Entradas etiquetadas como ‘Theodore Roosevelt’

Destripando mitos: La ‘Casa Blanca’ no recibe ese nombre por haber sido pintada de ese color tras el incendio de 1814

Numerosas son las publicaciones que corretean por la red e incluso que se pueden encontrar en algunos libros (tanto de Historia como de educación) en los que se indica que el edificio del 1600 de la Avenida Pensilvania de Washington D.C., en el que trabaja y reside el Presidente de los Estados Unidos, recibe el nombre de ‘Casa Blanca’ debido a que tuvo que ser pintado de ese color tras el incendio que se produjo en agosto de 1814, por parte del soldados del ejército inglés, durante la guerra anglo-estadounidense (desde junio de 1812 a febrero de 1815).

Destripando mitos: La ‘Casa Blanca’ no recibe ese nombre por haber sido pintada de ese color tras el incendio de 1814

A causa del efecto devastador de las llamas, el edificio sufrió numerosos desperfectos y tuvo que ser rehabilitado y vuelto a pintar (de blanco). Pero ese color ya era el que tenía previamente, tal y como fue construido (las obras duraron entre 1790 y 1800) siendo encalado toda su fachada (por aquel entonces no se utilizaba pintura para el exterior de la edificaciones).

Consta en un documento datado el 18 de marzo de  1812 (dos años de que se produjese el mencionado incendio) una mención al edificio presidencial como ‘White House’ (Casa Blanca) por parte del congresista Abijah Bigelow, quien envió n dicha fecha una carta a un colega suyo explicándole novedades sobre su estancia en Washington, así como noticias de la vida política en la capital (faltaban tres meses para el inicio de la guerra anglo-estadounidense).

Varias son las iniciativas para que, en un gran número de libros de Historia e incluso entre los guías turísticos que trabajan en Washington, se corrija el error de atribuir a la quema y posterior rehabilitación del edificio el hecho de llamarse ‘Casa Blanca’, cuando en realidad se le empezó a denominar de ese modo desde un inicio, cuando finalizaron las obras de construcción en 1800.

Cabe destacar que fue en octubre de 1901 cuando el vigesimosexto presidente de los Estados Unidos, Theodore Roosevelt, nombró oficialmente al edificio presidencial como ‘White House’. A este mandatario también se le debe la ampliación y construcción de la famosa ‘ala oeste’ en el que se encuentra el ‘despacho oval’, en el que, desde entonces, han trabajado y reunido todos los presidentes estadounidenses.

 

Te puede interesar leer el post: Andrew Jackson, el Presidente de los Estados Unidos que destrozó dos veces la Casa Blanca

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Cinco tonalidades de colores que llevan el nombre o apellido de un personaje

La paleta de colores es enorme y numerosísimas las diferentes tonalidades que hay de cada uno de ellos. Para distinguirlos es habitual que se utilice una distintivo o apodo que suele acompañar y muchas son las ocasiones en que estos provienen  del nombre o apellido de alguna persona.

Cinco tonalidades de colores que llevan el nombre o apellido de un personaje

En esta ocasión os voy a explicar la historia de cinco de ellos:

 

  • Azul Klein

Azul Klein 

Se trata de un azul intenso que debe su nombre al artista francés, nacido en Niza en 1928, Yves Klein. En 1957, después de una larga trayectoria de pintura monocromática con otros colores, empezó su época azul utilizando el azul ultramarino como protagonista. Tres años después patentó una formula a partir de este color y así nació el International Klein Blue (IKB). Su pigmento base es el azul ultramar, basado en la roca lapislázuli, al cual se le añade el aglutinante Rhodopas M, que permite mantener la intensidad electrizante del pigmento.

 

  • Rojo Tiziano

Barbie Tiziano- Rojo TizianoSe trata de un rojo con una tonalidad de marrón anaranjado y cuyo pigmento utilizó, el artista del renacimiento, Tiziano Vecellio en sus obras a la hora de pintar el cabello de las mujeres pelirrojas, tan a menudo representadas es sus pinturas.

Como nota curiosa, indicar que en la década de 1960 salió al mercado un modelo de la muñeca Barbie que tenía el cabello pelirrojo y que fue popularmente conocida como ‘Barbie Tiziano’.

 

  • Verde Hooker

Verde Hooker

Con este apelativo podemos encontrar dos tonalidades de color verde diferentes y ambas se las debemos al botánico británico William Hooker (1779–1832), quien creó dichos pigmentos para poder pintar las hojas que dibujaba en sus ilustraciones con su verdadero color y tonalidad.

