BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

¿Por qué la opinión pública desconfía de los padres de Diana Quer?

Madre de Diana Quer mostrando la fotografía de su hija desaparecida. Fotografía EFE

Madre de Diana Quer mostrando la fotografía de su hija desaparecida. Fotografía EFE

Desde la misteriosa desaparición de la joven Diana Quer no he dejado de recibir mensajes de lectores del blog, conocidos, y colegas de profesión, que apuntan en una misma dirección: el recelo hacia los padres de Diana tras sus numerosas apariciones en los medios de comunicación. Al contrario de lo que me solicitan estas peticiones, yo no voy a dar mi opinión al respecto (no tengo ningún derecho) y tampoco voy a realizar un pormenorizado análisis de comunicación no verbal de los testimonios de ambos (tampoco tengo derecho a infundir opinión en los demás). Desde una perspectiva psicológica, sí que voy a destacar algunas pautas al respecto que pueden explicar esta desconfianza palpable en el sentir de la calle.

Una cuestión fundamental para definir esta razón es el concepto de: adecuación del afecto. Me explico, en toda situación hay una reacción emocional esperable. No es que ocurra un suceso y haya una sola emoción asociada, puede haber un abanico amplio de posibilidades, por ejemplo, ante la desaparición repentina de un ser querido nuestros cerebros ‘esperan’ ver en los afectados emociones relacionadas con la nostalgia, la desesperación o la tristeza ante la pérdida, pero incluso esta reacción puede ampliarse a otras emociones que pudieran parecer contrarias a simple vista, todo dependerá del momento en el que se expresen y al hecho al que se refieran.

Para ilustrarlo, pudiera ser esperable también por ejemplo la emoción de ira, asco o desprecio al hablar de los posibles culpables o la injusticia acometida, sin embargo no sería lo que esperaríamos observar al hablar sobre la víctima (un caso muy elocuente de ello lo vimos en el análisis no verbal de los padres de Madeleine McCann). Incluso podríamos llegar a detectar visos de culpa por no haber podido hacer más para evitar la pérdida, o sonrisas al recordar la infancia o la historia personal del desaparecido pero no sería congruente esta emoción de alegría en cualquier otro momento, aquí me viene a la cabeza el caso Asunta y las carcajadas de Rosario Porto que captaron las cámaras indiscretas durante el registro de su casa, importante, tras encontrar a su hija asesinada en el bosque.

Por tanto, vemos cómo, tenemos por un lado una emoción esperada y por otro lado una emoción presentada, a veces éstas no son congruentes entre sí y crean una disonancia en nuestra forma de interpretar los acontecimientos, confusa, sin sentido, nos queda la sensación de que algo no cuadra. Efectivamente, en el caso que nos ocupa hay ciertos patrones de conducta que pueden provocar en nosotros esta percepción de incongruencia emocional, pero esta falta de adecuación del afecto o incluso la ausencia emocional no convierte a nadie en responsable de una desaparición.

Existen multitud de factores que intervienen en el proceso de exteriorización de los sentimientos, por ejemplo, la relación previa con la persona desaparecida: ésta pudiera ser tortuosa y lo vivido en el pasado puede interferir en la filtración de expresiones de índole negativo en el momento presente; el contexto de la desaparición: una separación de los padres de por medio, la retirada de la custodia de la hija menor a la madre, la intervención de la prensa, la opinión pública, datos erróneos, o no, filtrados a los medios, la exposición de la intimidad de la familia, y un largo etcétera, pueden ir minando el ánimo de los padres y transformando su conducta hasta parecer extraña; variables de personalidad: personas más introvertidas o con rasgos de psicoticismo elevados demuestran una mayor dificultad para expresar sus emociones, esto no quiere decir que no lo sientan intensamente o que lo exterioricen pero solo en la intimidad; incluso puede intervenir la fisionomía de un rostro.

En este punto, recuerdo también el caso de Rocío Wanninkhof, y de la primera imputada como culpable del delito, Dolores Vázquez, que llegó a ser juzgada y encarcelada para más tarde demostrarse su inocencia tras la confesión del verdadero asesino. En aquellos años en los que el asunto estuvo muy candente en los medios de comunicación llegué a escuchar a algún ‘experto’ psicólogo/criminólogo decir que Dolores Vázquez debía ser la culpable porque no presentaba emociones congruentes, tenía rasgos psicopáticos muy marcados y “además es que tiene cara de mala”. Ciertamente, fue condenada socialmente por su apariencia fría y actitud enrarecida en sus apariciones públicas.

