Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Las cinco claves de los cuatro pinchazos seguidos del Barça en Liga

Ocho partidos, cuatro victorias, tres empates y una derrota. Este es el balance del Barça en las primeras ocho jornadas de Liga. Está segundo en la clasificación por detrás de un gran Sevilla contra quien jugará el siguiente partido y por delante de un Valencia que este domingo le plantó cara y le arrebató un valioso punto. Es verdad que este año parece más normal (el Real Madrid lleva tres jornadas sin ganar), pero no es habitual que el equipo azulgrana pierda tantos puntos en tan pocos partidos.

Por eso, analizamos al detalle las cinco claves en las que puede estar esta crisis que atraviesa el Barça. ¿Hay algún culpable o son errores de equipo?

  • Luis Suárez: El uruguayo empieza siempre las temporadas en su peor estado de forma. Sin entenderse con sus compañeros y sin encontrarse a sí mismo. No culmina las jugadas, pierde demasiados balones y no entra en las jugadas a tiempo para rematarlas. Su puntería, además, se resiente. Esto viene siendo algo habitual en el comienzo del año futbolero en Luis Suárez. Pero ya hemos pasado la octava jornada y es raro que no haya despertado. Lleva solo tres goles y tres asistencias en lo que va de temporada. Es cierto que lucha y que el último partido lo jugó tocado, pero su acierto no está fino y el promedio de goles que lleva deja mucho que desear tras estar siempre entre los mayores goleadores del equipo. Y Messi solo no puede con todo.
  • La defensa: Los contragolpes están sorprendiendo muy a menudo al Barça en este comienzo de año. Ni Gerard Piqué ni Vermaelen ni Semedo están en su mejor momento. Los fallos entre ellos se están convirtiendo en un habitual y no muestran la solvencia de la pasada temporada, cuando una de las claves de la excelente racha de resultados en Liga fue precisamente esta, ya fuera por el trabajo global o por la inspiración de Ter Stegen. Esta temporada el equipo de Valverde ya ha encajado goles contra el Sevilla (uno), Huesca (dos), Real Sociedad, (uno), Girona (dos), Leganés (dos), Athletic de Bilbao (uno) y Valencia (uno). Siete de ocho partidos encajando.
Piqué se lamenta en el partido ante el Valencia. (EFE)

Piqué se lamenta en el partido ante el Valencia. (EFE)

  • Cansancio y pocos cambios: En el último partido ante el Valencia, Ernesto Valverde no hizo cambios hasta el minuto 83 de juego. Y, además, solo utilizó dos de tres pese a que los jugadores se veían relativamente cansados. Esta fue una de las causas de que el Barça, pese a su insistencia, no hallara huecos en la defensa contraria en el final del partido contra el Valencia y no consiguiera marcar el gol que tanto buscó al final. Insistió, pero el cansancio de sus jugadores no le permitió desbordar y arrancarle tres puntos al conjunto Ché. El cansancio se vio sobre todo reflejado en Coutinho (uno de los sustituidos), que ni fuerza tenía siquiera ya para disparar. Este cansancio, además, podría haber propiciado el gol y la victoria del rival por culpa de un fallo tonto.
  • Mucha posesión, poca eficacia: Es un habitual ya que el Barça controle el balón y, por tanto, tenga mayor posesión que el rival. El juego de toque es su marca propia, pero también es necesario que ese toque termine dentro de la red. No obstante, eso no está pasando. ¿Por qué? El Barça de Valverde pierde muchos balones en el centro del campo, incluso algunos en la defensa, que hacen mucho daño y, casi siempre, terminan siendo una ocasión clara de gol para el contrario. El toque no sirve si no logras culminarlo a tu favor. Hay que controlar los partidos, pero también ganarlos.
  • La Champions: La obsesión del Barça por la Champions es clara. Su objetivo de este año es ganarla. Pero no por ello deben dejar de lado las otras competiciones. Está claro que el nivel del equipo azulgrana en Europa no se parece en nada al que viene demostrando en la Liga. No se si es por falta de motivación o porque guardan sus fuerzas para los partidos continentales. Valverde descartó esto hace unos días en rueda de prensa con un contundente: “Para ganar la Champions tenemos que ganar la Liga”. Pero los esfuerzos no parecen ser los mismos en sendas competiciones.

2 comentarios

  1. Dice ser Madri-vista

    Estais muy mal acostumbrados, aficionados del Barça y Madrid de estos últimos años, parece que tienen que ganarlo todo y a todos solo porque tienen las mejores plantillas del mundo del futbol y no es asi…

    Los jugadores no son maquinas, que se ponen a funcionar y tienen 5 -8 – 10 años de garantia donde apenas fallan, estos jugadores son humanos y tienen sus alti bajos, todos los años, un año ganan unos y el siguiente otros y que sea asi siempre, porque como en este pais se instaure una dictadura como pasa en Italia donde siempre gana el mismo, esto es mas aburrido que ver partidos antiguos donde siempre gana el mismo.

    Dejad que ganen otros equipos y se airee la liga con nuevos equipos que opten a ganar partidos y títulos, no sabéis lo sano que es.

    Y si los jugadores son muy caros y no se pueden pagar, que los vendan y así renovar las plantillas con sangre nueva.

    El día que el sr Messi se vaya del Barça no se que vais hacer, poner partidos de años anteriores para seguir soñando?

    jajajaja xDDD

    08 octubre 2018 | 18:59

  2. Dice ser cross

    @Dice ser Madri-vista: el día que se vaya Messi no veremos las maravillas que hace y a las que nos tiene acostumbrados, pero el Barça con su presupuesto seguirá contratando a los mejores y seguirá ganando ligas que se repartirá con el Madrid, una para tí y otra para mí. Así ha sido siempre y seguirá siendo, déjate de pajas mentales.
    Como siempre ha pasado, hay algún equipo que espera que el Barça o el Madrid hagan una mala liga para ser segundo, o bien esperar esa liga que acontece una vez cada 20 años en la que los dos están mal, y así tener una remota posibilidad de ganar.
    En cuanto la plantilla del Madrid y/o del Barça calienten y se metan de lleno en competición, su ritmo de victorias no lo va a poder mantener nadie. Como siempre.

    09 octubre 2018 | 09:36

Los comentarios están cerrados.