BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘China’

¿Sabías que Stalin ordenó asesinar a John Wayne?

¿Sabías que Stalin ordenó asesinar a John Wayne?

Entre 1949  y 1953 – en los inicios de la Guerra Fría y primeras tensiones políticas entre Estados Unidos y la Unión Soviética- el famoso y carismático actor John Wayne se puso al frente de la MPAPAI, siglas de la ‘Alianza Cinematográfica para la Preservación de los Ideales Americanos’ (Motion Picture Alliance for the Preservation of American Ideals) la organización con la que los miembros más conservadores de la industria del cine querían preservar el modelo de vida y político americano frente a la cada vez mayor presencia de personas que simpatizaban con el comunismo soviético.

Wayne se convirtió en un férreo defensor del patriotismo estadounidense y colaboró activamente desde la organización en denunciar a todos aquellos compañeros de profesión de los que se sospechaba que colaboraban con los comunistas o comulgaban con dichos ideales.

El exceso de celo del actor lo llevó a ser en multitud de ocasiones un tipo despreciado por gran parte de sus compañeros, además de llegar a oídos del Kremlin su odio hacia  los comunistas, provocando que el propio Iosif Stalin ordenara a miembros de la NKVD (predecesora del KGB) que algún agente soviético infiltrado en suelo estadounidense se encargara de asesinar a John Wayne.

A lo largo de los siguientes años, varias veces fueron las ocasiones en las que el actor estuvo a punto de morir, pero los asesinos siempre fueron descubiertos, ya que Wayne disponía de seguridad personal que lo protegía día y noche.

La orden de Stalin estuvo en vigencia a lo largo de toda una década hasta que, tras el fallecimiento del dictador soviético, su sucesor –Nikita Jrushchov– la anuló. A pesar de ello, Wayne ya era un objetivo en el punto de mira de muchos comunistas que lo odiaban y varias las ocasiones en las que se le intentó matar a lo largo de los siguientes años; una de ellas en 1966 durante un viaje que realizó a Vietnam en el que estuvo muy cerca de morir a causa de las balas disparadas por un francotirador desplazado hasta allí desde la China comunista de Mao Tse-Tung.

 

Te puede interesar leer: ¿Sabías que la ‘Plaza Roja de Moscú’ no se llamaba originalmente así por el color rojo?

 

Fuentes de consulta: neatorama /  ‘John Wayne: El hombre detrás del mito’ de Michael Munn / keywiki / Cuaderno de Historias
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Sabías que las galletas de la fortuna chinas no se inventaron en China?

¿Sabías que las galletas de la fortuna chinas no se inventaron en China?Cada vez son más los restaurantes chinos en los que, a la hora del postre, sirven unas crujientes galletitas con un original diseño y que llevan en su interior un papelito donde viene algún tipo de predicción o mensaje, siendo conocidas popularmente como ‘galletas de la fortuna’‘galletas de la suerte’.

Al contrario de lo que muchísima gente pueda pensar, estas obleas no se originaron en China ni tienen tras de si una antiquísima tradición milenaria, ya que en realidad se inventó en la primera década del siglo XX en los Estados Unidos.

Además de tener ese ‘reciente’ origen de tan solo un siglo y una ubicación que nada corresponde con lo que ahora nos hacen creer, su inventor tampoco era de origen chino sino que era originario de Japón, aunque llevaba viviendo media vida en Norteamérica.

Makoto Hagiwara regentaba el Japanese Tea Garden, dentro del parque Golden Gate de la ciudad de San Francisco, y en 1909 comenzó a servir como acompañamiento del té unas crujientes galletitas que en su interior escondían distintos mensajes, la mayoría antiquísimos proverbios japoneses y alguna que otra predicción.

El señor Hagiwara se había inspirado en la receta de los senbei, unas galletas de arroz típicas de su Japón natal.

Con los años el salón de té se hizo muy popular, importándose la idea de las galletas de la suerte a otros puntos del planeta.

¿Sabías que las galletas de la fortuna chinas no se inventaron en China?Pero no fue hasta 1989 en el que un empresario de Hong Kong comenzó a comercializarlas en su tienda de artículos de importación y delicatesen y en el que las vendía bajo el eslogan publicitario de ‘Las genuinas galletas de la suerte americanas’, vendiendo grandes cantidades a los turistas que hasta allí viajaban, pero que las adquirían y llevaban a sus países creyendo que habían comprado el souvenir  de un producto típico de China.