Pero sí, señores, una persona que conozca a la víctima puede haber tenido una mala relación con ella, un móvil factible para querer que desaparezca del mapa, puede ser psicópata, fría, calculadora, sin emociones, e incluso tener una apariencia desagradable, y con todo ello no ser la culpable de absolutamente nada. La comunicación no verbal puede causar alarmas, puede ser un indicio más para la investigación, puede guiar un interrogatorio, puede esclarecer ciertas incógnitas, pero no puede condenar directamente a nadie de la autoría de un delito. 

 

 

 

 

 

27 comentarios

  1. Dice ser little

    Cada caso es diferente… y la ley habla de presunción de inocencia cosa que sin embargo la gente ignora…

    y haces bien mencionar el caso de Dolores Vazquez el caso de una inocente linchada, apaledada y condenada y que más tarde se demostro que era otro el culpable

    12 septiembre 2016 | 10:38 am

  2. Dice ser Rafael

    No recuerdo la última vez que leí en la prensa, en especial en 20minutos, un artículo de opinión/información tan bueno, bien redactado y sin caer en la búsqueda del morbo o la fácil atracción de lectores en busca de carnaza.

    Estoy totalmente de acuerdo con cada punto y coma de tu entrada.

    12 septiembre 2016 | 11:13 am

  3. Dice ser Carmen

    Echo en falta algo en el artículo: la responsabilidad de los MCM (medios de comunicación de masas). Afirmas que tu objetivo no es infundir opinión pero sí lo es la de los medios que actúan como cristal transparente que deforma la realidad según la ocasión. Como cuarto poder, se invisibiliza y el lector ve directamente a través de ese cristal deforme que presenta la información de manera sesgada, creyéndola cierta. A partir de ahí ya viene todo rodado: la percepción alterada de una realidad.

    Para al final comprobar que nada era como se dijo, como bien señalas con el ejemplo de Dolores Vázquez. Ese es uno de miles de casos. La irresponsabilidad de los medios dice mucho sobre el cristal con el que se mira, no sobre los padres, hermana y desaparecida.

    12 septiembre 2016 | 12:50 pm

  4. Dice ser Dave

    El problema de los medios de comunicación es que les ha dado por comportarse como Policias pensando que pueden entrar donde sea y abordar a quien sea, investigando al margen de la Ley, sacando conclusiones que pueden desviarse de la realidad.

    12 septiembre 2016 | 1:05 pm

  5. Dice ser lector

    Quizá porque los padres han sido los primeros en utilizar a los medios de comunicacion. Y cuando estos han escarbado un poco en la familia, con bastantes problemas, resulta que ya no les conviene y callan o dicen verdades a medias.

    Las contradiciones de la madre son sospechosas. Pasamos de una niña muy casera y muy pegada a su madre, a dos adolescentes con problemas que cuando discutian se iban de casa (parece que frecuentemente). ¿Por que esta vez la madre denunció a las pocas horas si era algo que Diana ha hecho mas veces?

    12 septiembre 2016 | 1:15 pm

  6. Dice ser Josean

    Fácil, porque así ha sido predispuesta por los medios de desinformación.

    12 septiembre 2016 | 2:25 pm

  7. Dice ser KEIKO

    respeto su opinion y es muy valida opinar en estas cosas no se puede hacer porque me dio la gana van muchas emociones vidas prestigio hijos trabajo etc. por delante y por una opinion mal dada mal interpretada eso se va entra las patas .Mejor,calladitos y dejen a los expertos sin embargo le veo la expresion facial a la madre de mucha amargura por el caso este ..la camara no se equivoca . esta sentida segun revelan la mueca en las fotos ..es una opinion rapida tal vez ni sea asi pero yo lo veo asi ..lla demuestra mucha angustia

    12 septiembre 2016 | 2:40 pm

  8. Dice ser Luigi

    Solo dices obviedades.

    12 septiembre 2016 | 2:53 pm

  9. Dice ser lolaza

    por qué repite lo de la supuesta cara de mala de dolores vázquez? la mujer estaría flipando y asombrada por todo lo que le venía encima. así también se forja la opinión pública, transmitiendo la idea uniforme de que una mujer de esas características y expresión es mala y por ser mala es culpable

    12 septiembre 2016 | 3:07 pm

  10. Dice ser Carlos

    En cuanto a lo de opinar o no, en el momento que te expones publicamente es lo normal. Acudes a los medios de comunicacion, pides la colaboracion ciudadana, pero luego no quieres que la gente opine. Es lo de siempre: solo lo que me conviene, el resto es morbo y preguntas que no me apetece contestar. Hay miles de casos de despariciones y no nos enteramos porque la familia no acude a la prensa. ¿Se les presta menos atencion? todo no lo puedes tener….

