BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘URSS’

¿Sabías que Stalin ordenó asesinar a John Wayne?

¿Sabías que Stalin ordenó asesinar a John Wayne?

Entre 1949  y 1953 – en los inicios de la Guerra Fría y primeras tensiones políticas entre Estados Unidos y la Unión Soviética- el famoso y carismático actor John Wayne se puso al frente de la MPAPAI, siglas de la ‘Alianza Cinematográfica para la Preservación de los Ideales Americanos’ (Motion Picture Alliance for the Preservation of American Ideals) la organización con la que los miembros más conservadores de la industria del cine querían preservar el modelo de vida y político americano frente a la cada vez mayor presencia de personas que simpatizaban con el comunismo soviético.

Wayne se convirtió en un férreo defensor del patriotismo estadounidense y colaboró activamente desde la organización en denunciar a todos aquellos compañeros de profesión de los que se sospechaba que colaboraban con los comunistas o comulgaban con dichos ideales.

El exceso de celo del actor lo llevó a ser en multitud de ocasiones un tipo despreciado por gran parte de sus compañeros, además de llegar a oídos del Kremlin su odio hacia  los comunistas, provocando que el propio Iosif Stalin ordenara a miembros de la NKVD (predecesora del KGB) que algún agente soviético infiltrado en suelo estadounidense se encargara de asesinar a John Wayne.

A lo largo de los siguientes años, varias veces fueron las ocasiones en las que el actor estuvo a punto de morir, pero los asesinos siempre fueron descubiertos, ya que Wayne disponía de seguridad personal que lo protegía día y noche.

La orden de Stalin estuvo en vigencia a lo largo de toda una década hasta que, tras el fallecimiento del dictador soviético, su sucesor –Nikita Jrushchov– la anuló. A pesar de ello, Wayne ya era un objetivo en el punto de mira de muchos comunistas que lo odiaban y varias las ocasiones en las que se le intentó matar a lo largo de los siguientes años; una de ellas en 1966 durante un viaje que realizó a Vietnam en el que estuvo muy cerca de morir a causa de las balas disparadas por un francotirador desplazado hasta allí desde la China comunista de Mao Tse-Tung.

 

Te puede interesar leer: ¿Sabías que la ‘Plaza Roja de Moscú’ no se llamaba originalmente así por el color rojo?

 

Fuentes de consulta: neatorama /  ‘John Wayne: El hombre detrás del mito’ de Michael Munn / keywiki / Cuaderno de Historias
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Dos curiosas anécdotas (cara y cruz) en la historia de la esgrima olímpica

Dos curiosas anécdotas (cara y cruz) en la historia de la esgrima olímpica

En todos los eventos deportivos (ya sean unos Juegos Olímpicos, los campeonatos mundiales o un certamen local) suceden infinidad de anécdotas entre los participantes, pasando unas casi desapercibidas y otras a la posteridad.

En el post de hoy, y coincidiendo que se están disputando estos días los JJOO de Río 2016, he decidido rescatar dos pequeñas historias que ocurrieron en un mismo deporte: la esgrima (pero en juegos de diferentes años) pero que son la cara y cruz de lo que puede llegar a ser un deportista honesto de otro que no lo es.

Empezaré con la cara o anécdota positiva. Sucedió en los JJOO de Los Ángeles 1932. Aquella era la primera ocasión en el que en la modalidad de esgrima se permitía la participación de mujeres (como deporte es uno de los pocos que lleva desde los primeros Juegos Olímpicos de Atenas 1896).

En la categoría de Florete individual femenino disputaron la final Ellen Preis (representante de Austria) y Heather Seymour Guinness (por Gran Bretaña y conocida familiarmente como ‘Judy’). Durante el duelo decisivo los jueces otorgaron la victoria a Judy Guinness y por tanto la medalla de oro era para ella, pero en un gesto de deportividad advirtió a los jueces que su contrincante le había tocado dos veces en lugar de una, motivo por el que el oro pasó a ser para la austriaca y a la británica le correspondió finalmente la plata.

Ese gesto de ‘fair play’ hizo que Judy Guinness pasase a la historia del olimpismo como una de las deportistas más nobles.

