Entradas etiquetadas como ‘olor’

¿Por qué los libros antiguos desprenden ese olor tan característico?

Recibo una consulta de Javier Gª Herrero a través de la página en Facebook de este blog en la que me pregunta el motivo por el que los libros antiguos desprenden ese olor tan característico.

¿Por qué los libros antiguos desprenden ese olor tan característico?

Es gracias a la lignina una sustancia química natural muy abundante en el mundo vegetal (recordemos que el papel proviene de los árboles).

La lignina es altamente oxidante (de ahí que las hojas de los libros antiguos se amarilleen) y cuando empieza a descomponerse desprende un característico olor, que no es nada desagradable. Curiosamente, entre sus peculiaridades, ese polímero tiene una estrecha relación con la vainilla.

 

 

Te puede interesar leer otros posts relacionados con los libros:

 

 

Fuente de la imagen: xmacex (Flickr)

Hiperosmia: personas capaces de distinguir olores que otras ni tan siquiera perciben

Hiperosmia: personas que son capaces de distinguir olores que otras ni tan siquiera perciben

La ‘hiperosmia’ es la cualidad (calificada también como trastorno) de percibir olores que otras personan no son capaces de detectar.

Por poner un ejemplo: los afectados de ello son capaces de distinguir el aroma de una flor (por ejemplo el jazmín) entre un montón de escombros o detectar la fragancia de un perfume que lleva una persona cuando ésta todavía no ha llegado al lugar donde se encuentra. Otro ejemplo práctico podría ser la novela (y película homónima) ‘El perfume’ en la que el protagonista tenía un olfato excesivamente desarrollado.

Se ha detectado que algunas de las personas con hiperosmia lo hacen durante un periodo concreto de sus vidas y no continuadamente (aunque se han dado casos, es poco común que alguien lo padezca a lo largo de toda su existencia).

El que no afecte a un elevado número de personas ha hecho que se convierta en una patología poco investigada, por lo que no se conoce al cien por cien qué es lo que produce que algunas personas puedan estar dotadas de esa singular agudeza olfativa.

En ciertos casos la hiperosmia puede ser una ventaja, pero para la mayoría de los que la padecen puede llegar a convertirse en un suplicio, debido a que detectan hasta el más mínimo de los olores, por lo que los ‘malos olores’ (como los fétidos) los notan más exageradamente.

Curiosamente, quienes padecen de una hiperosmia ‘pasajera’ son algunas embarazadas (sobre todo al inicio y final de la gestación). El hecho de que afecte a las mujeres en estado se debe, principalmente, a un aumento de la concentración de estrógenos y progesterona.

Quienes también pueden verse afectadas por este trastorno son mujeres tras llegar a la menopausia; personas con algún trastorno metabólico (como la enfermedad de Addison, entre cuyos síntomas se encuentra la hipersensibilidad olfativa); de hipertiroidismo e incluso algunas alteraciones neuronales (debido al consumo de algunas sustancias alucinógenas) o que se encuentren bajo el síndrome de abstinencia de benzodiacepinas (tras un periodo prolongado consumiendo medicamentos psicotrópicos).

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

Fuentes de consulta y más info: ncbi / xatakaciencia / sintomasdelembarazo / anosmia.info / ireneu / sciencedirect
Fuente de la imagen: aquamech-utah (Flickr)

La curiosa flor que desprende un desagradable olor a cadáver en descomposición

La curiosa flor que desprende un desagradable olor a cadáver en descomposiciónEstamos acostumbrados a que una flor desprenda una agradable fragancia y, de hecho, la mayoría de las más importantes empresas perfumeras utilizan la esencia de infinidad de flores para realizar sus colonias y perfumes.

Sin embargo hay una peculiar planta que al florecer el efluvio que desprende no es nada agradable y su olor es semejante al de un cadáver en estado de descomposición.