    12 septiembre 2016 | 3:28 pm

  11. Dice ser Yo

    ¿Por que no dices “padre y madre”? Como es un caso de desaparición, ¿si vale utilizar, unicamente, el masculino genérico?

    12 septiembre 2016 | 4:11 pm

  12. Dice ser tessa

    Yo como madre veo que esta mujer esta desbordada por tanta informacion, que ha salido a la luz de su vida privada, encima le quitan la hija, justo ahora!!
    Cuando ve las camaras no debe saber donde ponerse!!
    Y por cierto los jovenes/ adolescentes y a veces las chicas, mas, por los cambios hormonales dan muchos quebraderos de cabeza ( tengo experiencia propia) y tienes que negociar….hoy si sales, mañana no, la hora de volver…..etc. y mas cuando no hay un padre en casa!!
    En fin, ojala se resuelva bien todo……pero ya son muchos dias, demasiados!!

    12 septiembre 2016 | 4:20 pm

  13. Dice ser RAFA

    Siento ser la voz critica, pero la respuesta a tu pregunta es mas simple que toda la redacción que nos has ofrecido, que aun siendo muy certera en ciertos puntos, no llega a la raíz del asunto. La respuesta es tan clara como decir….. por culpa vuestra, si, por culpa de los medios de información. Y es que os encanta el salseo, y no podéis evitar meteros en la vida mas privada de la gente, y la que mas morbo dé. En el fondo lo entiendo, la investigación es secreta y lo único a lo que podéis aferraros es a la vida de la familia. Con ello, sacáis lo que se diría, los “platos sucios” y con ello llega la desconfianza de la gente hacia la familia. Se puede estar en lo cierto, que haya tenido que ver algo la familia, o no. Pero, para eso esta la policía, para no aferrarse a una hipótesis como ocurre en muchos medios de comunicación.

    12 septiembre 2016 | 6:23 pm

  14. Dice ser Paco

    Me he quedao igual…. Si pero no

    12 septiembre 2016 | 6:30 pm

  15. Dice ser miia

    Yo no desconfío de los padres, es más, creo que es muy cruel que se piense que tienen que ver, si no es cierto, es verdad que ha habido diferentes versiones por parte de la madre, pero pueden ser los nervios y que no oyera a su hija volver a la casa, más bien creo que la desaparición tiene que ver con personas que ella conocía, pero que no son de la familia, tiene mala pinta, aunque espero equivocarme

    12 septiembre 2016 | 7:37 pm

  16. Dice ser Auvazfer

    Los comentarios de los medios los han propiciado los padres, dando la voz de alerta y utilizando los medios constantemente. Además fueron ellos también los que no fueron objetivos en la relación que tenían con la hija y los conflictos con ella. Engañó también la madre con sus manifestaciones respecto a la desaparición de su hija y lo idilica de su relación. Se equivocó el padre atacando a la madre en los medios y dejando entrever sus miserias y sus luchas internas. No es culpa de los medios, ni de las redes, ni de nadie más que de ellos esta forma de discurrir de los hechos. Peró si de algo se beneficiaron todos y que tenga suerte, también la niña, es de que gracias a eso, los medios puestos a disposición, son todos y más que hubiera.

    12 septiembre 2016 | 10:09 pm

  17. Dice ser Auvazfer

    No sé lo que pasó para que la madre llamara a las 8.30 asustada de que su niña, casera, obediente y que nunca había llegado tarde, no apareciera en casa. El perfil de la niña es completamente distinto: relaciones conflictivas, amenazas y ausencias de 3 días, dudosas compañías….Niñas de difícil adolescencia, con padres divorciados mal avenidos. Lo haría para intensificar su búsqueda eso de contar un perfil distinto? Lo mismo hizo el padre… también. Eso es manipulación de las Fuerzas de Seguridad. Es un engaño. Ellos sabrán por qué. Pero engañaron durante los primeros días y los siguientes de su búsqueda. Podrían haber sido otras las estrategias, si supieran que había vuelto a casa y había vuelto a salir… Y no quieren que los medios digamos nada? Pidiendo colaboración y mintiendo? Es muy torticero.