Pero en el lado contrario se encuentra Boris Onischenko quien representó a la Unión Soviética en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976 en la modalidad de ‘Pentatlón moderno’, una competición por equipos que constaba de cinco deportes: tiro deportivo (pistola), esgrima, natación, salto ecuestre y carrera a pie campo a través.

Para Boris Onischenko aquellos eran sus terceros JJOO, anteriormente había participado en México 1968 (donde ganó la medalla de plata por equipos) y Múnich 1972 (en la que ganó el oro por equipos y la plata individual). Era considerado como uno de los grandes deportistas de su nación.

En Montreal 1976, cuando llegó el turno de la esgrima (en el equipo de Pentatlón moderno) Onischenko fue el encargado de representarlos y quien tenía más posibilidades de ganar algún metal. Se enfrentó contra los representantes del equipo británico y uno tras otros cayeron fácil y rápidamente.

Tras imponer la delegación de Gran Bretaña una reclamación, ante la sospechosa rapidez con la que se registraban los toques que había dado el soviético a sus adversarios (por un sistema eléctrico por el que las espadas registran al entrar en contacto con el cuerpo) los jueces de la competición decidieron requisar la espada a Onischenko para examinarla con detenimiento, descubriendo que había sido modificada para marcar los toques sin haber ni tan siquiera rozado al contrario.

Boris Onischenko fue expulsado de los Juegos Olímpicos y se convirtió en la vergüenza de los deportistas soviéticos, siendo expulsado del equipo nacional e inhabilitándolo de por vida a practicar cualquier deporte profesional.

Para la posteridad quedó el mote ‘Boris, el tramposo’ con el que fue recordado a partir de aquel momento.

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

La curiosa historia del cosmonauta que jamás existió [o cómo te cuelan un bulo]

Ivan Istochnikov, el cosmonauta que nunca existióCentenares son los casos en los que a través de la Historia se ha querido ocultar por parte de los gobiernos informaciones referentes a un sinfín de asuntos con el fin de que la ciudadanía no los conozca.
Ese tipo de ocultamiento, según dicen, normalmente se hace por motivos de seguridad nacional. En un gran número de ocasiones es la propia administración quien, trascurrido un largo periodo de tiempo (la media son cincuenta años) desclasifica la documentación que se había mantenido en secreto.
También nos podemos encontrar con grupos de personas y periodistas que se dedican a investigar y desvelar todo este tipo de información secreta (por ejemplo WikiLeaks) o casos extremos como aquellos que creen que todo lo que pasa a su alrededor es una conspiración de los Estados y maliciosas organizaciones, conociéndose como ‘teorías de la conspiración’.
Por último, y no menos importante, está toda esa información falseada y manipulada sobre hechos o asuntos que jamás han tenido lugar pero que de la noche a la mañana aparecen y se difunden entre la población rápidamente, convirtiéndose en leyendas urbanas que pasan del boca a boca, siendo muchísimas las personas que las dan por ciertas sin ni tan siquiera molestarse en comprobar si es cierto o no. Hoy en día las redes sociales se han convertido en la principal herramienta para compartir todo tipo de bulos.

Fotos manipuladas ‘Sputnik la odisea del Soyuz 2’Esta introducción la he realizado para hablaros de Iván Istochnikov, más conocido como el cosmonauta fantasma.
A finales de la década de los 90 apareció el nombre de este supuesto navegante del espacio del que apenas había referencias. Según aparecía en varias informaciones que comenzaban a ser difundidas, Iván Istochnikov había participado en 1968 en la misión en la que fue lanzado al espacio junto a la perrita Kloka en la Soyuz 2. Según estas informaciones la misión fue un fracaso y tanto el cosmonauta como el animal quedaron perdidos en el espacio, motivo por el que el gobierno de la Unión Soviética decidió silenciar todo lo que tenía que ver con Iván y hacer desaparecer todo rastro de su existencia, con el fin de no tener que reconocer ese fracaso en plena carrera espacial. El periodista Mike Arena había encontrado una pista sobre el asunto y había tirado del hilo hasta descubrir y destapar toda esta sorprendente historia.

