Entradas etiquetadas como ‘Luis Suárez’

Messi, Suárez… ¿y para qué más?

Leo Messi y Luis Suárez celebran un gol del Barça. (EFE)

Leo Messi y Luis Suárez celebran un gol del Barça. (EFE)

Messi y Suárez forman un tándem letal. El argentino lleva 43 goles en todos los torneos disputados por el Barça esta temporada, por los 23 del uruguayo. Juntos han anotado 66 goles (el 60% de los de su equipo) que hacen que los azulgranas sean claros favoritos para ganar todas las competiciones, tanto nacionales como continentales. La primera ya la tienen en el bolsillo: ambos sentenciaron la Liga el pasado sábado ante el Atleti en el Camp Nou a falta todavía de siete jornadas. Y no les hizo falta nadie más. Ni Coutinho, ni Dembelé, ni Malcom… ni mucho menos Kevin-Price Boateng… el tridente del Barça no está cojo: tiene solo dos patas (útiles), la MS. Y, no, tampoco echan de menos a Neymar… aunque parece que él sí que los echa de menos a ellos.

Cinco temporadas llevan juntos en el Barça. Cinco temporadas en las que se han ido conociendo y adueñando de la delantera azulgrana. Han hecho de sus posiciones inamovibles. Ni la llegada de Griezmann podría acabar con eso… si se piensa mejor “La Decisión”.

Si echamos la vista atrás, Suárez se ha convertido en el socio perfecto para Messi. Nunca antes el argentino había encontrado semejante complicidad con alguno de sus anteriores compañeros: ni Ibahimovic ni Villa o Eto’o lograron encajar piezas con él. Pero Suárez sí. No le importa estar en un segundo plano. Y es que los estratosféricos números de Messi ensombrecen las brillantes estadísticas de Suárez, que ha alcanzado ya los 175 goles en 240 partidos con el Barça desde su llegada en 2014. Pero no le importa que Messi destaque más que él. Es más, él le ayuda a que lo haga. Es uno de los principales culpables de que Messi sea cada vez mejor Messi. Y eso es de admirar.

Leo y Luis son amigos fuera y socios dentro del campo. En esta temporada, Messi es el Pichichi de la Liga (33 goles), pero también el máximo goleador en Champions con 8 tantos marcados esta temporada, empatado con Lewandowski (8) y con una diferencia de 3 goles con Neymar y de cuatro con Cristiano y Mbappé. Suárez sigue al crack argentino de cerca en el contador de Liga, en segunda posición con 20 tantos; pero en Champions no se ha estrenado este año. Ganar el máximo torneo europeo es la obsesión del Barça, por lo que tener el marcador a cero es algo que le pesa, y mucho, al uruguayo, que todavía tiempo tiempo de marcar: la próxima oportunidad, el miércoles ante el Manchester United. Y seguro que Leo le ayudará a quitarse la espinita.

La impunidad de Luis Suárez (y del Barça) que ni el VAR frena

Luis Suárez y Messi

Luis Suárez y Messi (EFE).

La indignación con el gol de Luis Suárez no viene de la jugada en sí, viene del hartazgo por la acumulación de ‘casualidades’, de que la moneda siempre caiga del mismo lado. De que el uruguayo no haya sido expulsado ni una sola vez desde que llegó a la Liga española. Molesta la impunidad absoluta, básicamente. Igual que Mascherano se fue de la Liga española sin que se le pitara ni un solo penalti, Suárez lo hará sin una sola roja.

La llegada del VAR ha traído varias cosas positivas, y una de ellas es que la excusa de que “es que fue una jugada muy rápida”, ya no vale. La nueva es la de “los grises”, jugadas en las que puede haber varias interpretaciones. Siempre hay coartadas para los errores clamorosos de los árbitros. También para las jugadas dudosas, y estas siempre caen curiosamente del mismo lado, del azulgrana. Bueno, siempre no. Cuando Lenglet fue expulsado por un codazo tras intervención de la tecnología, se montó tal follón mediático, que ni una sola vez más se ha atrevido el VAR a volver a señalar algo en contra del Barça.

La jugada de Suárez y Cuéllar es de las que me parece normal que el árbitro no vea bien sobre el campo. Una jugada rapidísima, confusa, casi imposible de ver por el árbitro en un primer vistazo. Pero ahora tenemos VAR. Si la jugada se analizaba tranquilamente, con varias repeticiones, y con expertos estudiándola, no debía haber problemas en verla. Para ser claros, si ese gol lo mete, por ejemplo, Ángel el del Getafe al Betis, el gol hubiera sido anulado y el delantero se hubiera llevado la correspondiente amarilla.

Pero no hay peor ciego que el que no quiere ver, y anular ayer ese gol a Suárez, con empate en el marcador y pocos minutos por jugarse, hubiera supuesto un terremoto mediático… con el Barça ‘perjudicado’. Y cuando no se quiere ver una jugada, no se ve. El que no quiere ver falta clara del uruguayo, no la ve. Y el que no quiere ver que Rulli arrolla a Vinícius, pues tampoco lo ve. “Todo ok, José Luis”. Qué mal está el Madrid, a 10 puntos del Barça eh. Y todos contentos.

