BLOGS
Ciencias mixtas Ciencias mixtas

Los secretos de las ciencias para
los que también son de letras

Cuando despertamos, los dinosaurios ya no estaban allí

Ese es el problema: que cuando despertamos como especie, los dinosaurios ya habían desaparecido mucho tiempo atrás, a excepción de las aves. Lógico, pensarán algunos; de no haber sido por aquel asteroide que cayó hace 66 millones de años, nosotros no estaríamos aquí, y nuestro lugar lo ocuparía un dinosauroide inteligente, tal vez algo así como un Troodon sapiens muy parecido a los reptilianos de la serie V.

Pero ¿seguro?

¿Seguro que fue un asteroide?

¿Y seguro que no estaríamos aquí de no ser por aquella extinción masiva?

Representación de la muerte de dinosaurios por erupciones volcánicas. Imagen de Wikipedia.

Representación de la muerte de dinosaurios por erupciones volcánicas. Imagen de Wikipedia.

Averiguar lo ocurrido cuando no estábamos aquí para verlo es una de las tareas más complicadas de la ciencia. El de los dinosaurios no es el más peliagudo de estos casos de CSI planetario (este sería el origen de la vida en la Tierra) ni tampoco fue aquella la mayor extinción masiva de la historia, pero sí la que más cautiva la imaginación popular.

En cuanto a las dos preguntas, la segunda la dejaremos para otro día. Hoy quiero centrarme en la primera. Miren, reconozco que este asunto llega a ser un poco cansino. Si ustedes son aficionados a seguir las noticias sobre ciencia, en los últimos años habrán podido leer los siguientes titulares:

Un asteroide no mató a los dinosaurios (2009)

Una teoría grabada en piedra: un asteroide mató a los dinosaurios, después de todo (2010)

Nuevas dataciones ligan las erupciones volcánicas a la extinción de los dinosaurios (2014)

No, los volcanes no mataron a los dinosaurios (abril de 2016)

¿Qué mató realmente a los dinosaurios? (ambas cosas, asteroide y volcanes) (julio de 2016)

E incluso:

¿Fue el incendio de un vertido de petróleo lo que mató a los dinosaurios? (julio de 2016)

Pensarán ustedes que los científicos aún no tienen la menor idea sobre qué fue realmente lo que mató a los dinosaurios. Esto es cierto en el caso de algunos. Pero otros sí lo tienen perfectamente claro; solo que un bando y otro tienen muy claras explicaciones distintas.

Las dos teorías en conflicto (y lo de “conflicto” no es una exageración, como también repasé aquí) son el impacto de un asteroide o cometa hace 66 millones de años, y un episodio de vulcanismo masivo en la meseta del Decán (en la actual India) que duró 750.000 años. Los que defienden la primera opción aseguran que son mayoría, y probablemente es cierto. Pero cuando además afirman que los del bando contrario no tienen pruebas de lo que sustentan, están haciendo exactamente lo mismo que sus oponentes dicen de ellos.

Hace un par de meses escribí un reportaje sobre el estado actual de la cuestión, pero nada parece indicar que haya un consenso próximo. En líneas generales, podríamos decir que los partidarios del vulcanismo tienden a aceptar que ambas catástrofes tuvieron su parte de culpa, ya que el impacto del asteroide pudo provocar tal sacudida en el manto terrestre que intensificó las erupciones. En cambio, la postura predominante en el bando del asteroide es que los volcanes produjeron un bonito espectáculo de pirotecnia natural, pero nada más.

La última pieza hasta hoy de este complicado puzle ha llegado este mismo mes. Investigadores de las Universidades de Florida y Michigan (EEUU) han analizado el calentamiento del océano Antártico en un período de 3,5 millones de años antes y después de la llamada frontera K-Pg, el límite que marca la gran extinción en el registro geológico. Para ello han empleado una nueva técnica que analiza los isótopos de oxígeno de los fósiles de moluscos bivalvos atrapados en la roca.

La conclusión de los investigadores es que hubo dos picos de calentamiento diferentes, uno que se corresponde con las erupciones del Decán y otro que coincide con la caída del asteroide, y que ambos provocaron la extinción de especies distintas. En resumen, el estudio apoya la solución salomónica de que aquel fue un millón de años de increíble mala suerte.

Pero claro, el trabajo se refiere a las almejas, no a los dinosaurios. Aunque sus resultados pueden ser indicativos sobre las causas generales de la extinción masiva, no necesariamente son aplicables a un grupo concreto de reptiles terrestres.

Y en lo que se refiere a los dinosaurios, las cosas se han embrollado aún más con el hallazgo reciente de que la desaparición de estos animales no fue una operación relámpago, como debería haber sido si la única culpa recayera en el asteroide, sino que fue un declive lento a lo largo de millones de años.

