BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

David B. Gil: “En una novela histórica lo difícil no es conocer las grandes batallas, sino saber qué servían en una posada”

El escritor David B. Gil (Foto cedida por el autor)

Finalista del premio Fernando Lara de novela, única obra autopublicada ganadora de un premio Hislibris de novela histórica, novela histórica más vendida y mejor valorada en Amazon España… Antes de asaltar el éxito editorial con el tecno thriller Hijos del dios binario (Suma de Letras, 2016), David B. Gil (Cádiz, 1979) ya había acariciado, trabajadamente, las mieles de olimpo literario con su primera novela, El guerrero a la sombra del cerezo, que ahora, -por fin- aparece publicada en papel y en un gran sello (Suma). “Espero no ser uno de esos autores que arrancan con una novela buenísima y luego se desinflan”, confiesa. El temor está ahí, pero también la sinceridad: “Sé no que volveré a escribir una novela con la que tenga una relación tan intensa y prolongada que con El guerrero…”.

Y es que no debería ser difícil que esta novela de samuráis, venganzas y médicos en el Japón del siglo XVI se convierta en una de las grandes sorpresas del año. Hay, eso sí que romper algunas resistencias. “Muchos editores y agentes me decían que les gustaba la novela pero que era una temática inusual para el mercado español, y más para un autor desconocido”, rememora los difíciles comienzos. Ninguno de los éxitos de esta novela -premios, ventas en autopublicación- la llevó al papel que tanto deseaba el autor. El empujón se lo dio su anteriormente mencionada segunda novela en la que admite que decidió “jugar según las reglas del juego de la industria editorial: estaba de moda el thriller, pues les di un thriller pero con mi toque“.

“Tenían razón”, explica David sobre aquellos editores y agentes, “El guerrero a la sombra del cerezo no es la típica novela de Japón escrita en Occidente que utiliza el sorprendido punto de vista del personaje occidental: es una novela 100% japonesa, con personajes y mentalidad japonesa…” “El Japón feudal es un escenario literario de primer nivel”, sentencia David B. Gil “y yo lo quería aprovechar, aunque narrativamente la novela entronque con la tradición de novelas de aventuras e históricas occidentales como El conde de Montecristo, El Médico o Shogun“.

Me hace gracia que cite esas tres novelas porque pueden verse elementos, sobre todo de las dos primeras, en su novela, sobre todo de las dos primeras. El asiente, “no era buscado, pero al terminar ves como las lecturas que te han fascinado se han colado”. “Quería hacer una novela sobre la venganza, pero no en el sentido occidental: Japón es una de las pocas sociedades del mundo que tenía regulado el derecho a la venganza como una obligación. En occidente se trata como un deseo nacido del odio, del sentimiento de reparación”, explica el leit motiv de su novela: “Me atraía la idea de que el ejecutor de una venganza estuviera obligado por su educación y no por el puro sentimiento”.

Además la ambientó a comienzo del periodo Edo porque “necesitaba un momento de transición, entre una época de guerras continuas a un orden establecido. Y además, estaba llegando a Japón la tecnología europea, como la medicina”.

¿Qué resultó lo más difícil? “Captar las mentalidades de los personajes y el costumbrismo”, responde, “lo difícil no es conocer las grandes batallas, es saber qué servían de comer en una posada”. No le pregunto por lo samuráis porque el mismo, en este blog, ya nos contó su concepción de estos icónicos personajes.

¿De dónde viene la pasión por la cultura japonesa a un autor gaditano treinteañero? “En la adolescencia”, recuerda, “empiezo a leer, como todos, con El señor de los anillos de Tolkien, pero en un momento dado cayó en mis manos un ejemplar de Musashi, la trilogía de Eji Yosikawa, que editaba en los 80 o 90 Martínez Roca. Y me fascinó. Busqué más de ese autor, luego salté a otros, al manga… vi películas de Kurosawa,  todo lo que había traducido en aquel tiempo, que ni de broma era tanto como ahora”, responde.

“A lo largo de los años creces con estas referencias culturales y las haces propias”, explica. “En el pasado, los referentes de un escritor eran sus inmediatos, pero ya no. Hoy, ya puedes elegir cuáles quieres que sean tus referentes y tus acervos culturales. Y con Internet, aún más”, asegura. “Así que escribir novelas ambientadas en el Japón feudal no era para mi algo externo, lo llevo leyendo y viendo desde chaval”.

Se sabe B. Gil un extraño -“me siento un intruso cuando voy a reuniones y festivales de novela histórica, allí son todos unos expertos, pero yo soy un lector de temática japonesa”- y un pionero en su temática -“en España hay pocos autores que escriban historias japonesas así: Carlos Bassas, Sergio Vega y yo, poco más”-. Pero tiene fe en el futuro de su tema: “el japonismo está creciendo en España. Este año hubo un 50% más de turistas españoles que viajaron a Japón. Esto no es Francia donde lo japonés apasiona, pero cada vez hay más interés por ello, con Murakami, la gastronomía, etc”.

Le pregunto, para terminar, qué será lo próximo y, resulta obvio después de la entrevista, volverá Japón. “Será una novela histórica ambientada en el Japón de las misiones jesuitas” (asunto sobre el que también ya escribió en XX Siglos), dice y apostilla que la empezó antes de que Scorssese anunciara su adaptación de Silencio. “No tiene nada que ver ni con esa película ni con la novela: va a ser una novela de investigación y detectives”.

Y así vamos terminando esta charla con este ‘rebelde’ del panorama español que ha sabido jugar con las reglas del mundo editorial y llevarlas a su terreno, porque como él mismo dice en un momento: “He escrito una novela japonesa siendo español y la he conseguido publicar, ¡si eso no es rebeldía!”.

Nota: David acaba de publicar en el sello digital de PRH Flash Relatos un relato corto que funciona como un spin-off de esta novela: Shokunin.

¿Habéis leído algo de David B. Gil? ¿Qué os ha parecido?

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

2 comentarios

  1. Dice ser EDUARD

    ¿Has viajado a Japón?

    26 Junio 2017 | 09:49

  2. Dice ser Ana

    Me ha encantado la entrevista. En cuanto al autor entrevistado tengo que decir que he leído sus dos novelas, las dos magníficas y estoy deseando leer la tercera porque desde que leí El guerrero a la sombra del cerezo tiene en mí una ferviente admiradora.

    27 Junio 2017 | 13:43

Los comentarios están cerrados.