Entradas etiquetadas como ‘ejercicio’

¿Sabías que practicar ciertos deportes puede provocar un orgasmo?

Se conoce como ‘abdorgasmo’ y hace referencia a la capacidad que tienen algunas personas (sobre todo mujeres) de llegar al orgasmo a través del deporte, sin necesidad de ningún tipo de estimulación o rozamiento de la parte genital.

¿Sabías que practicar ciertos deportes puede provocar un orgasmo?

Numerosas son las personas que han asegurado haber conseguido llegar al clímax durante una sesión de ejercicio, siendo el momento de las abdominales uno en el que mayor placer han alcanzado y que da nombre a este curioso fenómeno.

Aunque el término abdorgasmo es un neologismo acuñado no hace demasiado tiempo, en realidad sus efectos son conocidos desde hace siete décadas, cuando el célebre sexólogo estadounidense, Alfred C. Kinsey, estudió el tema y publicó sus conclusiones sobre el ‘coregasm’ (modo en el que es conocido este fenómeno fisiológico en inglés) en 1953.

Unas conclusiones que pasaron prácticamente desapercibidas y a las que no se les hizo demasiado caso en aquel momento hasta que, ya entrados en el siglo XXI y con el reciente furor deportivo de muchísimas personas, se fue filtrando y conociendo casos de individuos, mayoritariamente mujeres, que durante sus sesiones de ejercicio conseguían llegar el orgasmo espontáneamente y sin haberlo buscado.

Además de las mencionadas abdominales, otro ejercicio que, según un estudio de la Universidad de Indiana, es propicio para alcanzar el clímax es el spinning.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuentes de consulta: sciencecodex / Indiana University / science20 / ‘Sexual Behavior in the Human Female’ Alfred C. Kinsey (Google Books)
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El curioso origen etimológico del término ‘músculo’

El curioso origen etimológico del término ‘músculo’

Conocemos como ‘músculo’ al tejido compuesto de fibras mediante el cual podemos contraer nuestras articulaciones y que, dependiendo de lo ejercitado que esté, proporciona mayor o menor fortaleza a nuestro cuerpo.

Tras el término ‘músculo’ nos encontramos con una curiosa etimología que, como otras muchas palabras de nuestro vocabulario actual, nos traslada hasta tiempos de la Antigua Roma, pues este vocablo proviene del latín ‘muscŭlus’ siendo su significado literal: ‘ratoncito’ (‘musratón y ‘culuspequeño).

Y es que los antiguos romanos, cuando observaron el curioso movimiento hacia delante y hacia atrás que hacía la bola bajo la piel (lo que nosotros conocemos hoy en día como músculo), les recordó a como se movía un ratoncillo cuando está atrapado y quiere escapar.

Parece ser que en un principio se le otorgó el término a los músculos de los brazos y las pantorrillas y con el tiempo se generalizó para todo el cuerpo. Curiosamente a la parte superior de la pierna se le llamó ‘muslo’ que es la contracción del mencionado ‘muscŭlus’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Por qué nos da ‘flato’ cuando hacemos deporte?

¿Por qué nos da ‘flato’ cuando hacemos deporte?A través del apartado de contacto, Beni Sánchez me hace llegar un correo electrónico en el que me pregunta sobre el porqué en algunas ocasiones cuando corremos o hacemos algún deporte nos da flato.

El ‘flato’ es un dolor agudo que sentimos en la zona abdominal, en algunas ocasiones, tras haber realizado algún esfuerzo físico, sobre todo si hemos corrido.

Esta es una de esas patologías en las que los expertos médicos no están seguros al 100% de cuál es su verdadera causa y el porqué ocurre, sugiriendo diversas hipótesis.

Durante muchísimo tiempo se tenía el convencimiento de que ese dolor que aparecía al haber practicado algún deporte se debía a que estaba provocado por los gases intestinales, de ahí la procedencia de su etimología, ya que flato proviene del latín flatus (soplo) que es el mismo que ha derivado en palabras como flatulencia.

Algunas teorías apuntan que el dolor puede estar originado porque al realizar deporte el flujo sanguíneo no llegase al diafragma debido a que el propio esfuerzo requeriría que la sangre se concentrase en los músculos implicados en el ejercicio.

El hidratarse en exceso con bebidas con gas y ricas en azúcar o la ingesta de comida poco tiempo antes de salir a correr podría ser otra de las causas.

Otra hipótesis apunta a la sobrecarga que sufren los ligamentos del diafragma, los cuales entran en un movimiento continuo ascendente y descendente mientras corremos o hacemos según qué deporte.

Lo que si tienen claro es que no se trata de un dolor maligno que pudiese desencadenar en alguna dolencia más grave.

 

Fuentes de consulta: vitonica / muyinteresante / sabercurioso
Fuente de la imagen: Alain Bachellier vía photopin cc