A partir de ahí se comenzó a popularizar y comercializar en el resto de China, convirtiéndose en uno de los productos más conocidos, comprados y exportados. La expansión empresarial del país abriendo restaurantes y negocios en cualquier punto del planeta ha ayudado a convertir a las galletas de la fortuna en algo que todo el mundo identifica con ellos, cosa que les ha ido francamente bien, teniendo en cuenta de que no la inventaron ellos ni es originaria de ese país ni cultura.

Hay que destacar que durante algunos años hubo una pugna y debate sobre quién era realmente la persona y el lugar donde se inventaron las galletas de la suerte, disputándole la paternidad del invento de Makoto Hagiwara un hongkonés afincado en Los Ángeles llamado David Jung; aunque cabe decir que los primeros indicios de comercialización por parte de Jung son de 1918, nueve años después de que lo hiciera Hagiwara.

A pesar de esos indicios, no fue hasta el año 1983 en el que se determinó que las galletas de la suerte eran originarias de Makoto Hagiwara y nacieron en San Francisco en 1909.

Como nota curiosa, añadir que muchas son las personas que coleccionan todos los mensajes que van apareciendo dentro de las galletas de la suerte, habiendo foros y páginas especializados donde se publican, intercambian e incluso se hacen auténticos negocios. También hay quien dice que le ha tocado la lotería gracias a jugar a los números que le aparecieron en una galleta.

 

Lee y descubre más historias como esta en el apartado ‘Destripando Mitos’

 

Fuentes de consulta: snopes / discovernikkei / nytimes / hanascape
Fuente de las imágenes: Angela Mabray (Flickr) / Juan Eduardo Donoso (Flickr)

¿Cuál es el origen de expresiones como “Naranjas de la China” o “Nanay de la China”?

Seguramente la mayoría de nosotros cuando alguien nos ha contado algo que no nos creemos en absoluto o que nos causa asombro y extrañeza hemos usado la expresión “¡Naranjas de la China!” o “¡Nanay de la China!”, pero ¿cuál es el origen de esas expresiones y qué relación tienen con aquel lejano país?

La segunda expresión es mucho menos empleada que la primera (aunque “nanay” está recogido en el Diccionario de la RAE), pero curiosamente ha dado lugar a una simpática “leyenda urbana” por internet que la asocia con una de las etnias minoritarias de china, los “nanái” (con “i”). Sin embargo, el nombre de esta etnia en chino es 赫哲族, lo que se pronuncia “hèzhé zú”, siendo “nanai” una deformación de su nombre ruso “нанайцы”. Cuesta pensar que nuestros padres y abuelos, a quienes hemos oído alguna que otra vez la expresión “nanay de la china”, tuviesen el acceso a la información suficiente como para hacer referencia al nombre (¡en ruso!) de una desconocida y minúscula etnia ruso-china. De hecho, en occidente prácticamente se desconocía la existencia de los nanái hasta que la película “Dersu Uzala” de Akira Kurosawa, protagonizada por un miembro de esta etnia, ganó el Oscar en 1975.
En resumen, no existe ninguna prueba documental que ratifique que el origen de la expresión “nanay de la China” sea la indicada etnia “nanái”, así que casi con toda seguridad nos encontramos ante otra de tantas “leyendas urbanas” fruto del uso (y a veces abuso) de la información disponible en internet.

Todo parece indicar que la palabra nanay es algún tipo de distorsión de la expresión “nada de nada” o muy posiblemente de la forma “na de na”

¿Y la primera expresión, la de “¡Naranjas de la China!”? En ese caso sí que está documentado un origen plausible de la expresión. De acuerdo al libro “Del hecho al dicho” de D. Gregorio Doval (Ed. Del Prado, Madrid, 1995), antiguamente la gente no creía que fuera posible traer naranjas en buen estado desde un país tan lejano como China (aunque aquella región sea, de hecho, de donde proceden originariamente las distintas especies de cítricos que cultivamos en nuestras tierras, como es el caso de nuestra querida naranja). Por ello, cuando algún frutero afirmaba que las naranjas que vendía procedían de aquel remoto país, la gente se lo tomaba como una invención, fruto de la fantasía y del afán comercial del individuo, pero algo evidentemente imposible (para los medios de transporte de aquella época, claro).

