Entradas etiquetadas como ‘Isabel II’

¿Sabías que el himno de la Champions fue compuesto para celebrar la coronación de reyes y está basado en textos bíblicos?

Poco después de trasladarse a vivir a Inglaterra en 1710, el compositor alemán Georg Friedrich Händel se convirtió en director y responsable de la música sacra de su nuevo país de acogida (cargo conocido como ‘maestro de capilla’), codeándose con la flor y nata británica y sobre todo con la realeza (le unió una estrecha amistad con Jorge I de Gran Bretaña, coronado en 1714 y que era oriundo de Alemania igual que él).

La fulgurante carrera musical de Händel lo llevó a dirigir la prestigiosa ‘Royal Academy of Music’ y recibir múltiples encargos por parte de la monarquía inglesa, entre ellos el componer un himno que sería utilizado en los actos de coronación del rey que relevara a Jorge I.

¿Sabías que el himno de la Champions fue compuesto para celebrar la coronación de reyes y está basado en textos bíblicos?

Dicha composición musical estaba compuesta por cuatro himnos (‘Zadok, the Priest’, ‘My heart is inditing’, The king shall rejoice y ‘Let thy hand be strengthened’) basados en textos bíblicos utilizados por la Iglesia anglicana (Biblia del Rey Jacobo de 1611) y llevaba por título genérico ‘Coronation Anthems’.

Tras el fallecimiento de Jorge I, el 11 de junio de 1727, le sucedió su primogénito, siendo coronado como Jorge II de Gran Bretaña e Irlanda en una fastuosa ceremonia celebrada en la abadía de Westminster el 4 de octubre de aquel mismo año.

En dicha coronación se interpretó la composición de Händel ‘Coronation Anthems’, siendo el primer himno (‘Zadok, the Priest’) uno de los que más admiración causó, hasta tal punto que se decidió que, a partir de aquel momento, en las sucesivas coronaciones de reyes británicos fuese interpretado dicho himno, algo que se ha realizado desde entonces en todas y cada una de las ocho ocasiones en las que se ha coronado un nuevo rey o reina (Jorge III, Jorge IV, Guillermo IV, Victoria I, Eduardo VII, Jorge V, Jorge VI e Isabel II. Hay que tener en cuenta que Eduardo VIII no llegó a ser coronado). La última vez que fue utilizado oficialmente este himno para una coronación fue en la de Isabel II, el 2 de junio de 1953.

¿Sabías que el himno de la Champions fue compuesto para celebrar la coronación de reyes y está basado en textos bíblicos?En 1992 la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA) quiso realizar algunas modificaciones en su competición más famosa: la ‘Copa de Europa’ (entre las que se encontraba el cambio de denominación a ‘Liga de Campeones’ o, como es más habitual llamarla ‘UEFA Champions League’).

Para ello encargó al compositor británico Tony Britten que realizara un himno para la competición y éste en lugar de realizar una composición original presentó una versión modificada y con varios arreglos del ‘Zadok, the Priest’ de Händel, el cual desde entonces se ha convertido en el emblema musical de la Champions League, sonando al inicio de cada encuentro y en los spots publicitarios que anuncian cada partido.

Cabe destacar que, a pesar de tratarse de una composición sacra y dedicada a la coronación de reyes, fue el propio Händel, en el siglo XVIII, quien permitió que su famosa obra Coronation Anthems fuese utilizada y tocada en cualquier tipo de evento o ceremonia, de ahí que no se pusiera ningún impedimento para poner en marcha la versión realizada por Tony Britten.

Aquí debajo os enlazo a dos vídeos en los que podréis escuchar la versión del himno ‘Zadok, the Priest’ compuesto por Georg Friedrich Händel y la versión de Tony Britten para la Champions League.


 

Te puede interesar leer:

 

Fuente de las imágenes: Wikimedia commons (1) / Wikimedia commons (2)

Cuando Jimmy Carter besó en los morros a la Reina Madre [Anécdota]

Cuando Jimmy Carter besó en los morros a la Reina Madre [Anécdota]

Jimmy Carter, trigésimo noveno presidente de los Estados Unidos, era conocido por ser un hombre cercano y, sobre todo, campechano, que se tomaba ciertas confianzas con aquellos con los que debía tratar, incluso con los que acabada de conocer o saltándose los más estrictos protocolos.