En 2012, un estudio del Museo de Historia Natural de EEUU descubrió que algunos grupos de dinosaurios estaban sufriendo un lento declive en los últimos 12 millones de años antes de la gran extinción. Esta caída en cámara lenta afectaba a los grandes herbívoros, pero no a los pequeños, ni a los carnívoros como el T-rex. Pero tampoco a los herbívoros gigantescos como los saurópodos ni a todos los grupos por igual en diferentes regiones de la Tierra, lo que hacía sospechar algo, pero no aclaraba qué era ese algo.

En abril de este año, otro estudio insistía en la misma idea. En este caso, investigadores de las Universidades británicas de Bristol y Reading concluían que en los 50 millones de años anteriores al impacto hubo un declive que afectó a casi todos los grupos, pero más a los saurópodos. Los autores sugerían que esto los hizo más vulnerables a la extinción provocada por el asteroide. Pero ni una palabra concreta sobre las posibles causas de esta lenta decadencia.

Así que pregunté sobre ello al primer autor del estudio, Manabu Sakamoto. “No tenemos una idea clara de qué causó el declive gradual”, me dijo. “El Cretácico vio muchos cambios ambientales drásticos, incluyendo un cambio en el clima de un invernadero estable a un enfriamiento global, vulcanismo intenso, y ruptura de supercontinentes. Cualquier combinación de estos factores pudo contribuir a la desaparición de los dinosaurios”.

Por las mismas fechas se publicó otro estudio que parecía descartar el papel de los volcanes en la extinción, ya que según sus autores la alteración del CO2 atmosférico causada por las erupciones había sido neutralizada mucho antes de la caída del asteroide. Sus autores defienden el objeto espacial como única causa de la extinción, así que le pregunté a su autor principal, Michael Henehan, de la Universidad de Yale, cuál podía ser en su opinión la causa del declive descrito por Sakamoto y sus colaboradores.

Henehan subrayó que no pudieron ser los volcanes, ya que las erupciones comenzaron solo un millón de años antes de la extinción. “Estos patrones pueden ser más bien el resultado de la expansión de las plantas con flores por aquella época. Esto significaría nuevos tipos de vegetación a costa de los antiguos, y por tanto nuevos nichos ecológicos a rellenar por los herbívoros”.

Sin embargo, Henehan no parecía estar muy de acuerdo con que el declive dibujara un panorama más propenso a la extinción. Por ejemplo, apunta que los cocodrilos probablemente eran mucho menos diversos que los dinosaurios por entonces, y sin embargo pasaron el filtro de la extinción.

En resumen, entre asteroides, volcanes, enfriamientos, continentes que se rompen y plantas que aparecen y desaparecen, seguimos sin tener una idea demasiado clara sobre cuál fue exactamente el proceso que borró del mapa a todos los grandes dinosaurios, mientras que muchos otros contemporáneos suyos lograron sobrevivir y prosperar, incluidos nuestros antepasados directos.

Respecto a esto último, tradicionalmente se ha dicho que los mamíferos de entonces, pocos, pequeños y subterráneos, lograron sobreponerse a la catástrofe, salir a la superficie y encontrarse con todo un mundo por conquistar, ocupando los nichos que los dinosaurios habían dejado libres, proliferando, diversificándose y llegando a dominar la Tierra.

Pero ¿seguro?

11 comentarios

  1. Dice ser Sociólogo Astral

    Los dinosaurios merecieron morir y desaparecer porque eran muy malos.