A pesar de ello, nuestro mundo globalizado ha dado un vuelco a esta expresión ya que en la actualidad la auténtica “naranja china” (también denominada kumquat o quinoto) se cultiva no sólo en Europa, sino también en algunas regiones de Estados Unidos, Argentina, y Brasil, así que cuando alguien nos intente vender “naranjas de la china”, quizá hoy día antes de responder con la interjección de sorpresa y negación que usaban nuestros antepasados deberíamos preguntar: “pero… ¿a qué se refiere usted exactamente? ¿a su variedad o a su procedencia?”

 

Para la realización de este post he contado con la inestimable colaboración de Fernando García-Quismondo (Chinoesfera)

¿Sabías que en el idioma chino se utilizan algunos números para insultar?

Evidentemente también se usan palabras e incluso símiles de animales, pero muchos ciudadanos de origen chino prefieren insultar diciendo números.

Por ejemplo, para decir a alguien que tiene poco valor utilizan el número 250 (二百五/er4bai3wu3). El motivo viene de la antigua costumbre de atar con una cuerda las monedas de cobre que tenían un agujero en el centro. Hacían grupos de 1.000 piezas que formaban un 弔子/diao4zi. Decirle a alguien que es un 250 es indicarle que sólo vale un cuarto y por lo tanto que no vale mucho.

Para llamar tonto a alguien le dicen que es un 2 (你二啊!/ni3er4a!). Aunque no queda del todo claro el motivo que lo originó, se usa para indicar al insultado que es un ‘segundón’ y que jamás podrá ser el primero en algo (“¡ah, eres un dos!” sería su traducción literal).

Un insulto que se originó en Shanghái y se utiliza principalmente en el sur de China es decirle a alguien que es un ’13 horas’ (十三点/shi2san1dian3) para referirse a él como loco o pirado. Viene de los relojes  con esferas de 12 horas y de cuando no se utilizaba el formato horario de 24 horas. Las 13 horas era una hora imposible, ya que después de las doce volvía a ser la una. Decir que una persona era un trece horas se usaba para indicar que era extraña e imposible, lo que ellos traducen como loco o pirado.

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 
Fuente de consulta: Fernando Garcia-Quismondo – Chinoesfera

¿Cuántos países podrían caber dentro de China?

China es la nación más poblada del mundo. Su población supera los 1.300.000.000 habitantes. Casi el 20% de la población de todo el planeta.

Clica sobre la imagen para ampliar su tamaño

En este mapa se compara la población de las provincias de China (incluyendo la de Taiwán), regiones autónomas y municipios con los de países enteros.

La siguiente comparativa es una lista en orden descendente de magnitud de los territorios chinos (su población entre paréntesis), seguido por el país extranjero al que se compara.

Provincia (población) País equivalente
Guangdong (113 millones) Alemania + Uganda
Henan (99 millones) México
Shandong (92 millones) Filipinas
Sichuan (87 millones) Vietnam
Jiangsu (75 millones) Egipto
Hebei (68 millones) Irán
Hunan (67 millones) Francia
Anhui (65 millones) Tailandia
Hubei (60 millones) Reino Unido
Guangxi (49 millones) Burma/Myanmar
Zhejiang (47 millones) Sudáfrica
Yunnan (44 millones) Colombia
Jiangxi (43 millones) Tanzania
Liaoning (42 millones) Argentina
Guizhou (39 millones) Sudán
Heilongjiang (38 millones) Polonia
Shaanxi (37 millones) Kenia
Fujian (35 millones) Algeria
Shanxi (33 millones) Canadá
Chongqing (31 millones) Marruecos
Jilin (27 millones) Afganistán
Gansu (26 millones) Arabia Saudita
Mongolia Interior (24 millones) Corea del Norte
Taiwán (23 millones) Yemen
Xinjiang (20 millones) Madagascar
Shanghai (18 millones) Camerún
Beijing (16 millones) Angola
Tianjin (12 millones) Cuba
Hainan (8 millones) Austria
Hong Kong (7 millones) El Salvador
Ningxia (6 millones) Sierra Leona
Qinghai (5 millones) Eslovaquia
Tíbet (3 millones) Jamaica
Macau (0.5 millones) Cabo Verde

Extraído y traducido de strangemaps


¿Cuál es el lugar más poblado de la Tierra?

El lugar más poblado de la Tierra se encuentra en Macao, antigua colonia Portuguesa de poco más de 16 kilómetros cuadrados y situada en la costa sur de China, donde hay una población aproximada de 453.125 habitantes, lo que hace que vivan unas 27.000 personas por kilómetro cuadrado.