Muchos fueron los que achacaron el carácter afable e informal de Carter a su procedencia, ya que a pesar de haber heredado la importante empresa agrícola de su padre (cultivaban cacahuetes y algodón en el Estado sureño de Georgia, siendo conocido popularmente como el ‘Rey de los cacahuetes’) pasó gran parte de su niñez y juventud en un entorno totalmente rural.

Entre las muchas anécdotas (y metidas de pata) que protagonizó está que la tuvo lugar en su primer desplazamiento como presidente cuando viajó al Reino Unido entre el 5 y el 10 de mayo de 1977 para asistir a una cumbre de jefes de Estado del G-7 y a una importante reunión de la OTAN.

Aprovechando el viaje fue invitado por la Casa Real Británica a una recepción que se celebró en el Palacio de Buckingham y en la que también se encontraban otros mandatarios. Cuando el presidente estadounidense llegó al palacio fue conducido hasta la sala donde estaba la familia real (la Reina Madre, Felipe de Edimburgo y la reina Isabel II) recibiendo a los invitados y, tal y como los vio, Carter se abalanzó hacia la Reina Madre y la besó en los labios. Ésta, guardando el estricto protocolo y la compostura, tan solo dio un paso hacia atrás, aunque no fue lo suficientemente rápida para evitar que los labios entraran en contacto. Quedó petrificada por el gesto de confianza que se había tomado el invitado, quien se había comportado como si en su sureña tierra se encontrase.

A pesar de ello la recepción tuvo que continuar como si nada hubiese pasado pero, aunque no se sabe si fue por esta razón, Jimmy Carter mientras fue presidente de los EEUU no volvió a ser invitado nunca más a viajar al Reino Unido.

Tiempo después la Reina Madre escribiría sobre este desagradable suceso y explicaría que aquella fue la primera vez que alguien le había besado en los labios desde que enviudo en 1952 de su esposo, el rey Jorge VI.

También cabe destacar que la Reina Madre no fue la única de las ‘victimas’ de ese modo tan peculiar que tenía  Carter de saludar, haciendo lo mismo también a Jacqueline Kennedy Onassis o Bette Davis.

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuentes de consulta: dailymail / lisawallerrogers / carlanthonyonline / jimmycarterlibrary
Fuente de la imagen: captura Youtube

El día que en España se promulgó la ley que limitaba el derecho a reinar a las mujeres

Se cumplen 300 años de la promulgación de la ley que limitaba el derecho a reinar a las mujeres en EspañaEl 10 de mayo de 1713 se promulgaba el  nuevo Reglamento de Sucesión a la Corona Española aprobado por Felipe V. En dicha ley se limitaba el papel de las mujeres en cuanto a heredar el trono, no permitiendo que las mismas pudiesen reinar siempre y cuando, dentro de la familia del rey a sustituir, no hubiese varones de descendencia directa (hijos) o no tuviese hermanos ni sobrinos.

Sólo en el caso de no existir varón alguno (de forma descendente o lateral), una mujer podría acceder al trono de España.

Muchos son los que sostienen que la Ley de Sucesión Fundamental de Felipe V era equiparable a la Ley Sálica promulgada en el siglo VI y puesta en práctica por un gran número de monarquías europeas.

Aunque entre ambas leyes había ciertos puntos de coincidencia, hay que tener en cuenta que la Ley Sálica excluía por completo a las hembras como sucesoras del trono y no dejaba ningún supuesto para que éstas pudiesen acceder al mismo, ya que las múltiples combinaciones que se podían realizar no dejaban  ni un ápice de posibilidades de que ocurriese.

La Ley de Sucesión Fundamental estuvo en vigor durante poco más de un siglo, ya que, el 29 de marzo de 1830, quedó derogada tras la promulgación de la Pragmática Sanción aprobada por Fernando VII y en la que se devolvía a las mujeres el derecho a la sucesión del trono de España.

Esta ley en realidad ponía en vigor la aprobada por Carlos IV en 1789 y que no se había llevado a cabo por motivos de política exterior.

La Pragmática Sanción de 1830 se aprobó tras la necesidad de encontrar sucesión para Fernando VII, tras cuatro matrimonios y no tener ningún descendiente varón. Esta ley sucesoria es la que, tras el fallecimiento del rey, daría pie a la Guerra Carlista que enfrentaría en una guerra civil a los partidarios de la regente Cristina (cuarta esposa de Fernando VII y madre de Isabel II, la heredera al trono) y los de Carlos María Isidro (hermano del monarca fallecido).