PD: La jugada de Suárez será considerada como un acierto del VAR. Le pregunté directamente la semana pasada a Velasco Carballo por jugadas así, y su respuesta fue que cuando ni entre ellos (los exárbitros) se ponen de acuerdo, se considera un acierto. Normal que así tenga un 96% de efectividad el VAR, según su propio estudio.

Las cinco claves de los cuatro pinchazos seguidos del Barça en Liga

Ocho partidos, cuatro victorias, tres empates y una derrota. Este es el balance del Barça en las primeras ocho jornadas de Liga. Está segundo en la clasificación por detrás de un gran Sevilla contra quien jugará el siguiente partido y por delante de un Valencia que este domingo le plantó cara y le arrebató un valioso punto. Es verdad que este año parece más normal (el Real Madrid lleva tres jornadas sin ganar), pero no es habitual que el equipo azulgrana pierda tantos puntos en tan pocos partidos.

Por eso, analizamos al detalle las cinco claves en las que puede estar esta crisis que atraviesa el Barça. ¿Hay algún culpable o son errores de equipo?

  • Luis Suárez: El uruguayo empieza siempre las temporadas en su peor estado de forma. Sin entenderse con sus compañeros y sin encontrarse a sí mismo. No culmina las jugadas, pierde demasiados balones y no entra en las jugadas a tiempo para rematarlas. Su puntería, además, se resiente. Esto viene siendo algo habitual en el comienzo del año futbolero en Luis Suárez. Pero ya hemos pasado la octava jornada y es raro que no haya despertado. Lleva solo tres goles y tres asistencias en lo que va de temporada. Es cierto que lucha y que el último partido lo jugó tocado, pero su acierto no está fino y el promedio de goles que lleva deja mucho que desear tras estar siempre entre los mayores goleadores del equipo. Y Messi solo no puede con todo.
  • La defensa: Los contragolpes están sorprendiendo muy a menudo al Barça en este comienzo de año. Ni Gerard Piqué ni Vermaelen ni Semedo están en su mejor momento. Los fallos entre ellos se están convirtiendo en un habitual y no muestran la solvencia de la pasada temporada, cuando una de las claves de la excelente racha de resultados en Liga fue precisamente esta, ya fuera por el trabajo global o por la inspiración de Ter Stegen. Esta temporada el equipo de Valverde ya ha encajado goles contra el Sevilla (uno), Huesca (dos), Real Sociedad, (uno), Girona (dos), Leganés (dos), Athletic de Bilbao (uno) y Valencia (uno). Siete de ocho partidos encajando.
Piqué se lamenta en el partido ante el Valencia. (EFE)

Piqué se lamenta en el partido ante el Valencia. (EFE)

  • Cansancio y pocos cambios: En el último partido ante el Valencia, Ernesto Valverde no hizo cambios hasta el minuto 83 de juego. Y, además, solo utilizó dos de tres pese a que los jugadores se veían relativamente cansados. Esta fue una de las causas de que el Barça, pese a su insistencia, no hallara huecos en la defensa contraria en el final del partido contra el Valencia y no consiguiera marcar el gol que tanto buscó al final. Insistió, pero el cansancio de sus jugadores no le permitió desbordar y arrancarle tres puntos al conjunto Ché. El cansancio se vio sobre todo reflejado en Coutinho (uno de los sustituidos), que ni fuerza tenía siquiera ya para disparar. Este cansancio, además, podría haber propiciado el gol y la victoria del rival por culpa de un fallo tonto.
  • Mucha posesión, poca eficacia: Es un habitual ya que el Barça controle el balón y, por tanto, tenga mayor posesión que el rival. El juego de toque es su marca propia, pero también es necesario que ese toque termine dentro de la red. No obstante, eso no está pasando. ¿Por qué? El Barça de Valverde pierde muchos balones en el centro del campo, incluso algunos en la defensa, que hacen mucho daño y, casi siempre, terminan siendo una ocasión clara de gol para el contrario. El toque no sirve si no logras culminarlo a tu favor. Hay que controlar los partidos, pero también ganarlos.
  • La Champions: La obsesión del Barça por la Champions es clara. Su objetivo de este año es ganarla. Pero no por ello deben dejar de lado las otras competiciones. Está claro que el nivel del equipo azulgrana en Europa no se parece en nada al que viene demostrando en la Liga. No se si es por falta de motivación o porque guardan sus fuerzas para los partidos continentales. Valverde descartó esto hace unos días en rueda de prensa con un contundente: “Para ganar la Champions tenemos que ganar la Liga”. Pero los esfuerzos no parecen ser los mismos en sendas competiciones.

Messi, Suárez y Neymar siguen de vacaciones

La MSNMessi, Suárez y Neymar— no apareció cuando se la necesitó en el partido de este jueves ante el Athletic de Bilbao en Copa del Rey. Al Barça le urgían sus goles, jugadas o asistencias pero ellos seguían de vacaciones, de fiesta, con la familia o atiborrándose a polvorones. Quién sabe.

