Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Histeria femenina, el furor uterino que antiguamente ‘se curaba’ con un vibrador

Durante la mayor parte de la Historia se ha tenido el convencimiento de que la histeria (estado de excitación nerviosa) era una patología que tan solo afectaba a las mujeres y que estaba causada por un furor uterino fuera de lo común.

Histeria femenina, el furor uterino que antiguamente ‘se curaba’ con un vibrador

Los filósofos y galenos de la antigüedad acuñaron el término ‘histeria’, el cual proviene del griego ‘hystéra’ (ὑστέρα) y cuyo significado literal es ‘útero’.

Con esa errónea creencia fueron pasando los siglos y no fue hasta mediados del siglo XVIII cuando se empezó a buscar algún tipo de remedio médico hacia ese supuesto desorden. Desde baños vaginales con chorros de agua a presión hasta masajes pélvicos que eran realizados por comadronas.

Histeria femenina, el furor uterino que antiguamente ‘se curaba’ con un vibradorPero el mayor de los avances llegó a partir de 1880 cuando el médico británico Joseph Mortimer Granville inventó un dispositivo eléctrico que producía vibraciones y que era ideal para realizar los masajes pélvicos a las pacientes que acudían a su consulta aquejadas de estados de ansiedad e histeria.

El invento, que en sí era un rudimentario vibrador, fue toda una revolución para la época y la consulta del doctor Mortimer se llenó de pacientes en busca de tratamiento, como si una epidemia de histeria se hubiera apoderado de la población femenina de Inglaterra.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons (1) / Wikimedia commons (2)

Los comentarios están cerrados.