Entradas etiquetadas como ‘Semedo’

Las cinco claves de los cuatro pinchazos seguidos del Barça en Liga

Ocho partidos, cuatro victorias, tres empates y una derrota. Este es el balance del Barça en las primeras ocho jornadas de Liga. Está segundo en la clasificación por detrás de un gran Sevilla contra quien jugará el siguiente partido y por delante de un Valencia que este domingo le plantó cara y le arrebató un valioso punto. Es verdad que este año parece más normal (el Real Madrid lleva tres jornadas sin ganar), pero no es habitual que el equipo azulgrana pierda tantos puntos en tan pocos partidos.

Por eso, analizamos al detalle las cinco claves en las que puede estar esta crisis que atraviesa el Barça. ¿Hay algún culpable o son errores de equipo?

  • Luis Suárez: El uruguayo empieza siempre las temporadas en su peor estado de forma. Sin entenderse con sus compañeros y sin encontrarse a sí mismo. No culmina las jugadas, pierde demasiados balones y no entra en las jugadas a tiempo para rematarlas. Su puntería, además, se resiente. Esto viene siendo algo habitual en el comienzo del año futbolero en Luis Suárez. Pero ya hemos pasado la octava jornada y es raro que no haya despertado. Lleva solo tres goles y tres asistencias en lo que va de temporada. Es cierto que lucha y que el último partido lo jugó tocado, pero su acierto no está fino y el promedio de goles que lleva deja mucho que desear tras estar siempre entre los mayores goleadores del equipo. Y Messi solo no puede con todo.
  • La defensa: Los contragolpes están sorprendiendo muy a menudo al Barça en este comienzo de año. Ni Gerard Piqué ni Vermaelen ni Semedo están en su mejor momento. Los fallos entre ellos se están convirtiendo en un habitual y no muestran la solvencia de la pasada temporada, cuando una de las claves de la excelente racha de resultados en Liga fue precisamente esta, ya fuera por el trabajo global o por la inspiración de Ter Stegen. Esta temporada el equipo de Valverde ya ha encajado goles contra el Sevilla (uno), Huesca (dos), Real Sociedad, (uno), Girona (dos), Leganés (dos), Athletic de Bilbao (uno) y Valencia (uno). Siete de ocho partidos encajando.
Piqué se lamenta en el partido ante el Valencia. (EFE)

Piqué se lamenta en el partido ante el Valencia. (EFE)

  • Cansancio y pocos cambios: En el último partido ante el Valencia, Ernesto Valverde no hizo cambios hasta el minuto 83 de juego. Y, además, solo utilizó dos de tres pese a que los jugadores se veían relativamente cansados. Esta fue una de las causas de que el Barça, pese a su insistencia, no hallara huecos en la defensa contraria en el final del partido contra el Valencia y no consiguiera marcar el gol que tanto buscó al final. Insistió, pero el cansancio de sus jugadores no le permitió desbordar y arrancarle tres puntos al conjunto Ché. El cansancio se vio sobre todo reflejado en Coutinho (uno de los sustituidos), que ni fuerza tenía siquiera ya para disparar. Este cansancio, además, podría haber propiciado el gol y la victoria del rival por culpa de un fallo tonto.
  • Mucha posesión, poca eficacia: Es un habitual ya que el Barça controle el balón y, por tanto, tenga mayor posesión que el rival. El juego de toque es su marca propia, pero también es necesario que ese toque termine dentro de la red. No obstante, eso no está pasando. ¿Por qué? El Barça de Valverde pierde muchos balones en el centro del campo, incluso algunos en la defensa, que hacen mucho daño y, casi siempre, terminan siendo una ocasión clara de gol para el contrario. El toque no sirve si no logras culminarlo a tu favor. Hay que controlar los partidos, pero también ganarlos.
  • La Champions: La obsesión del Barça por la Champions es clara. Su objetivo de este año es ganarla. Pero no por ello deben dejar de lado las otras competiciones. Está claro que el nivel del equipo azulgrana en Europa no se parece en nada al que viene demostrando en la Liga. No se si es por falta de motivación o porque guardan sus fuerzas para los partidos continentales. Valverde descartó esto hace unos días en rueda de prensa con un contundente: “Para ganar la Champions tenemos que ganar la Liga”. Pero los esfuerzos no parecen ser los mismos en sendas competiciones.

