Nueve autores que son presente y futuro de la novela histórica épica en español

Fotograma de la película Gladiator.

La novela histórica épica es, desde los inicios del género, quizá la más popular y exitosa variante de esta narrativa. Copada desde hace décadas por autores foráneos -mayoritariamente anglosajones- España vive un momento espectacular en cantidad y calidad de autores que cultivan este tipo de ficción. Los amantes de las grandes aventuras, de las batallas campales, de los grandes duelos, son los reyes hoy en XX Siglos.

Tras unos buenos y aún exitosos pioneros como Eslava Galán, Pérez-Reverte, Posteguillo, Negrete (sobre todo con su mayúscula Salamina) o León Arsenal, actualmente conviviendo con ellos hay un grupo de autores, quizá menos conocidos, o de carreras más recientes, que están destinados a ser presente y futuro de esta parte de género centradas en las grandes aventuras, las batallas y las emociones.

Voy a repasar con vosotros los autores que, para mí, ya están manteniendo la épica histórica española en un momento brillante, y en los jóvenes recién llegados que lo harán aún más en los próximos años. Cada uno tiene su estilo: algunos más oscuros, otros más luminosos; que cultivan distintas épocas y miradas, pero los une a todos un tono firme, poderoso y unos recursos narrativos brutales.

Es mi lista de nueve autores – sé que podría haber más, y alguno que se me habrá pasado debería estar-, de los que estoy seguro de su presente y su futuro. Y, sí, no hay ninguna autora… todavía. Porque si estuviéramos hablando de género internacional o de épica fantástica nacional las tendríamos (Aránzazu Serrano o Concha Perea, por ejemplo). En la épica histórica ya hay autoras nacionales apareciendo (y seguramente alguna que no he podido leer aún, como también habrá autores que me hayan pasado desapercibidos) y en muy poco tiempo brillarán con luz propia. Las esperamos y las necesitamos.

Pero ahora agarremos espada y escudo y lancémonos a por nuestros autores épicos…

Sebastián Roa

Roa es un autor de nervio y emociones insólitas, con tramas hábilmente construidas, sólidas, y descripciones que te adentran en la época. Lo ha demostrado hablando de la Edad Media hispánica (especialmente con su sobresaliente trilogía compuesta por La loba de Al Ándalus, El ejército de Dios y Las cadenas del destino) y en la antigüedad clásica con la espléndida Enemigos de Esparta, quizá su novela más redonda hasta la fecha. Sus historias envuelven y enganchan y, manteniendo los registros de la época, entablan diálogos actuales con el lector. Un autor tan brutal como su forma de describir las cargas de caballería o de una falange de hoplitas

[ENTREVISTA | “A lo mejor, los demócratas de hace dos mil quinientos años nos podrían dar alguna lección”

David B. Gil

Es un autor que no siente novelista histórico y que se siente más identificado por el escenario cultural que articula de momento su obra, Japón, pero que tiene dos novelas espléndidas ambientadas en momentos de la historia del país del sol naciente: El guerrero a la sombra del cerezo y Ocho millones de dioses. Cada cual mejor y donde se despliegan más allá de los samuráis unas novelas brillantes, emotivas, que acercan culturas y que demuestran un apabullante repertorio de recursos narrativos y de dominio del sentido de la aventura, de la épica, de la lucha y de lo que se le ponga por delante. Otra muestra de que los novelistas españoles pueden escribir de lo que quieran.

[ENTREVISTA | “Narra una batalla es como el sexo, todos sabemos cómo se hace pero hay que dar algo más”

Pedro Santamaría

Da igual que Santamaría escriba de romanos, espartanos, atenienses o godos, en sus siete novelas (la octava no tardará) este autor santanderino nos ha reglado una colección de personajes redondos, de emociones y de batallas sin mácula. Tiene novelas más redondas que otras, sin duda, pero en general sus ficciones son apuestas seguras. También tiene novelas enormes y originales, que sin renunciar al buen hacer que le ha granjeado éxito y una legión de lectores, van más allá, como El ateniense, su brillante recreación del ateniense Alcíbiades. Si no lo conocéis aún, empezad por la que queráis, que luego ya llegarán las demás.

[ENTREVISTA | Pedro Santamaría: “El ser humano busca modelos y Alcibíades es lo contrario”]

Álber Vázquez

Siempre lo he dicho, a las novelas de Vázquez antes de nada les aplico un adjetivo: intensas. Porque lo son en argumento, en personajes y diálogos, en sensaciones. Te agarra y te lleva a su terreno, y te deja agotado siguiendo a los marinos de Elcano (en su última obra Poniente) o a los dragones de cuera españoles por los agrestes territorios del norte de América del siglo XVIII. Tiene mañas de perro viejo, de oficio y ha sabido recuperar temas que parecían prohibidos: el prewestern hispánico, la historia del galeón San Telmo, los conquistadores de América… Posee una mirada y un estilo tan característico que dan un aroma muy reconocible a sus ficciones.

