pero ….lo único que faltaría, entre otras cosas, es que a l@s niñ@s se les mostrara que si tus progenitores te dan un cachete, pueden denunciar.

    Lo único que cambiaria del post, es el enunciado: “NO SE PUEDE LLEVAR A UNA MADRE O UN PADRE ANTE UN JUEZ, POR DAR UNA BOFETADA PUNTUAL AUN HIJO O HIJA”

    21 julio 2017 | 11:32

  27. Dice ser marian

    De entrada el Juez la ha quitado toda autoridad a la madre (cojonudo vaya y para variar)
    En muchos casos, los Jueces son seres con memoria fotográfica que sacan sus oposiciones gracias a ella, algo que nunca demuestra sean aptos para ese cargo.
    Un bofetón se da a cualquier persona tenga la edad o e género que tenga, cuando entra en estado de histeria.
    Estoy a favor de la bofetada a tiempo.

    21 julio 2017 | 11:50

  28. Dice ser Luisamca

    Mi hija ahora tiene 20 años, la primera vez que le pegue ella era pequeña 2 años o por ahí y fue porque para conseguir algo que ella quería me empezó a dar patadas les aseguro que ella me pego antes

    21 julio 2017 | 12:11

  29. Dice ser Manuel Cruz

    La culpa de esto de es Zapatero. Literalmente. La Ley explícitamente reflejaba el derecho a los progenitores de dar un guantazo a los hijos, diferenciándolo del maltrato. Y como este imbécil lo hacía todo a izquierdas, cambió la Ley expresamente para quitar la excepción.

    Zapatero se cargó España a base de imbecilidades politicorrectistas. Si no estamos como Grecia o Venezuela es por la ayuda internacional disfrazada de préstamos. Y tendrían que habernos dejado caer, porque los españoles no han aprendido nada de la experiencia y siguen aplaudiendo a marxistas catetos.

    21 julio 2017 | 12:31

  30. Dice ser filo

    pues si es su unico recurso igual no, pero cuando te sale un hitleriano igual una buena bofetada a tiempo va bien.

    si el bichito hace metro ochenta entiendo que igual ya no tiene edad para estar en casa, y si la tiene y se la gana se la das.

    menuda chorrada de noticia has escrito, asi salen muchos… ni educacion ni modales y encima sinles dices algo sale.el papa o la.mama recriminandote

    21 julio 2017 | 14:00

  31. Dice ser Kally

    En el Reino Unido, los niños suelen recibir una cantidad semanal de dinero tipo ‘mini-sueldo’, ,que a veces puede aumentarse si hacen más tareas domésticas para ayudar a sus padres, y si quieren algo (juguetes, CDs, complementos como maquillaje o bisutería en el caso de las chicas de, digamos, 11 añós o más) utilizan este ‘mini-sueldo’ para ahorrar y comprarlo; los padres no les compran todo lo que quieran, los nenes tienen que aprender a ahorrar para sensibilizarles del valor del dinero y de valorar más lo que han adquirido con sus propios esfuerzos.
    En el caso de este chico malcriado (no quiero decir que los padres le hayan criado mal, sino que el chico se porta como si así lo hubieran criado, aunque la culpa no fuera de ellos) lo que se haría aquí sería quitarle su subsidio semanal hasta que hubiera pagado la totalidad de la reparación del móvil dañado o el precio de uno nuevo, o recortarle la mitad o más de su dinero hasta que se haya pagado.
    Y si no quiere hacerse el desayuno, pues, que no desayune y punto. Y si más tarde y antes de la hora de comer, tiene hambre y quiere algo, la respuesta será que no, que es culpa tuya, hijo, si tienes hambre, deberías haberte hecho el desayuno como te dijimos antes.
    Yo de su madre creo que habría perdido la cordura y le habría pegado una buena torta. Estoy en contra de esta forma de “educar” a los hijos, pero lo habría hecho en este caso, porque soy una persona imperfecta y no sé cómo sería si fuera madre, sólo puedo especular. (No tengo hijos, y puede que esto sea algo bueno!!!!)
    En fin, este caso fue bastante extremo – un niño de 11 años no debe de estar dando rabietas porque le pidan hacerse el desayuno. Debe hacerse el desayuno todos los días y encima ayudar con algunas tareas domésticas (hacer un turno a la semana llenando el lavavajillas o recoger la mesa los domingos o algo) y que un chico de este edad rompa un móvil a propósito porque está cabreado es inaceptable. Si se porta así porque sus padres le han mimado, pues ellos son idiotas. Si se porta así a pesar de que sus padres no le hayan mimado, pues, a llevarle a un psicólogo, porque esta forma de actuar no es normal para su edad.
    Este caso es extremo, pero en casos “normales” de educación y disciplina, no, no y no, a los hijos no les pegues nunca. Soy de la generación que recibía bofetadas cada 2 x 3 y, aunque la mayoría no resultó traumatizada, yo sí. Yo era una niña muy sensible y miedosa, me aterrorizaba que me gritaran y me dolía si me recriminaban – no me hacía falta castigos corporales en absoluto, lo único que logró fue hacerme más tímida aún. Y casi siempre cuando me pegaban, era por su propia frustración al tener una niña inteligente que discutía racionalmente y tenía opiniones, y ellos no sabían contestar así que simplemente me mandaban callar y me pegaban cuando no me callé. Y eran bofetadas que dolían físicamente, yo suplicando en lágrimas que pararan e incluso me escondía para intentar evitarlas.
    Pero en los años 80, esta forma de “disciplina” era “aceptable” y la respuesta de cualquier adulto habría sido, “pues, es culpa tuya por faltar respeto a tus padres. Los niños deben obedecer a los adultos y cuestionarles es maleducado”.
    Finalmente, creo que todo castigo ha de ser inmediato: no vale prohibirles el X-Box durante una semana; no ayuda nada prohibirles salir con los amigos durante 15 días o prohibirles ver la tele durante 6 semanas. Los niños aprenden de forma muy parecida a la de los animales más inteligentes, como caballos o perros: refuerzos positivos y negativos al instante (véase el enfoque psicológico de B F Skinner, p.e.). Castigos duros les dan miedo y/o rabia; castigos o refuerzos negativos o positivos que se alarguen en el tiempo o que se pospongan hasta más tarde (“Cuando llegue tu padre y se lo cuente, ya verás…”) pierden su efecto. A veces es posible tratarles como tratarías a un adulto que se porte igual: ¿Qué harías si un adulto te faltara el respeto, rompiera algo tuyo, te mandara hacerle el desayuno y diera una rabieta si te negaras? Estos niños van a ser adultos muy pronto y nunca es demasiado temprano enseñarles cómo serlos.