Su nombre es ‘Amorphophallus titanum’, aunque es comúnmente conocida como ‘flor cadáver’, y cuenta con unas cuantas peculiaridades que la convierten en una planta singular: una es sus grandes dimensiones, ya que puede llegar a alcanzar los tres metros de altura y un peso de hasta 75 kilos (que ha hecho que muchas personas la señalen como ‘la flor más grande del mundo’). Su morfología también es llamativa, ya que tiene forma fálica.

Es una planta que puede llegar a vivir hasta cuarenta años, pero su floración puede llegar a tardar, desde que germina, alrededor de una década y media y tan solo se produce unas pocas veces en todo el tiempo de vida (aunque se han dado casos aislados en los que el plazo de tiempo ha sido muchísimo más corto).

El tiempo en que permanecen abiertas es de alrededor de doce horas, se produce a partir del atardecer y durante la noche, lo que convierte a la Amorphophallus titanum en todo un espectáculo a la hora de florecer concentrando a miles de personas que acuden a los jardines botánicos en la que hay algún ejemplar (tan solo hay poco más de un centenar ‘flores cadáveres’ en alguno de estos vergeles).

El motivo por el que la flor cadáver desprende ese desagradable olor es con el fin de atraer insectos (sobre todo moscas y escarabajos carroñeros) durante el periodo de polinización. La propia planta puede provocar que su tallo aumente su temperatura y libere los fétidos aromas que puede llegar hasta varios kilómetros de distancia, atrayendo así a los insectos polinizadores.

 

Te puede interesar leer el post: ¿Por qué huelen las flores?

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El curioso origen del término ‘perfume’

El curioso origen del término ‘perfume’

Conocemos como perfume aquella esencia o fragancia que desprende un agradable olor.

El origen etimológico del término lo encontramos en el latín ‘perfumum’ un vocablo que con el tiempo adquirió la misma acepción que ‘perfume’ y que estaba compuesto por el prefijo per- (a través de/ mediante) y ‘fumum’ (humo) por lo que su significado original hacía referencia a la fragancia que se percibía a través del humo tras quemar algunos tipos de plantas olorosas, inciensos o aceites aromáticos, que era el modo en el que antiguamente aromatizaban las estancias e incluso las propias personas, quienes se colocaban  y se dejaban ‘ahumar’ por la fragancia desprendida de lo que estaban incinerando.

 

Puedes visionar esta curiosidad publicada en mi canal de Youtube https://www.youtube.com/c/AlfredLopez
Te invito a visitarlo, suscribirte, darle a ‘me gusta’ y compartir en tus redes sociales.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Por qué la orina huele tan mal cuando comemos espárragos?

¿Por qué la orina huele tan mal cuando comemos espárragos?

A través de la página en Facebook de este blog, Marga Cabezas me consulta sobre el porqué la orina huele tan mal cuando comemos espárragos.

Si sois de esas personas a las que les encanta comer espárragos (ya sean trigueros hechos a la brasa o blancos con su buena ración de mahonesa) es posible que en más de una ocasión hayáis notado que tras ingerirlos, cuando vais al baño, vuestra orina ha desprendido un olor raro y más fuerte de lo que es habitual (según los estudios, eso le ocurre a más del 60% de la población).

Esto es debido al ‘ácido asparagúsico’ presente en los espárragos, una molécula que cuando es metabolizada por nuestro organismo produce un compuesto llamado metanotiol y que es el encargado de dar ese desagradable olor (algunos califican que ese hedor es parecido al azufre, otros a una col podrida y hay quien lo compara con la peste que desprenden las mofetas).

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

 

Fuentes de consulta: smithsonianmag / rtve / perarduaadastra
Fuente de la imagen: Xenia (morguefile)

¿Sabes qué es la “sinestesia”?

¿Eres sinestésico? No, no te estoy preguntando por tu religión, lugar de origen ni opción sexual, sino por una peculiar característica sensorial. ¿Te imaginas oír una canción y sentir inmediatamente el sabor de un alimento determinado en tu boca? ¿O estar degustando tu comida favorita y ver indefectiblemente siempre el mismo color?