En la actualidad sigue vigente la Pragmática Sanción y lo que respecta a la sucesión a la Corona de España viene recogido en el artículo 57.1, de la Constitución aprobada en 1978, que fija el orden sucesorio hacia el futuro de la siguiente manera:

“La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer y, en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos”

 

Lee y descubre en este blog otros post con curiosidades históricas

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuentes de consulta: congreso.es / documentacionhistoriabachillerato / juancarloslopezeisman / abalsadamedusa
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen de la ‘Feria de Abril de Sevilla’?

¿Cuál es el origen de la ‘Feria de Abril de Sevilla’?

Año tras año al llegar el mes de abril Sevilla se convierte en el centro neurálgico de toda Andalucía poniendo en marcha su ‘Feria de Abril’, unos días de fiesta y jolgorio que los hispalenses (y todo aquel que se acerca hasta el ‘Real de la Feria’) disfrutan  a lo largo de casi una semana de baile, cante, unas buenas tapas acompañadas de fino, cañas o rebujitos y, sobre todo, unas ganas tremendas de pasárselo bien.

Pero así como en la actualidad es una fiesta lúdico-festiva, la Feria de Abril nació como una feria ganadera ideada en 1846 por dos emprendedores e importantes hombres de negocio que habían llegado hasta Sevilla unos años antes y cuya integración en la vida social, empresarial y política de la capital hispalense fue tal que participaron activamente como regidores del propio ayuntamiento y uno de ellos llegó a ser incluso alcalde de la ciudad.

Los ideólogos e impulsores de la Feria de Abril de Sevilla fueron José Mª de Ybarra, originario de Bilbao, y Narciso Bonaplata, natural de Barcelona, quienes propusieron crear tres días anuales de feria ganadera en el mes de abril, aprovechando la llegada del buen tiempo  que acompañaba a la recién estrenada primavera.

La propuesta fue acogida con agrado por todos los miembros del consistorio y presentada a la reina Isabel II, quien dio el visto bueno para que entre el 19 y 21 de abril de 1847 se celebrase la primera feria ganadera de Sevilla capital.

Sobra decir que ésta fue un rotundo éxito, reuniendo a un gran número de asistentes en el Prado de San Sebastián, ubicación que se le dio a la feria y donde permaneció hasta el año 1973 en el que se trasladó hasta el mencionado Real de la Feria del barrio de Los Remedios.

Los primeros años de feria era exclusivamente ganadera, pero pronto se dejaron ver otro tipo de feriantes que asistían allí para ofrecer servicios de comida, bebida y algo de distracción. Algo que poco a poco (y gracias a la idiosincrasia de los asistentes)  fue cogiendo cada vez mayor presencia, hasta ir quedando sin apenas representación la ganadería y convirtiéndose en una fiesta de celebración popular.

Cabe destacar que sus artífices, el catalán Narciso Bonaplata y el vasco José Mª de Ybarra se opusieron en un principio a que la Feria de Abril, por la que tanto habían luchado y apostado, dejase de ser un mercado comercial en el que su objetivo era realizar negocios ganaderos, pero tras varias décadas de funcionamiento apoyaron el nuevo espíritu dado a la misma por los sevillanos.

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: https://amzn.to/2D1GPA5
 

 

 

Fuentes de consulta: feriasycarteles / rtve / sevilla.org / sevillaferiaabril / fiesta.uncomo
Fuente de la imagen: Tom Raftery (Flickr)

¿Cuál es el origen de la palabra ‘cotilla’ para referimos a una persona chismosa?

A raíz del post ¿De dónde surge el llamar ‘chafardera’ a una persona que le gusta hablar de los demás?, que publiqué hace unas semanas, me envía un email Maribel Asunción consultándome sobre el origen de la palabra cotilla, la cual utilicé en la entrada como sinónimo de chafardera.

Cuando queremos referirnos a una persona cotilla enseguida pensamos en alguien amiga de los chismorreos.

La cotilla es una especie de corsé o corpiño que se usaba por encima del blusón y que servía para ceñir la cintura de las mujeres que lo utilizaban allá por los siglos XVII y XVIII.

La mayoría de las fuentes apuntan a que esta prenda sirvió para dar el mote ‘Tía  Cotilla’ a María de la Trinidad (aunque otras fuentes indican que ‘Cotilla’ le venía del apellido y no de la prenda), una mujer murmuradora y amiga de meterse en todo tipo de discusiones, que se hizo muy famosa tras la muerte de Fernando VII por su obsesivo e incondicional apoyo al absolutismo del aspirante al trono Carlos V.