    12 septiembre 2016 | 10:19 pm

  18. Dice ser Deja vu

    Creo que aquellos que critican que “los medios de comunicación influyen en las opiniones de los demás y bla,bla” en los comentarios del blog, no se han enterado mucho de lo que dice este artículo en concreto. Yo por mas que lo he leído no he visto ni intención de influenciar ni de crear una opinión dirigida…es mas, he visto todo lo contrario “pensad por vosotros mismos”, así que para una vez que alguien trata un tema tan delicado y tan fácilmente manipulable para caer en el morbo de una forma tan objetiva y profesional, creo que deberíamos quitarnos el sombrero y reconocer el trabajo bien hecho!!!

    12 septiembre 2016 | 11:03 pm

  19. Dice ser Para RAFA

    A ver, muy bien toooooodo lo que has contado, solo que te has equivocado de blog, eso quizás lo podrías escribir en el de “sálvame deluxe”, pero en ese no veo yo que hagan falta esas reflexiones

    12 septiembre 2016 | 11:08 pm

  20. Dice ser Marga Fernández

    Lo que no acabo de entender es el distinto tratamiento de las desapariciones de personas en función del estatus social de las familias. Parece que deben tener más recursos y seguimiento mediático aquellos de familias acomodadas que los de familias humildes, al margen de las circunstancias concretas.Y se dicen muchas tonterías porque he leido por ahí que la chica estaba con su madre obligatoriamente por decisión judicial, y eso es imposible porque con 18 años podía haberse ido con su padre cuando hubiese querido. De la misma manera que decir que pueda ser voluntaria la desaparición es bastante ridículo, ya que si eso fuera así la policía no podría seguir buscando a un mayor de edad que no quiere ser encontrado. Si se continúa la búsqueda es que los indicios son por desgracia más bien negativos.

    13 septiembre 2016 | 2:16 am

  21. Dice ser David

    Estos días se está hablando sobre desaparecidos de primera y segunda clase dependiendo de los contactos o dinero de los padres. Me podría contestar alguien de 20min porq le estan dando tanto bombo al caso de Diana quer y de los demas no dicen nada?

    13 septiembre 2016 | 6:43 am

  22. Dice ser hi

    Se les ve rarillos, un tanto vulcanianos, yo no sé que decir. Habrá que llamar a Conchita, la del polígrafo del sálvame.

    13 septiembre 2016 | 11:44 pm

  23. Dice ser Maria

    Jamas Nunca he visto la entereza, coherencia, realismo loable coraje (dentro del sufrimiento profundo) que tiene que sentir el Padre y Caballero de la desaparecida joven Diana Quert.

    14 septiembre 2016 | 10:27 pm

  24. Dice ser Maria

    Hola soy Maria.La chica que en mi otro comentario he dicho lo que me transmite el Padre de Diana Quert.Es increible lo que este caso me conmueve a causa de su conducta. De la cual intento aprender de el, desde el primer dia que lo vi y escuche.Lo peor es como he llegado a cono

    14 septiembre 2016 | 10:38 pm

  25. Dice ser Maria

    No se por que no puedo terminar mi comentario. Decia que quiero aprender dicha conducta. Integra y adecuada dentro de la desesperacion. Deseo tanto a el como a su hija pequeña, darles todo mi apoyo animo cariño y ojala pudiera darles abrazos y palabras de puro y sano y realista esperanza.Mil Besitos

    14 septiembre 2016 | 10:47 pm

  26. Dice ser Adela

    A mi personalmente, como madre, me duele decirlo, pero no entiendo la forma de actuar de esta madre. Si tu hija adolescente se va a altas horas de la madrugada, después de volver de fiesta, ¿no te enteras?????. Eso, ¿es normal?. Bajo mi punto de vista resulta bastante extraño. No te preocupa tampoco con quien vuelve a salir????Tampoco sabes como iba vestida?. Al ver por la mañana su cuarto, antes de denunciar, tampoco se dio cuenta de que se había cambiado???. Su hija de 16 años se medica para el estrés, tomándose cantidades que no prescribe su médico y no la vigilas???? Yo siempre estoy del lado de las madres (yo soy madre), pero a esta madre no la entiendo!!!!!

    17 septiembre 2016 | 4:34 pm

  27. Dice ser Adela

    A mi, personalmente, me parece un gran circo mediático. La niña sigue desaparecida y los padres lo normal es que estén angustiados. La madre quiere tener con ella a su hija pequeña, pero cuando sus hijas están con ella, aparece como una madre despreocupada. Que madre que se precie no sabe con quien va su hija de 18 años y duerme tranquilamente mientras se va de casa de madrugada, sin saber con quien va? . Ojalá me equivoque. ……, pero cual es el motivo por el que quiere estar con sus hijas si no se preocupa de su seguridad……..

    17 septiembre 2016 | 5:13 pm

Los comentarios están cerrados.