Entradas etiquetadas como ‘coito’

Cefalea coital, cuando tener sexo te provoca dolor de cabeza

Innumerables son los estudios científicos que indican los beneficios que tiene para la salud el practicar sexo: es comparado con una sesión de gimnasio (dependiendo de la intensidad y duración, evidentemente), se queman calorías e incluso se liberan endorfinas (unos neurotransmisores opiáceos que nos proporcionan un estado de bienestar y buen rollo).

Cefalea coital, cuando tener sexo te da dolor de cabeza

Pero así como se han descrito una gran cantidad de bondades relacionadas a la práctica sexual también hay personas para las que les resulta un lastre, debido a que no les sienta bien y evitan a toda costa mantener relaciones.

Dolor vaginal en el momento de la penetración, sangrado, falta de lubricación, dolor testicular, anal, escozor… son solo unos pocos de los malestares que puede presentar cualquier persona en el momento de tener sexo.

Incluso el decir que se tiene dolor de cabeza es sobradamente conocido como excusa perfecta para escaquearse del coito cuando la pareja lo pide.

Y aunque la excusa de la jaqueca está excesivamente utilizada (sin tener en cuenta la incalculable cantidad de chistes que se hacen alrededor de ella) cabe destacar que existe una patología llamada ‘cefalea coital’ que provoca unos molestos dolores de cabeza a quienes la padecen justo en el momento anterior al orgasmo o durante el mismo.

Y es que el hecho de que aparezca antes, durante o después de llegar al clímax puede ser lo que determine la gravedad y posibles consecuencias de dicha cefalea coital.

Suele afectar tan solo a un uno por ciento de la población, siendo mayoritariamente los hombres quienes la padecen. Si el dolor de cabeza es pre-orgásmico no hay que preocuparse demasiado de ello. Las molestias duran unos cuantos minutos y desaparecen tal y como han llegado.

El problema se encuentra en cuando esa cefalea hace acto de presencia en el momento de estar en pleno clímax orgásmico, lo cual podría ser (si es algo recurrente y ha ocurrido en más de una ocasión) debido a algún tipo de hemorragia cerebral, por lo que es muy aconsejable visitar a un médico para que realice la exploración pertinente y pueda descartar cualquier problema de salud que podría ir a peor.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: mislav-marohnic (Flickr)

Basoexia, cuando el orgasmo solo se alcanza a través de los besos

Besarse es uno de los elementos claves en cualquier relación, ya sea sentimental como sexual. Cuando dos personas se conocen el primer paso para que intimen es un beso. Si en éste no hay química y compenetración esa pareja difícilmente prosperará.

Basoexia, cuando el orgasmo solo se alcanza a través de los besos

Pero, no dejando de lado la importancia que tiene en cualquier relación el besarse, podemos encontrarnos con otra de las muchas y curiosas parafilias que existen en el mundo del sexo: la basoexia o, dicho de otro modo, personas que tan solo alcanzan el orgasmo a través de los besos.

El basoexico puede estar entregado apasionadamente durante el coito y disfrutar con todo el placer que su pareja le proporciona, pero es incapaz de llegar al clímax si no es mientras está besando.

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Periodo refractario: el tiempo de recuperación entre una y otra relación sexual

Cuando realizas el acto sexual y llegas al orgasmo si quieres volver a ponerte en ello nuevamente, por regla general, debes esperar un tiempo que puede ir de unos minutos a incluso horas (dependiendo de la edad y condición física). Esto es prácticamente indispensable para casi todas las personas, pero sobre todo para los hombres (salvo algunas excepciones, evidentemente).

Periodo refractario: tiempo de recuperación entre una y otra relación sexual

Los franceses tienen un curioso término para aludir a ese tiempo de recuperación: ‘petite mort’ (pequeña muerte) y hace referencia a aquel estado en el que se quedan algunas personas tras haber llegado al orgasmo a las que les viene un bajón que hace que queden semiinconscientes o algo aturdidas. De ahí que haya quien se quede, involuntariamente, dormido tras el coito.

Algunas seudociencias, absurdamente, intentan justificar ese pequeño desvanecimiento o pérdida de fuerzas debido al ‘gasto espiritual’ sufrido por nuestro organismo.

Una vez transcurrido el periodo refractario, en mayor o menor medida, todos podemos volver a ponernos al asunto de intentar una nueva relación sexual.

 

 

Te puede interesar leer el post relacionado: ‘Efecto Coolidge’, el curioso fenómeno de comportamiento sexual que tomó su nombre del presidente de los EEUU

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Cuál es el origen de la palabra ‘follar’ para referirse vulgarmente al acto sexual?

¿Cuál es el origen de la palabra ‘follar’ para referirse vulgarmente al acto sexual?

Muchas son las formas utilizadas para referirse al acto sexual y entre ellas podemos encontrarnos la de ‘echar un polvo’, ‘echar un kiki’, ‘coito’, o ‘fornicar’ (de las que ya os he hablado anteriormente en otras entradas), siendo una de las más utilizadas en su forma más vulgar el término ‘follar’.

Su origen etimológico lo encontramos (como otras tantas expresiones) en el latín y proviene directamente de ‘follis’ cuyo significado es ‘fuelle’ (pieza que sirve para soplar aire y se utiliza, entre otras cosas, para avivar el fuego) y es precisamente esta palabra la que deriva en follicare, convirtiéndose en el acto de soplar con el fuelle y que da el significado de ‘resollar’ y/o ‘jadear’.

Ese resoplar o jadeo realizado con el fuelle (follis) unido al movimiento que se hace al bombear fue el que con el tiempo terminó  derivando en la palabra follar que conocemos y tanto se utiliza para referirse vulgarmente a la práctica del coito.

 

Otros posts relacionados:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de las imagen: Wikimedia commons