Entradas etiquetadas como ‘Coutinho’

Las cinco claves de los cuatro pinchazos seguidos del Barça en Liga

Ocho partidos, cuatro victorias, tres empates y una derrota. Este es el balance del Barça en las primeras ocho jornadas de Liga. Está segundo en la clasificación por detrás de un gran Sevilla contra quien jugará el siguiente partido y por delante de un Valencia que este domingo le plantó cara y le arrebató un valioso punto. Es verdad que este año parece más normal (el Real Madrid lleva tres jornadas sin ganar), pero no es habitual que el equipo azulgrana pierda tantos puntos en tan pocos partidos.

Por eso, analizamos al detalle las cinco claves en las que puede estar esta crisis que atraviesa el Barça. ¿Hay algún culpable o son errores de equipo?

  • Luis Suárez: El uruguayo empieza siempre las temporadas en su peor estado de forma. Sin entenderse con sus compañeros y sin encontrarse a sí mismo. No culmina las jugadas, pierde demasiados balones y no entra en las jugadas a tiempo para rematarlas. Su puntería, además, se resiente. Esto viene siendo algo habitual en el comienzo del año futbolero en Luis Suárez. Pero ya hemos pasado la octava jornada y es raro que no haya despertado. Lleva solo tres goles y tres asistencias en lo que va de temporada. Es cierto que lucha y que el último partido lo jugó tocado, pero su acierto no está fino y el promedio de goles que lleva deja mucho que desear tras estar siempre entre los mayores goleadores del equipo. Y Messi solo no puede con todo.
  • La defensa: Los contragolpes están sorprendiendo muy a menudo al Barça en este comienzo de año. Ni Gerard Piqué ni Vermaelen ni Semedo están en su mejor momento. Los fallos entre ellos se están convirtiendo en un habitual y no muestran la solvencia de la pasada temporada, cuando una de las claves de la excelente racha de resultados en Liga fue precisamente esta, ya fuera por el trabajo global o por la inspiración de Ter Stegen. Esta temporada el equipo de Valverde ya ha encajado goles contra el Sevilla (uno), Huesca (dos), Real Sociedad, (uno), Girona (dos), Leganés (dos), Athletic de Bilbao (uno) y Valencia (uno). Siete de ocho partidos encajando.
Piqué se lamenta en el partido ante el Valencia. (EFE)

Piqué se lamenta en el partido ante el Valencia. (EFE)

  • Cansancio y pocos cambios: En el último partido ante el Valencia, Ernesto Valverde no hizo cambios hasta el minuto 83 de juego. Y, además, solo utilizó dos de tres pese a que los jugadores se veían relativamente cansados. Esta fue una de las causas de que el Barça, pese a su insistencia, no hallara huecos en la defensa contraria en el final del partido contra el Valencia y no consiguiera marcar el gol que tanto buscó al final. Insistió, pero el cansancio de sus jugadores no le permitió desbordar y arrancarle tres puntos al conjunto Ché. El cansancio se vio sobre todo reflejado en Coutinho (uno de los sustituidos), que ni fuerza tenía siquiera ya para disparar. Este cansancio, además, podría haber propiciado el gol y la victoria del rival por culpa de un fallo tonto.
  • Mucha posesión, poca eficacia: Es un habitual ya que el Barça controle el balón y, por tanto, tenga mayor posesión que el rival. El juego de toque es su marca propia, pero también es necesario que ese toque termine dentro de la red. No obstante, eso no está pasando. ¿Por qué? El Barça de Valverde pierde muchos balones en el centro del campo, incluso algunos en la defensa, que hacen mucho daño y, casi siempre, terminan siendo una ocasión clara de gol para el contrario. El toque no sirve si no logras culminarlo a tu favor. Hay que controlar los partidos, pero también ganarlos.
  • La Champions: La obsesión del Barça por la Champions es clara. Su objetivo de este año es ganarla. Pero no por ello deben dejar de lado las otras competiciones. Está claro que el nivel del equipo azulgrana en Europa no se parece en nada al que viene demostrando en la Liga. No se si es por falta de motivación o porque guardan sus fuerzas para los partidos continentales. Valverde descartó esto hace unos días en rueda de prensa con un contundente: “Para ganar la Champions tenemos que ganar la Liga”. Pero los esfuerzos no parecen ser los mismos en sendas competiciones.

Cantera, fichajes millonarios y doble moral en el Barça

“El Madrid está un año sin ganar títulos y se gasta 160 millones en tres jugadores”. La frase es de Gerard Piqué en 2013, y con ella quería reflejar la supuesta diferencia que había entre los millonarios fichajes del conjunto blanco y los del Barça, que venía de hacerse con Neymar por una cantidad aún imposible de cuantificar con exactitud pero que en ese año se decía que eran 57 kilitos.

Gerard Piqué

Gerard Piqué (GTRES).

No es la única perla del bueno de Gerard, que también dijo que “nosotros no tenemos a Bankia” para abordar contrataciones.

Eran los años del “Cantera vs cantera”, del arzobispo de Barcelona llevándose las manos a la cabeza por la cantidad que pagó el Madrid por Cristiano Ronaldo. El club catalán presumía de modelo con los éxitos que le habían dado jugadores como Messi, Iniesta, Xavi, Valdés, Busquets o Puyol, todos ellos salidos de la cantera.

Pero una generación así era imposible que se repitiera, y la cosecha se acabó. De la cantera ha salido algún buen jugador desde entonces, como Sergi Roberto, pero la mayoría han sido proyectos fracasados como Deulofeu, Tello, Fontás, Samper y un largo etcétera de buenos jugadores, pero lejos de la brillantez de sus predecesores.

Y ahora es cuando se ha destapado el cinismo que existía en el entorno azulgrana. Se fue Neymar, dejando 220 millones, y a cambio se han gastado casi 400 millones. El dato es brutal. A Dembélé (105 más 40 en variables la mayoría de ellos asequibles), Paulinho (40) Semedo (30+5) y Deulofeu (12) se une ahora Coutinho (120+40).

El Barça puede hacer con su dinero lo que quiera, y bien hace si lo tiene en reforzar todo lo posible el equipo, pero lo peor de todo es esa doble moral absurda que ha gastado durante años. Ahora, toca esperar la dimisión de Albert Soler, responsable de los deportes profesionales del Barça, que dijo en septiembre después de que Coutinho no llegara en verano que gastar 270 millones en dos jugadores “hubiese sido una irresponsabilidad” y ponía en peligro “el patrimonio del club”.