Sobran muchos fichajes millonarios en este Barça

Esta temporada hemos visto a un Barça falto de recambios. Con 22 jugadores en plantilla y muchos fichajes, han jugado la mayoría de los partidos los 11/12 de siempre. Un ejemplo: Messi está sobreexplotado y cuando no juega se nota. Así se vio este domingo ante el Levante, contra quien perdió su imbatibilidad en Liga de 43 partidos seguidos sin perder. Sobre eso tiene que reflexionar, tanto Ernesto Valverde como la junta directiva. ¿Qué jugadores son prescindibles? ¿Con cuáles pueden hacer caja? ¿En cuáles se puede invertir? Pero ¡ojo! con moderación, que los últimos mercados, el club no ha estado acertado. Y esto pasa factura, no solo económica.

Paco Alcácer, ante el Levante. (EFE)

Paco Alcácer, ante el Levante. (EFE)

Muchos son los jugadores que sobran. Llevo diciéndolo un tiempo y por eso os sonarán nombres somo André Gomes (se pagaron por él 35 millones), Aleix Vidal (18 millones) o Paco Alcácer (30). Los fichajes frustrados de la temporada 2016. En dos años, ninguno ha disputado los suficientes minutos para considerarlos parte de la plantilla del Barça. Participan poco y pasan desapercibidos. Están más fuera que dentro. Aunque eso pensábamos también a principio de este año, y aquí siguen. Pero no son los únicos que deberían tener la puerta abierta (de par en par) para que se vayan este verano.

También podría irse (aunque cedido) Ousmane Dembélé, pese a los 105 millones de euros se gastó el club culé en su fichaje. Y es que su adaptación no termina de cuajar en el Barça. Al francés le falta un rodaje que no ha tenido por culpa de las lesiones o por que aún no tiene hueco en este equipo. Ha ofrecido varias pinceladas de su calidad y seguro que muchos clubes apuestan por él para que pase un año entre sus filas. Otro de los que podría salir, en caso de no llegar a un acuerdo, es Samuel Umtiti (25 millones). El Barça sigue a la espera de negociar su renovación, con la intención incluso de aumentar su oferta. Pero no llegaría a la millonada que pide el galo para quedarse.

También resuena el interés del Inter de Milán para llevarse a Nélson Semedo (30 millones). Llegó hace tan solo un año, pero el lateral portugués no ha terminado de asentarse en el Barcelona. Cierto es que hasta su lesión, en febrero, había rendido a un buen nivel. Sin embargo, ser el recambio de Sergi Roberto (indiscutible) le trae por el camino de la amargura. Por ello, es otro de los que podría irse cedido. Algo parecido le sucede a Yerry Mina (11,8 millones), del que también se dice que podría salir este verano cedido para que madure como jugador y pueda volver más preparado.

Otro de los que podría irse, pese a que ha jugado más que los que llegaron en su año, ha sido Lucas Digne (16,5 millones). Lucha con Jordi Alba por el puesto de lateral izquierdo y eso no le favorece. Sin embargo, siempre que se le ha necesitado ha cumplido. Él está ilusionado con seguir y el club quiere que siga hasta la llegada de Juan Miranda, una de las grandes promesas de la Masía. Eso sí, sigue siendo un jugador ‘de banquillo’ y si llega una buena oferta por él, seguro que no descartan su venta.

En conclusión: sobran muchos fichajes millonarios en este Barça. Quizá el club catalán se tenía que haber pensado mejor dónde gastar (o guardar) esos más de 270 millones de euros que costaron los ocho mencionados. Ocho jugadores que no han demostrado valer las cuantías pagadas por ellos.