Lee el resto de la entrada »

¿De dónde surge llamar ‘camarada’ a un compañero de partido político?

¿De dónde surge llamar ‘camarada’ a un compañero de partido político?

A través del apartado de contacto, Neus Vilaseca me pregunta sobre el origen de utilizar el término ‘camarada’ para referirse al compañero de filas o partido político y que tanto se utilizó en la extinta Unión Soviética

Los historiadores apuntan que el origen del término camarada proviene del mundo militar, en el que grupos de ocho o diez miembros de un mismo regimiento vivían en una misma ‘cámara’ (estancia, alojamiento, dormitorio), de lo que surgió el vocablo ‘camarada’ como sinónimo de aquellos que compartían aposento.

Muchos eran los casos en los que los militares que compartían una misma cámara eran de diferentes rangos, mezclándose en una misma estancia soldados rasos y oficiales, y aunque en los cuarteles y campos de batalla sí que existía y se aplicaba las diferentes jerarquías, a la hora convivir la buena y cordial relación que los unía propició que surgieran otras palabras como ‘camaradería’.

En esta ‘no diferenciación de rangos’ es en lo que se basaron los bolcheviques durante la revolución rusa, dando un trato de camarada (en ruso ‘továrishch’) entre todos los componentes de una misma unidad militar y posteriormente del partido comunista e incuso entre los ciudadanos soviéticos, algo que hizo que otros partidos políticos de signo marxista del resto del planeta utilizasen ese término para llamarse así entre sus militantes.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: nan-says (deviantart)

El día que la perrita Laika fue enviada al espacio

El día que la perrita Laika fue enviada al espacio

El satélite Sputnik 2 fue lanzado al espacio el 3 de noviembre de 1957 a las 19:12h desde el Cosmódromo de Baikonur. Era el segundo satélite artificial que la Unión Soviética ponía en órbita, después del éxito alcanzado un mes antes con el Sputnik 1. La diferencia con el primer lanzamiento radicaba en que en el interior del Sputnik 2 iba el primer ser vivo que viajaba al espacio. Se trataba de una perrita, que ha pasado a la historia como Laika, y que había sido encontrada poco tiempo antes vagabundeando por las calles moscovitas.

El gobierno soviético estaba en plena celebración de su 40º aniversario de la Revolución Bolchevique, en una época en la que la Guerra Fría frente al bloque occidental (liderado por los Estados Unidos) estaba en uno de sus momentos de mayor auge y tensión. El intento de ser los primeros en viajar al espacio, mandar misiones tripuladas y, en definitiva, ganar la carrera espacial, era de vital importancia para los planes de la URSS y sus máximos mandatarios.

A pesar de que el lanzamiento, y viaje espacial de Laika, fue vendido por los soviéticos como un auténtico éxito (el Sputnik 2 estuvo orbitando 163 días), cabe destacar que la perrita tan solo sobrevivió dentro del satélite apenas siete horas (algunas fuentes indican que cinco), dato que no fue conocido realmente hasta el año 2002, debido a que durante todos los años transcurridos la información interna sobre el tema se mantuvo clasificada.

Por último, queda indicar que el nombre real de la perrita era Kudryavka [Кудрявка] cuya traducción al español es Rizadita. Laika es el nombre genérico de la raza.

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades con animales

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

Fuente de la imagen: Eureka Blog

Algunas cosas curiosas que han viajado hasta el espacio

Un puñado de sorprendentes cosas curiosas que se han enviado al espacioDurante los años en los que duró la ‘carrera espacial’ muchas fueron las misiones que se enviaron desde los dos grandes bloques (EEUU y URSS) con tal de conseguir la ansiada conquista  del espacio.

Cada misión suponía un nuevo reto y un paso más allá para arañar posiciones frente al adversario. Comenzaron diferenciándose por la forma de designar a sus correspondientes viajeros espaciales, utilizando el término Cosmonauta los soviéticos y Astronauta los norteamericanos.