La Tía Cotilla lideró una cruel banda de matones cuyo objetivo era atacar los intereses del régimen liberal de la Reina Isabel II. Varias fueron las penas a las que fue condenada (algunas de ellas a galeras) junto a sus compinches. Pero en 1835, su fanatismo la llevó a acabar con la vida de Francisco Rancera, tambor del Cuerpo de los Urbanos y con el que se ensañó de una manera  violenta y despiadada.

Este crimen atroz hizo que un juez la condenara a muerte, siendo ajusticiada el 25 de agosto de 1838, cuando contaba con 64 años de edad.

Según las crónicas que se recogen de la época, definen a la tal Tía Cotilla como la mujer más inmoral, infame que había visto el sol y la declaraba indigna para vivir en sociedad.

Desde entonces  se comenzó a utilizar el término cotilla (al principio con el ‘tía’ incorporado que con el tiempo se perdió) a aquellas personas metomentodo, chismosas y amigas de hurgar en la vida de los demás.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuentes de consulta: entretenimes / pagina-1 / RAE / ucm / wikipedia 12 / bibliotecavirtualmadrid
Fuente de la imagen: Rebecca Kennison vía Wikimedia Commons

¿Cuál es el origen de la expresión ‘pagar a tocateja’?

¿Alguna vez te han pedido que pagues algo a tocateja? Con esta curiosa expresión te están pidiendo que desembolses una compra o reembolses una deuda al contado, en efectivo y en mano. Literalmente y según la RAE:

“En dinero contante, sin dilación en el pago, con dinero en mano, en efectivo”

El origen de la expresión ‘pagar a tocateja’  proviene de una moneda de oro de gran tamaño (7,15 centímetros de diámetro y 339,35 gramos de peso) acuñada por Felipe III (de la Casa de los Austria) en el siglo XVII, llamada centén y cuyo valor era de 100 escudos(*).

Probablemente y debido al  gran tamaño que tenía cada moneda de centén, no tardó en comenzar a ser conocida popularmente con el nombre de ‘tejo’, que era la manera con la que se llamaba al pedazo pequeño de teja o piedra, muy utilizado  en diversos juegos infantiles de la época. Con el tiempo de tejo pasó a teja.

Por lo tanto ‘pagar a tocateja’ era concretamente tocando la teja, la moneda.

 

(*)En el siglo XIX, bajo el reinado de Isabel II se acuñaron unas monedas de 100 reales a las que también se les llamó centén, pero su peso era de 8,33 gramo y un pequeño tamaño de 22 milímetros.
 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 
Fuente imagen: ceutaldia

El día que se puso fin a la Inquisición Española

El 15 de julio de 1834 María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, Regente de España durante la minoría de edad de la heredera al trono Isabel II, firmó el Real decreto por el cual se abolía definitivamente el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, una institución que había sido fundada por los Reyes Católicos en 1478.

Se ponía así fin a cuatro siglos de persecuciones, juicios y ejecuciones realizadas en nombre de Dios y que forman parte de la Historia negra de este país.

 
Otras entradas que podrían interesarte
¿En qué consistía una ‘ordalía’ también conocida como ‘Juicio de Dios’?
¿Cuál es el origen de la expresión ‘me huele a chamusquina’?

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuente de consulta y más info: http://bit.ly/Mao65n (pdf)

Un puñado de curiosas anécdotas de Reyes y Reinas

Siguiendo la serie de post que empecé a publicar hace unas semanas sobre curiosas anécdotas protagonizadas por diferentes colectivos de personajes  famosos (filósofos, matemáticos, pintores y físicos), hoy le toca el turno al gremio de la monarquía.

Espero que sean de vuestro gusto.

 

Fidelidad religiosa

Teodorico, octavo rey de los Godos, profesaba una gran devoción hacia la religión arriana. Su primer ministro y hombre de confianza, por el contrario, era católico, pero para agradar a su señor se convirtió al arrianismo.
Al enterarse de este acto, Teodorico, mandó ejecutarlo. Al ser preguntado del porqué, el monarca respondió:
– Si ha sido capaz de traicionar a su Dios, no tardará en traicionarme a mí

 

Fiel amigo

Alejandro Magno tenía una amistad fraternal con su médico personal Filipo de Acarnania, al que conocía desde niño.
En cierta ocasión, en la que el monarca había enfermado y requirió la presencia del galeno, fue advertido de que Filipo se había vendido al enemigo y que, muy probablemente, lo envenenaría.
De todos modos quiso que lo visitase y se bebió lo que le preparó el médico. Tras esto, Alejandro Magno dijo:
– Prefiero morir a desconfiar de mis amigos

