Deportes

Archivo de la categoría ‘FC Barcelona’

Messi decide quedarse en el banquillo y 30 minutos no le sirven para remontar

Leo Messi, en el banquillo del Camp Nou durante el clásico. (EFE)

Leo Messi, en el banquillo del Camp Nou durante el clásico. (EFE)

Leo Messi no jugó de inicio el clásico del Camp Nou. Entró en el minuto 62, pero no estaba en el once del partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey ante el Real Madrid. No estaba por decisión propia. Como adelanté el martes, era la mejor decisión que podía tomar; pero no ha sido de Ernesto Valverde, ni tampoco de los médicos que trataban su contractura. La decisión —estoy convencida— es en exclusiva de Leo Messi. Él es quien decide cuándo parar en función de su estado de forma y la importancia del duelo. En este caso, no estaba al 100% —lo sabía— y el partido, pese a ser un clásico, no era de los más importantes de la temporada —teniendo en cuenta que es una eliminatoria de ida y vuelta—.

Dicho esto. Ahora también tengo que aceptar que su suplencia ha condenado al Barça a un empate que no le va a ser fácil de remontar en campo rival. La vuelta se juega en el Bernabéu y —como sabemos— los goles fuera de casa siempre valen el doble. En esta ocasión, el Real Madrid ha marcado uno, por lo que el Barça, con el 1-1, debería perforar la portería de Keylor Navas al menos una vez y que el Madrid no marque, o meter más que ellos para asegurarse el pase a la final el 27 de febrero (cuando se disputará el partido de vuelta). Es verdad que en ese duelo estará Messi ya recuperado y previsiblemente jugará de inicio, pero tendrá que tener un buen día para lograr invertir el resultado.

Lo más preocupante ahora es el vacío que deja cuando no está. La primera parte fue fatídica para un Barça que no sabía ni tocar, ni mantener el balón, ni mucho menos ocasionar peligro en el área de Keylor Navas. El último partido que enfrentó a Barça y Real Madrid (quitando el de hoy) fue en Liga. Tampoco estaba el máximo goleador de lo que va de temporada, pero los culés lograron ganar en casa 5-1 gracias a un hatt-trick de Suárez, otro gol de Coutinho y otro de Vidal. No estaba Messi, pero aparecieron sus compañeros e hicieron que su ausencia no se notara. Esta vez no ha sido así.

La sombra del argentino y la sorpresa de que no jugara ha pasado factura al equipo de Valverde. Messi tuvo que salir en la segunda mitad para intentar sofocar a un Barça que mejoró en los últimos 30 minutos. Un tiempo que no bastó.  Ahora —si quiere la Copa— tendrá que emular el duelo de cuartos ante el Sevilla y remontar. Es verdad que menos diferencia, pero no queda otra para llegar al Villamarín.

Messi y su lesión: dos clásicos valen más que uno

Messi se lesiona ante el Valencia en el Camp Nou. (FC BARCELONA)

Messi se lesiona ante el Valencia en el Camp Nou. (FC BARCELONA)

El Barça y el Real Madrid se van a enfrentar tres veces en poco menos de un mes: la ida de Copa del Rey en el Camp Nou (este miércoles), la vuelta de esa misma competición en el Bernabeu (el día 27 de este mes) y el clásico de la segunda vuelta de la Liga, también en Chamartín (2 de marzo). La incógnita llega cuando hablamos del once que va a jugar esos tres partidos. Y sobre todo si en todos estará Leo Messi.

Una contractura sufrida el pasado fin de semana frente al Valencia podría hacer que el astro argentino se pierda el primer clásico del año. Ahí está el quid de la cuestión: ¿arriesgará y jugará, o descansará y confiará en sus compañeros? Está claro que la decisión está en su mano. No en la de Valverde y me atrevería a decir que tampoco en la de los médicos. Si Messi cree que es importante jugar y se ve preparado (aunque no sea al 100%) para ello, tened claro que jugará. Otra cosa es si debería hacerlo pese a que su presencia es decisiva sobre el campo.

Ahí ya cada uno tiene su opinión. En este caso, la mía es clara: dos clásicos valen más que uno. Es decir, el menos importante de los tres es el de este miércoles justo para el que Messi está renqueante. Es el partido en el que el Barça se juega menos: habrá duelo de vuelta y, aunque el resultado sea desfavorable, se puede remontar (demostrado quedó ante el Sevilla). Por ello, no es estrictamente necesaria su presencia en el Camp Nou.

