BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

Caso Madeleine McCann: 9 años y aun no sabías todo

Kate y Guerry McCann, en la presentación en Madrid del libro 'Madeleine'. (Foto: Jorge París)

Kate y Guerry McCann, en la presentación en Madrid del libro ‘Madeleine’. (Foto: Jorge París)

Todos recordarán el caso de la niña británica de tan sólo tres años, Madeleine McCann, que desapareció al sur de Portugal en extrañas circunstancias. Este caso, aún sin resolver, conmovió al mundo entero. Hoy se cumplen 9 años del suceso, por ello, he querido contar con un experto en comunicación no verbal, Robert Lavergne, el cuál ha estudiado con especial ahínco los entresijos psicológicos de la desaparición y posteriores acontecimientos. Y es que ‘por suerte’, los padres de la niña dieron numerosas ruedas de prensa y entrevistas a los medios de comunicación exponiéndose así a un análisis pormenorizado de su conducta.

Sobre este caso podríamos hablar de aspectos inquietantes como el que se encontraran sangre y fluidos en el apartamento de los McCann y que la madre de la pequeña se negó a declarar sobre ello, o que los McCann utilizaran el dinero del fondo destinado a encontrar a Madeleine para pagar la hipoteca de su casa, u otra cuestión muy llamativa, que los padres de Madeleine no participaron físicamente en la búsqueda de su hija, pero vamos a afrontar este caso desde el análisis de comportamiento no verbal.

Mi objetivo en este estudio era corroborar si los McCann mostraban una conducta no verbal típica de alguien que ha sufrido el secuestro inesperado de un ser querido. Para empezar a analizar el caso hay que definir la emoción esperada’ (sentimiento característico que debería suscitar una situación determinada). Es decir, (y siendo algo reduccionista, sin entrar en explicaciones teóricas) si se nos muere un familiar, se espera una reacción de tristeza, al igual que si nuestra hija pequeña desaparece mientras estamos de vacaciones. Además de la emoción esperada, está la emoción presentada, que puede coincidir o no con la emoción esperada. A continuación vamos a ver imágenes de padres que han pasado una situación similar a la familia McCann.

La emoción esperada de la tristeza se codifica facialmente de la siguiente forma según Paul Ekman:

– Elevación de la parte interior de las cejas.

– Bajar las cejas.

– Acentuación del pliegue nasolabial.

– Depresión de las esquinas de los labios.

En cada una de las imágenes que se han mostrado anteriormente se muestra un estado emocional de tristeza. A continuación veremos las expresiones faciales de los padres de Madeleine al hablar de la desaparición de su hija.

Las expresiones faciales de los padres de Madeleine McCann corresponden a un estado emocional de tristeza, pero sólo parcialmente. Esto se debe a que ciertos músculos faciales no pueden ser activados intencionadamente durante la simulación emocional, y los menos sometidos al control son los músculos faciales superiores, tal y como mencionan Ten Brinke, Porter y Baker, 2008.

El análisis del caso es muy extenso y no lo podemos mostrar entero en un solo artículo, por lo que vamos a ver solamente las partes más reveladoras. Una de ellas es la muestra de alegría/burla por parte del padre de Madeleine cuando le preguntan: ¿Cómo os sentís cuando os dicen… definitivamente he visto a Madeleine?

También podemos observar otra muestra de alegría cuando la madre de Madeleine ‘consigue’ sacar una lagrima. Este hecho puede deberse a que fue acusada por la prensa de ser una mujer muy fría, sin sentimientos hacía su hija por no mostrar su llanto en ningún momento. El hecho que llore o no, no es significativo, pero la sonrisa de después, sí.

Por otro lado, la madre de Madeleine, al hablar de su hija no muestra alegría. En su lugar muestra desprecio. En este caso también vemos como la emoción esperada no se corresponde con la emoción presentada.

Pasando a los gestos, llama la atención  el gesto de tocarse la cara, un autoadaptador que muestra nerviosismo. El padre de Madeleine realiza esos contactos consigo mismo cuando le preguntan sobre la desaparición de Madeleine y cuando le preguntan si utilizaban sedantes para hacerla dormir.