En eso consiste la sinestesia (palabra que proviene del griego  syn con, conjunto, unión, igualdad, y aísthesis, sensación) y se define coloquialmente como un cruce de sentidos, un trueque sensorial, se aplica a personas que son capaces de oír colores, ver sonidos o degustar táctilmente, es decir, un estimulo determinado de un sentido evoca siempre y de una forma automática e involuntaria una percepción concreta de un sentido diferente, no son asociaciones o recuerdos y aunque los sinesteticos lo experimentan de forma natural también puede inducirse mediante sustancias alucinógenas.

Suele ser una condición hereditaria y no es una habilidad que pueda aprenderse o adquirirse. Tiene su origen en la infancia… al nacer existen conexiones neuronales entre áreas adyacentes del cerebro que provocan una actividad cruzada entre áreas sensoriales (un estudio realizado por la investigadora Daphne Maurer señala que todos los bebes menores de 4 meses presentan sinestesia),  normalmente a medida que avanza el desarrollo se produce una poda neuronal que elimina estas conexiones adyacentes, cuando este proceso no se da o no se completa  es cuando la persona puede experimentar sinestesia.

Entre un 2 y un 4% de la población es sinestésica (es un rasgo común entre artistas) y hay 60 tipos diferentes, siendo su intensidad diferente en cada persona, la más típica sucede cuando un grafema (una letra o numero) o palabra evoca un color. Las evocaciones son diferentes y personales para cada individuo y se dan solo de forma unidireccional.

Algunas fuentes nombran a la persona que padece de sinestesia como sinesteta.

Sí crees que experimentas esta circunstancia sensorial puedes realizar la prueba aquí

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuentes de consulta: Cómo percibimos el mundo de Ignacio Morgado (Editorial Ariel) / archivo-w / Naukas / ugr
Fuente de la imagen: Lynne Hand vía photopin cc

¿Por qué huelen las flores?

La explicación reside en el hecho de que las flores contienen distintas sustancias volátiles, muy aromáticas, que dependiendo de la hora del día o de las condiciones ambientales (especialmente la temperatura y la humedad) se desprenden, produciendo un perfume característico.

Estas sustancias aromáticas se encuentran en varias partes de la planta, como el pétalo, el estambre o el polen, y como son muy volátiles, se evaporan con mucha facilidad liberando su aroma a la atmósfera y difundiéndose en ella.

Cuando nos acercamos una flor, las moléculas de su perfume ya se encuentran difundidas por el aire y llegan a la nariz, que manda la información al cerebro para descifrar el olor, produciendo una sensación agradable o desagradable.

Para poder oler es necesario  que la sustancia esté en estado gaseoso o, si es sólida, que sus moléculas en suspensión sean solubles en el líquido que constantemente humedece la pituitaria de la nariz y facilita su apreciación. Estos aceites volátiles, en general, contienen hidrógeno y carbono, y a veces oxígeno en pequeñas cantidades, de modo que todos pueden arder.

 

Fuente:  La química cotidiana (Cayetano Gutiérrez Pérez)

¿Por qué los mosquitos pican a unas personas y a otras no?

Raquel Ferrer, a través de un email, me realiza la siguiente consulta:

¿Por qué los mosquitos pican a unas personas y a otras no? A mí me masacran de lo lindo y a mi novio no le pica ni uno!! ¿de qué depende? había oído hablar que es por el PH de la piel pero no sé, también mi madre que es ya mayor siempre me dice: ”eso es porque tienes la sangre dulce!!”

Desde siempre se ha escuchado decir que la posible causa de que un mosquito que entrase en una estancia donde había varias personas y picase a unos sí y a otros no, era por tener la sangre más dulce los unos que los otros. Según un estudio realizado, se determina que los mosquitos que pican (las hembras de la especie) encuentran a sus víctimas por el olfato y no por el gusto.

Todas las personas desprendemos unos olores corporales y son éstos los que atraen en mayor o menor grado a los insectos. Algunos olores son más atrayentes, mientras que otros son de camuflaje, impidiendo a los mosquitos localizar a sus víctimas.

 

 

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)