[ENTREVISTA |Álber Vázquez: “La primera vuelta al mundo de Elcano solo es comparable a la llegada a la Luna”]

José Zoilo Hernández

Solo una trilogía -la protagonizada por el alano Attax- ya han acaparado las miradas de muchos sobre este biólogo canario. Con las tres novelas de Las cenizas de Hispania ha dado un monumental repaso a un territorio casi virgen en la narrativa histórica -el siglo V- y le ha dado un aire épico brutal y brillante, lo ha poblado de personajes e historias que estaban allí, pero a los que ha sabido sacar lustre y traducir para lectores del siglo XXI. Con un estilo y mirada que a ratos recuerda al mejor Bernard Cornwell (al de la trilogía de Arturo, al de la serie de Uthred), Zoilo Hernández ha derribado con ariete las puertas del género.

[FIRMA INVITADA: La fascinante Hispania tardorromana]

José Manuel Aparicio

Dos únicas novelas y las dos con premio. Con Banderizos, logró el premio Ciudad de Úbeda con una brutal recreación de las guerras entre nobles banderizos del siglo XV, y con Bellum Cantabricum, ambientada en las guerras cántabras del siglo I a. C., ha resultado finalista del premio Edhasa de Narrativas Históricas en 2020. Aparicio es un especialista en recrear batallas memorables, de esas que salpican la sangre y el sudor, de esas en donde los personajes importan y duelen si caen o si son heridos.

[ENTREVISTA | José Manuel Aparicio: “Los banderizos no eran más que criminales con escudo”

Alan Pitronello

Este joven chileno aficando en España, último premio Ciudad de Úbeda, fue una de las revelaciones del 2019. Que alguien tan joven logre con su primera novela lo que ha Pitronello ha parido con La segunda expedición es casi un milagro. Para mí, fue una de las mejores publicadas el año pasado. Una aventura épica y realista, ambientado en los primeros tiempos de la conquista de América, con grandes personajes reales y ficticios y un retrato espléndido de aquel complejo momento histórico. Épica hispana con todas las connotaciones posibles. Los que le hemos leído estamos deseando leer otra suya y comprobar que no fue un espejismo.

[ENTREVISTA | Alan Pitronello: “Los primeros conquistadores no eran ni unos borrachos ni unos malhechores, aunque los hubiera”]

Yeyo Balbás

Con sus dos primeras novelas (Pax Romana y Pan y circo, en Roca Editorial) dio pistas de que podría estar en esta lista, pero con la última El reino imposible (Ediciones B), Balbás ha demostrado su buen hacer. Su novelización de la caída del reino visigodo y la conquista musulmana de la Península Ibérica le hace merecedor de aparecer aquí. Verosimilitud, detalle, buenos personajes y una colosal recreación de la forma de guerrear de la época da un aire muy especial a esa novela, que tendrá continuación.

[ENTREVISTA | Yeyo Balbás: “La conquista islámica posee una gran trascendencia en la historia española y rara vez ha sido tratada en novela”]

Juan Luis Gomar Hoyos

Dos novelas publicadas sobre la guerra del Peloponeso en su haber y ya hay que tener en el radar a este joven autor. En La isla de las sombras y El llanto inconsolable de los cuervos (ambas en Evohé) Gomar Hoyos ha sabido recrear un momento histórico y hacerlo aún más emocionante, llevarlo más allá. Al leerle, descubrimos algo que nos dice que más tarde o más temprano, de continuar así, va llegar lejos.

[ENTREVISTA | Juan Luis Gomar Hoyos: “La batalla de Esfacteria fue el evento “Woodstock 68″ de la Guerra del Peloponeso”]

¿Conocéis a estos autores? ¿Os gustan tanto como a mí? ¿Añadiríais alguno más?

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

5 comentarios

  1. Dice ser kalyonte

    Hay un autor de novela histórica que tiene, como mínimo, el mismo valor literario que los citados, aunque personalmente creo que su obra es superior a algunas de las aquí referidas. Se trata de José Vicente Alfaro , quien con novelas como La esperanza del Tíbet, Bajo el cielo de los celtas, El laberinto del hindú, El último anasazi, El llanto de la Isla de Pascua, El misionero de Nueva Guinea, La fragilidad del crisantemo, El sueño de Creta…, calificadas como “novelas con alma” y traducidas a varios idiomas, nos acerca a diversas culturas y nos hace partícipes de la esencia de cada una de ellas. Creo que, por méritos propios, este autor y su obra bien podrían estar incluidos en la relación de autores que son presente y futuro de la novela histórica en español. Las críticas recibidas por cada una de sus novelas así parecen certificarlo.

    05 mayo 2020 | 15:57

  2. Dice ser Bizantino

    Recomiendo a Salvador Felip

    05 mayo 2020 | 18:30

  3. Gladiator es Espartaco en color

    05 mayo 2020 | 18:40

  4. Dice ser Vic Echegoyen

    Nueve nombres.
    Ni una mujer.
    No hay más preguntas, Señoría.

    07 mayo 2020 | 14:22

  5. Dice ser Chic Evegoyen

    Menos llorar y más escribir con garra. Gánate el puesto dejando sangre en las páginas, no reclamando cuotas.

    07 mayo 2020 | 19:06

Los comentarios están cerrados.