Entradas etiquetadas como ‘crecimiento’

Primer cumplemés

Hoy, casi a medianoche, Julia cumplirá su primer mes de vida. El primero de una serie de meses en los que los bebés evolucionan a una velocidad de vértigo. Un proceso precioso que observar y en el que participar.

El otro día estuve revisando las fotos del peque y comprobé como a los dos meses ya se reía, a los tres jugaba con un pañuelo… Confieso que había olvidado el momento exacto en que hizo cada pequeño adelanto. Y me sorprendió lo pronto que dejó de ser un tierno recién nacido.

Cada vez que desarrollaba una nueva habilidad mi santo decía que había descubierto un nuevo superpoder. Y como todos los superhéroes tenía que practicar mucho para perfeccionarlo.

Con Jaime, hace dos años y medio, me acostumbré a visitar Babysytio.com. Allí tienen un desplegable con el que seguir la evolución del bebé mes a mes durante su primer año para saber qué podía esperar. Sabiendo, eso sí, que cada bebé tiene su ritmo y son pautas generales.

Hoy he vuelto a visitar esa página en honor a Julia. Os dejo un pequeño fragmento de esa pieza que es mucho más extensa y podéis consultar aquí. Y aquí explican cómo estimular a un bebé de esa edad.

En esta etapa el bebé comienza a explorar su cuerpo y lo hace primero con sus extremidades, que es lo que más puede ver. Cuando nació no tenía idea que era qué en su cuerpo, pero desde ahora comienza a entenderlo. Puedes ayudarlo a que realice esta aventura si le sostienes su brazos sobre su cabeza para que pueda verlos y jugar también con sus pies mientras le explicas que son y le cantas. Seguramente no te va a entender, pero le encantará.

En este mes tu bebé comienza a emitir hermosos arrullos y gorjeos que indican el inicio de lo que será su lenguaje. Cada vez que lo escuches repítelos y háblale dulcemente mientras lo miras a los ojos.

Algunos bebés inclusive pueden reír y canturrear en este mes.

Desde el momento en que nació tu bebé reconoció que eras su madre, pero ahora en este mes lo expresará y reaccionará de diferentes formas ante ti, su papá o frente a personas extrañas que se le acerquen.

En este mes aprende a seguir objetos con su mirada ya que puede hacer foco correctamente en todo momento. Te puedes dar cuenta de esto si te acercas y miras sus ojos o cuando le estés dando de mamar. Si mueves la cabeza hacia algún costado notarás que te sigue con la mirada.

En esta etapa no tiene dificultad en seguir objetos que se mueven horizontalmente, únicamente le es más difícil seguir los objetos en forma vertical hasta que cumpla los 3 meses.


Las tablas de crecimiento, los famosos percentiles

Ayer acudimos con Julia a un nuevo control de peso. Ya os conté que nació un lunes casi a medianoche pesando 3,860 kilos. Cuando dejamos el hospital el jueves pesaba 3,530. El lunes siguiente, con una semana de vida, había ganado 10 gramos. Ayer, tras otra semana más dedicada a mamar y dormir, ya estaba en 3,950. Es decir, ha recuperado unos 400 gramos en 8 días y está en el percentil 75.

¿Qué significa eso? Pues que mi pediatra y mi enfermera de pediatría se han quedado tan contentas viendo que evoluciona bien y ya no volveremos a vernos hasta el control del mes y luego para vacunarla a los dos meses.

El problema es que muchas veces, cuando esa ganancia de peso es más lenta o tarda en producirse, se traduce en médicos prescribiendo la ayuda de biberones, madres angustiadas y/o familiares presionando para dar complementos a “ese bebé tan pequeño que seguro que está pasando hambre”.

Muchas madres recientes pasan de temer a la báscula del ginecólogo o la matrona cuando están embarazadas a temer a la báscula del pediatra.

Es muy necesario un control de peso, no digo que no, pero esa báscula ha contribuido a cargarse mucha lactancia materna.

Y luego está el tema del percentil: tan normal es estar en el 2 como en el 98. El niño que está en el 2 significa que de 100 niños normales y sanos, 98 pesarán más que él. Y el que está en el 98 es difícil que encuentre otro niño más pesado que él.

No es mejor una cosa que otra. Aunque me hace gracias como algunos padres y abuelos parecen competir por tener el percentil mayor. Los hay que parecen preferir niño grande, ande o no ande.

Además hay otro asunto: los percentiles que manejan nuestros pediatras están elaborados con niños vascos alimentados en su mayoría con biberón.

Antes o después imagino que implantarán las tablas internacionales que la Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró en 2006 con 8.440 niños de Brasil, Ghana, India, Noruega, Estados Unidos y Omán.

La OMS ha demostrado que las pautas de crecimiento de los 0 a los 5 años tienen más que ver con la alimentación que con la etnia o los factores genéticos.

Una de las razones por las que suelo recomendar los libros de Carlos González es por lo bien que explica én qué consisten y qué importancia darles a estas tablas de crecimiento.