 

Como niños pequeños

Carlos III emprendió numerosas obras en la capital de España para convertirla en una capital europeizada. Entre los múltiples proyectos estaba el construir un sistema de conductos de canalización de las aguas, cuyo propósito era el de limpiar la ciudad de residuos.
Dicha propuesta no fue del agrado de los madrileños, por lo que el monarca exclamó:
– Mis súbditos son como niños pequeños. Lloran cuando se les lava

 

El final del culebrón

La reina Isabel II era una fiel seguidora de una novela que se publicaba por entregas en el diario ‘La Nación’.
Antonio Flores, el autor, recibió en cierta ocasión una nota de la monarca en el que le exigía que le entregará un manuscrito de la obra, para así ser la primera en conocer el final.
Muy cortesmente, éste le contestó:
-Majestad, lamento no poder complaceros, pero ni siquiera yo tengo idea de cómo voy a salir del enredo que he tramado. Eso sí, en cuanto lo averigüe os lo comunicaré de inmediato

 

El tamaño sí importa

Durante el proceso que emprendió Enrique VIII contra su esposa Ana Bolena, acusó a ésta de “traición y adulterio” y le recliminó las palabras usadas por ella para referirse al miembro viril del monarca:
– La espada del Rey no pasa de ser una simple navaja

 

 

Incendio en el Palacio Real

En 1604 un incendio asoló el Palacio Real de El Pardo, en Madrid. Quedó destruida la mayor parte de las obras pictóricas que había atesorado allí la Casa de Austria.
Felipe III era un gran admirador de Tiziano y al enterarse del incendio preguntó:
– ¿Se ha quemado la Venus de Tiziano?
Le respondieron que afortunadamente no había quedado dañada. El monarca añadió:
– Pues lo demás no importa, ya se volverá a hacer

 

Escepticismo médico

Se cuenta que en el año 1780 el Rey Federico II “el Grande” de Prusia, era un gran escéptico respecto a los avances de la medicina y que, en una ocasión, preguntó a su médico personal el Dr. Johann Georg Zimmermann:
-Decidme, sinceramente, doctor ¿de cuántos pacientes lleva su muerte en la conciencia?
A lo que el galeno respondió:
-De unos trescientos mil menos que Vos, Majestad

 

Nota real

Aprovechando una visita a Londres, la reina Luisa de Suecia decidió hacer una escapadita por la ciudad para visitarla. Salió de ”excursión” sin escolta ni documentación y durante su visita un autobús estuvo a punto de atropellarla.
Así que se colgó una nota en el bolso, por si le pasaba algo, que decía:
«Soy la reina de Suecia»

 

Grande como los hoyos

Al rey Felipe IV le gustaba que le llamasen “el Grande”.
Tras la pérdida de Portugal, el siempre ingenioso Duque de Medinaceli dijo en cierta ocasión:
-A Su Majestad le pasa como a los hoyos, que cuanta más tierra pierden, más grandes son

 

La Reina María y la galleta para perros

La Reina María tenía un miedo atroz a los perros, todo lo contrario que su nieta, la futura Isabel II.
En una fiesta celebrada en los jardines del Palacio de Buckingham, la princesa Isabel le entregó a su abuela una galleta para perros para que ésta se la diese a uno de los Corgi Galeses que tenía la niña. Eso puso de mal humor a la Reina María, que no pensaba darle la galleta al can y no sabía como deshacerse de ella.
Junto a ella se encontraba el arzobispo de Canterbury y se la dio a él para que éste se la entregase al perro.
El arzobispo cogió la galleta para perros, sonrió con gratitud a su majestad y, creyendo que era una pastita de té, se la introdujo en la boca.

 

Decreto efectivo

Durante el reinado de Luis XV de Francia se puso de moda el que las damas condujesen una pequeña carroza por las calles más frecuentadas de París, y carentes como estaban de experiencia atropellaban a muchas personas. El rey se preocupó por ello y llamo al Conde de D’Argenson, Teniente General de la policía, para que tomase las medidas necesarias para evitarlo.
-Señor, dejadme hacer a mí
Al día siguiente publicó un decreto que prohibía a las mujeres guiar caballos a no ser que su edad fuese superior a treinta años. El éxito fue milagroso, ninguna mujer quiso confesar que tenía más de treinta años y la moda desapareció.