    24 julio 2016 | 14:28

  2. Dice ser Juan Carlos

    NOSTRADAMUS Y EL ASTEROIDE AN10 1999
    Centuria X
    Cuarteta 72
    El año mil novecientos noventa y nueve siete meses,
    Del cielo vendrá un gran Rey de terror:
    Resucitar el gran Rey de Angolmois,
    Antes después Marte reinar por dicha
    Nostradamus nos habla de algo que vendrá del cielo y que provocará gran terror entre los humanos.
    ¿Que puede venir del cielo que provoque tanto temor entre la humanidad?
    Un asteroide.
    Cuando los astrónomos descubren un nuevo asteroide el nombre que le ponen es el del año en que ha sido descubierto.
    En 1999 astrónomos descubrieron un asteroide que se acercará peligrosamente a la Tierra en el año 2027 y en 2039.
    Asteroide que lleva por nombre 1999 AN10.
    ¿Nostradamus nos está dando el nombre del asteroide en su cuarteta y nos dice que se va a estrellar contra la Tierra?
    ¿ Nos está diciendo que después de la caída del asteroide la guerra reinará felizmente? (Marte dios de la guerra en la mitología romana)
    Centuria I
    Cuarteta 69
    La gran montaña redonda de siete estadios,
    Después paz, guerra, hambre, inundación.
    Rodará lejos abismando grandes regiones,
    Aún antiguas, y gran fundación.
    Montaña redonda se refiere a la forma que tiene el asteroide y nos dice el tamaño , siete estadios.
    El estadio es una unidad de longitud romana equivalente a 134 metros.
    El tamaño total que nos da para el asteroide es aproximadamente de mil metros , la misma que tiene el asteroide 1999 AN10.
    Nos dice en la cuarteta que antes de la caída del asteroide habrá paz pero después vendrá la guerra y que la caída del asteroide provocará inundación, de esta forma nos está diciendo que caerá en el mar, abismando (inundando) grandes regiones.
    Centuria II
    Cuarteta XVIII
    Nueva y lluvia súbita, impetuosa.
    Impedirá súbitamente a los dos ejércitos:
    Piedra, cielo, fuegos hacer la mar pedregosa,
    La muerte de siete tierra y mares súbitamente.
    En esta cuarteta nos habla de una piedra que vendrá del cielo y hará la mar pedregosa. La caída del asteroide en el mar conseguirá desplazar el agua provocando un tsunami dejando al descubierto el fondo marino viéndose hasta las piedras que hay en él. (Haciendo la mar pedregosa).
    En el apocalipsis de San Juan también se habla de la caída de un asteroide en el mar.
    “El segundo ángel toco la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida” (Apocalipsis 8:8,9)
    Nostradamus escribió sus cuartetas en francés, si observamos atentamente la primera línea de la siguiente cuarteta, se puede traducir por “El año 1999” y al mismo tiempo nos está dando el nombre del asteroide “El an 1999”.
    Century 10
    Quatrain 72
    L’an mil neuf cens nonante neuf sept mois,
    Du ciel viendra un gran Roy d’effrayeur.
    Resusciter le grand Roy d’Angolmois.
    Avant apres Mars regner par bon heur.
    También observamos que Nostradamus ha incluido la cuarteta del asteroide en la décima (10) centuria dándonos más pistas sobre el nombre completo del asteroide que en un futuro impactará contra la tierra.
    Asteroide an10 1999.

    Juan Carlos de Madrid

    24 julio 2016 | 15:15

  3. Dice ser Ars

    Juan Carlos está muy aburrido.

    Nostradumas un profesional del entretenimiento de masas.

    24 julio 2016 | 18:32

  4. Dice ser an 1999 agosto

    El AN10 1999 pasará el 7 de agosto de 2027?
    Descubierto el 13 de enero de 1999. Siete meses más resulta, agosto, el 13.
    Pero no se indica por ahora que pase muy cerca de nuestro planeta.

    24 julio 2016 | 19:14

  5. Dice ser an 1999 agosto

    Ante un cataclismo de tal magnitud como se le presupone, y tan puntualmente, o sea, la caída puntual de un gran meteorito capaz de acabar con los dinosaurios, debió dejar mayor marca biológica en el planeta. Cuanto mayor su masa, mayor energía liberadda, mayor poder de impacto. Para terminar con toda la vida debió ser abrumadoramente potente. La cantidad de energía liberada con el simple contacto con la atmósfera debió provocar una onda de ardor terrible que daría muchas vueltas al planeta, arrasando todo a su paso, vegetación incluída. ¿Hay vestigios de esa destrucción masiva?
    Sobre los volcanes, vulcanismo anterior, coetáneo o posterior a un posible impacto de asteroides, no teniendo por qué ser tan potente como otros anteriores, pues podrái provocar una variación de la atmósfera significativa. Incluso tasas de radón, de ceniza, elevación de temperaturas sostenida… ¿Existen vestigios de depósitos de cenizas o radiación? Las placas andaríanmás agresivas que hoy en día? ¿En qué zonas se producirían estas cadenas de erupciones?
    ¿Qué otro proceso pudo provocar la extinción? ¿Envenenamiento de aguas? ¿Falta de luz solar prolongada en el tiempo, a modo de penumbra? ¿Cuál era el polo norte? ¿Hacia dónde apuntan las micropartículas de tales erupciones? Un sólo suceso debió ser tremendamente poderoso, y si no hay vestigios claros de tal caos puntual, pues raro parece que fuera un agente solo.

    24 julio 2016 | 19:24

  6. Dice ser joseluis123123

    es una estupidez decir que los dinosaurios se extinguieron por un meteorito, lo que pasa es que como la teoria de la evolucion de darwin es falsa tienen que inventarse gilipolleces para poder encajar las piezas que no encajan asi que lo mejor era cargarse los dinosaurios con un meteorito como si hubieran dicho que fueron secuestrados por alienigenas, una tomadura de pelo de los cientificos que cuanto mas tiempo tarden en reconocer que es una chorrada y rectifiquen sera peor para ellos.

