Entradas etiquetadas como ‘Jorge V’

¿Sabías que el himno de la Champions fue compuesto para celebrar la coronación de reyes y está basado en textos bíblicos?

Poco después de trasladarse a vivir a Inglaterra en 1710, el compositor alemán Georg Friedrich Händel se convirtió en director y responsable de la música sacra de su nuevo país de acogida (cargo conocido como ‘maestro de capilla’), codeándose con la flor y nata británica y sobre todo con la realeza (le unió una estrecha amistad con Jorge I de Gran Bretaña, coronado en 1714 y que era oriundo de Alemania igual que él).

La fulgurante carrera musical de Händel lo llevó a dirigir la prestigiosa ‘Royal Academy of Music’ y recibir múltiples encargos por parte de la monarquía inglesa, entre ellos el componer un himno que sería utilizado en los actos de coronación del rey que relevara a Jorge I.

¿Sabías que el himno de la Champions fue compuesto para celebrar la coronación de reyes y está basado en textos bíblicos?

Dicha composición musical estaba compuesta por cuatro himnos (‘Zadok, the Priest’, ‘My heart is inditing’, The king shall rejoice y ‘Let thy hand be strengthened’) basados en textos bíblicos utilizados por la Iglesia anglicana (Biblia del Rey Jacobo de 1611) y llevaba por título genérico ‘Coronation Anthems’.

Tras el fallecimiento de Jorge I, el 11 de junio de 1727, le sucedió su primogénito, siendo coronado como Jorge II de Gran Bretaña e Irlanda en una fastuosa ceremonia celebrada en la abadía de Westminster el 4 de octubre de aquel mismo año.

En dicha coronación se interpretó la composición de Händel ‘Coronation Anthems’, siendo el primer himno (‘Zadok, the Priest’) uno de los que más admiración causó, hasta tal punto que se decidió que, a partir de aquel momento, en las sucesivas coronaciones de reyes británicos fuese interpretado dicho himno, algo que se ha realizado desde entonces en todas y cada una de las ocho ocasiones en las que se ha coronado un nuevo rey o reina (Jorge III, Jorge IV, Guillermo IV, Victoria I, Eduardo VII, Jorge V, Jorge VI e Isabel II. Hay que tener en cuenta que Eduardo VIII no llegó a ser coronado). La última vez que fue utilizado oficialmente este himno para una coronación fue en la de Isabel II, el 2 de junio de 1953.

¿Sabías que el himno de la Champions fue compuesto para celebrar la coronación de reyes y está basado en textos bíblicos?En 1992 la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA) quiso realizar algunas modificaciones en su competición más famosa: la ‘Copa de Europa’ (entre las que se encontraba el cambio de denominación a ‘Liga de Campeones’ o, como es más habitual llamarla ‘UEFA Champions League’).

Para ello encargó al compositor británico Tony Britten que realizara un himno para la competición y éste en lugar de realizar una composición original presentó una versión modificada y con varios arreglos del ‘Zadok, the Priest’ de Händel, el cual desde entonces se ha convertido en el emblema musical de la Champions League, sonando al inicio de cada encuentro y en los spots publicitarios que anuncian cada partido.

Cabe destacar que, a pesar de tratarse de una composición sacra y dedicada a la coronación de reyes, fue el propio Händel, en el siglo XVIII, quien permitió que su famosa obra Coronation Anthems fuese utilizada y tocada en cualquier tipo de evento o ceremonia, de ahí que no se pusiera ningún impedimento para poner en marcha la versión realizada por Tony Britten.

Aquí debajo os enlazo a dos vídeos en los que podréis escuchar la versión del himno ‘Zadok, the Priest’ compuesto por Georg Friedrich Händel y la versión de Tony Britten para la Champions League.


 

Te puede interesar leer:

 

Fuente de las imágenes: Wikimedia commons (1) / Wikimedia commons (2)

Cuando la Familia Real Británica decidió cambiar su apellido alemán por uno inglés

Cuando la Familia Real Británica decidió cambiar su apellido alemán por uno inglés

Desde que la reina Victoria I del Reino Unido contrajo matrimonio en 1840 con el germano Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha a todos sus descendientes y herederos al trono se les aplicó el título de Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha, sustituyendo al de la Casa Real de Hannover que era el que se había portado hasta entonces desde el siglo XVII.

Pero el título tan solo permaneció en la familia dos generaciones más hasta que, el 17 de julio de 1917, el rey Jorge V, nieto de Victoria I, proclamaba por ley que a partir de aquel instante todos los miembros y descendientes de la Familia Real Británica dejarían de llevar el apellido Sajonia-Coburgo-Gotha y pasarían a pertenecer a la Casa de Windsor, recién creada por él a tal efecto. También sería de obligatorio uso el llevar el apellido Windsor tras el nombre.