Sobre el césped de San Mamés estaban, pero casi no se hicieron notar. Bueno, ni ellos ni muchos de los jugadores azulgrana que pisaron el campo bilbaíno. Ni los defensas, con errores garrafales; ni los centrocampistas, que no consiguieron hacerse con la posición del balón; ni los delanteros, muy poco acertados de cara a la portería de Gorka Iraizoz.

Una jugada de Neymar ante el Athletic

Una jugada de Neymar ante el Athletic / EFE

Una primera parte bochornosa que empezaba bien para los culés, acabó convirtiéndose en un sorteo de tarjetas amarillas, faltas tontas y monólogo de protestas. Alguna acertada, eso sí, porque Fernández Borbalán se comió, como mínimo, un penalti claro sobre Neymar.

En la segunda parte, apareció momentáneamente el de siempre (Messi) para marcar el primero para los culés y acercar a su equipo en el marcador (2-1) de falta. Muy protestado por los bilbaínos pero que subió justamente al marcador. Un par de jugadas sin acierto más y no volvió.

A partir de ahí, nada. Nada de nada. Bueno sí, el colegiado siguió con su habitual mete-saca de la mano al bolsillo: expulsó a Raúl García e Iturraspe por doble amarilla y dejó a los bilbaínos con nueve jugadores sobre el terreno de juego.

De nada sirvió porque el marcador no se movió y la superioridad (en número) apenas se notó. El Barcelona tendrá que ganar la vuelta en el Camp Nou si quiere pasar a cuartos de la Copa. Empezamos bien el 2017.

Luis Suárez humilló al central más caro del mundo y Benzema pecó de generoso

Los focos de la resaca de la Champions apuntan a los dos delanteros de Real Madrid y Barça, aunque por diferentes motivos. Luis Suárez deslumbró, mientras Karim Benzema perdonó.

El delantero uruguayo sigue con su perfecta adaptación a su nuevo club y cada vez se le ve más cómodo en el equipo. Sus goles están siendo importantes, ya decidió el partido de Liga ante el Real Madrid y ha dejado casi resuelta la eliminatoria de Champions ante el PSG.

Los dos goles de Suárez fueron a cada cual mejor y dejó en evidencia al central más caro del mundo. Dos caños a David Luiz, central por el que el PSG pagó 45 millones de euros al Chelsea (gran negocio de los ingleses) dejaron en evidencia que el brasileño es un defensor más que discreto. Un central que decide más en área contraria que en la propia.

BENZEMA, EXCESO DE GENEROSIDAD

Benzema está cuadrando una gran temporada, y su cifra de goles es buena. Pero si a David Luiz a veces se le olvida que es central, el galo parece no recordar que es delantero centro. Y su función principal es, por lo tanto, marcar goles.

Karim recibió dentro del área absolutamente solo y, en vez de girarse y fusilar a Oblak, decidió dejar el balón de tacón a Cristiano. Le sigue faltando ese instinto goleador que sí demostró Suárez y en eliminatorias como las del Atlético perdonar así se paga muy caro.

Benzema, en el Atlético - Real Madrid

Benzema, en el Atlético – Real Madrid (TVE).

Luis Suárez vuelve a morder a un rival: esta vez su víctima fue el italiano Chiellini

Lo ha hecho de nuevo. Luis Suárez ha vuelto a morder a un rival en un partido. Su víctima esta vez ha sido Giorgio Chiellini, central de la selección italiana, que recibió un ‘bocado’ en el hombro por parte del delantero uruguayo en el final del partido entre la selección azzurra y los charrúas que acabó con victoria del conjunto sudamericano y la eliminación del europeo.

No es la primera vez que el delantero del Liverpool muerde a un rival. La temporada pasada, en un partido entre Liverpool y Chelsea, Luis Suárez mordió en el brazo a Branislav Ivanovic, motivo por el que fue sancionado con dureza por la FA (Federación Inglesa), que le castigó con 10 partidos, perdiéndose el inicio de la campaña 2013/14.

Ahora la duda es si la FIFA entrará a juzgar de oficio la jugada y decidirá sancionar al delantero, una de las estrellas del Mundial.

Luis Suárez está muy de actualidad en España, pues Barça y Real Madrid parecen estar muy interesados en su fichaje, y la prensa catalana asegura que el acuerdo con el conjunto culé está más que avanzado. Un crack de los que muerden, en sentido figurado y literal, y que no deja a nadie indiferente.

Mordisco de Luis Suárez a Chiellini

Mordisco de Luis Suárez a Chiellini (GOLTV)

Marca de los dientes de Luis Suárez en el hombre de Chiellini (GOL TV).

Marca de los dientes de Luis Suárez en el hombre de Chiellini (GOL TV).

Chiellini y Luis Suárez tras el mordisco

Chiellini y Luis Suárez tras el mordisco (EFE).