 

  • Malva de Perkin

Malva de PerkinEn 1856, siendo todavía un estudiante de química de 18 años, el inglés William Henry Perkin descubrió de forma casual un nuevo pigmento de tonalidad púrpura. El tinte fue patentado inicialmente con el nombre de ‘púrpura de anilina’, pero con los años (y tras convertirse en un célebre químico) dicho color recibió el apellido de su descubridor (Perkin Mauve).

 

  • Azul Alicia

Azul Alicia

Corresponde a una tonalidad de azul celeste con un ligero toque grisáceo y recibe tal denominación por parte de la prensa estadounidense en relación a Alice Roosevelt Longworth. Esta era la primogénita de Theodore Roosevelt, vigesimosexto presidente de los Estados Unidos, y solía lucir, bastante a menudo, vestidos confeccionados con tela de ese color, motivo por el que los periodistas no tardaron en acuñarlo como ‘Blue Alice’ (Azul Alicia).

 

 

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuentes de las imágenes: pexelsAlfred López (Musée d’art moderne et d’art contemporain de Niza) / romitagirl67 (Flickr) / Wikimedia commons / georgetowner / National Museum of American History

¿Quién fue el primer policía que luchó contra el crimen organizado?

¿Quién fue el primer policía que luchó contra el crimen organizado?El teniente Joseph Petrosino, del cuerpo de policía de la ciudad de Nueva York, está considerado como el pionero en la lucha contra el crimen organizado.

Era originario de la población italiana de Padua y emigró junto a su familia a los Estados Unidos cuando tenía 14 años. Con 23 se unió al cuerpo de policía donde fue ascendiendo gracias a su buen olfato para resolver los casos que se le asignaban, pero también a su buena amistad con Theodore Roosevelt, quien por aquel entonces (1883) era el comisionado de la policía neoyorquina y años más tarde (1901-1909) llegaría a ser el vigésimo sexto Presidente de los Estados Unidos.

Esto le valió a Petrosino para ascender con facilidad hasta teniente y ponerse al frente de un cuerpo de élite cuya misión sería poner fin a la creciente presencia de miembros de la mafia italiana, cada vez más numerosa en la ciudad de Nueva York y otras capitales del país.

Hasta entonces ningún cuerpo policial había luchado contra el crimen organizado tal y como lo hizo Petrosino, hecho por el que se le otorgó el mérito de ser el pionero en ello.  Junto a sus hombres organizó el primer equipo de especialistas en desactivar artefactos explosivos, creó una división especializada en extorsión y secuestros, empezó a retribuir a los confidentes (algo que hizo que aumentase considerablemente el número de personas que colaboraban como informantes de la policía) e incluso fue de los primeros que infiltró agentes dentro de las bandas organizadas.

Sus técnicas de investigación y lucha contra el crimen organizado fueron tan eficaces que durante gran parte del siglo XX siguió utilizándose sus métodos.

Fue asesinado a balazos el 12 de marzo de 1909 mientras se encontraba en Palermo, lugar al que había viajado siguiendo el hilo de una investigación que debía llevarle hasta el capo de la mafia siciliana.

Las honras fúnebres por Joseph Petrosino se realizaron en Palermo y después su cuerpo fue trasladado en barco hasta Nueva York, donde el 12 de abril (un mes después de su asesinato) se organizó un multitudinario funeral al que asistieron más de 250.000 personas, siendo ese día declarado festivo para que pudiera acudir todo aquel que quisiera.

 

 

Fuente de consulta e imagen: italophiles

¿Cuál es el origen de la expresión “Sangre, sudor y lágrimas”?

Aunque fue el Primer Ministro Winston Churchill el que se llevó la fama de haber pronunciado estas famosas palabras, no fue éste el primero en haberlas dicho, encontrándonos en la historia con otros personajes ilustres que las dijeron mucho antes que el gran estadista británico.

Una de las primeras constancias (documentada) que existe de la expresión aparece en 1823 en la obra ‘La Edad de Bronce’ dentro de un poema escrito por Lord Byron.

26 años después (2 de julio de 1849) fueron pronunciadas por Giuseppe Garibaldi a los soldados que lo acompañaban durante la defensa de la República Italiana frente a los franceses enviados por Napoleón III.

Nuevamente nos encontramos la frase en una obra literaria, esta vez en ‘Las bostonianas’ de Henry James y escrita entre 1885-86.

El siguiente en pronunciar el ‘sangre, sudor y lágrimas’ que traigo hoy fue Theodore Roosevelt en 1897, por aquel entonces Secretario de la Marina estadounidense y que las dijo durante un discurso ante los alumnos de la academia naval.

El 13 de mayo de 1940 es la fecha en la que sí que fueron pronunciadas por Winston Churchill cuando se dirigió a la Cámara de los Comunes y con las que pretendía exaltar el valor de los soldados del ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial.