Otro gesto que llama mucho la atención es el gesto de negación. No por el simple gesto, si no porque mientras verbalmente dice que han colaborado totalmente con la policía, niega con la cabeza, lo que supone una contradicción entre el lenguaje verbal y el no verbal.

Conclusiones

Esto han sido solo algunas muestras de las decenas de indicadores que apuntan en este mismo sentido a lo largo de mi análisis (hay también otra parte muy interesante de análisis de contenido). Para concluir volveremos al concepto de la emoción esperada y presentada. La respuesta al objetivo que me planteé para el análisis es la siguiente:

– Los padres de Madeleine McCann no manifiestan, a través de su comportamiento no verbal, un estado emocional propio de un individuo que ha sufrido el secuestro inesperado de un ser querido. La emoción presentada no se corresponde con la emoción esperada.

– Kate y Gerry McCann simulan un estado emocional de tristeza, ya que su comportamiento verbal no es congruente con su comportamiento no verbal.

 

 

23 comentarios

  1. Dice ser voyance gratuite

    Estoy muy orgulloso de encontrar usted, su blog es realmente genial! Me gusta su interfaz, y yo también amé el contenido también. Especialmente por lo que continuar!

    03 Mayo 2016 | 10:03 am

  2. Dice ser alberto ruiz

    Desde luego, si a mi me hubiesen raptado de niño, no hubiese querido tener estos padres. Son muy raros.

    03 Mayo 2016 | 10:37 am

  3. Dice ser alberto ruiz

    Desde luego si yo hubiese sido raptado de niño, no me gustaría haber tenido estos padres. Son muy raros

    03 Mayo 2016 | 10:40 am

  4. Dice ser lector

    No soy quien para juzgar a unos padres que han perdido a su hija en estas circunstancias. Ha pasado mucho tiempo, y la policía o/y los juzgados no los han encontrados culpables.

    A dia de hoy, siguen buscando a su hija.

    A mi no me gustaría “cebarme” en unos padres, como ya lo hice en su día, para después, que las fuerzas de seguridad, no los encuentren culpables. Se han vertido ríos y ríos de tinta sobre este caso, y creo que también hay mucho morbo. NO ME HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO. Es de los del tipo que aparecieron en su día, y que me llevaron a “juzgarlos” como culpables, sin que diez años después no se haya acreditado esa verdad judicial.

    03 Mayo 2016 | 11:01 am

  5. Dice ser gru

    Sale muy rentable drogar a tu hija hasta la muerte.

    03 Mayo 2016 | 11:02 am

  6. Dice ser objetiva

    ¿y si realmente hubieran drogado y matado accidentalmente a su hija no deberían estar tristes?

    03 Mayo 2016 | 11:35 am

  7. Dice ser natxomaiden55

    Los perros de la policía portuguesa olieron a cadaver en el maletero de los McCann cuando pasó todo el tema, los perros entrenados no se equivocan. Nada mas que decir.

    03 Mayo 2016 | 11:36 am

  8. Dice ser Para Dice ser Lector

    “Lector” nadie está juzgando a nadie en este artículo, simplemente lo que se exponen son hechos objetivos que se han detectado en el análisis de la conducta de los padres en sus apariciones públicas..

    De hecho nadie te ha pedido tampoco ( y mucho menos los autores de este artículo) que los juzgues por la desaparición de la niña..eso lo haces porque tu quieres…

    03 Mayo 2016 | 11:38 am

  9. Dice ser Yo

    Interesantes incongruencias de unos padres que no deberían tenerlas ante la desaparición de su hija…..

    gran artículo de investigación científica

    03 Mayo 2016 | 11:39 am

  10. Dice ser un impresentable

    ” Ahora que ha pasado suficiente tiempo, sacamos libro y empezamos a sacar la rentabilidad que nos merecemos. ”

    Sinceramente o bien han quedado tocados por la perdida de la niña, el impacto mediático … o son unos grillados que se cargaron a su hija y la misma locura/miedo les hace seguir manteniendo el paripé.

