Entradas etiquetadas como ‘Cataluña’

Sobre los pitos a Piqué y las banderas de España en el Metropolitano y las manipulaciones

Así recibió el Metropolitano a Piqué cuando salió a calentar (EFE).

Más allá de lo deportivo, el partido de anoche entre el Atlético de Madrid y el FC Barcelona en el Wanda Metropolitano tenía un punto de interés informativo. Llegado en plena vorágine por el procès, un llamamiento a llevar banderas de España por parte de la afición colchonera llamaba la atención de los medios. Las banderas tuvieron protagonismo, pero también Gerard Piqué. Vayamos por partes.

Empezaré precisamente con los pitos al central del Barça y de la selección española. Me llevé una honda decepción. Los silbidos al canterano culé me parecieron totalmente fuera de lugar e injustificados. Pocos rivales hay en la Liga que hayan respetado tanto al Atlético de Madrid como Gerard Piqué, el jugador que cortó la red de una portería del último partido oficial del Vicente Calderón para sortearla entre los socios atléticos. El que siempre ha tenido palabras de elogio para el equipo de Simeone. Un jugador que, además de lo deportivo, ha cometido el único pecado de decir lo que piensa. Y más aún: en su última intervención pública con la selección, lo volvió a dejar claro: él solo quiere votar. “No es mi caso, pero creo que un independentista puede jugar en la selección española”, dijo. No sé qué parte de “no es mi caso” no se entiende, más allá de que si lo fuera, su opinión merece respeto, máxime cuando es un tipo que, seguramente, ha dado a este país (a través de su selección) mil veces más de lo que cualquiera de los que anoche silbó podrá dar en su vida. En definitiva, ayer el Wanda Metropolitano se convirtió un poco en eso que tanto criticamos al eterno rival. Me recordó a uno de esos estadios de ciudades pequeñas a los que la selección regala una goleada ante Liechtenstein.

Y una prueba más de lo irracional de los silbidos a Piqué: en el segundo tiempo saltó a jugar Sergi Roberto, al que nadie pitó. Y lo destaco porque el lateral tampoco se ocultó el día 1 de octubre y votó en el controvertido referéndum. Por supuesto, no quiero que se le pite a él también, pero la falta de criterio prueba que ayer, los silbidos a Piqué fueron el arrastre de una moda, con todos mis respetos, bastante ‘borreguil’.

Sobre las banderas: se sacaron porque el rival era el Barça. No quisiera mojarme los tobillos en este asunto (este es un blog de fútbol), pero les diré que a priori, no me gustaba excesivamente la idea, por considerar que no se sacan habitualmente, ni siquiera cuando el rival es extranjero, y sí se hace cuando viene el Barça. Creo que el Atleti debe de estar por encima de todo eso. Pero sí es cierto que la afición del Atlético de Madrid demostró ayer que es compatible la exhibición de banderas y el respeto al rival. Al fin y al cabo, nadie dice nada cuando el Camp Nou grita “¡Independencia!” en cada minuto 17 o se puebla de esteladas. Tan libertad de expresión es una como la otra.

El problema es que pese a que estamos en el siglo XXI y tenemos a nuestro alcance más medios que nunca, la manipulación informativa llega a límites que hubieran hecho palidecer al mismísimo Joseph Goebbels. Anoche había tuiteros diciendo que había banderas falangistas y/o franquistas en el Metropolitano, cosa totalmente falsa. Y un periódico deportivo catalán habló de un ambiente “absolutamente hostil con Cataluña” (ojo, no con Piqué o el Barça… ¡con Cataluña!). Por eso, lo inteligente, creo, hubiera sido no dar pie a los manipuladores. Aunque quizá se hubieran inventado otra cosa, que al fin y al cabo es lo que llevan haciendo meses.

Buen domingo.

El Barça y Piqué: cómo mojarse en política sin querer asumir las consecuencias

Ir, pero no mucho. Mojarse, pero solo hasta las rodillas, que el agua está muy fría. Me hace mucha gracia, pero no me sorprende, la actitud de ayer del FC Barcelona, de sus dirigentes, la absoluta incoherencia de lo que hacen.

Gol del Barça en un Camp Nou vacío

Gol del Barça en un Camp Nou vacío (EFE).

El club apoya el referéndum en Cataluña y lleva mucho tiempo a favor de la independencia. Y el día que hay que dar la cara, que tiene que dar un paso adelante por sus ideales, que demostrar que es más que un club, se echa atrás porque, quizás, podría perder seis puntos de la liga del país del que quiere separarse. Todo muy lógico.

La verdad, no me gusta que el Barça como institución esté tan politizado. Básicamente, porque haciéndolo excluye a muchos de sus aficionados. Lo explicaba mi compañera Noelia, berciana y muy culé, en su post de este fin de semana. Pero si lo haces, hazlo, hasta las últimas consecuencias. ¿Qué son seis puntos en la Liga al lado de algo tan, tan importante como lo que está pasando en Cataluña? Porque lo de la seguridad era una excusa, como el mismo Bartomeu reconoció, posiblemente sin darse cuenta, porque no se entera de nada. Ni sabe, ni se atreve.

Por otro lado, tenemos a Piqué. Caso muy parecido al de su club, el que algún día presidirá. Defiende el referéndum (perfectamente respetable), y a la vez es ambiguo cuando dice que defender dicho referéndum no es posicionarse a favor de la independencia. Todos sabemos lo que piensa, lo que quiere, pero se mantiene en una posición absurdamente neutral. ¿Las razones? Solo él las sabe, pero de fondo está el tema de la selección. Declararse independentista y a la vez ir con España sería extremadamente incoherente incluso para él, por lo que tira la piedra y esconde la mano.

Ayer, dijo que si molesta, deja la selección. Pero no se va, que el Mundial está a la vuelta de la esquina. Sinceramente, no necesito que los jugadores de la selección sientan los colores, pero se agradecería un poco de coherencia en los que se dicen tan comprometidos con sus ideales.