    21 julio 2017 | 17:04

  32. Dice ser Robespierre

    Lo políticamente correcto me parece una tontería de las mas gordas de esta época. En todos los tiempos se han corregido comportamientos de los niños con algun zapatillazo. De eso pueden dar fe millones de personas tan normales como cualquiera .
    La estúpida educación actual consistente en no poner limites o en decirle a un niño de año y medio -por favor Luisito no te comas la tierra que mama se va a enfadar – y Luisito sigue comiéndose la tierra y al tiempo es un tirano es un justo castigo a los padre spor hacer dejación de educación
    Tengo 60 años, tres hijos educados de la forma y en los valores que me educaron a mi y funcionan perfectamente.

    Pero podeis seguir asi que ya lo pagareis en el futuro.

    21 julio 2017 | 17:15

  33. Dice ser Stefy

    Me parece la típica opinión de pseudomodernilla.

    Generación tras generación se nos ha educado con alguna que otra “torta”” o coscorrón y sin embargo no observo que nos matemos los unos a los otros….
    Lo que si observo es un incremenoe alarmante de ninis, de menores con síndrome del emperador, de chavales que se saben de pé a pá sus derechos pero que no muestran la más mínima empatia o respeto por los derechos de los demás y que además se olvidan muy oportunamente de sus obligaciones.

    Tu hablas de violencia, yo lo veo como un último recurso para dejar claro que el padre o madre es la autoridad e la casa. Y no, no es maltrato. Pero es que a veces es necesario recordarles ( siempre como ultimo recurso en una situacion extrena) que hay limites que no se traspasan, y que no pueden pasar por encima de sus progenitores porque sí.

    Que sería de es@s pobres padres/madres sin zapatillazos cuando recogen a sus hijos del hogar de su expareja y viene con unas formas y tratos que en su casa no son habituales, o esos matrimonios que se enfrentan al comienzo de la pubertidad con un chavalito que viene muy gallito porque ” en casa de fulanito se hace de otra manera”

    Lo dicho, benditas tortas que recibí en mi infancia, a día de hoy las agradezco. Hay una gran diferencia entre las molestias y preucupaciones que tuvieron mis padres por mi y la de resto de conocidos o vecinos

    21 julio 2017 | 18:07

  34. Dice ser Mano

    Pues si el nene llega al extremo de usar la violencia para cargarse un teléfono por no hacerse un desayuno, hay que enseñarle que si se le ocurre una actitud similar en la calle, algún día alguien le va a dar una tunda, así que mejor que se la de su madre, que seguro que es más suave que si revienta el móvil de algún desconocido. Ojalá haya aprendido la lección de que en esta vida, si vas haciendo lo que te da la gana, y destrozado los bienes ajenos, puedes perder los dientes, y si das con quien no debes, incluso puedes perder mas. La vida no es un jardín de rosas, en la calle nadie va a tener con ese hijo la paciencia que habrá tenido esa madre. Espero por su bien que se haya dado cuenta.

    21 julio 2017 | 21:35

  35. Dice ser Ⴖჷᨐ

    ¿O sea que si un familiar tira un teléfono puedes darle una mano de yoyas?

    22 julio 2017 | 02:57

  36. Dice ser Ⴖჷᨐ

    ႶჷႯႬѾѻ ѻ҉ᎭᏨᨐঞաᑥ

    22 julio 2017 | 02:58

  37. Dice ser Mano

    Hombre, si un familiar tira el teléfono, cómo norma general y en la mayoría de cotextos, no puedes ni debes darle “una mano de yoyas”, pero si ese familiar por una rabieta y sin motivo tira el móvil de alguien en la calle, es posible que se vaya calentito. Con esa edad ya debería de haberlo aprendido, si no lo aprende con la teórica, pues la madre se lo ha enseñado con la práctica a pequeña escala.

    22 julio 2017 | 15:24

  38. Dice ser Mahatma

    hijo tira teléfono + bofetada de madre= juzgado
    madre tira teléfono + bofetada de hijo= juzgado
    padre tira teléfono + bofetada de madre= juzgado
    madre tira teléfono + bofetada de padre= juzgado
    hijo tira teléfono + bofetada de padre= juzgado
    etc

    Juzgado, o resolvemos todo a bofetadas

    22 julio 2017 | 19:25

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.