    03 Mayo 2016 | 11:45 am

  11. Dice ser Rafa

    Los perros se volvieron locos en la casa y coche de los padres por el olor a cadaver…Yo pienso que los padres bla bla bla…

    03 Mayo 2016 | 11:50 am

  12. Dice ser Daniel L.

    vendieron a la niña a los satanistas para que le hiciesen lo que quisiesen.
    cuando la policía portuguesa encontró cosas raras les quitaron el caso.
    portugal es zona de masones y de sociedades secretas.
    similar que el caso alcasser, yeremi y el 99 por 100 de los desaparecidos.

    03 Mayo 2016 | 12:08 pm

  13. Dice ser merry

    No sé porq, desde el primer momento, sus padres me padres me parecieron “raros, extraños e inusuales”
    Evidentemente hay algo, una niña no desaparece de su cama porq sí.
    Y todo lo q decían me parecía sin sentido. Tengo entendido q los dos son médicos.
    Q Dios la tenga en su gloria.

    03 Mayo 2016 | 12:24 pm

  14. Dice ser Rafel

    Presentan una imagen muy cuidada. Solo por eso, ya es raro. No se trata de la presentación de su libro o de ir a una fiesta

    03 Mayo 2016 | 1:20 pm

  15. Dice ser Araceli guzmán

    La policía ha tenia la obligación de investigar sobre los líquidos biológicos. De la niña encontrados en el maletero. Fueron lentos e ineptos. Además eso era más que una prueba. No. Es juzgarlos es ser investigadores aptos. Ahora ya es tarde. Estamos en un planeta inseguro

    03 Mayo 2016 | 1:23 pm

  16. Dice ser Tania

    Felicitaciones por tan excelente escrito, puedo decir que es uno de los mejores escritos que han hecho sobre Madeleine McCann y estoy completamente de acuerdo

    03 Mayo 2016 | 2:51 pm

  17. Dice ser Juez y parte

    No creo que nadie tenga claro que paso salvo ellos, y sea de lo que sea, son culpables eso es seguro.

    03 Mayo 2016 | 3:25 pm

  18. Dice ser Tricantino

    este es otro caso parecido al de las niñas de alcasser , todo muy confuso, pruebas que desaparecen o investigador espoliciales “ineptos” al parecer a proposito para ocultar la verdad hay gato encerrao .

    03 Mayo 2016 | 6:39 pm

  19. Dice ser Pepito piscinas

    Otro misterio sin resolver..sea mucho o poco, está claro que los padres esconden algo, nadie desaparece “de repente”…

    03 Mayo 2016 | 7:41 pm

  20. Dice ser Mayra

    Talvez vendieron los organos de la niña a alguien millonario y es de esa persona de donde realmente proviene todo ese dinero que segun ellos aseguran que proviene de “donaciones”……

    03 Mayo 2016 | 8:05 pm

  21. Dice ser amigo de Phamton

    Siempre pensé que esta gente ocultaba algo, que jamas dijeron la verdad

    03 Mayo 2016 | 8:10 pm

  22. Dice ser karlowski

    No he visto en el análisis extenso del artículo algo que me sorprendió en las imágenes de tv, cuando fueron a ver al Papa, la expresión de la madre de Madeleine no corresponde de alguien que va a ver a la máxima autoridad eclesiástica para pedir ayuda, mas bien parece la expresión de alguien que va a pedir perdón por algo que debe quedar en el anonimato. Revisar las imágenes y analizad…por Madeleine

    04 Mayo 2016 | 9:18 am

  23. Dice ser Anabela

    Soy Portuguesa, justo de ahí, Portimáo. Ahí siempre se dijo que fueron los padres. Que por eso pararon los pies a la Policía Portuguesa y se interpuso la embajada inglesa.Por otro lado hablan de que ellos tenían llaves de una capilla cerrada al público… Se las dio el cura…pata que rezara..hay obras de por medio. No deja de ser mi pueblo, todo se sabe.En Portugal no son queridos porque se les vio el plumero.

    05 Mayo 2016 | 12:03 am

Los comentarios están cerrados.