El motivo para esa drástica decisión era la profunda enemistad que había con el Imperio Alemán a causa de la Primera Guerra Mundial. A pesar de que era primo del Kaiser Guillermo II (también nieto de la reina Victoria I) la confrontación entre ambas naciones era irremediable y, en vista de la contundente determinación de Jorge V, parecía irreconciliable.

El nombre de Windsor lo tomó de uno de los castillos que tenían como residencia oficial y que estaba situado en la pequeña población de mismo nombre, en el condado de Berkshire. Así pues, desde entonces todos los miembros de la Familia Real Británica portan como apellido Windsor.

 

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López .
Compra el libro online en Amazon

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Cuando Jorge V tuvo que mandar hacer una corona nueva para poder ser coronado [Anécdota]

Cuando Jorge V tuvo que mandar hacer una corona nueva para poder ser coronado [Anécdota]

El conjunto de tesoros más preciados y valiosos del Reino Unido son las joyas de la Corona británica, una serie de piezas (algunas antiquísimas) de un gran valor que se encuentran custodiadas (y algunas expuestas) en la Torre de Londres.

Varias son las coronas que hay pero llama la atención la llamada ‘Corona Imperial de la India’ que fue mandada hacer por el rey Jorge V en 1911, con motivo de su viaje a Delhi para ser coronado como ‘Emperador de la India’, un título que había recibido un año antes tras ser coronado como ‘Rey del Reino Unido y de sus Dominios de Ultramar’.

Cuando Jorge V tuvo que mandar hacer una corona nueva para poder ser coronado [Anécdota]Desde que el título de Emperador de la India pertenecía a la familia real británica (en 1877 con su abuela Victoria II), Jorge V era el primero que viajaba hasta la India con motivo de su coronación, pero en el momento de organizar el viaje y actos de coronación (conocidos como ‘Delhi Durbar’) se dieron cuenta que había un pequeño problema: para ser coronado emperador se necesitaba una corona pero una antiquísima ley británica dictaba que estaba terminantemente prohibido que cualquier pieza perteneciente a la colección de las joyas de la Corona pudiese abandonar suelo británico.

Por tal motivo se tuvo que encargar a los joyeros Garrard & Co que realizasen una nueva corona para tal celebración.

La Corona Imperial de la India tuvo un coste de 60.000 libras esterlinas (al cambio actual alcanzaría los seis millones), tenía un peso de 965 gramos y estaba realizada con oro, esmeraldas, zafiros, rubíes y seis mil cien diamantes.

Para la reina consorte, María de Teck, también se realizó una tiara (Tiara del Durbar de Delhi) de oro, platino y diamantes.

Los actos de celebración del Delhi Durbar, al que acudieron más de medio millón de personas, tuvieron lugar entre el 7 y el 16 de diciembre de 1911, realizándose el acto solemne de coronación el 12 de diciembre.

Bajo estas líneas podéis visionar un fragmento de la película ‘With Our King and Queen Through India’ durante el evento.

Quizás te interese leer: Un puñado de curiosas anécdotas de Reyes y Reinas

 

 

Fuentes de las imágenes: Pietro & Silvia (Flikr) / Wikimedia commons

¿Por qué las cabinas telefónicas de Londres son rojas?

Cuando viajamos a Londres una de las primeras cosas que hacemos es fotografiarnos junto a una de las típicas cabinas telefónicas de color rojo que podemos encontrarnos repartidas por toda la ciudad.

Al tratarse de uno de los iconos más populares de la ciudad, el cual se considera y forma parte del patrimonio británico, se sigue manteniendo un gran número de cabinas telefónicas instaladas por todo el país, a pesar de que hoy en día la tendencia es que vayan desapareciendo este tipo de habitáculos, tal y como ocurre en la mayoría de ciudades del planeta.

Pero no siempre las cabinas telefónicas londinenses han tenido el mismo diseño ni color. A partir de 1912 la Oficina General de Correos empezó a hacerse cargo del  servicio de telefonía del país, por lo que tenía  colocados en las dependencias y oficinas postales los correspondientes teléfonos  públicos y sus centralitas.

Para dar una mayor cobertura dentro de toda Gran Bretaña, en 1920, se decidió instalar un millar de quioscos (como son llamadas popularmente allí las cabinas) repartidos por un buen número de poblaciones del país. La mayoría de ellas en zonas rurales, donde el servicio de Correos no podía permitirse mantener abierta una oficina.