Aunque lo que el Primer Ministro dijo en realidad fue: “Nada puedo ofrecer aparte de sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor” (I have nothing to otferbut blood, toil, tears and sweat”), quedando la palabra ‘esfuerzo’ olvidada por el camino.

Posteriormente, el propio Churchill utilizaría tal recurrente expresión para decirla en otros discursos.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El presidente norteamericano que le dio nombre a un osito de peluche

En noviembre de 1902, el Presidente de los Estados Unidos Theodore  Roosevelt participó en una cacería organizada por el Gobernador de Mississippi. Todos sus compañeros habían conseguido disparar a algún ejemplar, pero el máximo mandatario norteamericano no había tenido la misma fortuna.

Con el propósito de que no se fuese con las manos vacías, el gobernador mandó ‘poner a tiro’ un oso, para que así Teddy (como lo llamaban familiarmente los más allegados) pudiese darle caza  y marcharse satisfecho con el trofeo.

Todo parece indicar que, cuando Roosevelt se encontró frente al animal, sintió pena por tener que dispararle y decidió perdonar la vida oso, haciéndoselo saber al resto de sus compañeros.

La gesta del presidente llegó hasta oídos de la prensa y un famoso caricaturista del Washington Post, Clifford K. Berryman, decidió publicar una viñeta que representaba la escena en la que Roosevelt se apiadaba del oso.

La señora Rose Michtom era aficionada a confeccionar ositos de peluche que después vendía en el pequeño comercio que regentaba junto a Morris, su esposo, en Brooklyn. La publicación de la caricatura les dio una brillante idea ¿por qué no bautizar a los ositos que comercializaban con el nombre  del presidente?

Ni cortos ni perezosos, se pusieron en contacto con la Casablanca con el fin de solicitar autorización para poner el nombre comercial de ‘Teddy bears’ a los peluches confeccionados por la señora Mitchell. Junto a la solicitud iba un ejemplar de regalo para el presidente.

El permiso fue concedido y el matrimonio se puso a trabajar para crear más ejemplares, debido a que las pocas unidades de las que disponían se habían vendido en un abrir y cerrar de ojos.

Este fue el origen para una de las grandes ideas empresariales de principios del siglo XX. Los ‘Teddy bears’ continúan fabricándose y es el peluche más vendido en todo el planeta.

 

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

El primer tramposo de unos Juegos Olímpicos (de la era moderna)

Ocurrió durante los Juegos Olímpicos de St. Louis (Missouri) de 1904 en la prueba de maratón. Fred Lorz fue el primer competidor en cruzar la línea de meta y, como ganador de dicha carrera, se le premió con una corona de laurel que le colocó en la cabeza Alice Roosevelt, hija del entonces presidente norteamericano Theodore Roosevelt.

Pero de inmediato fue descalificado por tramposo…

Resulta que el señor Lorz, transcurrida la mitad de la competición, empezó a encontrarse mal, así que decidió parar de correr y subirse al coche de un funcionario que pasaba por allí. Le pidió a éste que lo llevase hasta el estadio para recoger su ropa, debido a su indisposición.

Recorrieron en el automóvil los once kilómetros que aun les separaba del estadio y, una vez en la puerta, al atleta (que ya se encontraba mejor) no se le ocurrió otra genialidad que entrar corriendo al estadio olímpico y cruzar la línea de meta, según él a modo de broma.

La gente se entusiasmó a su llegada creyendo que era el legitimo ganador y él se dejo llevar por la emoción de los acontecimientos. Una vez descubierta su trampa fue despojado del galardón.

Como nota anecdótica, cabe resaltar que al año siguiente (1905), Fred Lorz ganó la maratón de Boston, esta vez sin trampa alguna.

 

ACTUALIZACIÓN:
Cabe destacar que durante largo tiempo (y hasta bien entrado el siglo XXI) la mayoría de fuentes e historiadores señalaban a Fred Lorz como el primer tramposo de la historia en unos Juegos Olímpicos (de la era moderna) y así es como figura en la mayoría de libros relacionados con el tema; motivo por el que se añadió su curiosa historia a éste. Pero en realidad debo indicar que recientemente me he enterado de la existencia de otro atleta que hizo trampas ocho años antes que Lorz. Se trata del griego Spiridon Belokas quien participó en la prueba de maratón de los Juegos Olímpicos de 1896 (los primeros de la era moderna) celebrados en Atenas entre el 6 y el 15 de abril. Belokas llegó a la meta en tercera posición, ganando la medalla de plata, pero fue descalificado poco después al descubrirse que había hecho parte del recorrido montado en un carro.
Muchas gracias a Alberto Cemborain por hacerme conocedor de mi error

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)