BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘embarazo’

¿Cuál es el origen de la píldora anticonceptiva?

¿Cuál es el origen de la píldora anticonceptiva?

Existen antiquísimos escritos que describen cómo eran los métodos anticonceptivos muchos siglos atrás, unas épocas en las que, a pesar de no existir evolución científica y médica como en la actualidad, se las ingeniaban como podían para poder controlar las tasas de natalidad (aun y a pesar de ello las familias solían ser numerosas).

Entre las primitivas maneras de intentar no quedarse embarazadas, era muy común el método por el que se introducían una bola de lana, pelo de diversos animales e incluso cerumen de una mula, la cual se impregnaba de una serie ungüentos realizados con diversas hierbas, aceite, miel o resina de cedro. Algún cronista de la época, como Sorano de Éfeso, escribió sobre la efectividad de estos métodos.

Tampoco podemos olvidarnos de los preservativos masculinos, de cuya existencia existen evidencias que se remontan a hace más de tres mil años y que estaban realizados con tripas de animales.

Pero la gran revolución dentro de la anticoncepción llegó a finales de la década de los años 50 en la que Gregory Goodwin Pincus, un biólogo de origen estadounidense, presentó la primera píldora anticonceptiva. El éxito y efectividad de la misma se debía a que imitaba la acción de las hormonas naturales gracias a haber sintetizado en esas píldoras los estrógenos y la progesterona, dos hormonas femeninas.

No se autorizó su comercialización en EEUU hasta el 18 de agosto de 1960 y en España no fue legalizada y permitida su libre comercialización hasta el 7 de octubre de 1978 (hasta aquella fecha se consideraba un delito venderla e incluso prescribirla). A pesar de ser legalizada muchas fueron las farmacias en las que no se quiso dispensar por encontrarla inmoral.

Entre la aparición de la píldora, a principios de los años 60 hasta su legalización como anticonceptivo en España en el 78, muchos fueron los médicos que la recetaron a sus pacientes femeninas aprovechando que también se utilizaba para regular el ciclo menstrual o para combatir el acné.

 

Te puede interesar leer:

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de la imagen: pixabay

Hiperosmia: personas capaces de distinguir olores que otras ni tan siquiera perciben

Hiperosmia: personas que son capaces de distinguir olores que otras ni tan siquiera perciben

La ‘hiperosmia’ es la cualidad (calificada también como trastorno) de percibir olores que otras personan no son capaces de detectar.

Por poner un ejemplo: los afectados de ello son capaces de distinguir el aroma de una flor (por ejemplo el jazmín) entre un montón de escombros o detectar la fragancia de un perfume que lleva una persona cuando ésta todavía no ha llegado al lugar donde se encuentra. Otro ejemplo práctico podría ser la novela (y película homónima) ‘El perfume’ en la que el protagonista tenía un olfato excesivamente desarrollado.

Se ha detectado que algunas de las personas con hiperosmia lo hacen durante un periodo concreto de sus vidas y no continuadamente (aunque se han dado casos, es poco común que alguien lo padezca a lo largo de toda su existencia).

El que no afecte a un elevado número de personas ha hecho que se convierta en una patología poco investigada, por lo que no se conoce al cien por cien qué es lo que produce que algunas personas puedan estar dotadas de esa singular agudeza olfativa.

En ciertos casos la hiperosmia puede ser una ventaja, pero para la mayoría de los que la padecen puede llegar a convertirse en un suplicio, debido a que detectan hasta el más mínimo de los olores, por lo que los ‘malos olores’ (como los fétidos) los notan más exageradamente.

Curiosamente, quienes padecen de una hiperosmia ‘pasajera’ son algunas embarazadas (sobre todo al inicio y final de la gestación). El hecho de que afecte a las mujeres en estado se debe, principalmente, a un aumento de la concentración de estrógenos y progesterona.

Quienes también pueden verse afectadas por este trastorno son mujeres tras llegar a la menopausia; personas con algún trastorno metabólico (como la enfermedad de Addison, entre cuyos síntomas se encuentra la hipersensibilidad olfativa); de hipertiroidismo e incluso algunas alteraciones neuronales (debido al consumo de algunas sustancias alucinógenas) o que se encuentren bajo el síndrome de abstinencia de benzodiacepinas (tras un periodo prolongado consumiendo medicamentos psicotrópicos).

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

Fuentes de consulta y más info: ncbi / xatakaciencia / sintomasdelembarazo / anosmia.info / ireneu / sciencedirect
Fuente de la imagen: aquamech-utah (Flickr)