Además, si juega, su lesión podría ir a más. Los otros dos encuentros son decisivos: el de vuelta de Copa para jugar la final y luchar por el título y el de Liga para mantener el colchón que separa a los culés de su eterno rival, que casi les daría la Liga. Por tanto, que descanse y se prepare, que justo después vienen también las fases más decisivas de Champions, la gran prioridad (y obsesión) del Barça.

Aquí el vídeo del momento de la lesión:

La mayoría de los culés están de acuerdo con Piqué: la Copa no es una prioridad

Gerard Piqué, en un partido con el Barça. (EFE)

Gerard Piqué, en un partido con el Barça. (EFE)

Ya lo dijo Carles Puyol el pasado mes de mayo, cuando el Real Madrid ganó su cuarta Champions en cinco años. El Barça tiene que “priorizar” si quiere ponerse al nivel europeo de los blancos. Es difícil, pero no imposible. Por lo que Ernesto Valverde tiene que dosificar a sus jugadores (sobre todo a Leo Messi) e, incluso, si es necesario, elegir qué competiciones disputar al máximo nivel. En caso de que eso se de, está claro que la Copa del Rey es el torneo ‘menor’, por detrás de la Liga y el título continental.

Y lo dijo ayer también Gerard Piqué después de caer ante el Sevilla en el Pizjuán (2-0): “Si remontamos bien, si no otra vez será“. Y este pensamiento lo tienen la mayoría de los culés. Porque está claro que (por unas cosas o por otras) los aficionados al fútbol hemos asumido eso de que la Copa no es una prioridad. Ya sea por el torneo en sí, que podría considerarse ‘más fácil’ o ‘menos sacrificado’ que Liga y Champions, o simplemente por que la presión mediática nos ha metido eso en la cabeza.

Está claro que es mucho mejor ganarlo todo, lo perfecto sería un triplete (o sextete). Algo que el Barça ya ha conseguido y, precisamente por ello, tendría que volver a intentar lograrlo. Pero en caso de que no haya opciones, que los jugadores estén KO, que el equipo no pase un mala racha… (cosa que ahora no pasa, todo sea dicho) sería lógico que, tanto jugadores como aficionados, prefieran ganar Liga y Champions —o solo una de las anteriores— que la Copa.

No solo le ocurre al Barça, también al Real Madrid, Atlético… Cuando un equipo que opta a todo gana exclusivamente esta competición en una temporada se habla de “fracaso”. Esto no pasa si se gana la Champions o la Liga.

Con esto no quiero decir que los azulgranas hagan bien en ‘tirar’ la Copa, más bien todo lo contrario: un club que puede conseguir los títulos que se proponga, sobre todo con los muchos fichajes que está haciendo y la pasta que se está gastando en ellos, no puede rendirse nunca en una competición, ya sea continental, nacional o regional. Pero su obsesión por la Champions los lleva al punto en el que estamos: con un pie y medio fuera.

Las frases y los mensajes en los que Boateng desprecia al Barça y a Leo Messi

Muchos han sido los futbolistas que acaban fichando por un club cuando años, meses e incluso días antes negaban querer jugar en sus filas. Es más, algunos de ellos afirmaban preferir a sus eternos rivales antes que al club por el que después ficharon. Y es que a veces el dinero puede más que el sentimiento. Es ‘chaqueterismo‘. Un claro ejemplo de ellos es Kevin-Prince Boateng, el nuevo fichaje (cedido hasta final de temporada) del Barça.

Hace algo menos de dos años, el futbolista alemán y ghanés, que por aquel entonces jugaba para el Eintracht Frankfurt de la Bundesliga, dijo que preferiría jugar en el Real Madrid que en el Barça. E incluso se atrevió a afirmar que prefería que el Real Madrid ganara el clásico que días después ganó el Barcelona de Luis Enrique en el Bernabeu (2-3).

Lo hizo en una entrevista previa a dicho partido. Pero no fue la única vez que Boateng mostró su preferencia por el Real Madrid y por Cristiano Ronaldo, al que considera el mejor jugador de Europa, siempre por encima de Leo Messi. El mensaje más reciente que publicó a favor del galo (y, como consecuencia, en detrimento del argentino) fue el pasado 15 de junio. Tan solo siete meses antes de terminar vestido de azulgrana y con Messi de compañero (y líder).