El diseño de estas primeras cabinas telefónicas, conocidas como K1 (quiosco 1), distaban mucho de tal y como son las conocemos en la actualidad, tanto en la forma como en su color: blancas y con la puerta y ventanas pitadas en rojo; este último era el color corporativo del servicio postal británico, de ahí que los buzones también sean encarnados.

Todavía se conserva un ejemplar (aún en uso), de ese primer modelo de cabina, que se encuentra instalada en el Mercado Trinity de la ciudad de Kingston upon Hull (Condado de Yorkshire).

No fue hasta 1924 en el que aparecieron las cabinas totalmente pintadas de rojo (K2) y con un diseño diferente a las anteriores, pues . Fue realizada por el arquitecto Sir Giles Gilbert Scott, quien ganó un concurso en el que se buscaba un estilo de quiosco telefónico mucho más acorde con la idiosincrasia británica.

 Varios modelos se crearon a partir del K2, variando entre el blanco de la primera y el rojo de la segunda, hasta que en 1935, y con motivo de la celebración del Jubileo en el vigesimoquinto aniversario de la coronación del rey George V, se le volvió a encargar la realización de un nuevo modelo y diseño a Sir Giles Gilbert Scott.

La nueva cabinafue bautizada como K6, convirtiéndose en la que más fama y popularidad ha alcanzado y de la que se realizaron miles de quioscos que fueron distribuidos por toda Gran Bretaña y algunas colonias pertenecientes a la Commonwealth. Cabe destacar que el monarca falleció el 20 de enero de 1936, sin llegar a verlos instalados.

Con el tiempo, en los modelos posteriores, además de cumplir su función como cabina telefónica estos quioscos se convirtieron en pequeñas oficinas de correo y en las se podía depositar las cartas o comprar los sellos en máquinas expendedoras que ya venían incorporadas al habitáculo. Finalmente se pensó en la uniformidad de este tipo de lugares optando por un único color: el rojo, tan característico en el servicio postal del país y al ser frecuentemente  asociado con la urgencia y premura en las comunicaciones.

A pesar de los intentos de modernización del diseño y la posterior aparición de las compañías de telefonía privada (que colocaron sus propias cabinas) las K6 se convirtieron, sin lugar a dudas, en las preferidas de los británicos y de todo aquel que ha viajado en alguna ocasión a Londres.

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón:  http://amzn.to/2DYgchl

 

 

 

Fuentes de consulta: the-telephone-box.co.uk / redtelephonebox
Fuentes de las imágenes: the-telephone-box.co.uk K1the-telephone-box.co.uk K6Wikimedia commons

¿Cuál es el origen de los institucionales Mensajes Navideños?

El origen de los institucionales Mensajes Navideños

Al llegar las Navidades los diferentes Presidentes, Primeros Ministros, Reyes, Papas e incluso Dictadores del mundo ofrecen a la población su institucional “Mensaje Navideño”.

Hoy en día se utilizan los múltiples canales multimedia de los que disponemos y nos llegan tanto a través de prensa escrita como por Televisión, Radio o Internet.

Hay varios “orígenes” para “el primer mensaje de Navidad” por parte de un mandatario, pero sobretodo dos son los que más se disputan esa “paternidad”.

Por un lado nos encontramos con que el primer mensaje de navidad fue el que dio el Rey Jorge V del Reino Unido a través de la “BBC Imperial Service” en las navidades de 1932 y en él se dirigió a “hombres y mujeres que están tan aislados por la nieve y por los desiertos, que sólo los pueden alcanzar las voces por el aire”.

Escucha el discurso clicando AQUÍ

Los norteamericanos se empeñan en otorgar tal mérito a Franklin Delano Roosevelt  que en su primer año en la Casa Blanca, 1933, como Presidente de los Estado Unidos dio un discurso radiofónico en Navidad.

Fue en 1939, en plena Segunda Guerra Mundial y esta vez si a cargo del Presidente Roosevelt, cuando llegó el primer mensaje navideño a través de la televisión. Este mensaje no era más que un simple instrumento de propaganda gubernamental que logró ser muy efectiva, tanto que en poco tiempo otros mandatarios de la época, como Churchill o Hitler, lo copiaron.

También hay que anotar que el primer Presidente de los EE.UU. en felicitar las navidades mediante tarjetas de felicitación fue Roosevelt, aunque la primera mandataria del mundo que lo hizo fue la Reina Victoria I del Reino Unido en 1893.

 

Lee y descubre en este blog otras Curiosidades Navideñas

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)

 
Fuentes de consulta: BBC / El Mundo / Wikipedia