Pero no sólo se mandó al espacio misiones tripuladas por seres humanos (Yuri Gagarin y Valentina Tereshkova, primer hombre y mujer respectivamente enviados al espacio por la URSS y Neil Armstrong, primer hombre en pisar la Luna, enviado por EEUU), muchas fueron las pruebas que se realizaron y muchos los objetos y animales que se mandaron para realizar experimentos o no… a continuación hago un pequeño repaso a alguno de ellos.

Robots, bacterias e innumerables animales como monos, perros, gatos o insectos se han utilizado (y se sigue haciendo) para enviar y experimentar en el espacio. Posiblemente el animal más famoso que se mandó (el 3 de noviembre de 1957) sea la popular Laika, una perrita callejera que terminó viajando a bordo del Sputnik 2 y se convirtió en todo un símbolo para el orgullo patrio bolchevique.

Un puñado de sorprendentes cosas curiosas que se han enviado al espacio Pero hasta la inmensidad de las estrellas también han viajado algunos objetos, los cuales no dejan de ser de lo más curioso, como el chip de porcelana que se colocó de forma secreta en una de las pata del módulo de aterrizaje en la misión del Apolo 12 en 1969 y que llevaba seis pequeñísimas obras de arte, convirtiéndose en el primer museo que viajó a la Luna y conocido como Moon Museum.

Pero ese pequeñísimo museo no fue lo único que viajó como polizón a bordo del Apolo 12. Alguien quiso gastarles una broma a sus tripulantes, escondiéndoles entre las páginas del manual de a bordo unas cuantas fotografías de chicas desnudas sacadas de la revista Playboy.

En la misión que precedió a esta (Apolo 11) viajó entre sus tripulantes un trozo de la madera y la tela con la que fue hecho el  Flyer I, el avión con el que los hermanos Wright realizaron el primer vuelo a motor de la historia en 1903.

Un puñado de sorprendentes cosas curiosas que se han enviado al espacioEn 2007, con motivo del 30 aniversario de la saga de películas ‘Star Wars’, se mandó a la  Estación Espacial Internacional (ISS) la espada laser que utilizó Luke Skywalker en el film ‘El retorno del Jedi’.

En la misión Gemini 3, llevada a cabo durante algo menos de cinco horas el 23 de marzo de 1965, al piloto John W. Young no se le ocurrió mejor idea que llevar camuflado un sándwich de carne enlatada y pan de centeno, con el fin de degustarlo durante su paseo entre las estrellas.

El 5 de agosto de 2011, la NASA lanzó la sonda espacial Juno y cuya llegada al planeta Júpiter está prevista para el 2016. En su interior, además de los correspondientes instrumentos de navegación,  viajaban tres muñecos LEGO que representan a Galileo Galilei y los dioses de la mitología romana Júpiter y su esposa Juno. El motivo por el que se han mandado estas figuritas al espacio es con el fin de ayudar a estimular el interés por la ciencia en los niños.

 

 

 

Fuentes de consulta:  popularmechanics 1/ popularmechanics 2 / jsc.nasa.gov (pdf) / nasa.gov (Juno)
Fuente de las imágenes: NASA / artsblock / popularmechanics

¿Por qué los rusos llaman ‘cosmonauta’ al viajero del espacio y no ‘astronauta’?

¿Por qué los rusos llaman ‘cosmonauta’ al viajero del espacio y no ‘astronauta’?Con toda probabilidad, cuando alguien escucha hablar de un cosmonauta de inmediato le viene a la cabeza la figura de un ‘navegante del espacio’ de origen ruso (aunque está mucho más generalizada con la imagen de un soviético, debido a que fue durante las décadas en las que estuvieron gobernando  la URSS en las que se desplegó la carrera espacial).

Fue Ary Abramovich Sternfeld (uno de los pioneros de la ciencia aeroespacial), quien introdujo a mediados de la década de los años 30 el término ‘cosmos’ en el vocabulario del idioma ruso, dándole como significado a esta palabra la de ‘espacio’, por lo que un cosmonauta no era un ‘navegante del cosmos’ sino un ‘navegante del espacio’; algo muy similar a lo que ocurre en Francia con la palabra ‘spationaute’ o más recientemente en chino con ‘tàikōngrén’, por lo que cabe destacar que estas tres palabras junto a la de astronauta (en sus diferentes traducciones a otros idiomas, por ejemplo ‘astronaut’ en inglés) significan exactamente lo mismo.