Un año antes, el 13 de agosto de 2017, día en el que se jugó otro clásico entre el Barça y el Real Madrid, esta vez en el Camp Nou, el ghanés se quejó de un penalti pitado a favor del Barça de Keylor Navas sobre Luis Suárez. Y luego celebró eufórico el gol de Cristiano que deshizo el empate y puso por delante al Real Madrid. Incluso llegó a preguntarse si el Barça “extrañaba a Neymar” cuando acabó el partido.

Pero no fue el único. Años antes ya se había mostrado fan de CR. Incluso pidió, antes de la gala del Balón de Oro de enero de 2013, que premiaba al mejor jugador del año 2012, que lo ganara Cristiano.

Eso sí, no tuvo suerte y finalmente se lo llevó Leo Messi, quedando el luso en segundo lugar por encima de Andrés Iniesta. Un Iniesta al que Boateng también tiene aprecio.

Boateng, en una entrevista en abril de 2017.

Boateng, en una entrevista en abril de 2017.

La impunidad de Luis Suárez (y del Barça) que ni el VAR frena

Luis Suárez y Messi

Luis Suárez y Messi (EFE).

La indignación con el gol de Luis Suárez no viene de la jugada en sí, viene del hartazgo por la acumulación de ‘casualidades’, de que la moneda siempre caiga del mismo lado. De que el uruguayo no haya sido expulsado ni una sola vez desde que llegó a la Liga española. Molesta la impunidad absoluta, básicamente. Igual que Mascherano se fue de la Liga española sin que se le pitara ni un solo penalti, Suárez lo hará sin una sola roja.

La llegada del VAR ha traído varias cosas positivas, y una de ellas es que la excusa de que “es que fue una jugada muy rápida”, ya no vale. La nueva es la de “los grises”, jugadas en las que puede haber varias interpretaciones. Siempre hay coartadas para los errores clamorosos de los árbitros. También para las jugadas dudosas, y estas siempre caen curiosamente del mismo lado, del azulgrana. Bueno, siempre no. Cuando Lenglet fue expulsado por un codazo tras intervención de la tecnología, se montó tal follón mediático, que ni una sola vez más se ha atrevido el VAR a volver a señalar algo en contra del Barça.

La jugada de Suárez y Cuéllar es de las que me parece normal que el árbitro no vea bien sobre el campo. Una jugada rapidísima, confusa, casi imposible de ver por el árbitro en un primer vistazo. Pero ahora tenemos VAR. Si la jugada se analizaba tranquilamente, con varias repeticiones, y con expertos estudiándola, no debía haber problemas en verla. Para ser claros, si ese gol lo mete, por ejemplo, Ángel el del Getafe al Betis, el gol hubiera sido anulado y el delantero se hubiera llevado la correspondiente amarilla.

Pero no hay peor ciego que el que no quiere ver, y anular ayer ese gol a Suárez, con empate en el marcador y pocos minutos por jugarse, hubiera supuesto un terremoto mediático… con el Barça ‘perjudicado’. Y cuando no se quiere ver una jugada, no se ve. El que no quiere ver falta clara del uruguayo, no la ve. Y el que no quiere ver que Rulli arrolla a Vinícius, pues tampoco lo ve. “Todo ok, José Luis”. Qué mal está el Madrid, a 10 puntos del Barça eh. Y todos contentos.

PD: La jugada de Suárez será considerada como un acierto del VAR. Le pregunté directamente la semana pasada a Velasco Carballo por jugadas así, y su respuesta fue que cuando ni entre ellos (los exárbitros) se ponen de acuerdo, se considera un acierto. Normal que así tenga un 96% de efectividad el VAR, según su propio estudio.

El papelón de la RFEF: ¿Y si el Barcelona gana ahora la Copa del Rey?

Messi, este jueves ante el Levante (EFE).

Lo sospechaba ya este jueves mi compañera Noelia Pérez. El Barça se va de rositas. La alineación indebida de Chumi en el partido de ida de octavos ante el Levante queda impune porque la denuncia se hizo fuera de plazo.