    24 julio 2016 | 20:54

  7. Dice ser el aire cambió

    Sú. Ahora dirán que somos una evolucion posterior inyectada desde otros planetas amodo de esporas lanzados desde lejos por otra especie más avanzada. Lo que sigifica que hoy en día podría existir lo que esxiste sin la llegada aún del ser humano, al que correspondería un tiempo más posterior por cronologia evolucionista.
    Un adn lanzado desde millones de años, sí. Congelado y todo eso…
    El aire tambiéncambió, como la velocidad de rotación del planeta, su inclinación. Los seres a los qeu era propicio unsistem adejó de serlo y no hubo en si extinción propiamene dicha, sino una evolución más acelerada. El meteoro de esa época seguro que n fue tan potente. Fue una gota más, pero el vaso ya iba a desbordarse para aquellas especies.
    ¿Y si al ser humano no le esperara una súbita destrucción, sino una prolongada y agónica desparición del planeta? ¿Cómo se lo tomarán durante esas generaciones por venir? Porque algún dia les llegará. Pobrecitos humanos q afronten el desastre.

    24 julio 2016 | 23:39

  8. Dice ser species

    Por eso habra que localizar planetas, si no habitados, habitables.
    Porque éste no nos servirá eternamente.
    Tal vez algúndía seamos especie invasora, fuera del tiempo evolucionista de otro planeta.
    La supervivencia isterestelar, galáctica nos llama.

    24 julio 2016 | 23:42

  9. Dice ser lujo sentir libertad, poder soñar en sueño de vida

    Qué difícil de aceptar alcanzar un estado racional tal gracias al que podamos darnos cuenta de la fragilidad de nuestro Sistema Solar, de la relatividad de todas las humanas cosas, allí donde el último segundo de un alma humana deje de suspirar.
    Qué difícil se hace pensar que la música creada por espíritus humanos en evolución quede para siempre olvidada, inexistente para el resto del Universo, desconocida para otras almas que laten en otros soles.
    Qu´ecomplicado aceptar la volatilidad de todo lo que acontece en apenas un suspiro, esos años que creemos tantos cuando una person acumple un siglo de vida. Cuántos miles de millones de años quedan adelante sin que una pupila apenas pueda ver luz de estrellas, ni Sol, ni mar, ni lluvia.
    Todo un milagro, un lujo, poder sentir, aún siendo casi todos tan miserables en nuestras cosas particulares para con el resto. Quiénes somos, por qu´e estamos aquí, por qué sentimos que somos en nosotros mismos, en este instante irrepetible, irracionalmente racional, tan pura verdad como eterna desventura condenada a no ser por siempre jamás.
    https://www.youtube.com/watch?v=NOGjWytqpUQ

    25 julio 2016 | 02:13

  10. Dice ser Gregorio

    Al respecto de este tema, reconociendo que no soy científico, tengo varias preguntas que me gustaría que alguien con conocimientos respondiera:
    – El famoso límite KT a partir del cual ya no se encuentran restos de dinosaurios ¿cuánto tiempo necesitó para formarse? Es decir, en fotos he visto que es una fina línea entre los estratos. Si se pudo formar en apenas meses o un año podríamos concluir que todos los dinosaurios se extinguieron en ese brevísimo lapso de tiempo… ¿no es así? Eso apuntaría a un meteorito como la única causa, ya que aunque los dinosaurios estuvieran en declive, al morir todos los ejemplares existentes en todo el globo terráqueo al mismo tiempo, podríamos concluir que aunque hubieran estado en su apogeo hubieran muerto todos igual; la catástrofe arrasó lo que se encontró y hubiera arrasado cualquier otra realidad posible ¿No? Si no hubiera impactado el famoso meteorito y de ser cierto que los dinosaurios estaban en declive ¿No podrían haberse recuperado o haber tomado otros caminos evolutivos con el paso del tiempo?
    – ¿Por qué es tan complicado y suscita tantas controversias este tema? Parece que a los científicos la respuesta tan sencilla y concluyente del meteorito como solución al misterio de la desparación de los dinosaurios no les gusta nada.
    En todo caso si alguien conoce del tema igual se lleva las manos a la cabeza y opina que mi razonamiento es erróneo. Agradecería sus comentarios al respecto.

    25 julio 2016 | 10:49

  11. Dice ser Jesús

    Aún no hemos despertado.

    26 julio 2016 | 01:00

Los comentarios están cerrados.