 

El precio de un jardín privado

El célebre político inglés Philip Dormer Stanhope, 4º Conde de Chesterfield, supo que el rey Jorge II pensaba cerrar el parque londinense de Saint James y transformarlo en un jardín privado del monarca, lo que habría causado gran descontento entre la gente del pueblo. El rey le preguntó cuánto podrían costar las obras y él respondió simplemente, con concisión británica:
-Señor, sólo una corona
El rey comprendió la indirecta y el proyecto no pasó de ahí.

 

La opinión de la reina Victoria

Le llegaron rumores a la reina Victoria I del Reino Unido de que cierto ministro iba hablando mal de ella por los salones y tertulias. En vez de enojarse, le quitó importancia al asunto diciendo:
-No pienso ocuparme de lo que el ministro opine de mí; lo que debe importarle es lo que opine yo de él

 

Mejor con el enemigo

Carlos I de Inglaterra, perseguido por las tropas de Cromwell, se refugió en Escocia, pero los escoceses le vendieron al enemigo por dos millones.
Cuando lo supo el rey prisionero, exclamó:
-Es mejor estar con los que me han comprado que con aquellos que me han vendido

 

Plantando cara

El emperador Enrique V del Sacro Imperio Romano Germánico declaró la guerra al rey de Polonia, Boleslao III el Bocatorcida , y queriendo asustarle le mandó embajadores para decirle que si no cedía por las buenas enviaría contra él tantos soldados que no cabrían todos juntos en Polonia.
El rey polaco respondió simplemente:
-Mandad los soldados que queráis, encontraremos tierra para enterrarlos a todos

 

El vino de Luis XIV

Cada vez que salía de caza, el rey Luis XIV mandaba llevar consigo 40 botellas de vino, las cuales no solía beberse y que acababan siendo consumidas por sus criados.
Un día tuvo sed y pidió un vaso de vino.
-Se acabó, majestad- le contestó su ayudante
-¿Pues no se traen las 40 botellas que he mandado?
-Sí, señor, pero…
-En lo sucesivo- concluyó el rey -que se traigan 41, para que haya una para mí

 

 

 

Fuentes y más anécdotas

¿De dónde viene que a los tacaños se les llame ‘peseteros’?

Este adjetivo se aplica a las personas excesivamente aficionadas al dinero.

Según las fuentes, pesetero era el apodo vulgar con el que los soldados carlistas llamaban a los realistas durante la guerra Civil de 1837-1840.
Recordemos que el enfrentamiento se desencadenó por el pleito dinástico entre Don Carlos –absolutismo monárquico– e Isabel II –liberalismo constitucional–, hermano e hija del difunto rey Fernando VII.

Para pagar a los mercenarios a sueldo que defendieron sus derechos de sucesión, Isabel II mandó acuñar una serie de piezas de una peseta: cada soldado recibía una moneda y una pieza de pan como estipendio profesional.
De ahí que fueran tachados despectivamente como peseteros por los soldados no profesionales del bando carlista.

 

 

(Fuente: Muy Interesante)

El curioso origen del chotis madrileño

¿Cuál es el origen del chotis madrileño?

No hay verbena castiza y madrileña en la que no se pueda disfrutar de un chotis y unos chulapos bailando al son de la música producida por un organillo.

Pero por muy castizo que el chotis parezca, éste tiene una procedencia que no es precisamente de la Villa y Corte; ni tan siquiera de nuestro país.

La primera vez que se bailó un chotis en España fue el 3 de noviembre de 1850, en una fiesta organizada por la reina Isabel II en el Palacio Real de Madrid. En dicho evento, los músicos tocaron una polca alemana, también conocida como schottisch, que por aquel entonces estaba de moda en gran parte de Centroeuropa. Con los años el baile se popularizó en la capital del reino y su nombre fue españolizado y pasó de llamarse schottisch a ser conocido como chotis.

Todo parece indicar que el maestro organista de origen italiano, Antonio Apruzzese fue el pionero en tocar el chotis con un organillo, tal y como lo conocemos hoy en día.

Por su parte, el schottisch se expandió por diversos países latinoamericanos introducido por los inmigrantes alemanes y/o polacos que hasta allí viajaron.

 

Post relacionado: El curioso y castizo origen de la expresión ‘Ser más chulo que un ocho’

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)

 

 

Fuentes de consulta: Historia y Vida nº 503 / Madripedia / demadridalcielo.org / Wikipedia
Fuente de la imagen: srzozo (Flickr)