Así las cosas, el Barcelona sigue adelante tras haber cometido una infracción. ¿Qué pasará si el equipo azulgrana acaba ganando el torneo? (como, por otro lado, ha ocurrido en los últimas cuatro temporadas). Evidentemente, la ley es la ley y no se podrá objetar nada de manera legal al posible triunfo barcelonista, pero moralmente, sería todo un papelón para la RFEF: el equipo que alza el título cometió una alineación indebida.

Como bien dice mi amigo Daniel Fernández de Lis, abogado, es la RFEF la que debía entrar de oficio y vigilar estos hechos.

Independientemente de ello, este precedente debería obligar a los clubes a extremar la atención ante futuros deslices de los equipos, porque acabamos de comprobar que el tiempo de reacción es fundamental.

Y ahora, a ver qué nos depara el fútbol.

 

La ignorancia del Levante salvará (previsiblemente) al Barça

Chumi, jugador del Barça B. (FCB)

Chumi, jugador del Barça B. (FCB)

El Levante denunciará, pero quizá ya no será suficiente. Una alineación indebida que hizo saltar todas las altertas este jueves podría haber clasificado al equipo de Paco López para cuartos de la Copa del Rey, pese a perder la eliminatoria ante el Barça (4-2). Y es que el KO podría haber sido para el Barça, pero anticipado. No obstante, el tiempo es el mejor aliado ahora de los azulgranas. Y también la ignorancia del Levante.

Hasta que lo ha hecho público el diario El Mundo este jueves, el Levante no se ha dado cuenta de que Valverde convocó y puso a Chumi (Juan Brandáriz, jugador del filial) en el partido de la ida pese a que no podía. Según el reglamento, el jugador (sancionado con el Barça B al acumular cinco tarjetas amarillas) no debería haber jugado:

Cuando se trate de futbolistas que pudieran ser reglamentariamente alineados en otros equipos de la cadena del principal o en alguno de los equipos de un club patrocinador, el futbolista sancionado no podrá intervenir en ninguno de estos equipos o clubes, hasta que transcurra, en la categoría en la que se cometió dicha infracción, el número de jornadas a que haga méritos la sanción

Quieren denunciarlo este viernes, fuera de tiempo, una semana después, porque no tenían constancia de ello. Pero los plazos juegan en su contra. El equipo levantino tenía un plazo de 48 horas (hasta el viernes) para denunciar ante la RFEF que había alineación indebida y no lo hizo. Algo que salvará previsiblemente a los azulgranas. Tanto que, según ha podido saber Marca, “la Federación considera que no hay caso porque no ha habido denuncia alguna”. Y, cuando la haya, el Comité de Competición la estudiaría de forma urgente.

Veremos a ver qué pasa…

¿Es la Messidependencia el mayor problema del Barça?

Leo Messi en un partido con el Barça. EFE

Leo Messi en un partido con el Barça. EFE

Parece que todos los problemas del Barça se solucionan cuando Leo Messi está sobre el campo y cuando tiene un buen día (casi siempre). Es el jugador más determinante del club azulgrana. Encabeza la clasificación de tiros, goles y asistencias de La Liga, y sus ausencias, aunque sean pocas y en partidos no demasiado trascendentales, se notan. Solo hay que ver la ida de los octavos de la Copa del Rey ante el Levante de este jueves. No estaba Messi y un Barça que lleva una temporada casi impecable se deshinchó. Esto deja constancia de la dependencia que el club que dirige Ernesto Valverde tiene del crack.

Entonces, ¿Es la Messidependencia el mayor problema del Barça? Yo digo no. Cualquier club que tenga al mejor jugador del mundo nota su ausencia. Incluso si tienes a uno de los mejores. El Real Madrid también está sufriendo la ausencia de Cristiano Ronaldo esta temporada. Era uno de los mejores jugadores, se fue, y ahora lo echa de menos. Añoran sus goles, aunque algunos no lo quieran admitir.

Cualquier jugador de calidad similar deja huella en el equipo. Y eso no es malo. Al revés. Lo peor llega cuando el resto de los jugadores del equipo se acostumbran a estar rodeados de los mejores y, cuando estos falta, tampoco saben aprovechar la oportunidad. El problema no es la Messidependencia. El problema es que quienes tienen que dar la talla en un momento dado no la den y esperen a que llegue Leo Messi (que, apostemos, seguramente jugará la vuelta de la Copa en el Camp Nou) para resolver el desaguisado.