Hasta los años 50 en la Unión Soviética se estuvo utilizando por igual tanto el término cosmonauta como astronauta, pero el distanciamiento con los EEUU y el periodo de Guerra Fría ayudaron a que se arrinconase la segunda, oficializando cosmonauta por considerarla más natural y rusa.

A partir de entonces los rusos utilizaban ‘astronauta’ tan solo para referirse única y exclusivamente a los viajeros al espacio de nacionalidad norteamericana o que viajen al espacio en una nave estadounidense.

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe
 

Fuente de consulta: Daniel Marín, uno de los divulgadores que más sabe sobre exploración espacial y que además es autor del interesantísimo y muy recomendable blog ‘Eureka’.
Fuente de la imagen: Eureka

Cuando a la censura soviética se le pasó un pequeño detalle de ‘Las uvas de la ira’ [Anécdota]

Cuando a la censura soviética se le pasó un pequeño detalle de ‘Las uvas de la ira’ [Anécdota]En 1948, la película ‘Las uvas de la ira’ (The Grapes of Wrath) filmada a principios de esa década y dirigida por John Ford (basada en la novela homónima de John Steinbeck), fue una de las poquísimas producciones norteamericanas que el régimen comunista de Stalin permitió que se estrenase en los cines de varias ciudades de la Unión Soviética, aunque lo hizo bajo el título de ‘El camino hacia la ira’.

En el film se mostraba una Norteamérica totalmente en decadencia, en la que los estragos de la devastadora crisis y la gran depresión (tras el crack del 29) sufrida por ese país había llevado a la ruina y desempleo a millones de trabajadores.

Esta trama servía perfectamente a los soviéticos para mostrar a sus conciudadanos cómo el modelo capitalista americano estaba corrompido y acabado.

Pero fue muy poco el tiempo que dicho film permaneció en las pantallas soviéticas, debido a que los censores (que velaban por los intereses de todos los ciudadanos de las URSS) se dieron cuenta que se les había pasado un pequeño y crucial detalle y este no era otro que el público asistente a las salas de cine tras visionar la película quedaba impresionado por el hecho de que, en los Estados Unidos, incluso una familia arruinada y asolada por la pobreza podía darse el lujo de tener su propio automóvil, algo que no interesaba fomentar en el ideario comunista, por lo que de forma automática fue prohibida su exhibición y retirada de todos los cines de la URSS.

 

Relacionado: Cuando la censura española metió la pata con la película ‘Mogambo’ [Anécdota]

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de consulta: lisa.revues
Fuente de la imagen: aaca.org

Valentina Tereshkova, la primera mujer astronauta

Valentina Tereshkova, la primera mujer astronauta

El 16 de junio de 1963 se lanzó al espacio la nave Vostok 6. En ella iba la primera mujer astronauta de la historia: Valentina Tereshkova.

La Vostok 6 formaba parte del programa Vostok, un programa espacial soviético de seis misiones que se llevaron a cabo entre abril de 1961 y junio de 1963 y que que pusieron a seis cosmonautas en órbita alrededor de la Tierra. El primero de ellos Yuri Gagarin, la última Valentina Tereshkova.

Estuvo en el espacio durante 2 días, 22 horas y 50 minutos y dio 48 vueltas alrededor de la tierra pero los continuos mareos que padeció le impidieron tomar el mando de la nave, como estaba previsto. Para este lanzamiento se realizaron adaptaciones tanto al traje espacial como en la construcción de la nave de manera que estuvieran adaptados para el organismo femenino.

Este vuelo también fue usado con fines propagandísticos para mostrar los logros del socialismo, tanto por los alcances de la técnica espacial como para demostrar que en la URSS las mujeres tenían iguales posibilidades que los hombres. Sin embargo, pasaron 19 años antes que otra mujer soviética, Svetlana Savítskaya, volara al espacio.

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

Fuente de la imagen: David Short (Flickr)