Háganselo mirar y dejen de echar las culpas a Messi o a Valverde.

¿Dónde están los jugadores de la Masía? El Barça de Valverde ficha fuera y se olvida de su cantera

Ernesto Valverde, en rueda de prensa (EFE).

Si algo tenía el Barça de hace una década era el gran potencial de su cantera. Cada jugador que brillaba en la Masía, tenía la oportunidad después de demostrar lo que valía en el Barça B y muchas veces hasta en el primer equipo. Muchos son los ejemplos que podría poner de ello: desde Andrés Iniesta o Xavi Hernández, hasta los ya retirados Carles Puyol, Víctor Valdés o el propio Pep Guardiola. Sin embargo, hace ya algún tiempo que la cantidad de canteranos que ascienden al primer equipo se ha reducido.

Actualmente, la plantilla del FC Barcelona cuenta con 9 jugadores formados en la Masía: Gerard Piqué, Jordi Alba, Sergi Roberto, Sergio Busquets, Rafinha, Sergi Samper, Carles Aleñá, Leo Messi y Munir. Podríamos decir que son diez si incluimos en la lista a Denis Suárez, quien aunque no pueda considerarse canterano oficialmente, sí pasó por el filial. Pero muchos de ellos ya están consagrados y hace años que llegaron al primer equipo. Motivo por el que todos los aficionados del Barça nos preguntamos cada mercado de fichajes que se abre: ¿porqué no se tira más de la cantera y se deja de fichar estrellas mundiales (y no tan estrellas ni tan mundiales)?

El ejemplo que se me viene a la cabeza, por rigurosa actualidad, es el de Jeison Murillo. El Barça cerró esta semana la cesión del central colombiano, procedente del Valencia, hasta final de temporada y con posibilidad de compra: 25 millones. La de central era una posición que urgía cubrir tras las bajas de Umtiti y Vermaelen. Para ello se pensó en fichar a alguien. Pero, ¿dónde queda la cantera? Para traer a un jugador que ni en el Valencia era indispensable —Marcelino no contaba con él—, mejor confiar en poder sacar brillo a cualquier diamante en bruto que sea de la casa. Quizá haya que dar un toque a Valverde, ya que el ‘fichaje’ de Murillo es petición expresa suya, y comentarle que se pase por la Masía y valore su potencial. Igual hay suerte y allí reside otro Puyol (¡cómo lo echamos en falta!). Él mismo dijo:

Si son de la cantera ya tienen algo ganado porque conocen el estilo y la fórmula. El estilo del equipo es bueno para ellos, pero lo que queremos es que sean jugadores para largo plazo, pero que compitan a nivel altísimo

A su favor juega que —tal y como publica fcbarcelonanoticias.com—, si consultamos las alineaciones de los grandes clubes de Europa, que el Barcelona fue el equipo que más canteranos utilizó en la temporada 2017/18, con una media de 5,4 por partido. Le siguen el Paris Saint-Germain con 2,72 por encuentro, el Bayern Múnich con 1,86 por partido y cierran los cinco primeros puestos la Juventus con 0,76 y el Manchester City con 0,4.

Rabiot, De Jong, Mbappé… ¿qué fichajes podría hacer el Barça este invierno?

Rabiot, De Jong y Mbappé, posibles fichajes del Barça.

Rabiot, De Jong y Mbappé, posibles fichajes del Barça.

El problema más urgente parece que se ha solucionado: el Barça ya tiene un nuevo central. Las lesiones de Umtiti (que podría estar de baja otros tres meses si se opera, algo que descartan desde el club, por lo que volvería el día 30 de diciembre) y de Vermaelen (que tiene la baja hasta finales de enero) ha dejado hecha un cuadro la defensa del Barça: solo se libran Piqué y Lenglet. Esto ha hecho que la llegada de otro hombre para cubrir esa vacante se anticipe. Y Jeison Murillo ha sido la opción elegida. El defensa colombiano del Valencia, de 26 años, refuerza la defensa culé en el mercado de invierno. El equipo catalán cerró esta semana su cesión hasta el final de la presente temporada; operación que también ha sido satisfactoria para el equipo de Marcelino, quien apenas contaba con Murillo.

Pero además del colombiano, podrían llegar más refuerzos a Barcelona.

  • Rabiot con el PSG. (EFE)

    Rabiot con el PSG. (EFE)

    Adrien Rabiot: Su nombre suena desde hace tiempo. Con más fuerza desde verano. Tiene 23 años y ha sido, hasta ahora, una de las piezas fundamentales del PSG gracias a su técnica. Quiere salir de París y no descarta al Barça como posible destino. Tanto es así que el pasado lunes el director deportivo del club parisino, Antero Henrique, comunicó que Rabiot no había querido renovar su contrato, que finaliza el próximo 30 de junio. A partir de esa fecha quedaría libre para que cualquier club interesado (que no son pocos) pudieran llevárselo a precio de chollo: cero euros. No obstante, fuentes de Le Parisien aseguran que el Barça ya tiene un acuerdo con el centrocampista galo. Lo que no matiza es si sería al finalizar su acuerdo con el PSG o el próximo enero, cuando sería la única opción del club francés para ganar algo de dinero con su marcha. Y eso que al futbolista le sobran pretendientes.

  • Frenkie de Jong con el Ajax. (ARCHIVO)

    Frenkie de Jong con el Ajax. (ARCHIVO)

    Frenkie de Jong: También en la agenda del Barça desde hace un tiempo, es una de las grandes promesas del fútbol europeo. El propio jugador ha reconocido que ha habido contactos, aunque “prematuros”, entre el FC Barcelona y el Ajax. El joven central holandés de 21 años quiere recabar en “un club que realmente juegue al fútbol, que sea ofensivo, domine y donde pueda jugar cada semana”, dijo en declaraciones para Voetbal International. Todas esas peticiones podrían cumplirse en el Barça. No obstante, su alto precio —alrededor de 75 millones— dificultan esta operación si Rabiot llega sin que el club catalán tenga que dejarse un euro en su fichaje.

  • Matthijs de Ligt. (ARCHIVO)

    Matthijs de Ligt. (ARCHIVO)

    Matthijs de Ligt: El Ajax también pide por él unos 75 millones, un precio demasiado elevado para un joven de 19 años que todavía no ha jugado en un ‘grande’. Es verdad que es el capitán del equipo holandes pero su precio aleja, cada vez más, la posibilidad de que su llegada a Barcelona se haga realidad. Más aún cuando el puesto de central vacante ya ha sido, en teoría, cubierto por Murillo. El Manchester City o la Juventus son otros de los grandes clubes europeos que se han interesado por su serenidad, calidad y contundencia defensiva. A favor del Barça está que sus abuelos residen en Alicante, ciudad a la que podría ir a visitarlos sin necesidad de pasar horas de viaje, y esto podría decantar la balanza.

  • Harry Kane. (EFE)

    Harry Kane. (EFE)

    Harry Kane: Esta última semana de Navidad ha cogido fuera el nombre del delantero del Tottenham para reforzar el ataque azulgrana. Como sustituto de Luis Suárez (que cumplirá 32 años en enero), Kane llegaría —según Daily Express— en el mercado de invierno a Barcelona pese a tener múltiples ofertas de otros grandes clubes europeos. El Real Madrid y el Manchester United se han sumado a la apuesta. A sus 25 años, el futbolista inglés quiere dar un salto en su carrera y acabar en un club con el que luchar la máxima competición continental: la Champions. ¿Y cuál mejor que el Barça, con hambre y ambición (y hasta obesesión)? Su fichaje descartaría la llegada de otros como De Jong.

  • Kylian Mbappé. (EFE)

    Kylian Mbappé. (EFE)

    Kylian Mbappé: Entre los jugadores más queridos, presente en todas las listas de fichajes… el galo también podría llegar a Barcelona. El PSG está obligado a cumplir con el Fair Play Financiero y, para ello, deberá desprenderse de alguna de sus estrellas. Mbappé, de tan solo 19 años, tiene un gran futuro por delante. Su calidad y sus números lo avalan y varios medios han publicado en las últimas horas que existe la posibilidad de que el Barça ofrezca hasta 150 millones + Philippe Coutinho para que Mbappé juegue de local en el Camp Nou. ¿Imaginan la pareja Messi-Mbappé en la delantera azulgrana? El mejor jugador del mundo actual junto al que lo sustituirá en cuanto se consolide. Kylian ya recibió el Balon de Oro sub 21 este año, mejor jugador francés del año y es una de las estrellas llamadas a hacer historia.